18 de mayo de 2011

En costas extrañas

¡Arrrr! ¡Silencio en el entrepuente, marineros de agua dulce! Quiero suponer que estáis al tanto de que a la cuarta entrega de Piratas del Caribe le quedan solo dos días para su estreno. Sé que la primera parte os gustó, la segunda no tanto, y la tercera... tururú. Yo disfruté de todas por igual, porque no soy exigente con las películas que veo; mientras haya ruido y exploten cosas o maten monstruos, no me aburro.Y si hay chavalas pechugonas, mucho mejor.

Quizá lo que todavía no sepáis es que el título original del filme y al menos parte de su argumento están tomados de una novela de 1988 titulada En costas extrañas (On Stranger Tides), de Tim Powers. Este libro inspiró también a Ron Gilbert cuando creó los dos primeros Monkey Island, que, a su vez, guardan evidentes similitudes con la saga de Jack Sparrow.

El mensaje está claro: no hacemos más que dar vueltas y vueltas sobre lo mismo intentando no echar la pota. Sinceramente, creo que las ideas originales se agotaron en la primavera de 1977.

Dado que no he sido agraciado con el don de la clarividencia (me dieron a elegir entre eso y un bocata de tortilla de patatas con chorizo), podéis suponeros que hoy voy a hablaros de la novela y no de la superproducción de Jerry Bruckheimer. No obstante, y habiendo visto los avances del filme, ya puedo decir que ambos productos tienen al menos dos elementos en común: la búsqueda de la Fuente de la Juventud y la presencia del pirata Barbanegra.

Sin embargo, la aventura literaria tiene por protagonista a un hombre que afortunadamente nada tiene que ver con el travestido y ya cansino Jack Sparrow. Su nombre es John Chandagnac y NO quiere ser pirata. Pero las circunstancias pueden cambiarlo todo, y si yo quería ser bronceador de misses y he acabado vistiendo de traje a diario y acumulando carpetas y más carpetas sobre la mesa de mi oficina, un titiritero puede acabar llevando un parche en el ojo y un loro en el hombro. Y siendo maestro en esgrima. Y brujo. Y cocinero. Os sorprendería lo que uno puede aprender en unos meses con los cursos intensivos de verano Yo Ho (A Pirate's Life for Me).

Así, lo que para John Chandagnac comienza siendo un viaje en busca de venganza toma enseguida un giro inesperado y se convierte en una auténtica aventura pirata, con batallas navales, damiselas en apuros, pantanos encantados, duelos de brujería y barcos fantasmales tripulados por zombis.

El argumento es difícil de explicar, y como la sinopsis que viene en la contraportada de mi edición es una birria, no puedo copiarla cambiando suficientes palabras como para que parezca mía. Por lo tanto, digamos que es una novela de piratas de corte fantástico con algunos hechos históricos dispersos aquí y allá para darle un ambiente pseudo-realista y dejémoslo ahí.

El libro no tiene altibajos y su ritmo es rápido, de manera que cuanto más lees, más ganas tienes de saber lo que pasará a continuación, aunque debo reconocer que hasta las últimas cien páginas no llegué al punto de "no puedo parar de leer hasta haberlo terminado, me da igual que se estén quemando los macarrones". También es cierto que ahora casi solo leo al acostarme, y últimamente me quedo roque enseguida porque llego muerto del trabajo, así que no puedo culpar al libro por no mantenerme en vilo. Bastante ha tenido el pobre sirviéndome de lienzo para mucosidades resecas.

En conclusión, si la próxima vez que os pregunten si estáis leyendo algo bueno no os da corte hablar de patas de palo en lugar de citar la última paja mental de algún cretino polaco muerto de hambre, vuestro adorable amigo el Tipo de la Brocha os recomienda En costas extrañas.

15 comentarios

  1. Que buena es esta novela, es una de las mejores novelas de aventuras que he leído.

    Apoyo tu recomendación al 100%

    ResponderEliminar
  2. Me encanta! no pienso ver la peli, siendo sincera no he pasado de la segunda y dejándola a la mitad,,,,pufff.

    Pero la novela ya estoy deseando leérmela! tiene muy buena pinta tu recomendación.

    Por cierto, no habrá post sobre el segundo capítulo de Piratas??? :)

    ResponderEliminar
  3. Vadlek, si te gusto "En costas extrañas" te recomiendo "Las puertas de Anubis" del mismo autor. Para mi es mucho mejor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. @Vladek: A mí me recuerda a clásicos como La isla del tesoro, pero con un toque oscuro que lo aleja de los libros para niños.

    @Morlaa: ¡¿Más Piratas?! No creo. Hay temas más interesantes de los que hablar. Si al menos los episodios no durasen eones, me lo plantearía; pero en estas circunstancias... Antes veréis cerdos volando.

    @Bizarro: Yo ese lo tengo en cola. Lo que he leído sobre el mismo es prometedor.

    ResponderEliminar
  5. Desde que leí ya hace tiempo que Ron Gilbert se había inspirado en este libro para los Monkey Island lo tengo pendiente de leer. A ver si de esta me animo.

    ResponderEliminar
  6. Joder, ¡qué buena pinta tiene el libro! En cuanto vuelva a tener vida propia me lo leo.

    ResponderEliminar
  7. @IPA: Merece la pena si te van este tipo de novelas.

    @Tempus Frangit: Recupérala pronto, que luego uno se olvida de cómo era y cuesta más encontrarla.

    @Ínfila: ¡Y no me llevo comisión!

    ResponderEliminar
  8. @Bizarro las puertas de Anubis lo tengo localizado para su próxima y no lejana adquisición y mi colega que me pide los libres me insta a que lo compre.

    ResponderEliminar
  9. Vladek y tipo de la brocha, me pasare por aqui cada tanto asi me cuentan que tal les parecio. Saludos desde Argentina ;)

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Primavera del 77? no será el 25 de mayo, no? porque ese día se estrenó algo que de original, original, tenía poco... mal que me pese jeje

    Y por cierto, la peli la vi ayer y bueno... se deja ver. Eso sí, he llegado a una conclusión: quiero una sirena en mi vida.

    ResponderEliminar
  12. Yo este y las puertas de anubis los lei hace un par de años y no hace mucho otros cuantos de Powers y os hago un pequeño Ranking.

    -Las Puertas de Anubis, el mejor. Libro redondo 100%: Magia, viajes en el tiempo y Londres de la epoca del romanticismo.

    -En costas extrañas, tambien muy bueno: Magia vudú y piratas del caribe.

    - Esencia Oscura, Muy bueno aunque podia haber rematado mejor. Magia en el asedio de Viena por los turcos en el siglo XVI.

    - Cena en el palacio de la discordia. Bueno tambien, de corte postapocaliptico en un Los Angeles del futuro.

    - La ultima Partida. Este os le podeis saltar. Yo lo lei por que habla de poker en Las Vegas, pero aunque tiene capitulos buenos se hace un poco rollo a veces.

    ResponderEliminar
  13. @Sereldotar:
    Sabes el chiste de la sirena?

    Estos son dos pescadores gallegos faenando y al sacar las redes encuentran atrapada una sirena y va uno y la devuelve al mar.

    El otro pregunta: ¿Y por qué?
    Y el primero responde: ¿Y por dónde?

    ResponderEliminar
  14. @TioMac jajaja muy bueno!! Pero ni con esas vas a conseguir que cambie mi idea... ¡¡quiero una sirena!!

    Por cierto, uno de esos pescadores no se llamaría "mouriño", ¿no? ¿por qué?

    ResponderEliminar