28 de febrero de 2011

Las alucinantes aventuras de Bill y Ted (1989)

Ya sabéis que podéis hacerme tantas peticiones como os venga en gana. "Tipo de la Brocha, escribe sobre La Aldea del Arce". "Tipo de la Brocha, escribe sobre la insoportable levedad de la SER". Sin embargo, no podéis culparme si os hago tanto caso como a ese vagabundo que intenta venderme propiedades inmobiliarias cada vez que me cruzo con él. Lo siento, amigos, pero tengo mi propia lista de artículos pendientes, y dicen que con ella podría abastecerse de papel higiénico a toda China durante un año. Exageran, claro. Apenas les alcanzaría para Shangai.

No obstante, existe la posibilidad de que llaméis mi atención sobre un tema, curiosee y me encuentre cosas como la que voy a comentar hoy: Las alucinantes aventuras de Bill y Ted, una película de viajes en el tiempo con un adolescente Keanu Reeves actuando como no lo ha hecho en los últimos veinte años. Es decir, actuando. (Ja, ja. Qué gracioso soy. Seguro que nadie había hecho antes un chiste sobre las limitaciones interpretativas de Keanu Reeves. La monda. Ja.)

Y, creedme, tenía que tragarme esta película después de ver el tráiler. Lo tenéis tras el salto.

¿O no?


Que sí, hombre. Aquí está:


Como punto de partida, os diré que no había oído hablar de esta cinta hasta que The Wolfclaw la mencionó en los comentarios. Por lo tanto, la nostalgia no ha influido en mi opinión. El alcohol y el abuso de chili con carne tal vez, pero no la nostalgia.

El argumento es el siguiente: Bill S. Preston (Alex Winter) y Ted "Theodore" Logan (Keanu Reeves) son dos colegiales colgados cuya mayor aspiración en la vida es formar su propia banda de rock. Por alguna extraña razón, seiscientos años en el futuro, su música ha impulsado el nacimiento de una utopía universal. Pero esa utopía se desvanecerá si en el presente suspenden el examen oral de historia. Así que un tipo llamado Rufo (George Carlin) llega desde el futuro en una cabina telefónica/máquina del tiempo/camarote de los Marx para que los chicos puedan reunir a algunos personajes célebres del pasado y aprobar su examen.

Con semejante premisa ya os podéis imaginar que no hay sorpresas. La peli es absurda, está plagada de sinsentidos y puede presumir de un rigor histórico comparable al de un episodio de Águila Roja. Más que lagunas, el guión tiene lagos. Lagos con monstruos subacuáticos que se comen a los turistas. Empezando por ese niño gordo con los morros pringados de chocolate.

A pesar de todo, la cinta es entretenida y tiene sus momentos. De hecho, según la estaba viendo, pensaba: "Es sábado por la noche y estoy aquí encerrado en casa... solo... tragándome este bodrio mientras ceno un plato frío de lentejas de lata... ¡Dios!, ¿por qué no me matas? ¡Lánzame un rayo, fuego, azufre... lo que sea!". Más tarde, después de comprobar que la única cuchilla que tenía a mano era la de la Gillette y estaba muy desgastada, pensé que la película me habría encantado cuando era un crío. Es cierto. Tiene ese yo-qué-coño-sé encantador de las producciones de finales de los ochenta y principios de los noventa que siempre me ha atraído como la luz a las polillas. Creo que es su candidez. O mis antidepresivos.

Además, todo el mundo sabe que los viajes en el tiempo suman dos puntos a cualquier producto por malo que sea.

Dicho esto, voy a repasar mis momentos y detalles favoritos de Las alucinantes aventuras de Bill y Ted. Porque puedo.

  • Casi al principio de la película, Bill y Ted se encuentran con sus "yos" del futuro cercano, de los que inicialmente desconfían. "Si es verdad que sois nosotros, ¿en qué número estamos pensando?", "¡En el 69, tíos!". En serio, si ese es el número en el que pienso cuando me encuentre con una versión del futuro de mí mismo, voy a preocuparme mucho. Por si acaso, llevaré un spray antivioladores.


  • La madrastra de Bill, cuyo papel en esta historia se limita a llevar a nuestros protagonistas del punto A al B cuando el guión lo exige, está como un tren. Y no un tren viejo de esos que funcionan a carbón y echan más humo que el telefonillo del Coloso en llamas, sino uno moderno, con un diseño curvilíneo e incestuoso. Ni siquiera se molestan en jugar con el complejo de Edipo; te lo plantan en la cara y te lo restriegan como si fuera un delicioso pastel erótico con forma de tetas.


  • En el salvaje Oeste, Billy el Niño invita a nuestros viajeros del tiempo a participar en una partida de cartas. En un inesperado giro de los acontecimientos, Keanu Reeves no sabe poner cara de póquer.


  • En la Francia del siglo XV, Juana de Arco entra en una capilla y se arrodilla ante el altar. De pronto, la máquina del tiempo aparece delante de sus narices, y Bill y Ted se asoman y le tienden la mano para que les acompañe. No me preguntéis por qué me llama la atención esta escena. Debe de ser algo subliminal. Alguna imagen que... Oh. Ya lo veo. Soy un pervertido.


  • ¡Beethoven tocando música electrónica en un centro comercial! Si la descomposición de su cadáver no fuera total, se removería en su tumba.


Sí, ya os oigo rumiar... barajando la posibilidad de añadir esta película a vuestra lista de "mierda pendiente" (¿Cómo?, ¿no tenéis una?). ¡Pues más os vale estar preparados para ver a Genghis Khan en monopatín y a Juana de Arco dando una clase de aeróbic! Ah, no, que ya los habéis visto en el tráiler. Great Scott! ¡Es demasiado tarde!

A no ser que tengáis una máquina del tiempo. Ummm...

25 comentarios

  1. Me la apunta sin duda a "mi lista de mierda pendiente". Lo siento pero una película de viajes en el tiempo siempre tendrá para mi un 5 mínimo de nota.
    Sólo te digo una cosilla TP. Ya que has visto esta película estás obligado a tragarte la segunda.XD
    http://www.filmaffinity.com/es/film157891.html

    ResponderEliminar
  2. Tipo de la brocha, sacame de una duda que no me dejara dormir jamas! Es que mira el sable de Anakin se supone que es Azul, pero el de luke no es verde!? EL SABLE DE LUKE NO ES EL MISMO DE ANAKIN!? QUE CENARE DENTRO DE DOS DIAS!? No podre vivir si no sé esas cosas.

    Y yo esa pelicula de niño, por ahi en el 96 o 98 no me causo grande impresion, más que todo por que en otro canal estaban pasando la mascara.

    ResponderEliminar
  3. @Luis Jurado: No hay tal segunda parte. Eeh... Es... ¡es un fake!

    Fiuuu... Por los pelos.

    @Gabriel: Luke pierde el sable de su padre en El Imperio contraataca, y construye uno nuevo, de hoja verde. Este sable es el que lleva en El retorno del Jedi.

    Dentro de dos días, no cenarás. Estarás demasiado ocupado picando piedras para los insectos del espacio que invadirán la Tierra en las próximas 24 horas. O, al menos, esa es mi previsión.

    ResponderEliminar
  4. Tipo de la brocha, te sigo des dehace unos meses y te admiro sobremanera.

    LLegados a este punto, tengo que decirte que no serás nadiea hasta que no veas las 2 temporadas de la serie de animación.

    Ivan

    ResponderEliminar
  5. En la televisión autonómica habia visto los dibujos animados cientos de veces, pero jamás supe que la serie provenia de una película de Keanu Reeves!!!

    aquí os dejo la intro:

    http://www.youtube.com/watch?v=-iv82iJ_MT4

    ResponderEliminar
  6. "En un giro inesperado, Keanu Reeves no sabe poner cara de poker"

    EPIC!

    ResponderEliminar
  7. Este post demuestra dos cosas... una: que El tipo de la brocha si lee los comentarios, y dos: que una película mala se vuelve digerible después de leer una de sus criticas.

    Estaba a punto de proponer una reseña de la segunda parte que menciona Luis Jurado, pero ya se aclaró que no existe... lástima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que hay una segunda parte, las tengo las dos en dvd. La segunda es bueníiiisima, mueren y juegan contra la muerte para poder resucitar, y al final la muerte se hace amigo de ellos.

      Eliminar
  8. Que?? hay una serie de animación de eso?? vaya, las cosas que hay que ver.

    ResponderEliminar
  9. @The Wolfclaw aparte de la caricatura hay un videojuego para Nes, que recuerdo tenia que encontrar, usando la cabina telefonica, a cierto personaje historico para regresarlo a su epoca (yo lo jugué :P)

    Tipo de la Brocha si hay segunda parte!! que me gusta mas que esta , es una donde sus dobles o algo asi toman su lugar por q si no es asi, te faltó reseñar lo de que se van al infierno y los retos con la muerte D:

    ResponderEliminar
  10. ¡La-la-la-la-la-la! ¡No he oído nada de una secuela, ni de una serie de animación ni de un videojuego! ¡La-la-la-la-la-la!

    ResponderEliminar
  11. Me gusta lo de la lista "de mierda pendiente" nunca lo habría definido tan bien. Y la respuesta es si, añado esta peli a dicha lista, de hecho la inagura. Gran artículo, me he reido mucho xD

    ResponderEliminar
  12. @Tipo de la Brocha: no te preocupes, el conocimiento enciclopedico de nuestra infancia se consigue comiendote el cerebro de tus adversariors para así adquirir más conocimientos y su fuerza!

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. @keke: Seguro? no será una de esas leyendas urbanas como el Polybius?

    Es oficial, con la anuencia de nuestro anfitrión tenemos "La Lista de Mierda Pendiente" y un primer elemento en ella.

    ResponderEliminar
  15. @The Wolfclaw no estoy seguro,
    estoy SEGURA
    y ya xD

    ResponderEliminar
  16. @keke: Ja, lo siento, desafortunadamente los nicks no suelen dar muchas pistas sobre quienes los portan.

    Y tengo un prospecto más para la lista: La saga de crepúsculo.

    ResponderEliminar
  17. @The Wolfclaw: La primera la tienes comentada en ion litio: http://www.ionlitio.com/crepusculo/, pero pasará un tiempo antes de que me anime con las demás. Quizá se lo deje a mi descendencia. No a mis hijos, que todavía podrían matarme. Estoy pensando en mis bisnietos.

    ResponderEliminar
  18. Esta película es tremenda, el risón vamos... Recuerdo cuando comenzaban a desaparecer las cabinas telefónicas de las calles, mi teoria era que Bill y Ted se las habían llevado... A alguna parte, a otra época...

    ResponderEliminar
  19. Que sepáis que también hay un juego de esta película para la portátil Lynx de atari, aunque se llamaba "Bill & Ted's excellent adventure 2". Curioso ¿no?

    ResponderEliminar
  20. Si no recuerdo mal (frase que con el paso de los años debería reformular a la más adecuada a la realidad: De recordar bien... ) la muerte que salía en esta película se parecía muchísimo a la muerte de El séptimo sello... y que los que han (de)generado un despropósito de guión como el de esta película tengan como referente a Bergman (o al menos hayan visto algo de él)resulta cuanto menos inquietante.

    ResponderEliminar
  21. Hey tipo de la brocha si hay segunda parte aquí esta el trailer.. http://www.youtube.com/watch?v=aIeFo9zzdVg
    y es mejor que la primera parte agregala a tu lista de mierda ja ja ja yo la he visto asi que no digas que no existe ja ja ja

    ResponderEliminar
  22. jajajaj yeah! Bill y Tedd Rulessss!!!

    ResponderEliminar
  23. De las primeras veces que me quedaba solo en casa y mis padres se iban, mi padre me alquiló esta película totalmente a ciegas. Desde entonces, es mítica para mí. Hace un par de años la encontré por 3€ en DVD, y ya la tengo en mi colección; no precisamente en el monton de la mierda. Más bien en el de la mierda de culto.

    ResponderEliminar
  24. Abajito del título Bill & Ted's Bogus Journey, Bill & Ted's Excellent Adventures Tha Cartoon Show y Bill & Ted's Excellent Adventures The Series en su lista de Mierdas pendientes que tal vez nunca vea completas viene Marmalade Boy. ¿De cuántas más de estas series nos privará con sus reseñas?

    ResponderEliminar