20 de abril de 2011

Juego de Tronos: Se acerca el invierno

Punto 1: Aún no me he leído ninguno de los libros de la saga de Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin.

Punto 2: Pienso hacerlo un día de estos.

Punto 4: No me puedo creer que un libro de tapa rústica cueste casi 30 euros. ¡30 euros!

Punto 5: ¿Alguien sabe dónde se ha metido el punto 3?

Oh, está ahí debajo.

Punto 3: M-me he perdido...

Tranquilo, ya estoy contigo. Te llevaré con tu mamá.

Disculpad que se me vaya la pinza. Es que llevo varios días durmiendo fatal por culpa de una pesadilla recurrente sobre unos marcianos que me abducen para venderme cubos de Rubik con todos los cuadrados del mismo color. Luego me invitan a esquiar y aquel monstruo de Los aurones que vivía en una ciénaga se me zampa de un bocado. Tengo que dejar de aprovechar las ofertas de Telepizza para cenar.

Juego de Tronos. A estas alturas, supongo que al menos los que leáis la prensa digital sabréis que el primer episodio de la nueva serie de HBO se emitió el pasado 17 de abril en los Estados Unidos, prácticamente al comienzo de la primavera, lo cual, si lo pensáis bien, es paradójico, y si lo pensáis un poco mejor, una tontería. Justo como lo que acabo de escribir.

Yo me enteré de que la serie se había estrenado visitando el blog Mi universo es azul, y debo confesar que a la vista de que la serie no se emitiría en España hasta mayo, pequé de impaciente y recurrí a métodos reprensibles para ver el primer episodio. Sí, efectivamente, retrocedí en el tiempo hasta el 16 de abril y tomé el primer vuelo a los Estados Unidos para alojarme en un hotel con televisor, violando así el artículo 7 del Código Gale-Zemeckis.

La Policía de Punxsutawney puede caer sobre mí en cualquier momento.


En el Muro


Tres hombres vestidos de negro, llamémosles Ser Waynar Royce, Gared y Will porque así es como se llaman según la página oficial de la HBO, atraviesan a caballo un corredor excavado en una GIGANTESCA muralla de hielo conocida como el Muro (la gente del medievo estaba demasiado ocupada con la peste bubónica, las hambrunas y los diezmos como para perder el tiempo buscando nombres originales).

Los hombres son exploradores de la Guardia de la Noche y su Lord Comandante los han enviado al norte del Muro para localizar a unos salvajes desmandados que han estado merodeando por la zona. Está muy feo robar gallinas y pintarrajear penes anatómicamente incorrectos en el Muro.

All in all it was all just bricks in the wall

Los hombres se separan para cubrir más terreno y Will llega hasta un claro en el que descubre una estampa bucólica: ovejas descansando a la vera de un río, vacas pastando, un pequeño pastorcillo durmiendo la siesta a la sombra de un árbol con un perro apoyado en su regazo...

Nah, es broma. Solo hay un montón de cadáveres mutilados. Al parecer, alguien se ha tomado la molestia de colocarlos formando un símbolo pagano que solo puede apreciarse si eres más alto que Marc Gasol. También hay una niña clavada a un árbol a modo de guirnalda. El ambiente es muy navideño.

Portada de disco de heavy metal instantánea.

Will, que es más supersticioso que un gitano torero y gallego, se reúne con sus hermanos juramentados y les apremia para regresar al Castillo Negro, porque semejante escabechina solo ha podido ser obra de una vil criatura ancestral salida de las gélidas fauces del invierno, o de unos hinchas del Manchester.

No es que yo crea en el hombre del saco, el coco o la bruja piruja, pero mejor prevenir que curar, sobre todo cuando lo que puedes tener que curar es un desmembramiento. Sin embargo, Ser Waynar Royce, el más capullo de los tres hombres y, por tanto, el jefe de la expedición, insiste en examinar los cadáveres personalmente.

He visto suficientes películas de terror para saber que cuando lleguen al claro, los cuerpos ya habrán desaparecido, así que no me sorprende tener razón.

Gared dice a Will que se dé un garbeo por ahí mientras Royce y él reconocen el lugar detenidamente. Sí, porque sea lo que sea que ha matado a toda esa gente, seguro que es más fácil enfrentarse a ello individualmente que en grupo. ¡Excelente idea! ¡Que le nombren Lord Comandante!

"Tomemos decisiones estúpidas que nos conduzcan a una muerte atroz" fueron sus últimas palabras.

Gared encuentra algo semienterrado en la nieve, quizá un osito de peluche como en Tintín en el Tíbet o más probablemente un pedazo de carne humana, cuando una silueta oscura, de ojos tan azules como los marcadores de color azul fluorescente (o de "un azul que arde como el hielo", según George R. R. Martin), aparece de la nada junto a Royce y, sin decir ni pío, ¡le corta la cabeza!

Will oye a Gared dando alaridos, y unos segundos después, ve pasar a sus monturas huyendo al galope, señal inequívoca de que algo terrible ha ocurrido, o de que están rodando la secuela de Seabiscuit en el bosque.

La niña a la que vio clavada a un árbol hace un minuto está ahora a unos metros de él y clava en él una mirada vacía con sus ojos del mismo color azul de marcador fluorescente que los del siniestro verdugo. El explorador se arrepiente de no haber salido con calzoncillos de repuesto.

♪ Qué bonitos ojos tienes debajo de esas dos cejas. Debajo de esas dos cejas qué bonitos ojos tienes ♪

Aun a sabiendas de que la deserción se castiga con una suspensión permanente de empleo, sueldo y vida, Will tiene el suficiente sentido común como para echar a correr. De este modo, no tarda en encontrarse frente a frente con Gared, que hacía un piernas-para-qué-os-quiero en su dirección.

Will ahoga un gritito de horror queen cuando el ser que dio matarile a Royce emerge de la nieve detrás de Gared y hace un bis.

La criatura arroja la cabeza de Gared a los pies de Will. Debió de ser jugador de petanca en otra vida, porque menudo tino tiene.


En Invernalia


No muy lejos del Muro, en Invernalia, una fortaleza erigida cuando los gigantes aún eran mano de obra barata y no cuentos de viejas, conocemos a la familia Stark. El cabeza de familia y señor del castillo es Eddard Stark, Guardián del Norte, al que interpreta un comedido y taciturno Sean Bean. Esto significa que nuestro amigo Ned podría morir asaetado o defenestrado en cualquier momento. Desde su primera muerte en Caravaggio hasta su decimonovena muerte en Garra negra, el actor de Sheffield es un spoiler con patas.

Salta a la vista que Ned y su mujer Catelyn, o bien son del Opus, o bien disponen de poca información acerca de los métodos anticonceptivos tradicionales como la vejiga de cabra, porque tienen cinco críos: Robb, Sansa, Arya, Bran y Rickon. Con una sola niña más, podrían haber sido la tribu de los Brady; no les falta ni la chacha.

A los hijos legítimos hay que sumar además a Jon Nieve y a Theon Greyjoy. Jon es el hijo bastardo de Ned, aunque todos le tratan como si fuera uno más de la familia menos Catelyn, que le mira con tirria porque es un recuerdo permanente del día que su marido le puso los cuernos. Theon Greyjoy he leído que es algo así como el pupilo de Ned, pero en este episodio tiene tanto protagonismo como el guardia real número 3. Por las pintas que tiene, creo que puede contagiarte la sífilis solo con mirarlo.

♪ Here's the story of a lovely lady... ♪

Robb y Jon están enseñando a Bran a disparar con el arco, pero al chico no se le da muy bien porque es casi imposible que vea algo con ese peinado que le ha copiado a los Ramones. Arya, que ha escapado de la sala de costura, dispara una flecha por encima del hombro de Bran y acierta en blanco. Todos ríen la gracia a la niña, aunque sea una marimacho a la que aún no le ha entrado en la cabeza que su lugar está en la cocina, barriendo las escaleras, o aprendiendo a coser como su hermana Sansa. Es broma. Arya me cae bien. Es una pillina a la que dan ganas de pellizcar los mofletes.

La divertida escena familiar se interrumpe cuando el maestro de armas de Invernalia, Ser Rodrik Cassel, comunica a su señor que han apresado a un desertor de la Guardia de la Noche zascandileando por el monte.

Si yo fuera Ned Stark, no podría prestar atención a lo que dice Ser Rodrik. Estaría demasiado embelesado mirando sus patillas, que lleva trenzadas y anudadas por debajo de la barbilla en una portentosa muestra de originalidad y estilo que eleva su vello facial a un nivel superior de trascendencia. ¡Quiero unas iguales!

Ned ordena a sus chicos que ensillen los caballos, aunque a Cat le preocupa que Bran sea demasiado joven para ir. Ned se pone melodramático y recalca el eslogan de la serie, también el título del episodio y que casualmente coincide con el lema de los Stark: "Se acerca el invierno". No sé qué tiene que ver el parte meteorológico con todo esto, la verdad.

Podría ser el padre de Obélix.

En una colina a las afueras del castillo, nos reencontramos con nuestro amigo Will el explorador, que se ha incorporado recientemente al distinguido ramo de los desertores de la Guardia. El chico dice a Ned que entiende que le tengan que ejecutar por abandonar la hermandad sin presentar una carta de dimisión y todo eso, pero también asegura que ha visto caminantes blancos, unos seres que supuestamente asolaron el continente hace miles de años, pero que ahora solo son leyendas, como la Santa Compaña, el hombre pez de Liérganes, o la Semana Santa en la que hizo buen tiempo.

Ned no pierde el tiempo con sandeces y utiliza su espadón, bautizado Hielo, para decapitar al explorador, aunque antes se asegura de que todos sus hijos estén mirando. "El hombre que dicta la sentencia debe blandir la espada", dice a Bran, que a su edad debería estar en casa viendo La hora de las aventuras y no a su padre cortando cabezas.

De todos modos, nadie niega que sea una buena lección sobre la responsabilidad. Como decía un proverbio ruso, si cada uno barriera delante de su puerta, ¡qué limpia estaría la ciudad! Geniales estos rusos.

Ned Stark cortando de raíz el problema de las manifestaciones anti-pieles.

Regresando a Invernalia, la partida encuentra a una enorme loba muerta tirada a un lado del camino. El animal tiene el asta de un ciervo perforándole el vientre, las tripas más fuera que dentro y un grupo de larvas dándose un banquete en sus ojos y hocico. "¿Podemos llevárnoslo a casa?", pregunta nadie.

La loba es un huargo, y Robb comenta que rara vez se ve a estos animales al sur del Muro. O fuera de los libros de J. R. R. Tolkien, añadiría yo.

Antes de morir, la loba huargo dio a luz a una camada de cinco adorables lobitos. Ned propone matarlos porque las sociedades protectoras de animales aún no se han inventado, pero Jon Nieve convence a su padre de que deben llevarse a los cachorros consigo, porque el huargo es el emblema de la Casa Stark, su número coincide con el de los hijos legítimos de Ned y cinco lobitos tenía la loba detrás de la escoba.

Al retomar el camino, Jon descubre a un sexto cachorro que se había separado del resto de la camada. Theon Greyjoy considera que debería llevárselo y a nadie parece importarle un pimiento que los lobeznos ya no coincidan con el número de hijos legítimos.

Este perro ya comió su última galleta.


En Desembarco del Rey


En la sala del trono, Jaime Lannister, caballero de la Guardia Real clavado al Príncipe Encantador de Shrek, y su hermana melliza la reina Cersei, una MQMF que no desentonaría entre las protagonistas de Mujeres desesperadas, observan a unas monjitas conocidas como las Hermanas Silenciosas realizar las ceremonias de rigor sobre el cuerpo sin vida de Jon Arryn, ex Mano del Rey. Curiosamente han colocado dos piedras con ojos pintados sobre los párpados de finado. No sé yo si el barquero Caronte, o cómo sea que se llame el encargado del ferry al otro mundo según las creencias religiosas de Poniente, las aceptará como pago.

Cersei comparte con Jaime su temor de que, antes de morir, Jon Arryn se haya ido de la lengua y contado su oscuro y terrible secreto al rey Robert. Jaime, en cambio, no está preocupado, porque si Robert supiera la verdad, ya estarían ambos colgados de un árbol.

Me gustaría saber de qué porras están hablando. ¿Qué secreto es tan gordo como para que el rey condene a su propia esposa si lo descubre? ¿Habrán matado ellos a Jon Arryn? ¿Serán ellos los que le inscribieron en ese gimnasio al que nunca va?

-Espero que las monjitas cocinen algún bollo cuando terminen con el muerto.


En Invernalia


La noticia de la muerte de Jon Arryn llega a Invernalia por el sistema de mensajería más extendido en los Siete Reinos: el cuervo. A día de hoy nos parece más normal entrenar palomas, entre otras cosas porque las palomas no intentan sacarte los ojos mientras duermes ni regresan de la entre los muertos para vengarse; pero lo cierto es que los cuervos son unos pájaros muy listos. Incluso pueden pedir direcciones. ¿Sabíais que en los años sesenta la CIA pensó en entrenar cuervos como espías? Para que veáis.

La carta dice también que el rey Robert Baratheon vendrá a Invernalia, y todos sabemos lo que significa que un viejo amigo te visite cuando no os habéis visto en nueve años: quiere pedirte un favor. Ned supone que Robert le pedirá que sea la nueva Mano del Rey. Esto no les hace ninguna gracia ni a él ni a su mujer. El asiento de la Mano está tan frío como el de los reyes godos.

La carta tiene posdata: "¿Recuerdas aquel escudo que te presté cuando peleábamos en el Tridente? Espero que me lo devuelvas".

Cuando la comitiva real llega a Invernarlia, todos los Stark y sus vasallos están allí para recibir al rey y su corte. Robert, que está gordo como un cerdo porque se da a la buena vida, baja muy serio de su caballo, y toda Invernalia hinca la rodilla ante él. Robert hace un gesto con la mano para que Ned se levante y le dice: "Qué gordo estás". Ned le mira la panza con sorna. Robert se ríe y le da un abrazo de oso. Da gusto cuando los personajes están tan bien escritos que con dos gestos y unas pocas líneas de diálogo ya sabes el tipo de persona que son. Sobre todo cuando esa línea de diálogo la pronuncia el propio personaje calificándose de glotón, bebedor y putero.

Robert pide a Ned que le acompañe a la cripta para presentar sus respetos ante la tumba de Lyanna, la hermana de Ned, a la que el rey estuvo prometido antes de que los Targaryen la mataran. Es obvio que Robert bebía los vientos por ella, pero como luego se casó con una rubia guapa y ricachona, la jugada tampoco le salió mal.

El rey pide a Ned que se convierta en su Mano y le ofrece unir sus casas, no en plan chalés adosados, sino casando a su hijo Joffrey con Sansa. La niña ya le ponía ojitos al príncipe cuando llegó la comitiva y el sueño de su vida es casarse con un miembro de la realeza, como les ocurre a casi todas las chicas inglesas.

No digo que el rey esté gordo, pero si tomase el sol en la playa, los de Green Peace lo devolverían al agua.

Por la noche se celebra un banquete en honor al rey Robert, que se emborracha como si no hubiera un mañana y mete mano a una sirvienta sin vergüenza. Ned Stark será un hombre muy honorable, pero tened en cuenta que consiente el acoso sexual en el lugar de trabajo, y eso está mal.

La reina Cersei contempla a su marido asqueada, probablemente pensando en si esta noche merece siquiera dormir en el sofá; pero no monta ningún espectáculo, porque está de vuelta de todo. En cambio, le pregunta a Sansa si ha tenido ya su primera regla. A las niñas les encanta que un desconocido les haga esa pregunta. No se sienten nada violentas.

-Lo siento, niña. No pasas a la siguiente fase.

Jon Nieve, que no puede sentarse con la familia Stark porque es un bastardo, y los bastardos, como los niños en las cenas de Navidad que celebrábamos casa de mi abuela, se sientan en su propia mesa, lejos de la familia real. Por eso Jon sale al patio a entrenar con la espada, y allí está cuando llega su tío Benjen Stark, explorador de la Guardia de la Noche y padre de Tommy Oliver, el Ranger Verde. En serio, se dan un aire.

Jon pide a su tío que le lleve con él al Muro cuando se vaya, pero Benjen le dice que es demasiado joven para tomar esa decisión. La idea de consagrar la vida a vigilar un muro de hielo en el que se caen los cataplines del frío que hace, sin poder tener familia ni propiedades solo parece atractiva los dos primeros segundos. Jon lo que realmente quiere es ser estrella del rock.

-Cuando te puedas dejar esta barba y esta melena, hablaremos.

Justo después de dejar a su tío, Jon se topa con Tyrion Lannister, el hermano pequeño de Jaime y Cersei, al que apodan el Gnomo porque es siete veces más fuerte que tú, muy veloz, y siempre está de buen humor. O tal vez me equivoco y le llaman así porque es un enano. Su propia hermana le califica de pequeño putero borracho, pero también es muy salado.

Tyrion pregunta a Jon si es el bastardo de Ned Stark, repitiendo la palabra "bastardo" como cerca de cien veces. Jon se pica, y ya conocéis el dicho: quien se pica, ajos come. El Gnomo le recomienda que recuerde quién es porque así los demás no podrán hacerle daño. "Todos los enanos somos bastardos a los ojos de su padre", dice a Jon. Debería decir "de nuestros padres", pero el doblaje español de la serie no es el mejor que he oído.

Lo que es evidente es que Tyrion Lannister es un gran papel para un enano, perdonadme la cursiva. No hay muchas oportunidades para que un actor de... baja estatura se luzca en pantalla. Cuando no aparecen disfrazados de osito en una trilogía galáctica o de ayudantes de Santa Claus, se les utiliza como meros bufones, haciendo un chiste de su trastorno. Los enanos son indiscutiblemente graciosos, pero Tyrion lo es por su labia, no por su estatura.

Qué majo. Seguro que los siete enanitos estarían encantados de recibirle en su cabaña en el bosque.

De vuelta al interior de la fortaleza, Benjen habla con su hermano Ned y le dice que él también ha oído rumores sobre los caminantes blancos. Ned y Benjen pronuncian el lema familiar: "Se acerca el invierno". Si siguen repitiéndolo, seguro que se convierte en un meme de internet.

Ned tropieza con Jaime Lannister en el salón y el segundo inicia una conversación que el primero no desea. No hace falta ser un lumbreras para ver que estos dos se llevan como el perro y el gato. Jaime le dice que si Robert celebra una justa cuando nombre a Ned su nueva Mano, quizá puedan cruzar sus espadas. "No combato en torneos, porque cuando lucho de verdad no quiero que sepan de lo que soy capaz", le dice Ned con segundas.

Menudas frases tremebundas suelta aquí el personal, parece que todos tuvieran dos guionistas judíos soplándoles las líneas desde detrás de las cortinas.

Jaime lleva el cuello vuelto para arriba. Eso añade 2 puntos a su carisma.


En Pentos


Al otro lado del Mar Angosto, en el continente de Essos, hay una chica de pelo platino a punto de quedarse en pelota picada para elevar no solo los índices de audiencia. Su nombre es Daenerys Targaryen, aunque para evitar erratas es mejor llamarla Dany.

Ella y su hermano Viserys son los únicos Targaryen que sobrevivieron a la rebelión de Robert cuando usurpó el trono de Aerys II en una historia mucho más alucinante que esta y que probablemente jamás veremos en televisión.

Vyseris está poniendo guapa a su hermana para entregársela a Khal Drogo, el temido líder de una tribu dothraki. El mayor de los Targaryen pretende utilizar el ejército de Drogo para recuperar el Trono de Hierro, y si para eso tiene que dejar que toda la tribu se pase a su hermana por la piedra, incluidos los caballos, no le temblará el pulso. Está chalado.

Como aparte de ser ambicioso y un cabrón con pintas, Vyseris es un degenerado se pone las botas mirando y metiendo mano a su hermana desnuda antes de advertirle de lo que sucederá si mete la pata. "No querrás despertar al dragón, ¿verdad?", le dice. Acoso sexual y violencia de género. ¡Esta serie lo tiene todo!

Han llamado de maquillaje. Se les ha acabado el tinte extra rubio para el pelo.

Utilizando los contactos del magíster Illyrio, un comerciante adinerado que les ha acogido durante todo un año, los hermanos Targaryen conocen al citado Khal Drogo, un bárbaro de pocas palabras, larga coleta, marcada sombra de ojos y robustos pectorales. Un rápido vistazo sin bajarse del caballo basta al jefe dothraki para decidir que se quedará con la chica, y se marcha sin decir ni mu. Es como el Gustavo Adolfo Bécquer del Paleolítico. Lo raro es que no la atice con un garrote y se la lleve a su cueva.

La boda se celebra poco después al estilo dothraki, es decir, con tetas al aire, sexo en público y duelos a muerte. Me da igual lo que penséis, es mucho más entretenido que ver a vuestra tía Puri borracha y bailando flamenco.

Illyrio regala  a la novia tres huevos de dragón fosilizados, tan bonitos como unos cantos roda'os e igual de útiles, y Ser Jorah Mormont, un viejo caballero exiliado, la obsequia con un puñado de libros mohosos que seguro que son un soberano coñazo.

Tras la ceremonia, Khal Drogo regala a Dany una yegua blanca y cabalgan juntos hasta la cima de un acantilado para consumar su matrimonio doggy style. He visto a muchas mujeres fingir goce y disfrute, la mayoría actrices porno, y Dany es la candidata más firme al Razzy. Cualquiera diría que le disgusta que un bárbaro que ni siquiera habla su idioma golpee sus saquitos del amor contra su... Me arrepiento de haber empezado a escribir esto.

Los dothrakis solo se cortan el pelo cuando los derrotan. Y se duchan una vez al mes.


De vuelta a Invernalia


Ned y Catelyn están ya en la cama, intentando superar la resaca del fiestorro, cuando llega el maestre Luwin con una carta de la hermana de Catelyn, que estaba casada con el difunto Jon Arryn. El mensaje dice que a Arryn lo mataron los Lannister con el candelabro en la cocina y advierte que el rey Robert también está en peligro.

Cat le ruega a su marido que no vaya a Desembarco del Rey, porque sin duda correrá tanto peligro como su predecesor en el cargo. Además el clima cálido le provoca fatiga y sudoración profusa. Pero Ned ya ha tomado una decisión y, a la mañana siguiente, acepta la oferta de Robert. El rey se lo agradece efusivamente, porque es el único amigo leal que le queda en Facebook.

Sean Bean dándose cuenta de que también morirá en esta serie.

Mientras los mayores salen a cazar, el pequeño Bran se dedica a escalar por la fortaleza en plan Sylvester Stallone en Máximo riesgo, a pesar de que le prometió a su madre que no lo haría. Conclusión: jamás creáis lo que dice un niño.

Al encaramarse por una torre abandonada, Bran oye unos gemidos como de vídeo porno casero y trepa hasta la ventana, desde donde ve a Jaime y Cersei montándoselo en el suelo. Dado que son hermanos y ella además es la esposa del rey, el escándalo si se supiera sería la comidilla de la prensa rosa durante meses. ¡Esto es todavía más sonado que el lío que tuvieron Ginebra y Lanzarote a espaldas del rey Arturo!

Cersei descubre a Bran y se le corta el rollo en el acto. Jaime podría haber perdido su pirulí. El hombre corre hasta la ventana y agarra al niño antes de que se escape para contarle a sus amigos que les vio "haciendo bebés, y yo vi al bebé". Jaime mira hacia abajo, donde el lobezno de Bran espera a su amo, y le dice a su hermana: "Las cosas que hago por amor". Y sin más, empuja al crío por la ventana.

Créditos.

¿Qué? ¿Cómo? ¿EH?

Tarde. Ya ha subido el vídeo a YouTube.


Conclusión


Este primer episodio es tremendo. ¿Cómo de tremendo? Bueno, para empezar, estoy escribiendo sobre él solo un día después de verlo, así que o bien me ha gustado mucho, o bien me ha parecido una abominación digna de entierro y olvido. La otra posibilidad, por supuesto, es que no tuviera otra cosa de la que hablar hoy, pero es mejor no contemplarla. Me gusta pensar que mis ideas son frescas incluso cuando hablo de álbumes de cromos de hace casi treinta años. Hay que mantener la ilusión.

De momento, la mejor baza de la serie de cara a la audiencia parece clara: sangre y sexo. En cuanto a la casquería, ya hemos disfrutado de pinchos morunos, decapitaciones, tajos y una defenestración, e intuyo que en próximos episodios tendremos más desparrames de vísceras; sin duda, un buen augurio para los animales como yo.

Respecto de los destapes y escenas de alcoba, diría que ahora mismo estamos suficientemente abastecidos, y posiblemente ir a más le quitaría su gracia y convertiría esta superproducción televisiva en una suerte de aventuras eróticas medievales para seguidores de Pajares y Esteso.

Y si a la violencia y al sexo les sumamos misteriosos monstruitos de ojos azules, un enano casquivano, cachorros de husky, críos que no me provocan ardor de estómago, el agente 006, y, ¿por qué no?, más tetas y culos, el cóctel resultante es explosivo.

Además, me da la impresión de que el argumento también puede ser bueno, aunque de fantasía, de momento, tiene poco. Desde luego los personajes hablan por los codos.

En serio, hacía tiempo que no disfrutaba tanto viendo una serie. Espero que siga así.

21 comentarios

  1. Se te ve entusiasmado... habrá que verla

    ResponderEliminar
  2. Si el señor de la Brocha la recomienda, habrá que darle una oportunidad. Y más si hay tetas.

    ResponderEliminar
  3. Concuerdo con el señor de la brocha, el primer episodio de verdad fue entretenido. Sigan la recomendación ;-)

    ResponderEliminar
  4. ok, si al TDLB le ha llenado el ojo tonces si hay que verla, ademas es manufactura de hbo..

    acá en mexico es "Game of Thrones: ganas o mueres"

    esperaré a que pasen varios capitulos pa verlos por internet xD

    ResponderEliminar
  5. Ah... "las cosas que hago por amor"... ese viejo amigo de los fans de la saga... Me olía que te gustaría, Tipo del Brocha.

    Por cierto (y mostrando mi disgusto e indignación por tus viajes ilegales en el tiempo) necesito que me pases el teléfono de tu proveedor de máquinas del tiempo, que tengo que escribir un artículo sobre cómo construir una y mi perro se ha comido las instrucciones.

    ResponderEliminar
  6. A mí se me hizo larga y creo que es porque en todo el epiosido no pasa NADA.

    ResponderEliminar
  7. Jaajaja, realmente me interesa más tu sueño que esta serie. ¿Qué clase de servicios ofrecen y cuál es el precio?

    ResponderEliminar
  8. Eddard Stark lo decapita la reina cuando él se dá cuenta que los "hijos" del rey son fruto de la relación incestuosa de la reina y hermano gemelo.


    Problem?????????????????
    XD

    ResponderEliminar
  9. Me gusta ver que a alguién que no se ha leído los libros le gusta.
    Me ha parecido una muy buena adaptación, han quitado alguna que otra frase o presentación de personajes para simplificar las cosas, pero es normal. Lo unico que me ha chirriado un poco es que han metido bastante de Dany (hay pocos capítulos de Dany y, viendo hasta donde han llegado en este, no se que van a hacer en los siguientes)
    De momento la serie tiene muy buena pinta.
    Y ya esta confirmada la adaptación de "Choque de reyes".

    ResponderEliminar
  10. @Tempus Frangit: ¿No irás a hacer caso a un hombre que posiblemente no esté en plena posesión de sus facultades mentales? Te lo desaconsejo. En cualquier caso, procura utilizar palillos planos de los que acaban en punta en ambos lados.

    @CVC: Pues eso, como en Seinfeld.

    @Huan-P: Es un secreto.

    @eter: Ya conoces la máxima: "Siempre hay un puto Dani".

    ResponderEliminar
  11. @El Tipo de la Brocha: le dijo la sartén al cazo...

    ResponderEliminar
  12. Yo comencé a leer el primero de los libros, pero lo dejé hacia la mitad porque me hacía un lio tremendo en cuanto a los personajes... Había tantos personajes y tantas familias presentados en tan poco tiempo que me perdí.. (Sumale que lo leía en trayectos hacia el trabajo, trayectos en los que iba prácticamente dormido). Veremos que tal esta la serie de TV. Igual me encanta, y en cuanto diga que me encanta sin haber leido los libros quizás me lluevan piedras por parte de los auténticos fans je, je...

    ResponderEliminar
  13. yo creo que esas pesadillas son causadas por haber visto ese episodio de marmalade boy....tu inconciente se resiste, pero quiere más...
    eso es lo que diria Freud...

    ResponderEliminar
  14. @Roy D. Mustang: Yo prefiero las novelas cortas que se centran en un personaje y lo cuentan todo desde su perspectiva. No significa necesariamente que me gusten más, pero me resulta más fácil seguirlas si las dejo paradas un par de semanas por picos de trabajo.

    @Millus: Me importa un bledo lo que opine mi subconsciente o lo que sea. No habrá más Marmalade Boy.

    ResponderEliminar
  15. Dioss.. como me he reido con la tonteria del Punto 3 perdido XD todavia no entiendo como eres tan talentoso para sacarme las risas con una frase o dos XD

    ResponderEliminar
  16. El primer capítulo me ha dejado un poco frio, pero habrá que ver como evoluciona en los siguientes.

    En cuanto tetas y casquería, de momento no se acerca al nivel de "Spartacus, sangre y arena"

    ResponderEliminar
  17. @Oscar: Gracias. La verdad es que nunca sé si lo que escribo hará gracia o no. No es algo en lo que piense ni que me preocupe.

    @Makk: Lo de Spartacus es demasiado exagerado para mi refinado gusto. Nah, es broma.

    ResponderEliminar
  18. Me gusta la ambientación, de hecho sólo por esta ya me entran ganas de verla.
    Da igual que sea mala, si salen espadas, dragones (por favor...) y campos abiertos con castillos en ruinas, me ganan seguro xD

    ResponderEliminar
  19. No, conocía a serie pero por la descripción habrá que darle una oportunidad!

    ResponderEliminar
  20. Si la serie se acerca lo más mínimo a la altura de los libros producira un antes y después en las series televisivas. Si no os habeis leido los libros no se a que esperais. Han llegado a cautivar hasta Alex de la Iglesia, que se encargo de escribir el prologo de la traducción del 4º libro. No me enrollo más pero esque hablando de canción de huelo y fuego es imposible.

    Un Lannistes siempre paga sus deudas.

    ResponderEliminar