14 de febrero de 2012

Marmalade Boy: Secuelas de un beso. No entiendo sus sentimientos

Sí, lo sé. Marmalade Boy otra vez. No es mi culpa. En el último año, este ha sido el artículo más solicitado por los lectores. Y esos sois vosotros. Mal, chicos, mal. Deberíais saber que esta serie no es buena para mi salud. En general, no es buena para nada. La última vez que escribí sobre ella fue porque había perdido una apuesta, y creedme que me cuesta mucho justificarme cuando el único motivo es que el público está pidiendo un bis. Bueno, eso y que "marmalade boy" no deja de aparecer entre las palabras clave de búsqueda que traen a los navegantes incautos hasta aquí.

Pero no voy a quejarme mucho más. La decisión ha sido mía, así que de perdidos al río... Ay, si solo pudiera arrojarme a ese río.

Por si no lo habéis notado, he escogido San Valentín para recapitular el segundo episodio de la serie, titulado Secuelas de un beso. No entiendo sus sentimientos. Parecía la fecha más indicada para hablar sobre un anime tan empalagoso y que trata sobre el AMOR. Además, ahora podemos decir que este es el primer especial de San Valentín de El Tipo de la Brocha. Y si no me gustasen los especiales, no tendrían su propia página. Aunque, por cómo protesta mi estómago, este probablemente también será el último.

En el episodio anterior, Miki, la perenne ojiplática de hormonas desatadas, recibió un balonazo en la jeta y la llevaron a la enfermería de la escuela, donde su hermanastro Yuu le plantó un beso en todo el morro mientras ella fingía estar dormida.

Miki está trastornada por la experiencia y no sabe qué hacer. Supongo que ni se plantea denunciar ante el director o la policía a Yuu por aprovecharse de ella, porque la chica tiene la cabeza llena de pájaros y basa sus decisiones en los dictámenes de un órgano mucho más peligroso que el que solemos utilizar los hombres para, entre otras cosas, mear: su corazón.

Además, haceos a la idea que Miki es la clase de persona que necesita poner un cartelito con su nombre en la puerta de su dormitorio. Y tiene quince años, no cinco.

Desde luego la serie es consistente con las aptitudes intelectuales de sus personajes.

Finalmente Miki decide hacerse la loca y baja a desayunar. Y esto es lo que ocurre frente a la puerta del comedor:


Una luz misteriosa que sale de la puerta, una habitación roja como la de Twin Peaks, alteraciones en la percepción de la distancia y el tiempo... y, de pronto, fundido en blanco.

Los cambios en la paleta de color del primer episodio ya eran raros, pero esto es inquietante hasta el punto de rozar lo terrorífico. ¿Estará la casa construida sobre un cementerio indio? ¿Habrá el beso de Yuu despertado en Miki poderes de percepción de lo oculto? ¿Debería haberme reservado esta entrada para Halloween? ¿A cuánto está el dólar respecto al euro? ¿Había indios en Japón?

Sea como fuere, la ilusión solo dura un instante, y pronto todo vuelve a la normalidad. Ejem, normalidad para los estándares de este anime, quiero decir.

Miki se sienta en la mesa con Yuu y le pide que le pase la mermelada de albaricoque. Yuu dice que solo queda de naranja, pero a Miki no le convence porque es muy amarga. Como Yuu.

Miki: Eres como esta mermelada.
Yuu: ¿Cómo?
Miki: Sí, te pareces mucho, porque aunque seas amargo, nadie lo ve, porque les engañas con tu belleza. Mermelada de naranja. ¡Es un nombre perfecto para ti!

Y de ahí viene el título de la serie.

Es una suerte que no desayunen café, o Miki hubiera sido capaz de decirle "Sí, te pareces mucho al café, porque aunque me quitas el sueño, en exceso también me provocas diarrea".

Ahora bien, como no hay tío que soporte que lo comparen con un tarro de fruta en conserva, Yuu contraataca diciéndole a Miki que ella es la chica mostaza picante. ¿Por qué? Porque no hay quien la trague.

Lo admito. Yuu acaba de ganarse guan point.

Su otro punto en común con la mostaza es que es amarilla. Ya sabéis, por ser japonesa... ¿Nada?, ¿ni una sonrisa? ¿Cuándo dejó de ser gracioso ser racista?

En la esplendorosa mansión que hace las veces de instituto (ya sabéis, aquel con terrazas, pistas de tenis y fuentes con chorros parabólicos), Miki no consigue quitarse el beso de Yuu de la cabeza, y no solo porque sea una adolescente descerebrada con los límites morales completamente diluidos, sino también porque fue su primer beso. Recordemos: es su hermanastro y pensaba que ella estaba grogui. Es la versión espeluznante del cuento de Blancanieves.

Al estar obnubilada con Yuu, Miki no se da cuenta de que algunos asientos más atrás, su amigo de la infancia Ginta la observa con cara de estreñimiento. ¿Celos tal vez? Sin duda esto es lo que piensa Meiko, la mejor amiga de Miki; aunque "pensar" es un verbo demasiado optimista para esta serie.

Futuro acosador.

A la hora del almuerzo, descubrimos que el instituto también tiene un programa televisivo de emisión regular. Con estudio de grabación propio, operador de cámara y regidor. En mi colegio había una vitrina con una comadreja disecada. O puede que fuera un hurón.

Yuu, por eso de ser el alumno nuevo, es el invitado especial del programa, y como sin tomate no hay reportaje, el entrevistador muestra una foto de Yuu con Miki (¿quién cojones la habrá sacado?) y le pregunta a Yuu qué clase de relación existe entre ambos, a lo que el chico mermelada responde que viven juntos. En ese momento, Miki se teletransporta del comedor al estudio hecha una gorgona para evitar malentendidos y dice que Yuu y ella solo son vecinos. Claro, porque si la gente se entera de que los padres de ambos viven en la misma casa tras haber intercambiado de pareja en Hawai, pensarán que son unos tíos raros.

Demasiado tarde, ¿no?

¿Qué será lo siguiente?, ¿un salón de masajes, una pista de patinaje, o tal vez un aeropuerto para los jets que ponen a disposición de los alumnos? Hagan sus apuestas.

Después del asalto televisivo, Miki descubre que Ginta podría estar celoso de su "relación" con Yuu, de modo que su perspectiva visual cambia a modo túnel dramático.

Este túnel dramático:

El oscuro y profundo ano de la disyuntiva amorosa, por Toei Animation.

Miki no puede olvidar que hace dos años estuvo enamorada de Ginta y tiene un flashback en el que se la ve colgadísima de él. Así descubrimos una verdad aterradora, y es que hace dos años Miki llevaba el pelo corto. Corto MAL, debo añadir, porque como en esta serie todos los personajes tienen la misma cara, si le quitas a Miki la coleta y la ropa, no es posible distinguirla de un tío. Más o menos es lo que ocurre en la vida real, porque las japonesas no tienen pechos, los japoneses tienen el pito pequeño y todos son lampiños. Espero que esa última frase no ponga en peligro mi futura relación con Ai Shinozaki.

En el flashback, y siguiendo el consejo de su amiga... eeeh... ¡Meiko! (perdonad, he tenido que consultarlo más arriba), Miki confiesa sus sentimientos a Ginta al estilo japonés: entregándole una carta de amor. Si fuerais normales, deberíais pensar que esto de las cartas es una gilipollez. Yo mismo recibí en su día mensajitos del estilo "Me haces sonreír" y nunca comprenderé cómo puede alguien arriesgarse a dejar pruebas por escrito de su potencial fracaso amoroso. Lo mejor en estos casos es hablar cara a cara y sin testigos para luego poder reinventarse toda la conversación cuando alguien pregunte al respecto. O cloroformo, un saco, un pala, un coche con un maletero amplio y gasolina suficiente para llegar a algún bosque poco transitado.

Ni siquiera cuando las hojas de cerezo parecen bendecir la relación, puedes fiarte.

Miki descubre a los amigotes de Ginta partiéndose la caja con la carta de marras, y oye al propio Ginta decir que no la quiere como novia, sino que la prefiere como amiga. Le sobran las mujeres a este Ginta, según parece. Maldito cabrón desalmado...

Naturalmente, la reacción de Miki es tan melodramática que altera las formas y los colores de la escuela, creando una sinuosa escalera eterna en mitad de la nada.

El desengaño amoroso se ríe de las leyes de la física.

Al día siguiente del incidente con la carta, Ginta llega a clase con el pelo rapado. "Para disculparse por la ofensa", según Miki. Cultura asiática, supongo. Yo hubiera pensado en piojos.

Concluido el flashback y ya de vuelta en casa, Miki sufre un conflicto existencial al darse cuenta de que, pese al rabioso recibimiento que le dio a la idea de vivir bajo un mismo techo con sus padres y sus padrastros, en realidad disfruta pasando el tiempo con esa caterva de anormales que es su familia.

Sin embargo, Miki se niega a aceptar sus propias emociones y decide mantenerse al margen de lo que ocurre en su propia casa. A la mañana siguiente, esto se traduce en soltarle a su madre una bordería antes de ir a clase.

Madre de Miki: ¿Volverás pronto para la cena? Es que hoy me apetece guisar. Voy a demostraros mis dotes culinarias.
Miki: Pues más vale que no lo hagas. No tienes mucho tiempo, y tampoco cocinas demasiado bien. Más vale que hagas algo sencillo.

Si la niña os parece "maja" ahora, esperad a oír esto: es el cumpleaños de su madre y ni siquiera se acuerda. ¡Nuestra protagonista, damas y caballeros!

Parece que no, pero acaban de romperle el corazón. Es que el dibujo es una mierda.

Al salir de clase, Yuu invita a Miki a acompañarle a comprar un regalo para su madre; momento en que la tontalaniña cae en la cuenta de que es su cumpleaños y muestra indicios de estar arrepentida por comportarse como una gilipollas.

Así las cosas, Yuu, que debe de ser el primer hombre heterosexual en la historia de la humanidad que sabe lo que pasa por la cabeza de una mujer, le dice a Miki que entiende cómo se siente, "pero que ya que viven en la misma casa, sería bonito celebrar su cumpleaños todos juntos". Esto, que es de sentido común, hace que Miki vea a Yuu con muy buenos ojos.

Mi teoría es que si el chaval es guapo y se tira un pedo, las chicas lo ven como una muestra de espontaneidad y se enamoran del chico igualmente; pero si es feo como un orangután y trae un camión cargado de Chanel nº 5..., se casan con él porque hay que tener mucho dinero para comprar un jodido camión cargado de Chanel nº 5. Sé que yo lo haría.

El problema es que si el episodio terminase así de bien, ¿quién en su sano juicio vería el siguiente ? ¿QUIÉN? Nadie. Por eso necesitamos un cliffhanger con pegada. ¿Qué tal si Miki encuentra por casualidad una foto de Yuu con otra chica y se le viene el mundo abajo?

Esta foto, para ser precisos.

Honestamente, este cliffhanger es tan bueno que ahora hasta yo estoy intrigado. ¿Quién es esa chica que coge a Yuu del brazo? ¿Por qué llevan la ropa conjuntada el uno con el otro? ¿Con qué se tiñe ella el pelo? Y lo que es más importante, ¿por qué Yuu no anuda las mangas de su sudadera?, ¿es que no ve que se le va a caer al suelo?

Me parece que tendré que ver otro episodio para destapar este misterio. La pregunta es: ¿Seré capaz?

Ya veremos...

PD: El que no sepa tomarse los comentarios sexistas, misóginos, racistas, xenófobos y/u homófobos con humor, que se lo haga mirar y que lo haga rápido. Podría ser algo grave. Tal vez... incluso mortal. Dun-dun-dun...

24 comentarios

  1. Enorme de nuevo tu recopilación de tan gran y aberrante serie. Los que vimos la serie entera (the horror) siempre supimos que detras de la tontuna supina de Miki, había mucha maldad (ademas de mas tontuna)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Marmalade Boy, que anime señores..., vale la pena verlo solo por echarte unas risas, pero vamos que no te voy a mentir, soy fan de esta serie desde canija, aunque admito que tus comentarios sobre este anime son pa' mear y no echar gota. Espero con paciencia otro post sobre el próximo capitulo, si me apuras cuantos mas vayas viendo más risas aseguradas tendremos contigo jajaja

    ResponderEliminar
  3. jajajajajaja mágnifico!!!! Me he descojonado, me recuerda tanto esta serie a cuando tenía 10 años o así! dios!
    Creo TdlB que has dado en el clavo! Yo como hoy es San Valentin y odio a todo el mundo, por lo cual no tengo pareja he decidido que es el día perfecto para probar tu técnica del cloroformo, la pala y el bosque, a ver que tal me va,,,,

    Saludos!!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Hace poco que vi la serie entera, me a descargue.. nose, me gusta revivir cosas de la infancia, y ya que no puedo pagar en pesetas, o comerme una caracola de chocolate de bollilandia porque ya nos las hacen, (y las niñas de 13 años me miran mal, mientras se encienden un cigarrillo, cuando les pregunto si cambian sobres de carta)pues me veo series de la inancia y me encanta, eres un crack has argumentado el capitulo, que hasta ahora tiene sentido un 10 points para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. p.d. a este blog solo le falta musica (el reno renaldo- creci en los 80)

      Eliminar
  5. El saber que fue presa de una segunda recapitulación y con miras a una tercera es suficientemente perturbador. Pero que me ha dejado picado también.
    Para ser el Mejor Instituto de Todos los Tiempos™, los asientos y mesas son más bien regulares.
    Gran resumen, tengo que ver esa serie.
    Por cierto, me manda un errorcillo cada vez que cliqueo el hipervínculo dentro del texto que dice página y redirige a Especiales. Me dice "Not Found.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que esta serie es MUY dura....o idiotizante...nunca lo llegue a decidir y hoy no va a ser ese día xDDDDDDD
    NO veas el 3º o correrás peligro de que te dé una embolia o algo parecido.....U_U

    ResponderEliminar
  7. Pobre Tipo de la Brocha, hay que ver cómo se sacrifica por sus lectores... cada capítulo de esta serie debe asesinar unos cuantos cientos de neuronas. Gran recap, por cierto, ¡lo que me he podido reír!

    ResponderEliminar
  8. Brutalísima entrada, me he partido de risa más de lo acostumbrado contigo (¡y ya es decir!) xDDD.

    Si tuviera alguna forma de obligarte, esto se convertiría en sección semanal (*´▽`*)

    ResponderEliminar
  9. Estás creando precedente... A este paso comentas toda la serie. Tiempo al tiempo. Yo desde luego que me he reido mucho, además no te hagas el duro, que todos sabemos que le estás cogiendo gusto a la serie...

    ResponderEliminar
  10. Compartirlo en facebook y que una amiga diga que era su serie preferida de la infancia, indica el nivel de locura que tienen mis amigos. También me dijo que se partía de risa con tu entrada, una adepta más ganada a costa de tu salud visual

    ResponderEliminar
  11. Dinkley y Tempus Frangit: Lo importante: ¿Vosotras cuándo pensáis volver a escribir?

    Anni: ¿Es cosa mía o estos artículos atraen al público femenino?

    Morlaa: San Valentín, ese día que te dicen que no es especial, pero, y cito textualmente, "como no me regale algo bonito, me enfado con él".

    Rusalka: ¿La serie entera? ¿P-pero eso es... posible? Comenté algo del Reno. La música está en el tubo, a la derecha.

    LacraESECEFE: La madera es de nogal, muy cara. Gracias por decirme lo del enlace; estaba mal, en efecto.

    Ravena // Master Doll: Pues tendré que verlo, creo, pero dentro de mucho.

    Jero-Chan: ¡¡¿Semanal?!! Por suerte, no tienes forma, no. Fiu...

    DGC: Lo de toda la serie sería posible si solo me quedan por revisar tres capítulos, porque a uno por año, eso es todo lo que voy a vivir. Y claro que le cojo el gusto, pero no a la serie, sino a escribir estas recapitulaciones. La serie me pone nervioso.

    Aaron Lopez: Sí, sí, mi plan funciona a la perfección. Hoy, Internet. Mañana... ¡Internet también! ¡JAJAJAJAJA!... Perdón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo hablar por Dinkley, pero si todo marcha bien espero poder volver a ponerme a escribir en un par de semanas.

      Eliminar
  12. Me encanta tu relato de la historia por fascículos! recuerdo que las asociaciones de padres denunciaron La familia crece por los intercambios de familia y lios de hermanastros xD

    ResponderEliminar
  13. Madre mía, lo que me he reído. Como dicen por ahí arriba, tengo fe en que comentarás toda la serie. Más algún que otro especial, si es que lo hay jeje.

    ResponderEliminar
  14. Por Dios! como esperava este artículo!!! xDxD

    Si solo con las peticiones de los lectores hemos conseguido que escribieras sobre el segundo episodio lo tienes jodidamente mal Tipo de la Brocha.

    Queremos que comentes toda la serie!

    ResponderEliminar
  15. Pues si esto le ha parecido moñas, dele un tiento a Fruits Basket, un shojo de veintitrés TOMAZOS que cuenta una historia que se podría haber resumido en diez.

    Tengo entendido que hay anime. Igual es más llevadero. O no.

    ResponderEliminar
  16. Por fin he sacado cinco minutos para leerte de nuevo, y con qué entrada xD qué grande eres, de verdad.

    Pero no, por favor, no comentes la serie entera, o tendrás que hacerlo con todas las que veas para que esto no se convierta en un blog de adolescentes emparanoiados.

    ResponderEliminar
  17. AHAHAHAAHHAHAHAHAAAA...

    Ok... casi me da un ataque... Lo unico que podria ser mejor es una entrada de crepusculo x'D

    ResponderEliminar
  18. Como carajos llegue acá???... Ah, ya me acorde, Hokuto no Ken..

    Jajaja, me reído como nunca.

    Kare Kano debería ser su siguiente elección.

    Buena entrada Sr. Brocha

    ResponderEliminar
  19. YO adoro esta serie desde pequeñita pero reconozco que me habeis matao xD

    ResponderEliminar