28 de marzo de 2013

Baldur's Gate (Enhanced Edition)

Antes de hablar sobre Baldur's Gate y recomendároslo hasta que os vomitéis encima, voy a empezar por lo más importante de todo, que es agradecerle a @arashhi, de La fortaleza de LeChuck, que me llamase la atención sobre la existencia de su edición mejorada. De lo contrario no hubiera sabido de él y ahora vosotros no estaríais leyendo esto, sino un artículo aburridísimo sobre la paradoja del nóumeno kantiano.

Dicho esto, debo añadir que jamás he jugado a Dungeons & Dragons ni a ningún juego de rol de tablero más complicado que el HeroQuest, del que ni siquiera llegué a completar una sola partida porque resulta que  matar a los monstruos derribándolos con los dados va contra las reglas. Nunca se me ha dado bien seguir las reglas.

Afortunadamente, no hace ninguna falta conocer las reglas del popular juego creado por Gary Gygax y Dave Arneson para jugar a Baldur's Gate. Lo digo porque es probable que a muchos de vosotros os pueda echar para atrás vuestra propia ignorancia. Yo mismo reconozco que después de probar durante apenas un par de horas el juego, me arrepentí de habérmelo comprado. Me atasqué en el tutorial, no entendía la mitad de los conceptos que se utilizaban en los menús y, a los cinco minutos de empezar el primer capítulo de la aventura, un oso acabó con todo mi grupo. Es difícil cagarla tanto en tan poco tiempo. Sin embargo, superado el susto inicial, todo fue como la seda. 

Confío, por lo tanto, en que esta entrada sirva para despejar las dudas de los indecisos y ayude a los novatos a afrontar algunos aspectos básicos del juego, porque perdérselo sería una lástima.


Hoja de personaje


El primer paso es crear a nuestro personaje principal, el famoso PJ o Partido Judicialista argentino. A nuestra disposición tenemos varios parámetros entre los que elegir y que distinguirán a nuestro PJ del común de los mortales: sexo, raza, clase, alineamiento, apariencia… Ahora bien, con independencia de que queramos ser mago o explorador, héroe o villano, la clave para prosperar está en las tiradas de azar que definen nuestras capacidades, esto es, nuestra fuerza, destreza, constitución, inteligencia, sabiduría y carisma. ¿Quieres vender coches usados que se caen a pedazos antes de recorrer cuarenta kilómetros? Súbete el carisma y deslumbra a todos con tu espléndida sonrisa.

Al principio le di poca importancia a la creación del PJ, pero como no hace falta que todos suframos la vergüenza de ser masacrados por unas cuantas ratas de bodega, os daré el consejo más importante que podéis recibir y así os ahorraré el esfuerzo de buscar recomendaciones en páginas web que se crearon cuando los módems aún sonaban como una orgía de grillos: si no queréis ser unos alfeñiques el resto del juego, tenéis que sacar los números más altos posibles. Parece algo básico, pero lograr una buena "tirada" puede llevar mucho tiempo. Para que os hagáis una idea aproximada, yo estuve cerca de una hora pulsando el botón "rehacer" hasta conseguir los resultados que quería. Mientras tanto, comía Pelotazos y veía la tele.

Y es muy importante perseverar. Yo desde luego no quería que mi guerrero caótico-bueno fuera una nenaza sin carisma. ¡Quería al auténtico Conan de Cimmeria! Y me mantuve en mis trece hasta que conseguí los resultados más cercanos a la tabla definida por el propio Gary Gygax para el célebre personaje literario creado por Robert E. Howard.

Si eso os ha sonado friki, es porque lo es.

Para el retrato de nuestro protagonista, podemos escoger entre varias imágenes por defecto o subir las que nosotros queramos. La próxima partida la haré con Ash Williams.


Primeros pasos de la aventura


El juego comienza en la ciudadela de Candelero, una antigua fortaleza reconvertida a biblioteca y probablemente el lugar más seguro de los Reinos Olvidados, no por ser inexpugnable, sino porque a ver quién narices querría conquistar una ciudad que solo guarda un montón de manuscritos mohosos y en la que ni siquiera hay un triste burdel.

A pesar de que al crear a nuestro personaje podíamos tomarnos la molestia de escribir su biografía para meternos más en el papel, el juego nos identifica desde el primer momento con un huérfano de veintipocos que no sabe quiénes fueron sus padres. Esto, como sabrá cualquier persona con un conocimiento mínimo sobre el género de espada y brujería, solo puede significar dos cosas: que somos el legítimo heredero de algún trono olvidado o el mismísimo Anticristo. Yo voto por lo segundo, pero aún no me he acabado el juego, así que no me deis la brasa si me equivoco.

Nuestro tutor, el mago Gorion, lleva algún tiempo inquieto, y un día nos dice sin más que tenemos que salir de viaje inmediatamente, entregándonos 120 monedas de oro para que compremos lo necesario antes de partir. A falta de más información, supondremos que Hacienda ha descubierto el dinero que Gorion estaba desviando desde los fondos de la biblioteca a su cuenta bancaria en las islas Lunshaes.

¡Hola! Me llamo Conan, ¡y quiero ser un guerrero!

En la imagen de arriba tenéis la pantalla principal de juego, con un montón de iconos que no voy a explicar.

Los mapas son del estilo de Age of Empires y funcionan de la misma manera: tenemos un campo de visión limitado, que podemos ampliar llevando objetos mágicos, y el terreno se va revelando a medida que lo exploramos. Esto me lleva a la conclusión de que los habitantes de la Costa de la Espada padecen una miopía galopante.

Según comenzamos a jugar, un rápido examen de la zona nos confirma que no hay ningún prostíbulo en el Candelero, por lo que, según nos dé, podemos invertir el oro que Gorion acaba de darnos en la taberna como haría el auténtico Conan o...

Estoy pensando en beberme 30 jarras de aguamiel.

… comprar armas y armadura para el viaje. Al principio, puede agobiarnos que haya tanto objeto entre el que elegir en las tiendas, porque nunca sabes si encontrarás algo mejor a la vuelta de la esquina; pero es mucho más sencillo de lo que parece. Para las armas, por ejemplo, solo tenemos que fijarnos en cuál es el tipo de arma con el que se le da mejor escabechar monstruos a cada personaje. Si es una espada larga, pues la espada larga +1 es mejor que la espada larga a secas, y lógicamente la espada larga +2 hace más pupa que las dos anteriores. No se vuelve mucho más complicado que eso.

No obstante, es importante identificar los objetos antes de equiparlos, no vaya a ser que estén malditos. De hecho, casi al comienzo del juego podemos conseguir un cinturón que solo sirve para cambiar de sexo a su usuario. Te ríes un rato cuando a tu guerrero le salen tetas, pero a Conan y a mí nos gusta mear de pie.

Desde el principio también se nos ofrece la posibilidad de hacer algún trabajito extra antes de reunirnos con Gorion, lo que nos permite ganar algo de dinero y experiencia y define a la perfección la tónica habitual del juego: no hay problema lo bastante gordo o urgente como para no perder el tiempo matando ratas o buscando un antídoto para una vaca enferma.

¡Morid, fecundas devoradoras de queso!

Después de pertrecharnos o de emborracharnos hasta lindar con el coma etílico, debemos dirigirnos a la biblioteca, donde tropezaremos con Imoen, una amiga de la infancia la mar de pesada a la que, con paciencia, podremos convertir en una de las mayores ladronas de todos los tiempos, a la altura de grandes como Robin Hood, Lupin III o Luis Barcenas. Eso si es que no la abandonamos en medio del bosque para que se la coman los lobos dentro de un rato. También es una opción.

Aprovecho este primer encuentro con Imoen para comentar que las charlas entre personajes, jugables o no, son uno de los platos fuertes del juego. Hay cientos de diálogos con opciones muy dispares entre sí y algunas de ellas son tan jocosas que me recuerdan a lo mejor de Tim Schafer y Ron Gilbert. En función de que líneas escojamos, podremos ir de buenazos por la vida, ser unos bordes, pasar de todo o comportarnos como un maníaco homicida. Así, de cómo interactuemos con la gente dependerá muchas veces nuestra reputación, que afectará al precio en las tiendas y al tipo de compañía que atraemos.

Cállate y recuérdame si somos amigos con derechos.

Después de despachar a Imoen, por fin podremos reunirnos con Gorion para salir de viaje. Desgraciadamente, al poco de anochecer, caeremos en una emboscada que habríamos visto a la legua si nuestro campo de visión no estuviera limitado a cinco metros.

Un tipo enorme con ojos rojos refulgentes, armadura oscura y que responde al original nombre de "figura con armadura" (Sarevok, según descubriremos luego; evidentemente, el malo de la función) llega acompañado por un grupo de monstruos y bandidos, y pide a Gorion que nos entregue pacíficamente. Por suerte, nuestro tutor no está por la labor de atender peticiones poco éticas y nos ordena que huyamos mientras él cubre nuestra retaguardia con algunos trucos de Magia Borrás.

A la mañana siguiente, Gorion está más muerto que Chanquete y nosotros nos hemos quedado solos en el mundo… hasta que llega Imoen con ganas de aventura y se une a nosotros. Lo mejor es seguirle la corriente, porque no conviene aventurarse en solitario por los Reinos Olvidados. Además, las noches en la Costa de la Espada son frías y el rollo amiga de la infancia suele dar mucho juego en la literatura fantástica. O al menos en los libros de la Dragonlance. No es que yo me los haya leído, claro. Ja, ja, ja. Qué malos son.

Pues se ha quedado buena noche, ¿no?

A partir de este punto, seremos libres de ir adonde nos plazca. Podríamos, por ejemplo, hacer caso de la última recomendación de Gorion y continuar hasta la posada del Brazo Amigo para reunirnos con un matrimonio con el que el viejo mago probablemente quedaba de vez en cuando para jugar al Scattergories, o volver al lugar de la emboscada, renunciar a cualquier principio ético elemental y saquear el cadáver de Gorion.

Siempre me gustó ese cinturón.

Sin embargo, la historia del juego es lo de menos, porque no solo es simplona, sino que tardas nada y menos en mandarla a hacer puñetas para concentrarte en el centenar de misiones secundarias que van surgiendo a medida que recorres la Costa de la Espada de los Reinos Olvidados: recuperar unas botas robadas, encontrar al perrito extraviado de un demonio del inframundo, devolver a la normalidad a un mago transmutado en pollo, llevar un cadáver a un nigromante para que pueda continuar sus estudios…

Hay tanto que hacer que es una suerte que todos los objetivos que se nos van presentando se anoten automáticamente en nuestro diario junto con otros hechos de menor o mayor interés.

Mi Conan tiene la edad mental de un niño de doce años.


Combate


Hasta ahí tenéis un poco la introducción y los primeros pasos del juego. Lo siguiente es aprender a combatir. Y si sois tan idiotas como yo, es probable que vuestro primer combate sea contra un oso que solo paseaba tranquilamente por el bosque en busca de cestas de comida traídas por campistas despistados hasta que decidisteis atacarle por pura diversión. Advertencia: vuestro héroe no tardará mucho en tener que recoger su bazo del suelo si escogéis vuestras peleas a tontas y a locas.

El sistema de combate puede parecer complejo a primera vista, pero por suerte para los que no tenemos ni idea de rol, el juego ejecuta las tiradas de dados automáticamente y nosotros solo tenemos que elegir las estrategias más adecuadas para cada enemigo y momento. Por ejemplo, lanzar hechizos explosivos en habitaciones de cuatro metros cuadrados puede ser la monda, pero no es la decisión más inteligente que podemos tomar si queremos salir de una pieza de allí.

No me voy a extender a este respecto, y solo os voy a recomendar que no os cortéis dando al pausa para elegir vuestras acciones y objetivos con cuidado y que os lavéis los dientes antes de acostaros. Tampoco os cortéis con el hilo dental, evita la acumulación de sarro.

El lobo terrible ataca a su presa (léase con la voz de Félix Rodríguez de la Fuente).


Eligiendo la compañía


Otro de los puntos cruciales y que más quebraderos de cabeza puede provocar es formar un grupo. Salvo que conozcáis de antemano las reglas de Dragones y Mazmorras u os guiéis por criterios sencillos del estilo "elegir al que más mola", probablemente lo paséis tan mal como yo para decidir qué personajes son dignos de acompañaros.

Contando las tres incorporaciones de la Enhanced Edition, hay un total de 28 personajes reclutables y solo podemos llevar con nosotros a cinco al mismo tiempo, esto es, un máximo de seis personajes contando al protagonista, de tal forma que cuatro puedan jugar al mus mientras la pareja oficial de la pandilla se pega el lote en el dormitorio de al lado.

Enseguida os daré algunos conejos.

Perdón, consejos. Borraría todas las erratas, pero a veces son tan graciosas...

A ver, chicos, cuando yo diga que vayamos a un punto, no quiero ver a nadie dando la vuelta a todo el puñetero mapa por no saber caminar en fila india, ¿entendido?

Nuestro grupo debería ser equilibrado, tanto en lo que se refiere a su alineamiento, como a las clases de los personajes. Yo no acabo de ver un equipo formado por ladrones y bardos, aunque supongo que se parecería bastante a la SGAE.

En cuanto al alineamiento, no es difícil suponer que a un gnomo desequilibrado convencido de que dominará el mundo no le apetecerá viajar con héroes y gente de buena reputación, igual que hay personajes tan contrapuestos que, aun formando parte del mismo grupo, podrían llegar a la manos si los juntamos mucho tiempo. Por lo tanto, debemos hacer como si acabáramos de llegar a un colegio nuevo donde nadie nos conoce y decidir desde el principio si iremos de buenazos, de pasotas o de malotes. Esto nos ayudará a descartar a posibles compañeros en favor de otros y nos ahorrará tiempo.

Este nigromante con mirada extraviada que se mordisquea las uñas inspira confianza.

Ahora bien, lo más complicado a la hora de formar un grupo son las clases, porque o bien uno sabe de antemano qué está buscando exactamente, o bien improvisa sobre la marcha.

Como ya he dicho antes, yo no tengo ni pajolera idea de Dragones y Mazmorras, y si no fuera porque el juego no me lo permitía e intuía que mis preferencias personales no me llevarían a buen puerto, hubiera optado por un equipo de seis bárbaros barbudos sedientos de sangre. El motivo es evidente: si tengo que elegir entre a) diseñar una estrategia de combate a medio plazo, pensando cuál será el hechizo más apropiado para cada situación, o b) arrojar a una horda de salvajes malolientes contra lo que sea que se les ponga por delante hasta que solo quede pulpa en mitad del camino, siempre escogeré la segunda opción. Es cuestión de pereza.

En cualquier caso, formar un grupo requiere cierta reflexión y, desafortunadamente, yo solo contaba con la serie de dibujos animados de Dragones y Mazmorras y su famosa canción por toda referencia: "Tú el bárbaro, tú el arquero, acróbata, magos y el caballero". Aprovecho para recordaros que ni siquiera había dos magos, sino un mago y una ladrona con una capa de invisibilidad; pero, claro, estaba muy feo aquello de que una de las heroínas, además de pelirroja, también fuera una mangante. Demasiado mal concentrado en una sola mujer.

Después de arduas reflexiones, y tras sufrir algunas lamentables deserciones, estos fueron los miembros que acabaron viajando con mi aguerrido Conan:

Kivan, un explorador elfo obsesionado con cazar bandidos y que se pondrá bastante pesadito si no lo hacemos. En su retrato se le ve sosteniendo un arco, así que supuse que sería un buen arquero, no tan bueno como para derribar elefantes a flechazos en un despliegue de chulería la mar de peliculero, pero sí para acertar a un blanco a veinte metros. Por suerte, la obviedad me condujo al acierto y Kivan es, efectivamente, el Green Arrow de Baldur's Gate, una máquina de matar a distancia que te sirve igual para un roto que para un descosido.

Imoen, amiga de la infancia del protagonista y ladrona de oficio. Ya la presenté antes y ahora puedo añadir que la única razón por la que no la dejé tirada más adelante en el juego es porque desde el primer momento tuve el presentimiento de que necesitaría a mi lado a alguien capaz de ayudarme en mi misión de reinversión de la riqueza en personas con poca predisposición al trabajo honrado. ¿Qué os puedo decir?, a Imoen se la da bien forzar cerraduras y hurgar en bolsillos ajenos.

Branwen, una sacerdotisa guerrera que se gana la vida trabajando como la Mujer Petrificada en una feria hasta que rompemos el encantamiento con un pergamino mágico, dando al traste con el negocio del feriante y privando de sustento a su familia. No creo que Branwen sea especialmente competente como guerrera, pero cumple de sobra como sanadora y yo soy demasiado vago como para buscarle un sustituto. Se da un aire a Cristina Tarrega.

Neera, una maga caótica a la que decidí salvar de un secuestro con la esperanza de que luego se aviniera a echar un polvete rápido con Conan, porque esta es la única lección que saqué en claro de la película Deathstalker. La cosa no salió exactamente como yo esperaba, pero dado que en ese momento aún no tenía un mago en el grupo y me priva el pelo platino, la chica elfa se hizo con el puesto. Es uno de los tres personajes nuevos de la Enhanced Edition.

Ajantis, un paladín de la Orden del Corazón Más Radiante decidido a acabar con las fuerzas del mal allá donde se encuentren y defender la verdad, la justicia y el estilo de vida americano. O algo así. El caso es que el pobre es un estereotipo con patas y un pelín fanático para mi gusto, pero siempre es un placer verle liquidar monstruos con su espada bastarda, reventándolos en mil pedazos en pos de la justicia. Además, cuando hace equipo con Conan, solo tengo que apuntarlos hacia lo que hay que matar y esperar a que los cadáveres se apilen en el suelo.


Los Fosos Negros


Y por si toooodo lo anterior no fuera suficiente (mira que sois exigentes) o ya tenéis el disco en su versión cretácica y creéis que la Enhanced Edition no os va a aportar nada nuevo, añadiré que aparte de los tres personajes nuevos y las mejoras técnicas, este edición cuenta con un modo extra de juego: los Fosos Negros, donde podemos enfrentar a un grupo de pipiolos de nuestra propia creación contra ronda tras ronda de enemigos sanguinarios hasta alcanzar la tan ansiada libertad y un lote de productos de limpieza para el hogar.

Por lo tanto, si rajar, escabechar, electrocutar y quemar a vuestros rivales os gusta más que explorar el campo escuchando el susurro del viento entre las flores, este es vuestro modo de juego ideal. En mi caso, me basta y me sobra con el modo principal, que ya es bastante largo y absorbente por sí solo; pero para gustos, los colores.

¡A muerte! Y no vale fingirla como la última vez.


Conclusión


No sé si lo que he dicho os ha servido o ayudado en algo, o solo os ha hecho bostezar como hipopótamos en el barro, pero si vais a quedaros con algún mensaje, que sea con este: Baldur's Gate es un juegazo para cualquiera con tiempo suficiente para disfrutarlo. Recomendado desde lo alto del Burj Khalifa, o, en otras palabras, altamente recomendado.

14 comentarios

  1. Mucho y muy bien había oído hablar del juego pero no pude jugarlo en su día, así que cuando lanzaron esta versión no me lo pensé y la jugué.
    Los gráficos me daban igual pero la jugabilidad no me gustó nada. Me pareció bastante ortopédica, ya podían haberla adaptado un poquito porque la sensación que me dio era que habían hecho compatible con los sistemas actuales la versión antigua Y YA.
    Llegué a la primera ciudad y a la tercera vez que les indiqué que fueran a un punto y uno se iba al quinto pino y otro a Cuenca lo dejé.
    Igual le tenía que haber dado una oportunidad pero ya digo, la jugabilidad me exasperó.

    ResponderEliminar
  2. El mejor juego de rol occidental sin duda! soy ultrafan y tengo las novelas que sacaron hace años! juas. La única pega de este lavado de cara es que no incluye las voces en español (desconozco si a día de hoy se pueden incluir descagándolas) Yo estoy rejugando al original con el parche de gráficos de BG2 :)

    ResponderEliminar
  3. PD: no llevar a Minsc en el grupo es pecado.

    ResponderEliminar
  4. Bubu llora porque no llevas a Minsc en tu grupo.

    El BG1 es un pedazo juegazo de rol, ya veras el 2 ese ya es lo mejor que ha hecho el hombre desde el renacimiento.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, BG y BG2 son dos juegazos como la copa de un pino, y me los jugué ambos y sólo me faltó la expansión del primero y el Throne of Baal para acabarme la historia.

    Pero Planescape: Torment es el mejor RPG ambientado en uno de los mundos de campaña de D'n'D. Lastimosamente nunca tuvo versión en español, pero se lo recomiendo a cualquiera.

    Y claro, si lo que les gusa es crear a cada uno d elos personajes de su partida. Icewind Dale 1 y 2.

    Por cierto, TDLB, que yo recuerde las características de tu personaje las podías elegir, no era necesario hacerlo al azar. O no da esa opción esta versión?

    No puedo creer que no hayas jugado con Minsc y Bubu, su hámster espacial gigante en miniatura!

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta magnifica, a ver si en verano le puedo echar un vistazo. Seguro que hay decenas de horas de juego. Todavia estoy con otro análisis tuyo, el Red Dead Redemption, ya voy por la mitad del juego.

    ResponderEliminar
  7. Una obra maestra, mejor si llevas a Minsc, es una pena que esta edición no venga con las voces en castellano, su doblaje es uno de los mejores jamás hechos.

    Yo tenía un truco para salir del Candelero con un nivel alto, nada más empezar atacaba al mago de la posada, casi siempre me mataba pero a veces se mataba a si mismo al lanzar un rayo y daba la experiencia, entonces guardaba el personaje y volvía a empezar el juego importando el personaje y volvía a repetir el mismo proceso hasta tener el suficiente nivel para que los primeros enfrentamientos no fueran un suplicio.

    Un detalle muy gracioso es que si hacías click muchas veces sobre los personajes o sus retratos estos se cabreaban o decían algo gracioso.

    ResponderEliminar
  8. El Chachi: Exaspera un poco al principio, pero te acostumbras. Hasta tiene su gracia.

    Elaine: Las novelas me gustaría verlas. Imagino que serán del estilo de la serie Dragonlance. Máxima calidad literaria, vamos.

    Vladek: No creo que llegue a jugar al segundo. Con uno tengo bastante.

    Jeral: Muchos títulos me recomiendas. Echaré un vistazo a todos ellos y elegiré uno. Ese Planescape tiene buena pinta.

    Los puntos puedes repartirlos como tú quieras, pero el número que te dan depende del azar.

    Mixtli1984: Decenas y decenas de horas. Te vas a hartar.

    Anonimatus: Yo es que soy un buenazo, y solo mato por el bien de muchos. O por accidente. Lo segundo ocurre con relativa frecuencia.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Ja ja ja, Elaine - no he podido aguantarme y es que me ha hecho mucha gracia lo de "descagándolas".

    Yo me acuerdo cuando jugue, un amigo me dijo como encontrar un anillo que estaba escondido en un punto exacto (me costo muy mucho encontrarlo sin youtube hace tantos anyos... http://www.youtube.com/watch?v=Uo5BxlyxGX4).

    Genial articulo, como todos!

    ResponderEliminar
  11. has tenido que instalar algún parche para que el juego funcionara bien? yo he instalado solo el juego y me va muy lento, como intermitente.

    ResponderEliminar
  12. Aqui les dejo mis gameplays de Baldur Gate, por si alguien quiere verlos

    http://www.youtube.com/watch?v=JpOolEGf_Bo&list=PL2BE36890B610D5AE

    ResponderEliminar
  13. Muy amena y divertida la lectura.

    Neera: SEMIELFA!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. para mi uno de los mejores juegos para PC de la historia ( no digo el mejor, xq no e jugado a todos) que mas decir,esta en steam rebajadisimo y no e podido evitar comprarlo, y a estas horas paro.
    Muy bueno el analisis del juego, me he reido mucho y comparto muchas de las cosas cosas que dices.

    alomejor xq no as jugado con las voces en castella no pero... estoy totalmente de acuerdo con la mayoria respecto a Mins.

    - A los Ojos Bubú a los ojos!!

    ResponderEliminar