19 de junio de 2013

Juego de Tronos: Mhysa

Se terminó. Punto final. Una temporada más se cierra y la producción de una cuarta comienza el mes que viene.

Supongo que esta es una buena noticia para cualquiera que estuviera hasta las narices de leer estas entradas. Otros, la mayoría espero, las echaréis de menos. Yo, por mi parte, me lo he pasado como un enano estos últimos meses, tanto viendo los episodios, como escribiendo sobre ellos.

Hasta tal punto me he divertido que incluso me he planteado si repetir el esquema que he seguido esta temporada con las dos temporadas anteriores. De momento lo he descartado porque eso requeriría tantos fines de semana de trabajo como episodios hay, y me gustaría embarcarme en otros proyectos y afrontar nuevos retos con el blog.

Vale, es mentira, seguiré escribiendo la mierda de siempre. Lo que ocurre es que soy un vago y me da pereza. Demandadme.

El mensaje con el que quiero que os quedéis es que esta tercera temporada ha superado con creces a las dos anteriores y, a diferencia de lo que me sucedió con la segunda, no me han entrado ganas de darme un baño de burbujas en compañía de mi tostadora cada vez que me sentaba delante del ordenador a teclear como loco.

Con esto no quiero decir que el décimo y último episodio de la temporada sea la repanocha y los ojos me hicieran chiribitas viéndolo, porque pese a sus excelentes diálogos y su capacidad para entretener, está lejos de ser brillante o sorprendente y, desde luego, no aspira a compararse con Las lluvias de Castamere. Es más, por primera vez desde que empezó la serie, el cierre de temporada ni siquiera tiene un final que nos deje con la miel en los labios y preguntándonos durante meses qué le pasará a tal o cual personaje. En definitiva, lo mejor que se puede decir de él es que pone punto y final a algunas tramas y nos permite iniciar un nuevo ciclo de historias que ni siquiera puedo imaginar a dónde irán a parar. Y eso es bueno.


En Los Gemelos


La masacre continúa más o menos donde la dejamos. Llamas en la oscuridad, alaridos... Me recuerda al último concierto que dio Metallica en Getafe. Al menos la masacre comenzó puntualmente.

Desde lo alto de las murallas, Lord Bolton contempla la carnicería que se desarrolla en el campamento de los Stark, pensando probablemente si será un momento muy inoportuno para escupir hacia abajo. Después de todo, ha tenido que subir muchas escaleras para llegar hasta ahí arriba.

Sandor Clegane monta a caballo con Arya insconsciente en brazos, birla un estandarte de los Frey para pasar desapercibido y atraviesa el caos en dirección a la salida. Si le preguntan quién es, supongo que responderá: "¿Yo? Yo soy un Frey de toda la vida, mi tatarabuelo fue uno de los gemelos originales. ¿El lema de nuestra casa?... Eeeh… ¿Saca la basura antes de cenar?".

Arya, por desgracia, tiene el don de la oportunidad y recobra el conocimiento en el momento justo para ver a un grupo de soldados Frey vitoreando al difunto Rey en el Norte, al que han montado a caballo cual Cid Campeador y convertido en un monstruo de Frankenstein, sustituyendo su cabeza por la de su lobo huargo, más o menos lo que hacía yo con todos muñecos He-Man y G.I. Joe cuando era un crío.

Por si el asesinato en masa no fuera ya bastante malo, ahora tenemos que añadir la profanación de cadáveres a la lista de crímenes de los Frey. ¡Qué ultraje! No obstante, les doy puntos por originalidad.

Hambriento como el lobo.

A la mañana siguiente, mientras las señoras de la limpieza se ocupan de arreglar el estropicio del salón preguntándose qué clase de fiesta habrá montado el señorito Walder, Bolton mantiene una reveladora conversación con el señor de la casa. Según parece, el Pez Negro logró escapar y Edmure ha pasado la noche de bodas en las mazmorras. Además, Walder se ha autoproclamado Lord de Aguasdulces mientras que Bolton es ahora Guardián del Norte. No sé qué clase de puesto es ese de "guardián", pero seguro que puede cobrar una barbaridad de impuestos.

Bolton dice no se va a mudar aún a Invernalia, porque está hecha una ruina y habría que hacer muchas reformas, aunque en el futuro no descarta construirse una chalecito, una piscina y una cancha de tenis donde antes estaba la fortaleza, o llamar a los productores de Tu casa a juicio. Cuando Walder le pregunta por lo sucedido al final de la segunda temporada, el recién nombrado Guardián del Norte le explica que los hombres del hierro traicionaron a Theon Greyjoy y que ahora su hijo bastardo Ramsey lo mantiene prisionero.

¡Ja! ¿No os lo dije? Sabía que mis deducciones eran correctas. El doppelgänger de Sam Gamyi era el hijo bastardo de Bolton. ¡No se me escapa una!

Bueno, tal vez una. ¿Recordáis que planteé la posibilidad de que Talisa fuera una traidora? Pues habida cuenta de que acabó hecha un colador, creo que está confirmado que me equivoqué. Por lo tanto, haré lo que debería hacer cualquiera que cometa un error: borrarlo el rastro y esperar a que todo el mundo se olvide. Sólo tengo que eliminar un par de líneas de aquel artículo y nunca habrá sucedido. Es como si tuviera en mi poder la máquina del tiempo del Doctor Muerte. Hago y deshago a mi antojo y no podéis hacer nada para evitarlo. Risa malvada. ¡Risa malvada! ¡MWAHAHAHAHA!

Estas alfombras va a haber que cambiarlas.

De camino a Casar de Escalona o hacia donde quiera que vayan porque nadie ha compartido la ruta conmigo, Sandor y Arya pasan al lado de un pequeño grupo de soldados Frey que comentan los eventos de la noche alrededor de una hoguera. Uno de ellos se burla de Catherine e imita cómicamente los sonidos que hizo cuando le cortaron la garganta, y también alardea de ser uno de los responsables de unir la cabeza del huargo al cuerpo de Robb, porque hay que ser muy macho para saber coser. (Por cierto, ¿sabéis que yo hacía petit point en el colegio? Es un misterio que pueda caminar con los huevos tan grandes que tengo.)

Arya se apea del caballo y, con carita de Heidi de los Alpes, se acerca a los hombres y les ofrece la moneda que le dio Jaqen H'ghar a cambio de que la dejen calentarse junto al fuego y compartan con ella su comida. Cuando el Jerry Seinfeld del grupo hace amago de coger la moneda, Arya la deja caer así como quien no quiere la cosa, y en cuanto el hombre se inclina para recogerla, se lanza sobre él como una fiera y lo apuñala concienzuda y repetidamente con un cuchillo que le ha birlado al Perro sin que éste se dé cuenta. ¡Ya es toda una ladrona/asesina caótica buena de nivel 8 por lo menos!

El problema es que hay otros tres hombres atónitos pero armados a los que debería haber prestado atención. ¡No se puede acuchillar a tontas y a locas, hombre! Menos mal que el Perro está en todo y avienta a los tres tipos del mundo de los vivos en un periquete.

La escena tiene bastante importancia, porque este es el primer hombre al que Arya asesina. Es evidente que una niña pequeña no puede pasar tanto tiempo alejada de sus Barbies y sus cocinitas sin que en algún momento se le vaya la pinza, y nuestra chiquilla ha perdido la inocencia y está a punto de embarcarse en un viaje para el que no hay billete de vuelta.

"Valar morghulis", dice Arya, recuperando su moneda del suelo. ¿Recordáis lo que significa esa expresión en valyrio antiguo? No, ¿verdad? Qué cabeza la vuestra. Significa "Necesito suelto". ¿Qué pasa?, no todas las máquinas de vending de Poniente dan cambio y nunca se sabe cuándo te entrará antojo de una barra de Huesitos.

Abuelito, dime tú… por qué tengo las manos cubiertas de sangre.


En Fuerte Terror


Lo primero que ve Theon al recuperar el conocimiento en su cruz es a Ramsay, el hijo bastardo de Bolton, comiendo una enorme salchicha. Se mire por donde se mire, ingerir alimentos con forma fálica delante de Theon es un gesto muy poco apropiado teniendo en cuenta que sólo hace tres episodios que Ramsay y sus sicarios operaron a su huésped de fimosis y se pasaron tanto con la tala como cortos se quedaron con la anestesia. Es tan sutil como cascar nueces a pares.

Alfie Allen ruega a su sádico carcelero que se deje de juegos y lo mate de una vez, porque cuando estudió arte dramático en el Fine Arts College de Londres no lo hizo para pasarse toda una temporada gimoteando semidesnudo y atado a una cruz. Pero Ramsay ignora las súplicas del actor y le da un nombre más acorde con su actual condición: "Hediondo".

Es un nombre con gancho, eso hay que admitirlo. Además, Fétido ya estaba pillado.

Las salchichas gordotas hacen sentir violento a Ned Flanders.


En Pyke


Uno de los detalles que frustraron a muchos seguidores de Perdidos es que después de aguantar durante seis años las memeces del Damon Lindelof (guionista también de Prometheus), al final de la serie seguía habiendo muchas preguntas sin respuesta. Aquí ocurre todo lo contrario: si os preguntabais, por ejemplo, qué hizo Ramsay con la pilila saltarina de Theon después de rebanársela, ahora ya lo sabemos: enviársela a su padre en un cofre. Yo me pregunté lo mismo cuando me quitaron las amígdalas y el médico, ni corto ni perezoso, me las trajo en un botecito. Nunca hagáis preguntas para las que no queráis saber la respuesta.

A pesar de todo, Balon Greyjoy no piensa retirar a sus hombres de las tierras que ha conquistado en el Norte por mucho que los Bolton amenacen con mandarle más partes de su hijo por correo urgente, especialmente ahora que Theon carece del equipamiento necesario para darle un nieto.

Sin embargo, Yara opina de forma diferente y reúne al grupo de asesinos más letales y feos de Pyke para rescatar a su hermano pequeño. He aquí una aventura que estoy deseando ver. Yara for president.

Una postal hubiese bastado.


En Desembarco del Rey


Tyrion y su esposa Sansa pasean por los jardines de la Fortaleza Roja, charlando afablemente sobre esconderle caca de oveja a la gente en el colchón y descubriendo, para su sorpresa, que tienen más en común de lo que aparentan (su restaurante favorito es T.G.I. Friday's y les encanta la teleserie Dallas). Podrick interrumpe la conversación para comunicar a su menudo señor que el Consejo se ha reunido.

Las noticias de la muerte de Robb Stark han llegado a palacio y Joffrey no cabe en sí de gozo. ¡Es como un niño en la mañana de Navidad!, si ese niño hubiese pedido el set de tortura del marqués de Sade y estuviera como un cencerro, quiero decir. El rey endogámico incluso está ocurrente: ¿Por qué encargar aburridos canapés en su banquete de boda cuando puede servir a su antigua prometida la cabeza de su hermano en bandeja?

Sin embargo, el Gnomo no está dispuesto a dejar que sirvan a su esposa alimentos con trazas de gluten y lobo, y reprende una vez más a su sobrino. Joffrey se coge una de sus acostumbradas rabietas, harto de que nadie le tome en serio, y se encara con su abuelo Tywin, que, con su calma habitual, envía a su nieto a la cama sin cenar. No es una de mis bromas, es exactamente lo que hace. La ficción supera a la hiperficción.

¡No es justo! ¡A Tommen le han dado galletitas TostaRica con dibujos de Geronimo Stilton!

Después de la reunión, Tyrion se queda a hablar con su padre, que, como todos suponíamos, fue el titiritero que movió los hilos de los siniestros eventos acaecidos en Los Gemelos.

Aunque sus acciones pueden ser reprobables, Tywin dice que con su confabulación judeomasónica ha evitado la muerte de miles de hombres y que todo lo ha hecho siempre por el bien de los Lannister. ¿Recordáis cuando compró aquel tocadiscos para escuchar sus vinilos de Perlita de Huelva, o el día que hizo trampa al Hundir la flota? Eso también lo hizo por su familia.

Tyrion, tan suspicaz como de costumbre, le pregunta si realmente ha antepuesto a la familia a sus intereses personales alguna vez, a lo que Tywin responde que se aguantó las ganas de arrojarlo a un contenedor de residuos tóxicos el día que nació.

¿Recordáis lo que os dije sobre no preguntar un poco antes? Anotadlo por si acaso.

Es usted un hombre malo, Tywin Lannister, muy malo.

En una terracita la mar de mona con vistas al mar, Varys ofrece a Shae un saquito de diamantes para que se marche de Desembarco del Rey e inicie una nueva vida lejos de intrigas palaciegas, tejemanejes cortesanos y culebrones medievales.

Varys le dice que mientras ella permanezca en la fortaleza, Tyrion estará en peligro y no podrá concentrarse al 100% en sus deberes públicos; pero Shae rechaza el "regalo" y responde que si Tyrion quiere que se esfume, tendrá que pedírselo en persona. ¿No le vale un mensaje de Whatsapp?

La verdad, Shae me crispa los nervios y no veo el momento de que los guionistas se la quiten de en medio para poder olvidarme de su constante cara de mosqueo. Preferiría que la despacharan al viejo estilo de Poniente a verla tomando el sol en la cubierta del buque Caribbean Princess, pero a estas alturas cualquier solución me vale. Sibel Kekilli debería regresar a la industria que la dio a conocer.

Ojalá fuera su finiquito.

Todos estamos de acuerdo en que Tyrion ya estaba jugando en dificultad Hurt me plenty en el asunto ese de sacar adelante su matrimonio con Sansa, pero ahora que su propio padre ha conspirado para liquidar a su yerno y teniendo en cuenta que su sobrino va por ahí encargando cabezas a domicilio, las probabilidades de que Sansa abra las piernas y ovule nada más verlo son casi nulas. Dicho de otro modo: ha pasado a jugar en nivel Nightmare!

De todos modos, Cersei recomienda a su hermano que deje preñada a Sansa cuanto antes, porque eso hará a la muchacha más feliz que una perdiz. A la reina le funcionó a las mil maravillas, porque sus hijos (y el alcohol) son la única razón por la que no se tiró por la ventana hace mucho tiempo. Sí, incluso Joffrey le da felicidad.

Están locas esas madres.

Los sapos lo tienen más fácil para llevarse el gato al agua que Tyrion.

Después de un largo viaje desde Harrenhal, Jaime, Brienne y Qyburn llegan a Desembarco del Rey. En las calles, nadie parece reconocer a Jaime, supongo que porque desde la primera temporada ha cambiado de look: se ha dejado crecer la barba, ha perdido una mano, viste con harapos y está más sucio que el palo de un gallinero.

El Matarreyes se dirige directamente a la Fortaleza Roja y entra en los aposentos de su hermana, en plan visita sorpresa. Cersei lo mira primero ilusionada y luego confusa, como con cara de tener gases, porque la última vez que lo vio juraría que su hermano tenía dos manos y no olía a cochambre. Y aquí se corta la escena, sin diálogo alguno.

Hala, ¿y ahora qué? ¿A esperar casi un año para ver cómo se resuelve el encuentro? No hay justicia en el mundo de la televisión. Incluso me estoy planteando empezar a leer Tormenta de espadas este verano y salir yo mismo de la duda. Si no fuera por sus 1.110 páginas…

Se te acabaron las noches frías, nena. He vuelto.


En el Fuerte de la Noche


Ya junto al Muro, Bran, su inseparable amigo Hodor y los hermanos Reed deciden acampar en el Fuerte de la Noche, un castillo ruinoso, oscuro y desolado en el que no me atrevería a hacer pis sin que alguien me acompañara y tararease alguna canción de Parchís mientras aligero la vejiga. Todas menos Don Diablo.

Aprovechando el ambiente, y aun a falta de una linterna que ponerse bajo la barbilla, Bran cuenta al grupo una historia de terror sobre un cocinero al que, como castigo por matar a sus huéspedes, los dioses convirtieron en una rata tan glotona que no podía evitar comerse a sus propias crías. No me pongáis cara de asco, que seguro que todos habéis pisado alguna vez un McDonald's o un Burguer King; a ver si os creéis que a esos precios os sirven ternera de Kobe.

Gracias a mi inigualable agudeza, entiendo que lo que los guionistas quieren transmitirnos con esta historia, contada casualmente tras la Boda Roja, es que los dioses van a meter un multazo de impresión a Walder Frey por no respetar las reglas más elementales de hospitalidad. No veo el momento de que eso suceda; la justicia divina es una brillante invención humana.

… y entonces ¡el gobierno subió el IVA!

Más tarde, esa misma noche, Sam y Elí llegan al fuerte y sorprenden al grupito de Bran durmiendo a pierna suelta. A pesar de que es difícil pensar que un tipo rollizo con cara de bonachón y una chiquilla que lleva en brazos su bebé recién nacido puedan suponer una amenaza, todos se ponen a la defensiva ante la entrada de estos desconocidos y no relajan esfínteres hasta que Sam no ve al lobo huargo e identifica a Bran como el hermano de Jon y al gigante como Hodor. A continuación, Sam se presenta como un miembro juramentado de la Guardia de la Noche y amigo de Jon. Qué modesto. Yo mencionaría mi trayectoria como asesino de caminantes blancos.

Bran explica a Sam que se dirigen al otro lado del Muro, porque les han recomendado un restaurante muy bueno en lo alto de los Colmillos Helados, con unas vistas espectaculares al Bosque Encantado, y no quieren dejar de verlo. Eso o que persiguen a un cuervo de tres ojos, lo que os resulte más creíble.

Sam, manifestando su utilidad por segunda vez desde que lo conocimos, les indica dónde está el pasadizo secreto que atraviesa el Muro, evitándoles así que protagonicen escenas de máximo riesgo como Jon, y también les entrega varias armas de vidriagón, porque como decía aquel viejo eremita en el primer Zelda de la NES: "It's dangerous to go alone… Take this!".

Vaya sorpresa, ¿no? Es un alivio saber que cuando Sam dejó atrás su daga después de apuñalar a aquel caminante blanco ávido de bebés (leedlo aquí), no lo hizo por ser un cretino marsupial como yo creía, sino porque iba cargado con todo un arsenal de vidriagón y le daba igual extraviar una daga o dos. ¿Podré empezar ya a respetarle? ¿Será este el comienzo de una hermosa amistad?

Hodor me ha salido cabezón.

Paréntesis: Leyendo un poco acerca del episodio en otras páginas web, me he enterado de algo que ocurre en las novelas de George R. R. Martin y que han obviado en la serie. Si fuera una tontería, no lo mencionaría, pero no es el caso.

En Tormenta de espadas, a Sam y Elí los salva de los zombis un tipo presuntamente muerto y vestido de negro ¡que cabalga a lomos de un alce! La pareja, que sufre una carencia alarmante de originalidad, le apoda Manosfrías, porque tiene las manos frías.

¿Quién es en realidad ese Manosfrías? Podría ser Benjen Stark, un nazgul extraviado o Santo Tomás de Aquino reencarnado, eso da igual; lo importante, repito, es que este es su aspecto:


Por eso no me leo los libros hasta haber visto la serie, para no sentir el peso de la decepción sobre mis hombros.


En el Norte


Jon Nieve hace una parada técnica junto a una charca para repostar y, al darse la vuelta, ve a Ygritte apuntándole con su arco. ¡Eres un maestro borrando tu rastro, Jon Nieve! El chico le dice que aunque ella siempre diga que no sabe nada, sabe que él la quiere, que ella le quiere a él y que por eso le va a dejar irse a casa a ver la tele y tomarse una cerveza. Y aquí paz y después gloria.

Lógicamente, para demostrar que un hombre jamás puede tener razón cuando discute con una mujer, Ygritte le dispara repetidas veces mientras él trata de huir a caballo. Con un margen de error del 0%. Jon Nieve no sabe una mierda.

Estarás de broma, ¿no? ¿Me vas a obligar a ponerte ojitos de John Belushi?


En el Castillo Negro


Sam y Elí llegan al Castillo Negro en un tiempo récord y se reúnen con el maestre Aemon para contarle todo lo que ha sucedido mientras estaban de excursión… y hacer algún chiste a costa de su ceguera. No intencionadamente, por supuesto; son sólo descuidos. Intencionadas, en cambio, fueron las bromas que gastamos una vez a una compañera del trabajo a la que se le infectaron los ojos y, al final, se pasó casi un mes de baja. "Ándate con mucho ojo", "Tienes un ojo clínico para estos asuntos", "Ayúdame con este tema, por favor. Más ven cuatro ojos que dos", "¿Qué tal has dormido? Parece que no hubieras pegado ojo", "Eso seguro que lo resuelves en un abrir y cerrar de ojos"… Ya sé que voy a acabar en el Infierno, no hace falta que me lo recordéis.

Como salta a la vista la gravedad del asunto, el maestre Aemon dicta a su ojito derecho una carta dirigida a todos los grandes señores de Poniente para que dejen de sacarse los ojos entre ellos y se unan para combatir contra los caminantes blancos. Ningún rey debería perder de vista quién es el verdadero enemigo, y ahora más que nunca tienen que estar todos ojo avizor, porque, como dice el refrán, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Lo siento. Una vez he empezado, no puedo parar.

¡Estoy ciego, Sam, no sordo! ¡Y ese ruido no lo ha hecho la silla al sentarte!

Poco después, Jon llega al castillo con el cargamento de flechas que le ha regalado Ygritte. Sam y Pyp lo trasladan a urgencias convencidos de que se pondrá bien. No hay nada que no arreglen un poco de amor, dos litros de sangre y un desfibrilador.

La próxima vez tráelas en un carcaj, hombre, que no son para llevarlas puestas.


En Rocadragón


Davos Seaworth, siempre tan buena gente, visita a Gendry en las mazmorras de la fortaleza, que siguen tan acogedoras como la última vez que las vimos. Para hacer buenas migas con el muchacho, el Caballero de la Cebolla le cuenta la historia de cómo llegó a ser un lord y le dice que, a pesar de su actual título, él también se crio en el Lecho de Pulgas, el barrio marginal de Desembarco del Rey.

La verdad, veo difícil congeniar con un chaval que, con independencia de lo que hayas sufrido en la vida, siempre podrá contestarte: "¿Ah, sí? Pues yo tuve una sanguijuela pegada a la polla".

Oye, ¿te ha dicho ya alguien que te das un aire a Jean Reno?

Más adelante, Davos continúa sus lecciones de lectura con Shireen, pero como ya está frito de las aventuras y desventuras de Aegon Targaryen, se pone a leer la correspondencia de Stannis, entre la que encuentra algunos requerimientos de pago del banco, dos o tres panfletos de comida china a domicilio y la carta del maestre Aemon. ¿La Guardia de la Noche necesita ayuda? Lo siento, pero ese asunto tendrá que esperar en la bandeja de temas pendientes, porque Stannis ha recibido la noticia de la muerte de Robb Stark y las matemáticas le dicen que si un poco de sangre equivale a un rey muerto, sacrificarlo a R'hllor debe valer por lo menos un escuadrón de F-14 pilotados por tiranosaurios.

¿Dejará el Caballero de la Cebolla morir a un inocente? ¡JAMÁS! Esa misma noche, aprovechando que la vigilancia deja mucho que desear, Davos libera a Gendry de su celda y le proporciona un bote para que pueda huir a un lugar mejor o, al menos, a un lugar en que las mujeres sólo le chupen la sangre metafóricamente.

Quizá debería haberle advertido de los tiburones blancos y los remolinos gigantes.

Stannis se entera de la fuga y condena a su Mano a muerte, porque, claro, tiene tantos aliados que perder al único beato con dos dedos de frente que aún le sigue es una idea brillante. Davos le enseña entonces la carta del maestre Aemon y le dice que va a necesitar su ayuda si lo que dice la carta es cierto. Claro, Davos, ¿quién si no va a salir despedido al océano la próxima vez que vuelen por los aires su nave capitana para perderse toda la batalla?

Sorprendentemente, Melisandre consulta al fuego (555-FIRE) y da la razón al Caballero de la Cebolla. La Guerra de los Cinco Reyes no vale un pimiento y hay que concentrarse en la amenaza que suponen los caminantes blancos. Además, el papel de Davos en ese nuevo conflicto será crucial.

Stannis se ríe ante la ironía de que el dios en el que Davos nunca creyó sea ahora el mismo que le salva la vida. Sí, es la monda. No me reía tanto desde que vi Dos caraduras en crisis.

Veamos... 1 pierna de cordero, 3 cebollas, 1/2 litro de cerveza…


En Yunkai


A una distancia prudencial de los muros de la ciudad, Dany y su ejército observan salir a los esclavos de los yunkai'i, recién liberados por sus amos bajo la amenaza de ver arder su ciudad hasta los cimientos.

La multitud, formada por un montón de gente copiada y pegada por ordenador para hacer bulto, es abrumadora, y, por supuesto, no falta el tipo que lleva a una niña pequeña en brazos. En estos saraos, siempre hay alguien con un crío en brazos.

Missandei, que sabe mucho de lenguas pero no ha estudiado ciencia política, presenta a Dany por todos sus títulos, desde Madre de Dragones hasta Miss Pantene año 299, y dice a los esclavos que le deben su libertad, así que ya pueden espabilarse y adorarla como está mandado. Sin embargo, Dany no es una conquistadora al uso, como sí lo fue en cambio su tataratataratataratataratataratataratataratataratatarabuelo, y se dirige a a la muchedumbre para decir que no puede darles lo que ya es suyo y que son ellos los que deben luchar por su libertad.

Tras un incómodo silencio en el que sólo se echa en falta algún tosido, el gentío comienza a aclamar a Dany al grito de "Mhysa", que en ghiscari significa "madre". ¡Uf!, menos mal. Por un instante pensé que eran un grupo de seguidores de Jar Jar Binks. Gracias por la aclaración.

Dany se deja querer por las masas y, mientras la vitorean y la tratan como a una estrella del rock, sus dragones vuelan hacia lo más alto. ¡En 3D! O en 2D, que es todavía mejor.

¡Os quiero! ¡Habéis sido un público estupendo!

Fin de la temporada.

¿Opiniones? ¿Reflexiones? ¿Transferencias a mi cuenta corriente?

16 comentarios

  1. Te falto: "confiamos en ti ciegamente". Mis enhorabuenas por tu repaso de la temporada.

    ResponderEliminar
  2. lo único mas épico que la serie han sido tus resúmenes, y que sepas que me pienso guardar la imagen de Zelda

    ResponderEliminar
  3. Muy buen resumen para un capitulo regular, lo que yo llamo la calma después de la tormenta...

    y querrás saber como Cerseis recibe a Jaime :P créeme no le importa que huela a cloaca :D

    Esperare tus resúmenes para la temporada que viene.

    ResponderEliminar
  4. EXCELSIOR!!!
    El mejor resumen de Juego de Tronos de toda la web. O por lo menos de las páginas del internete que leo. Aunque ahora que lo pienso ninguna otra suele hablar de Juego de Tronos, sólo de animales peludos que hacen ruidos graciosos. Eeeh, bueno, da igual...
    Del episodio me quedo con Danny siendo manoseada vilmente por un montón de extras desnutridos (ay, si yo hubiera estado ahí, madre de Dragones, Rompedora de Cadenas, etc..), de que el único personaje realmente positivo de toda la serie es Jean Reno y que debería releerme los libros (todos ellos) porque no recuerdo nada de un encapuchado a lomos de un ciervo, si acaso de dos enanos y un anillo y una especie de montaña, pero lo del ciervo no me suena nada, de nada.

    ResponderEliminar
  5. Excelente reseña. Sólo resta destacar la tortura que aplican al "hijo" de la sal y Hierro y más con esa salchicha de puerco.
    La dupla perro-Madeleine Stark siempre destacable y aún puede explotarse esa unión.
    Los Lannister y sus problemas de primer mundo: casate con cualquier fulano aunque no te guste, no funcione o sea homosexual: siempre y cuando convenga para darte poder y dinero.
    La Reyna de los Dragones aún no es protagonista, supongo que al final ella será el centro de atención.

    ResponderEliminar
  6. El recibimiento que le da Cersei a Jaime mola muchísimo mas en el libro y, creeme, deja el nivel de sacrilego de montárselo con alguien en una iglesia a la altura de el típico polvo matrimonial en la cama.

    Mola, gracias a tus entradas vas a popularizar el Casar de Escalona ¡¡Hasta podrán decir que sale en un blog!! deberias reclamar comisión por ello, les estás haciendo mas publicidad que la que nunca les hizo nadie.

    Por cierto ¿soy el único que pensó que Ramsay le estaba haciendo una felación post morten al mini-yo de Theon, antes de que este aclarase que la salchicha era de cerdo?.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, el material de esta temporada era del mejor del libro, y la HBO ha estado a la altura. Grandísima temporada, y bastante bien también los cambios que han introducido con respecto al original.

    Y, por supuesto, un placer divertidísimo leer todas tus entradas... una rutina de cada miércoles.

    ResponderEliminar
  8. Jorge Cook: De donde vinieron esas expresiones hay más, ¡muchas más!

    enrique: Gracias por valorar los fotomontajes. Llevan más tiempo de lo que parece. Especialmente porque algunos parecen una mierda pinchada en un palo.

    José Correa: Espero estar a la altura de la próxima temporada. ¿O era al revés? Sí, al revés.

    David: Lo del encapuchado lo cuentan Sam y Elí de pasada, según tengo entendido.

    M@anchitas: Eso no era tortura ni na'. Tortura is a trabajar con traje con 37º C.

    Fénix: ¿Un recibimiento semejante sin una mano? Qué tío el Jaime, yo sin mis dos manos no soy nadie.

    En cuanto a Casar de Escalona, ya te dije que lo utilizaría. Y cumplo mi palabra en un 26% de casos.

    eter: Debía ser la rutina del jueves. Esta entrada se me ha escapado.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, que sepas que por tu culpa, y de las carcajadas que me has provocado, me han despedido de la Consellería con un expediente disciplinario... Pero como decía Gila... "Y lo que nos hemos reido!" :-D

    Sólo matizar que creo que Rob es el cuñado de Tyrion, no su yerno.

    En cuanto a los donativos... Te los has ganado, pero tendrás que esperar a que me readmitan en la Conselleria o que encuentre trabajo de gigoló, lo que pase antes...

    Felicidades por una gran temporada de reviews (y por los otros posts también... incluso muchos de los de He-Man! ;-) )

    ResponderEliminar
  10. Muy buen blog de visita obligada semanalmente, te recomiendo los libros son mejores que la serie que por cierto matan a algún personaje que no muere en los libros y otros que se supone que sea quedado sin descendientes no es así.

    Como ya ha terminado la temporada, el verano ya esta hay y te gustan los comics te recomiendo el comic Fabulas es como juego de tronos pero con personajes de cuentos, y otro que esta muy bien es American Vampire, haber si te animas y lo comentas en el blog

    ResponderEliminar
  11. Se me ha borrado todo mi post de agradecimiento... Asíq lo resumo: DPM, TDLB.

    Por aquí seguiremos.

    ResponderEliminar
  12. A esperar otro años más tanto por tus excelentes comentarios como por la serie en si sisma.

    Respecto a lo de Arya vale la aclaración, para aquellos que no lo recuerden, que si bien el de este capítulo es el primer hombre que mata, ella cuando esta escapando en el momento que Ned es traicionado, ella le clava a aguja a un joven mozo de cuadras y presumiblemente lo mata. Técnicamente este sería su segundo asesinato.

    ResponderEliminar
  13. Juan Germán Socías Segura: Al trabajo se va a hablar de fútbol, leer el periódico y poner verde al ministro de hacienda, no a reír.

    Anónimo: Gracias por las recomendaciones, les echaré un ojo.

    Anónimo: ¿DOS Protected Mode? Eeh... ¿gracias?

    Daniel Blanco Soldi: Eso debería contar como muerte accidental. Esto es un asesinato a sangre fría. O más bien templada tirando a caliente.

    ResponderEliminar
  14. Hace unos dias, unos compañeros de trabajo estaban comentando esta serie y recomendandola a otro... y ahi recordé algunas de estas entradas y dije "ahh, esa es la serie es lo mejor, tiene porno medieval y un enano"

    por alguna razón a mis compañeros se les quitaron las ganas de seguir viéndola

    ResponderEliminar
  15. No viajes atrás en el tiempo para borrar tu deducción de que Talisa es una traidora, que el personaje equivalente a ese en el libro si que está en el ajo y no muere.
    Por otro lado, Manosfrías es bastante importante en el futuro.

    ResponderEliminar
  16. Hola Tipo de la Brocha, acabo de terminar de leer tus resúmenes de Juego de Tronos (de las tres temporadas), y he decidido que por mucho que sean las 4 de la mañana no podía simplemente cerrar tu blog sin dejarte al menos un comentario, porque la verdad es que te lo has currado muchísimo. Me encantan estas entradas, me he partido de risa más de una vez con tus comentarios y pies de foto y, si decides volver a hacerlo con la cuarta temporada, ten por seguro que aquí estaré yo leyéndolo.

    Un placer haberle encontrado por los confines de internet :)

    Elena

    ResponderEliminar