4 de noviembre de 2013

Polo Red: La colonia de 'El coche fantástico'

Si sois lectores habituales del blog, es probable que ahora mismo os sintáis algo confusos. ¿Qué hago yo hablando de una colonia? No me pega nada, ¿verdad? Es más, ¿por qué porras querría yo gastarme sesenta pavos en una colonia para pijos en lugar de invertirlos en tebeos viejos de los Ewoks o en alguna otra oscura tontería que sólo a mí se me ocurriría?

La respuesta está en el título de esta entrada: quien fuera que diseñara la compañía de marketing de la nueva fragancia para hombres de Ralph Lauren estaba pensando en El coche fantástico. Lo negarán si el anciano Glen A. Larson se levanta belicoso una mañana y decide demandarlos a todos, pero es cierto. Yo lo sé, ellos lo saben y vosotros también lo sabréis cuando terminéis de leer este artículo.

Jamás en mi vida aprenderé a valorar una colonia. Tengo muy buen olfato, pero no sé utilizarlo para distinguir un perfume de otro o apreciar mejor un buen vino. Sólo me sirve para oler los pedos de los demás antes que nadie y desear estar en otra parte cuando paso cerca de una pescadería. ¿Es eso un superpoder? No lo sé, pero algo me dice que Stan Lee no querrá escribir mi historia.

De pequeño juzgaba la calidad de las colonias por su envase. Por ejemplo, cuando tenías doce años, la colonia que venía con un tapón con forma de Son Goku era mucho mejor que la que llevaba al pato Donald dibujado en el bote. Mi criterio no ha cambiado con el tiempo, y la única diferencia es que ahora aprovecho las ofertas de los grandes almacenes para adquirir colonias decentes con envases genuinos en lugar de comprar la colonia con mi madre en la droguería del barrio, donde perdía más tiempo mirando embobado los antipolillas de Polil Cruz Verde que eligiendo con qué cubrir mi olor a suciedad de jugar en la calle.

Mi ignorancia odorífera me ha llevado a clasificar las colonias masculinas en sólo tres categorías: a) colonia de abuelo, rancia y reminiscente de un afeitado con alcohol; b) colonia de señor mayor, tan potente que parece estar ocultando un olor mucho peor; y c) colonia de hombre, la única que no me espanta y estoy dispuesto a usar.

Polo Red es una colonia  de hombre, y según la web Fragantica, huele a arándano rojo, pomelo, limón, café, ámbar, azafrán y madera, aunque yo no distingo uno sólo de esos aromas. Quizá sea porque en esa lista hay al menos dos frutas y yo apenas tomo fruta, sólo zumo y algún plátano ocasional cuando me siento un poco Donkey Kong. ¿Huele alguna colonia a plátano? Espero que no. Ya tuvimos suficiente olor artificial a plátano con los cromos de Los Fruittis. ¿Y alguien sabe a qué huele el ámbar? ¿Eso no es de donde sacaron a los mosquitos para reconstruir el ADN de los dinosaurios de Parque Jurásico?

Sí, el mundo del perfume es extraño y complejo.

Polo Red: La pinícula.

Como podéis deducir del título de la entrada y de la introducción, la única razón por la que me compré esta colonia es porque vi el anuncio por la tele y pensé inmediatamente en El coche fantástico, la serie de los años ochenta que lanzó a David Hasselhoff al estrellato e hizo soñar a millones de niños con un coche que hablaba y podía ser su amigo. Antes de ver la serie jamás pensé que el Peugeot 205 de mi padre pudiera ser mi amigo.


No sé cuál es la palabra más adecuada, si inspiración, homenaje o plagio, pero las referencias están ahí y son muy claras.

Para empezar, todo el anuncio dice años ochenta a gritos, y si vosotros no oís su voz, comprad bastoncillos y empezad a explotar la mina de cera que tenéis en el oído porque os vais a hacer de oro proveyendo al Madame Tussauds.

Si hicieran otra serie de El coche fantástico, el súper deportivo negro del anuncio, cuyo modelo desconozco porque mi oscurantismo no se ciñe al mercado de la perfumería, podría ser el nuevo K.I.T.T. De hecho, como reflejo actualizado del Pontiac Trans Am modificado que popularizó la serie de Larson en 1982, mola mucho más que el Ford Shelby GT500KR de la serie de 2008.


 photo polo-red-kitt_zpsb1bc8989.jpg

Y no se trata sólo del color del coche o de su diseño para altas velocidades, sino también del juego de líneas y luces rojas. Precisamente una de las señas de identidad de K.I.T.T., aparte de su sentido del humor y su capacidad para hacer surgir rampas de la nada, era su escáner frontal, un LED rojo cuyo movimiento iba acompañado de un sonido muy característico. En el anuncio no se imita el sonido, pero las luces rojas son clavadas.

Las luces se acentúan además en los carteles promocionales, en los que aparece una foto que podría servir de teaser para una nueva película de El coche fantástico.

¿Coincidencia? No lo creo.


 photo polo-red-escaner-kitt_zps87cf7937.jpg

El jugador de polo y modelo Nacho Figueras también guarda un gran parecido con el cruzado solitario Michael Knight, al que interpretaba un David Hasselhoff recién salido de los culebrones americanos.

Figueras y Michael son como dos gotas de agua separadas por treinta años de distancia y un peinado afro pasado de moda. Tienen más o menos la misma edad, son altos, morenos y muy machorros, y coinciden en el estilo de vestir. Incluso ponen los mismos morros serios cuando conducen su deportivo, aunque Michael sonreía más a menudo que el deportista argentino.

Incluso os diré que Alexandre Choueiri, responsable de un montón de marcas de lujo de cosmética y perfumería, define Polo Red como una colonia para "jóvenes atrevidos y amantes de las sensaciones fuertes"; una descripción que encaja como un guante con la de Michael Knight, "un hombre que no existe en un mundo lleno de peligros".

Y Michael también se llevaba a la chica al final de cada episodio.



Por último, quiero destacar el propio tono del anuncio. La relación entre el hombre y su coche, la sensación de libertad, la velocidad, el misterio... Todos estos elementos están presentes en este anuncio de minuto y medio, y ayudan a crear esa atmósfera que caracterizaba a los títulos de entrada de la serie televisiva. Luego los episodios eran tontos como ellos solos, pero casi nadie recuerda eso, porque hay que ser idiota o blogger para ver la serie de nuevo.

A la creación de esa atmósfera singular colabora igualmente la canción que suena de fondo: Cut Me Some Slack, en la que colaboraron Paul McCartney y los ex Nirvana para el documental Sound City. El tema es de 2012, pero podría haber sido un éxito de la década de los setenta, la época de esplendor del rock duro. "¿Pero El coche fantástico no se emitió en los años ochenta?", os preguntaréis. Sí, pero como todo aficionado a esta serie debería saber, las canciones que tomaban prestadas para los episodios solían ser precisamente de los setenta o de finales de los sesenta: Proud Mary de los Creedence, Don't Stop de Fleetwood Mac, Peaceful Easy Feeling de los Eagles... De hecho, la canción de McCartney y los ex Nirvana suena sospechosamente parecida al American Woman de Guess Who, de 1970.

No es el famoso "titirorí-titirorí-titirirorí", pero también nos vale.


A todo lo anterior hay que añadir que el público objetivo del producto son los hombres de entre veintimuchos y cuarenta y pocos años, que casualmente son los que vieron El coche fantástico cuando eran críos y ahora deberían ganar suficiente dinero para comprarse un pequeño capricho con el que ocultar su aroma natural.

Así pues, si alguna vez habéis soñado con oler como Michael Knight o el ambientador de K.I.T.T., Polo Red os da la oportunidad de hacerlo.

9 comentarios

  1. Hombre, oler como ellos, teniendo en cuenta la de horas que se tiraba dentro del coche con la chupa cuero...
    Con lo de los ingredientes a lso que huele me has recordado al episodio de Futurama en el que usan vómito de ballena como parte de una colonia..

    Tenía la duda sobre si el coche era el lamborghini aventador, y sí esa trasera es la de ese modelo. Creo que tengo demasiado tiempo libre si sé que coche es...

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo contigo en que ahora el marketing explota la "nostalgia" y la poca preparación psicológica e inseguridad que muchas generaciones del 82 pal real experimentan y buscan refugiarse en su burbuja que vivieron de niños....bueh! cada quien sus deducciones.

    Para que sea terrorífica la entrada unicamente habría que agregar la imagen famosa en donde está posando con sus pieles felinas o cuando sus borracheras lo hacían perder la dignidad.

    Hoy día casi cualquier auto y más los de GPS te hablan y pueden mantener una charla medianamente coherente(mejor que cleaverbot) con la voz ultramodulada que quieras.

    Aunque Yo "nostálgico" prefiero una nena de copiloto o de perdida al clásico copiloto que va contando sus choroaventuras y haciendo de abrebotellas y enciende cigarros.

    Curiosa entrada.

    ResponderEliminar
  3. Le comprendo: cuando era niño gustaba de jugar con el envase de la colonia de mi padre que asemejaba a un Chevrolet Corvette; para mí, mi padre no ha tenido mejor colonia en toda su vida. Sobra decir que lo acompañaba con una figurilla de Batman...

    Si quita el sonido del video de la colonia y pone de fondo esta cortinilla introductoria queda un resultado muy chulo.

    Y... vea esta colonia...

    ResponderEliminar
  4. Yo sólo puedo decir que la voz de KITT era la misma que la de Homer Simpson y el tio Gilito, y que yo he estado viendo los capítulos antiguos porque los han estado echando los domingos por la mañana en telecinco y entre Fernando Alonso y Michael Knight, no hay color amigo. ¿deberia empezar un blog?

    ResponderEliminar
  5. ¿Que los episodios del Coche Fantástico eran tontos como ellos solos?

    BLASFEMIA

    ¿Quién no recuerda los míticos combates a muerte entre Kitt y Karr?
    ¿O Goliath y el doble malvado de Michael Knight con perilla y bastón?

    Un solo enfrentamiento de esos valía más que ver a un miembro del Equipo A herido de bala.

    BLASFEMIAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  6. Con 60 pavos me compro unos pantalones de Pull&Vezar una camisa de cuadros de Indise y todavía me sobrarian 20 euros para dos botellas de Vodka y un DVD de Doulph Ludgren,lo que posiblemente sea una noche medianamente buena.....lo peor es que seguramente me compre esa colonia por Navidad XD

    ResponderEliminar
  7. Bueno, veo que ha prolongado tu temporada de terror un poco más este año.
    Por si no hubiera suficiente horror con un Hasslehof en el mundo ahora llega su sucedáneo revival.
    Oh el horror!!!
    :-)

    ResponderEliminar
  8. Victor: No importa qué coche sea. Mola un puña'o.

    M@nchitas: Te equivocas en una cosa: Hasselhoff nunca tuvo dignidad que perder.

    LacraESECEFE: Esa colonia no debería existir.

    krol con k: Empieza un blog.

    Doctor Müller: Yo he recapitulado episodios de esos que mencionas. Sé de lo que hablo.

    Anónimo: Qué buena compra has planteado. La secundo.

    Juan Germán Socías Segura: Qué bien suena eso de sucedáneo revival. ¿Puedo utilizarlo?

    ResponderEliminar