14 de abril de 2014

Juego de Tronos: Dos espadas

El domingo pasado se estrenó la cuarta temporada de Juego de Tronos con el episodio titulado Dos espadas, que Canal+ emitió menos de 24 horas después subtitulado en castellano. Yo lo he visto cuando he podido, que ha sido más tarde de lo que me habría gustado.

Además, como quería seguir sorprendiéndome a medida que avanza la serie, durante estos últimos meses he evitado a toda costa ver cualquier tipo de avance de la nueva temporada. Para mitigar el mono, lo que sí hice antes fue terminar de leerme el segundo libro de la saga, Choque de Reyes, y lo he hecho después de tenerlo tres años circulando entre la estantería, la mesita de noche, la mesa del salón y el cuarto de baño, donde finalmente lo terminé junto con el papel higiénico. Todavía no he empezado a leerme Tormenta de espadas, pero es que los libros de George R. R. Martin son más pesados que una vaca en brazos. Yo les metía tijera hasta reducirlos al formato de la edición naranja de Barco de Vapor. Creo que el Caballero de la Cebolla sería el protagonista y a la vez el título perfecto para un cuento infantil.

El final de la tercera temporada prometía llevar a la mayoría de jugadores de esa colosal partida de Risk por nuevos derroteros. No voy a pormenorizar la situación de cada uno de los personajes de esta ópera fantástico-medieval, porque resumir mis propias recapitulaciones exige un grado de locura que aún no he alcanzado y, además, el episodio ya lo hace bastante bien repasando las muertes más importantes de la serie en sus dos primeros minutos. De todos modos, sentíos libres de pinchar en el enlace anterior. Para eso lo he puesto.


En Desembarco del Rey


¿Os acordáis del espadón de acero valyrio que usaba Ned Stark para impartir justicia en Invernalia? Haciendo un poco de memoria, recordaréis que después de que la estupidez supina llevase al bueno de Ned a no tener que preocuparse nunca más por el ancho del cuello de las camisas, la espada ―llamada Hielo, en homenaje a un episodio de Expediente X― pasó a manos del verdugo Ser Ilyn Payne.

Ahora Hielo cobra protagonismo una vez más cuando Tywin Lannister ordena que se funda su hoja para construir dos espadas más manejables y un pincha-aceitunas. Lo del pincha-aceitunas ocurre fuera de cámara. Me lo dijo George R. R. Martin.

Tywin quema incluso la piel de lobo que servía de vaina a la espada en una poco sutil metáfora de la caída de la Casa Stark. O puede que no sea una metáfora en absoluto y sólo oliera mal. No veáis la humedad que cogen las pieles.

★ MAN AT ARMS ★ A Defy Media production.

De vuelta a su despacho, Tywin regala una de las espadas recién forjadas a su hijo Jaime, que, después de su largo e inmundo cautiverio, luce otra vez su formidable armadura y un nuevo y poco favorecedor corte de pelo que le hace parecer un poquito borderline. Lo bueno es que como la espada es muy ligera y no resta puntos de agilidad al personaje, Jaime podrá manejarla a pesar de ser manco, aunque si yo fuera él practicaría bastante antes de batirme en duelo o utilizarla para rascarme la rabadilla.

Su padre, en cambio, tiene tanta fe en que vuelva a ser uno de los mejores espadachines de Poniente como en que gane el concurso regional de clarinete, y le dice que en lugar de seguir sirviendo como Guardia Real, se dedique a gobernar Roca Casterly.

Sin embargo, la idea de casarse con una mujer que no sea su hermana, tener hijos que no sean fruto de la endogamia y vivir pacíficamente como señor de una fortaleza con vistas al mar no atrae a Jaime en absoluto, ya que no está por la labor de romper sus votos de caballero… otra vez. A Tywin le sienta a cuerno quemado que su hijo le lleve la contraria, pero tampoco insiste mucho cuando Jaime le dice lo que realmente quiere: cenar. Debe de haber oído hablar de los famosos bizcochos de limón que ha preparado la cocinera de Lady Olenna.

Va a necesitar una espada realmente buena para compensar los puntos de carisma que ha perdido afeitándose y cortándose el pelo.

¡Anda, si teníamos una boda pendiente! La alianza entre Joffrey Baratheon y Margaery Tyrell está al caer y promete ocupar mucho espacio en las revistas del corazón, entre titulares como "Snooky embarazada de su segundo hijo" y "La simpática reacción de Hillary Clinton después de que una mujer le lanzara un zapato". Entre los invitados al bodorrio real, llega una caravana de Dorne, que es una península al sur de Poniente en la que el amarillo es el color de moda.

Tyrion, acompañado de Bronn y Podrick, sale a recibir a la comitiva y se queda turulato al enterarse de que el príncipe Doran Martell, cabeza de la casa Martell, no forma parte de ella porque está pachucho. En su lugar, el príncipe ha enviado a su hermano pequeño, Oberyn Martell, apodado la Víbora Roja. Como no conocemos a ninguno de los dos, mejor el que tenga mote, ¿no? Pero lo que queremos saber es qué regalo han traído a los novios. Apuesto por el libro El matrimonio y sus alternativas de Carl R. Rogers, o un dilatador nasal anti-ronquidos.

Bronn, en su línea habitual, suelta un par de chascarrillos a lo largo de la escena. Seguro que el pobre se pasa las noches en vela pensando respuestas ingeniosas para estar a la altura de las expectativas.

Menudo comité de bienvenida de mierda.

El príncipe chileno Oberyn y su amante Ellaria Arena, que suena casi como Eulalia, han llegado antes que la caravana y, como no les gustan los comités de bienvenida, han ido directamente al burdel de Meñique. El libro de visitas del burdel ha recogido más firmas que la propuesta para sacar el GTA V en PC.

Los visitantes de Dorne escogen a una contorsionista de afecto negociable, cubriendo así el cupo semanal de despelotes, y luego Oberyn requiere los servicios del propio proxeneta, que juraría que es el mismo tipo del culo estupendo que salía en el episodio 25. Me alegra saber que sus nalgas le han ayudado en su trayectoria profesional.

No llevan ni dos minutos en la serie y ya han organizado una orgía. Son como de la familia.

Justo cuando van a abandonarse a la depravación, la lujuria y el vicio, Oberyn oye a alguien canturreando Las lluvias de Castamere (siempre entre los diez primeros puestos de la lista de 40 Principales desde que sonó en la Boda Roja) y eso le corta el rollo.

Con cara de pocos amigos, el príncipe dorniense entra en la habitación contigua y encuentra a un par de soldados Lannister en buena compañía. Los hombres discuten y Oberyn, que no sólo tiene un acento raro, sino que también es un tipo duro, clava la muñeca de uno de los soldados en la mesa con su puñal, sin acritud. Acto seguido se morrea con Ellaria. El puto amo. Tyrion llega en ese momento y, gracias a su intervención, la cosa no pasa a mayores.

El Gnomo y el príncipe mantienen una conversación privada y así nos enteramos de que la hermana de Oberyn era la esposa de Rhaegar Targaryen, el hijo del rey pirado al que liquidó el Matarreyes. Cuando los Lannister tomaron Desembarco del Rey, la Montaña violó y partió en dos a la pobre muchacha (espero que por ese orden) y también mató a sus dos hijos. Oberyn cree que la Montaña actuó bajo las órdenes de Tywin y quiere demostrar que los Martell también pagan sus deudas. Excelente, porque nada anima más una boda que la venganza. A no ser que puedas contratar a los Manolos, claro.

Por cierto, sería buena idea buscar al encargado de enviar las invitaciones de boda. No es normal invitar a gente que quiere matar al novio y a su familia.

-Hola, me llamo Oberyn Martell, tu padre mató a mi hermana, prepárate a morir.

Sansa Stark lo está pasando bastante mal desde que le llegó la noticia de lo sucedido en Los Gemelos, y ya no duerme ni tiene fuerzas ni para comer. Ni siquiera quiere probar la tarta de queso y los deliciosos bizcochos de limón que le ofrece Shae. Yo mismo hubiera colocado la cabeza de huargo sobre los hombros de Robb por uno de esos bizcochos. Incluso le hubiera puesto gafas de sol. De verdad, tienen una pinta deliciosa.

Tyrion intenta animar a Sansa, pero fracasa en el intento y regresa a sus aposentos, donde Shae le espera con ganas de arrumacos y cucamonas. El Gnomo no está de humor y Shae sale del dormitorio hecha un basilisco. Ninguno se da cuenta de que una de las espías de Cersei se ha enterado de la discusión. Dun-dun-dun... la trama se complica.

Sabe a pollo.

Desde que terminó la temporada anterior se ve que Qyburn, el ex maestre de Harrenhal, ha hecho buenas migas con Cersei, porque ahora trabaja para ella. La rubia se pasa todo el día dándole a la botella, así que alguien tiene que aliviarle las resacas.

Siguiendo instrucciones de Cersei, Qyburn acopla una prótesis dorada que la propia reina encargó al brazo de Jaime. Como Jaime dice, probablemente un garfio sería más útil. Y más chulo. A mí no me vendría mal uno cuando vuelvo con varios trajes de la tintorería. Por otro lado, con una espátula sería más fácil dar la vuelta a las tortitas en la sartén.

Después de que el maestre se vaya, Jaime dice a su hermana que ha decidido permanecer en la Guardia para poder estar con ella, pero en cuanto se pone un poco zalamero, Cersei le hace la cobra. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que se vieron y ya no tiene el chichi para farolillos. Es extraño sentir lástima por no ver cómo se consuma un incesto, pero es que el Matarreyes es uno de mejores personajes de la serie y le acaban de masticar el corazón y escupirlo en la basura.

¿Hay alguna posibilidad de sustituir la mano ortopédica por un cañón de fuego valyrio? Eso molaría un montón.

Más tarde, Ser Meryn Trant y Jaime se reúnen con Joffrey para organizar un dispositivo con el que garantizar la seguridad de la boda. A Joffrey no parece preocuparle en exceso el tema porque él mismo salvó a la ciudad derrotando en singular combate a su tío Stannis en el Aguasnegras, o al menos eso dice su biografía autorizada. Por lo tanto, el crío se dedica a chinchar a su "tío" haciéndole notar que su entrada en El libro de los hermanos (una suerte de wiki de las hazañas de los caballeros que han formado parte de la Guardia Real) apenas llena una página entera escrita con tamaño de fuente 36. Es más, se permite prever que ahora que Jaime es manco y ha llegado a los cuarenta, es probable que el último punto de su entrada sea un punto y final.

Si odiáis a Joffrey tanto como el resto del mundo, probad este juego en el que podéis abofetearle hasta que se os caiga el dedo de darle al clic.

Si esto no fuera Juego de Tronos, me preguntaría que más puede pasarle a Jaime. Como lo es, me limito a pensar que algo peor. Quizá uno de esos deliciosos bizcochos de limón le animaría.

-¿Y no viene en el libro la parte en la que salvé a Brienne de Tarth de un oso?

Lady Olenna envía a sus doncellas en Búsqueda del Colgante PerfectoTM para Margaery (una historia que espero que dé lugar a un cómico spin-off) cuando llega Brienne, apodada la Bella porque hay gente con mucho sentido del humor, y pide hablar a solas con Margaery.

Brienne le explica cómo palmó su esposo Renly (asesinado por el Monstruo del Coñete, como vimos en el episodio 15) y le asegura que sigue emperrada en vengar su muerte. Sin embargo, a nadie parece importarle un carajo lo que le sucediera al menor de los Baratheon. Margaery le recomienda pasar página. Y si no fuera tan cortés, también le recomendaría hacerse algo en el pelo. Esconderlo debajo de una bolsa sería lo mejor.

Recordemos los buenos viejos tiempos.

Después de su conversación con Margarita, Brienne habla con Jaime en una terracita de la Fortaleza Roja. Cualquier escena en la que salgan estos dos juntos es una gozada y sigo pensando que hacen una pareja excelente. Aún no creo que crucen la frontera de la amistad, porque sus hijos serían feísimos, pero si lo hicieran ¿os imagináis que grán historia la de cómo se conocieron? Al menos irían al grano, no como Ted Mosby en la serie Cómo conocí a vuestra madre.

Brienne recuerda a Jaime que juró a Catelyn Stark que le devolvería a sus hijos. El Matarreyes le recuerda que la última vez que vieron a Catelyn parecía un dispensador Pez y que Arya probablemente esté más muerta que el clavo de un ataúd. Brienne le dice entonces en que Sansa no estará a salvo mientras permanezca en Desembarco del Rey. Me gustaría que dejaran de cargar a Jaime con preocupaciones. Bastante mal lo pasa cada vez que intenta hurgarse la nariz con la mano derecha.

Primer y segundo premio en el campeonato oficial de peores peinados de los Siete Reinos.

Regresando del Bosque de los Dioses, Sansa tiene la sensación de que alguien la está siguiendo, y cuando se vuelve para hacer frente a su acosador, éste se le planta delante de ella como si debiera conocerlo de algo. Sansa tiene tantos problemas para recordarle como el espectador medio. Yo os lo pondré fácil: es Ser Dontos Hollard, el gordo borrachín al que Sansa salvó de la ira de Joffrey en la segunda temporada. Perdió su condición de caballero, pero ahora sobrevive como bufón de la corte. Si tiene usted algún problema, si lo encuentra y si no está borracho como una cuba, quizá pueda contratarlo.

Para agradecerle lo que ocurrió hace la friolera de diecisiete episodios, Dontos le entrega el único tesoro que queda de su familia: un colgante muy feo. Espero que esto tenga alguna consecuencia en el futuro, porque no me gusta escribir dos párrafos para nada.

¿Puedo llamarle don Pantuflo?


En el Castillo Negro


Jon Nieve sigue recuperándose de las heridas que le infligió Cupido al final de la temporada anterior, aunque ya apenas se notan los agujeros de flecha y cada vez le duele menos. Lo que sí le duele es la muerte de Robb, de la que se ha enterado viendo vídeos de reacción ante la Boda Roja en YouTube. Además, el hijo bastardo de Ned se siente algo culpable porque envidiaba a su hermano por ser mejor que él en todo, aunque era incapaz de odiarle. No puedo entender qué es lo que siente, porque yo soy mejor que mi hermano en todo lo que hago, sobre todo cuando lo que hago son trampas.

Su amigo Samwell Tarly, el mayor asesino de Caminantes Blancos de Poniente, le dice que él se siente así con Jon. Gracias, Sam, cuando alguien quiera conocer tu opinión, te avisaremos. Espera sentado.

Un tribunal de la Guardia de la Noche formado por el maestre Aemon, Janos Slynt, Alliser Thorne y un par de figurantes que estaban pasando mucho frío fuera, juzga a Jon por haber estado de convivencias con los salvajes más allá del Muro. Si esto fuera un filme policíaco, le pedirían que entregase su placa.

Jon admite los cargos, incluso el de zumbarse a una salvaje (en realidad, creo que se moría de ganas de contarlo), pero dice que todo lo que hizo fue siguiendo las órdenes de Qhorin Mediamano. ¿Incluida la parte de matarlo?, le pregunta el tribunal. Sobre todo esa parte. Es lo que se conoce como "ardid".

A la vista de la situación, el maestre Aemon defiende al chico, porque a pesar de estar más cegato que Rompetechos, no es corto de miras. Al maestre le preocupa más que Mance Rayder ataque el Muro con 100.000 salvajes, calculados a ojo de buen cubero, que un incumplimiento de los votos de la Guardia de la Noche. Salta a la vista que ignorar la advertencia de Jon podría costarles un ojo de la cara. Para alguien como el maestre Aemon está claro que, a partir de ahora, la Guardia debe estar con cien ojos.

-Ya hemos oído lo de esa chica salvaje, no hace falta insistir.
-¡Pero si no es molestia! ¿Os he dicho ya que era pelirroja?


En algún lugar al sur del Muro


En un campamento improvisado entre las paredes de un acantilado, Tormund Matagigantes pregunta a Ygritte cómo puede ser que Jon Nieve escapase con vida si ella es capaz de acertar con una flecha a una pulga haciendo el pino sobre una motocicleta en marcha a 200 yardas de distancia. Ay, amigo Tormund, como decía Roxette en aquella maravillosa canción, debe haber sido el amor.

Antes de que Ygritte pueda responder, un clan de salvajes de las tierras de Thenn, como el limpiador del mayordomo pero con "h" intercalada, llega al campamento. Todos van rapados, tienen cicatrices rituales en la cabeza y, al parecer, son caníbales o no tienen nada mejor que echarse a la boca, porque se ponen a asar un brazo allí mismo. Siempre es buen momento para una barbacoa.

El líder de los Thenn se llama Styr y es como el Don Limpio de una dimensión paralela en la que, en lugar de dedicarse a viajar por el mundo "inventando asombrosos productos de limpieza", se hubiera erigido en caudillo de un pueblo de salvajes antropófagos. El actor Yuri Kolokolnikov debe de ser un viajero del tiempo, porque en IMDb figura actuando como él mismo en un documental de 1950 a pesar de haber nacido en 1980.

-Este campamento está sucio. Necesita más gel líquido concentrado.


De camino a Meereen


Daenerys Targaryen, Dany para los amigos, o Daenerys de la Tormenta, La que no Arde, Madre de Dragones y Rompedora de Cadenas para la gente con demasiado tiempo libre, acaricia la cabeza puntiaguda y escamosa de Drogon mientras sus otros dos dragones se pelean en el aire por una cabra murciana.

Los bichos deben de ser bastante triperos, porque están como tres veces más grandes que la última vez que los vimos. Además se gastan una mala leche que pone los pelos de punta. Ni siquiera Dany está ya a salvo de sus criaturas, y el mismo Drogon está a punto de meterle una dentellada en toda la jeta.

Jorah Mormont dice a Dany que no se puede domar a un dragón. Yo discrepo y le recomiendo que vea Cómo entrenar a tu dragón. Sólo se necesita un poco amor.

¡Dragón malo! No se asusta así a mamá.

Dany se reúne con sus tropas y pregunta a Ser Barristan dónde están Gusano Gris y Daario Naharis. Los dos hombres están apostando a ver quién aguanta más sosteniendo su arma en alto para decidir quién irá al lado de Dany de camino a Meereen, porque al parecer ambos tienen doce años. Y no es por meter el dedo en la yaga, pero… ¿Gusano Gris no había perdido su "gusanito rosa"? Tenía entendido que a los Inmaculados les castraban para que mantuvieran la cabeza fría mientras escabechaban al personal. Además, aunque Gusano Gris no fuera un eunuco, no creo que él ni Jorah estén en disposición de competir con Daario en el terreno amoroso. El líder mercenario de los Segundos Hijos es un tiarrón hecho y derecho, de larga melena, ojos azules, barbilla cuadrada, labios carnosos… ¡un hombre de ensueño!

O eso es lo que diría si no hubieran cambiado al actor por un tío que no se le parece en nada y que, en el mejor de los casos, podría aspirar a ser el doble de Jon Nieve antes de ponerse cachas para Pompeya. Al menos, el departamento de maquillaje podría haberse molestado en afeitarle la barba y ponerle una peluca para darle el mismo aspecto que a su predecesor, ¿no? ¿O es que ahora Daario puede cambiar de cara a placer como Jaqen H'ghar?

Tratando de enfocar el cambio positivamente, si HBO ha tenido que cambiar de actor porque Ed Skrein va a ser el protagonista del reboot de The Transporter, ¿no podían haber aprovechado para teñir de azul la barba del actor nuevo para aproximarse un poco más a la descripción del personaje en los libros? ¿Qué tienen Benioff y Weiss en contra de las barbas azules? ¡Yo me muero por ver una!

Dany interrumpe el juego que se traen sus capitanes entre manos, sugiriendo que el que más tarde en dejar de hacer el tontaina se va a quedar a dos velas el resto de la temporada. La chica casi no ha cerrado la boca y las armas ya están en el suelo. Ya sabemos quién lleva aquí los pantalones.

Apuestan a ver cuánto tarda el público en pisparse de quién es el moreno con aires a Hugh Jackman descafeinado.

Más tarde, con la excusa de hablar sobre estrategia, Daario 2.0 ofrece algunas flores a Dany y se inventa sobre la marcha las propiedades de cada una de ellas. Esta provoca urticaria, aquella cagalera... Lo importante es que, según Daario, una reina debe conocer la tierra que gobierna, y, al parecer, la botánica es el pilar sobre el que se sustenta la monarquía al otro lado del mar Angosto.

La conversación se interrumpe cuando el ejército frena en seco ante una señal que indica el camino a Meereen. Generalmente siempre es mejor guiarse por las señales que parar a pedir indicaciones, pero en este caso es un poco diferente, porque la señal consiste en una niña crucificada con un brazo apuntando en la dirección correcta. Además, hay otra señal igual cada milla hasta llegar a la ciudad, en total 163.

163 niños crucificados. Ja. Ja. Ja.

Esa ha sido mi imitación del Conde de Barrio Sésamo. Soy una persona horrible.

Dany dice que no quiere que descuelguen y entierren los cadáveres hasta que ella haya mirado su rostro. Es un poco morboso, pero podemos hacernos a la idea de que se va a armar una bien gorda cuando su ejército llegue a Meereen, sobre todo ahora que los dragones están creciditos.

Serán unos sádicos hijos de puta, pero hay que ver qué bien señalizado está el camino.


En la Encrucijada


Sandor Clegane y Arya Stark cabalgan juntos en dirección al Nido de las Águilas. El Perro espera que Lisa Arryn le pague una recompensa por devolverle a su sobrina. Yo no esperaría mucho de una mujer que da el pecho a un niño de diez años, porque es obvio que está como un cencerro; pero tampoco parece que el Perro tenga una opción mejor para ganarse los garbanzos. ¿Qué iba a hacer?, ¿abrir una cadena de restaurantes de pollo frito?

Quizá sí.

Coronel Sandor.

La desigual pareja se detiene cerca de una posada y se esconde entre el follaje para echar un vistazo antes de entrar.

Dos hombres salen a cambiar el agua al canario, y Arya distingue a Polliver, el soldado que le robó Aguja y mató con ella a su amigo Lommy cuando los Lannister capturaron a los reclutas de Yoren para llevarlos a Harrenhal.

"¿Qué coño es un Lommy?", pregunta el Perro. Yo me parto de risa con este tío.

Y por fin llegó el día en que Juego de Tronos empezó a parecerse a un dibujo animado de la Warner.

Sandor se ve obligado a seguir a Arya hasta la posada, y los soldados le reconocen. Polliver sabe que el Perro huyó "con el rabo entre las piernas" de la batalla del Aguasnegras, pero le ofrece igualmente unirse a ellos y a su hermano la Montaña para hacer fortuna como soldados del rey. Sandor deja bastante claro lo que opina acerca del rey Joffrey con sus modales habituales y le contesta que como se coma una gallina por cada gilipollez que suelte, el dueño de la posada acabará quedándose sin gallinas.

La pelea es inevitable y, una vez más, el Perro, pese a tener el buche vacío y luchar en inferioridad numérica, demuestra que es el guerrero más brutal, feroz y duro de todo Poniente. ¡Dame una P! ¡Dame una E! ¡Dame una R! ¡Dame otra R! ¡Dame una O! ¡PEEEEEEERROOOO!

El momento culminante de la contienda llega cuando un soldado intenta estrangular al Perro y éste le fuerza a clavarse su propia espada repetidas veces en la cara. Sólo podría haberse superado a sí mismo diciendo "No te pegues" cada vez que la hoja atravesaba la carne.

Polliver consigue salir de debajo de la mesa que le había arrojado encima el Perro y está a punto de atacarle por la espalda. Entonces es cuando Arya recuerda su entrenamiento persiguiendo gatos por la Fortaleza Roja, se da cuenta de que aquel entrenamiento fue una tomadura de pelo e interviene. Resumidamente, la chica clava la fina hoja de Aguja en el cuello de Polliver mientras le suelta la misma frase que pronunció el hombre cuando mató a Lommy.

Hace tiempo recuerdo que sentía lástima por Arya, pero ahora me da más mal rollo que otra cosa. ¿Qué clase de niña memoriza la frase de un homicida para repetírsela antes de matarlo? Una niña con brotes psicóticos y una futura carrera como asesina en serie, os lo digo yo. A este paso Arya acabará adorando a algún dios de la muerte, como Hades, Azrael o el diosecillo del día antes de la paga de fin de mes.

Victoriosos y con el estómago lleno, Sandor y Arya abandonan la posada. La chica sonríe porque ha recuperado su querida Aguja y además ahora tiene su propio caballo. Sí, es un buen día y sólo han tenido que matar a cinco personas para conseguirlo.

Esta va a ser una pareja a la que dará gusto seguir.

-¿No sirven bebidas alcohólicas a menores? Pues a mí no me gusta beber solo.


Conclusión


El episodio es más o menos lo que me esperaba del comienzo de la temporada. Tiene poca chicha y se limita básicamente a situar a la mayoría de los personajes en su lugar para que no nos perdamos cuando empiecen a moverse por el tablero de juego a lo largo de los siguientes episodios. La presentación de Oberyn y la aparición de los dragones suman puntos.

Posdata: Si no os habéis cansado aún de leer, he convertido las críticas del primer y segundo episodio de la primera temporada de la serie en recapitulaciones como la que acabáis de leer. De nada.

15 comentarios

  1. Primer!
    Que ganas tenia de volver a disfrutar de tus comentarios!
    Creo que esta temporada la vamos a disfrutar todos mucho.
    Por cierto, vaya memoria gastas recordando ignotos personajes terciarios!

    ResponderEliminar
  2. Menos mal que pasaste de cualquier promo/imágen sobre la nueva temporada, porque me han enseñado una oficial, de un cartel, con un spoiler más grande que la catedral de Burgos. Supongo que pensarán que todo el mundo se ha leído los libros antes de ver la serie...

    ResponderEliminar
  3. Después de más de un año desde que leí los libros (también el quinto, danza de dragones) está bien pasar de la serie y esperar con ansia tus reportajes objetivos e imparciales, sr Brocha. ya que mientras el autor es incapaz de detener su diarrea de personajes y más nombres, el sr Brocha nos lo deja resumidito y mascadito para que no nos perdamos.
    Me ha encantado el juego de pegar a Joffrey, es adorable cómo este actor se hace odiar, si hacen un remake de Harry Potter podría encarnar tanto a papi como hijo Malfoy.

    ResponderEliminar
  4. Lo mejor de tus comentarios es que me ahorro ver la serie... En serio, cada día me aburre más este mundo de telenovela, (y va a peor de aqui al quinto libro, en serio, cuando se muera el señor este, alguien deberia volver a editar los libros quitando el relleno). Pero oye, gracias a ti Señor Brocha, puedo seguir participando en los cafés del departamento sin temor a ser excluido por rarito

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus artículos de Juego de Tronos (también el resto pero eso no viene al caso). Solo apuntar (me ha sorprendido que nadie saltase a corregirlo) que a menos que en la serie hayan cambiado la geneología de los Targaryen (eso lo sabrá mejor cualquiera que yo con lo desactualizada que la tengo) Rhaegar era el principe heredero no el Rey loco, su padre para más señas. Aunque no falte quien opine que lo de secuestrar doncellas cuando estás casado y con hijos puede ser un claro indicativo de que tienes un problema.

    ResponderEliminar
  6. Al principio, no tenia mucha expectación con esta serie, y de hecho, estuve un par de años, sin verla, hasta que el pasado me puse y me enganche. Y no lo digo solo por la Boda Roja, creo que tiene un buen reparto y que la historia va mejorando a medida que pasan las temporadas, no como The Walking Dead, que tiene tres temporadas de chiste y ahora es cuando se acuerdan de hacer cosas interesantes. En fin, que para mi lo mejor de Juego de Tronos, no solo es ver el capitulo, sino la reseña que le dedicas tu, que incluso a veces supera la propia serie. En fin, veamos que sorpresas nos depara esta temporada.

    ResponderEliminar
  7. Como siempre, excelente reseña.

    Un muy buen primer capítulo para poner a la mayoría de los personajes de nuevo en el mapa.

    Eso si, el capullín que hay en mi tiene que saltar con la misma pega que Javier Arance. Rhaegar no era el rey, era el príncipe heredero, y al parecer la polla, siempre se refieren a él como "el último dragón" y el más mejor de todos... otra cosa es que a pesar de estar casado con la hermana de la Víbora Roja cuando vio a la hermana de Ned Stark la secuestro... cabreando así a Robert que era su prometido y dando comienzo a la guerra. Pero eso es otra historia.

    ResponderEliminar
  8. Juan Germán Socías Segura: ¿Memoria? Qué va. Tengo apuntes.

    Victor: No pienso buscar ese cartel. Quiero que me sorprendan. Es la misma razón por la que saco la basura una vez al mes, para sorprenderme viendo lo que crece en la bolsa.

    Doctor Müller: Muchas gracias. Lo de que mis análisis son objetivos e imparciales es sarcasmo, ¿no?

    Flashnhc: Te doy permiso hasta para utilizar mis chascarrillos, pero respondo de las caras que pongan tus compañeros al oírlos.

    Javier Arance López: A lo mejor he cambiado yo la genealogía por error. Como no sé lo que significa esta palabra...

    JoakinMar: Gracias por lo que a mí me toca. No he visto The Walking Dead, pero si es tan mala como dice todo el mundo, ¿por qué la sigue la gente?

    eter: No me extraña que a veces me pierda. ¡Menudo culebrón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, la sigo por pura rutina y por querer saber que cosas extraen del comic. Digo yo, que la seguirá mucha gente porque salen zombies, pero vamos, esta es mas una teoría mía. Si quieres una recomendación, sigue el comic que esta mucho mejor. Por cierto, vi ayer el segundo capitulo de Juego de Tronos, y bueno, verlo para creerlo...

      Eliminar
  9. Un artículo muy divertido, soy del grupo que no he visto ningun episodio de la serie pero si leído todos los libros. Me ha reido especialmente en la parte en la que se comenta como Jon se vanagloriaba de sus hazañas sexuales.

    La mención de Rhaegar me ha recordado la teoría que circula por Internet que dice que violó a la secuestrada hermana de Ned Stark, la dejo embarazada y nació Jon Nieve, entonces Stark para salvar el honor de su hermana dijo que el niño era su bastardo.

    ResponderEliminar
  10. AAAh! de putamadre la reseña. Francamente esperé a ver el capítulo antes de leerla...buenísima.
    Ese Perro es un hombre de madrazos, un guerrero de concepto que lo único que entienede es la violencia y la muerte, pero una cerilla encendida le amedrentará.
    Excelente reseña(insisto) , el capítulo 2 está mucho mejor, ya ansío leer la reseña que escribirás!

    ResponderEliminar
  11. Que descojone, usted me saca cada carcajada, espero que gane dinero con ello, pero aquí gratis.

    A mí el episodio me gusto bastante, estoy muy de acuerdo con usted, los peinados de la extraña pareja son cero carismáticos, es increíble que tuvieran mejor aspecto cuando estaban semanas sin ducharse y sufriendo calamidades como amputaciones o luchando contra Yogui.

    Con respecto a los cambios de actor, mientras no me toquen a Tyrion OK, al cual espero que tenga mejores escenas.

    En fin mi más sentido y gratuito agradecimiento por sus reseñas.

    PD: Ha cometido un error.

    El Gnomo y el príncipe mantienen una conversación privada y así nos enteramos de que la hermana de Oberyn era la esposa de Rhaegar Targaryen, el ''hijo del'' rey pirado al que liquidó el Matarreyes.

    Le falto añadir eso, espero que no le moleste mi corrección, buen mañana comeré un pollo asado a fuego lento con limón, especias, decoradas con patatas gruesas y doradas, acompañadas de una salsa especial y de postre un bollo de crema italiana con trocitos de chocolate blanco.

    ResponderEliminar
  12. Anonimatus: Ya me había planteado esa teoría, y después de volver a ver algunos episodios de la primera temporada, de releer algunos pasajes del primer libro de la saga y de leer la adaptación en cómic, me parece que es cierta.

    M@nchitas: Es mejor ver el episodio antes de leer estas entradas desde luego. El factor sorpresa es fundamental.

    John Smith: Agradezco cualquier tipo de corrección, y he cambiado el texto para que no insista nadie más. Ahora tengo hambre.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente recomendables tus reviews. Por verlas desde un punto de vista diferente, de no lector de todos los libros, que es un plus, pero sobre todo por ese lado cómico tan necesario. Sobre lo del secuestro de Lyanna, yo lo pondría en comillas ya que parece que no fue tal sino que fue consentido. Para mi es un homenaje/quiño/copia a la leyenda de Troya y como evolucionó hacia la guerra, así como tantas cosas de Juego de tronos, inspiradas en la Historia.

    ResponderEliminar
  14. Hace un par de años, es decir, cuando comentaste los capítulos de la tercera temporada de juego de tronos aproveché des de mi humilde blog a recomendar la mejor manera de seguir paso a paso juego de tronos, es decir:
    1- Leer el libro
    2- Ver la serie
    3- Leer tu comentario del capítulo

    Como mis lectores tiene mala memoria este año me tocará hacer un post parecido, o sea que si cae tu blog por excesos de tráfico ya sabrás de donde viene la gente xD

    En cuanto la crítica del primer capítulo, estoy totalmente satisfecho, sigue así, alabando y ridiculizando la serie a partes iguales ^^

    ResponderEliminar