21 de diciembre de 2015

Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza


Dado que no sufro alteraciones cognitivas relevantes y mis neuronas son inmunes a los efectos del peor whisky escocés del mundo (dato: ni siquiera es escocés), aún recuerdo el chasco que me llevé hace diez años cuando vi por primera vez La venganza de los Sith. No es que esta película sea la peor de las precuelas (aunque sí es peor que el holocausto de los judíos o esas bolsas con abre-fácil que no se abren ni a mordiscos), pero antes de verla había leído tantas críticas aduladoras asegurando que George Lucas había conseguido redimirse tras los ignominiosos Episodios I y II que fui al cine con las expectativas demasiado altas. Y salí defraudado.

Por lo tanto, mis reglas a la hora de afrontar El despertar de la Fuerza eran dos: la primera y fundamental, no destriparme la película con el bombardeo de información que, de una forma u otra, acabaría asolando internet; y la segunda, mantener mis expectativas a raya. He cumplido el 50% de lo pactado.


La trilogía original me gusta más que el turrón de tarta de queso y se vislumbraba tanto de ella (de la trilogía, no de la tarta) en los avances de El despertar de la Fuerza que me resultó imposible mantener a raya la emergente ola de entusiasmo. Aun siendo consciente de que podía llevarme otro chasco, me daba buenas vibraciones que J. J. Abrams estuviera a cargo del proyecto, porque al menos sabe hacer dos cosas muy bien: dirigir actores y entretener al espectador. He oído que Misión Imposible 3 es bastante buena, me gusta mucho Super 8, y aunque es cierto que los guiones de sus dos entregas de Star Trek hacen aguas en cuanto uno las analiza con el hemisferio izquierdo del cerebro, ambas películas son emocionantes y cuentan con un elenco de personajes carismáticos y divertidos.

Por supuesto, que Abrams sepa distinguir fantasía de ciencia ficción, que contase con Lawrence Kasdan para escribir el guión y que haya recurrido en la medida de lo posible a efectos especiales tradicionales en lugar de atiborrar la pantalla de CGI son tres aspectos que contribuyeron a acrecentar mis expectativas.

Ojalá fuera fácil.

Así las cosas, acabé convenciéndome a mí mismo de que esta película recuperaría parte del "espíritu" de la trilogía original, que me fascinaría, que me daría vueltas la cabeza y que acabaría por comprarme el Halcón Milenario de Lego en un arranque de entusiasmo febril del que me arrepentiría dos días después. Luego se me pasó la estupidez.

Dicho esto, aquí va mi breve crítica para aquellos que aún no han visto la película y no quieren que se la destripen: está bien y estaría todavía mejor si no fuera un pastiche. ¡Pero mirad cómo bate récords de taquilla! ¡Guau!

Y después de este delusorio comienzo, pasemos al análisis a fondo. Os advierto que habrá spoilers a cascoporro. Leed esas palabras de nuevo. Spoilers. A cascoporro.

Ale, ya estáis avisados.

Tengo un mal presentimiento...

Lo primero, y esto hay que tenerlo muy claro, es que esta es una película de 2015 dirigida por uno de los directores más populares de los últimos cinco años, el padre de tres hijos y fan de La Dimensión Desconocida J.J. Abrams, que regaló una bicicleta rosa a Jennifer Garner por su 30º cumpleaños. Por lo tanto, no es el Star Wars con el que los últimos baby boomers crecieron. En esta película hay mucho movimiento, todo ocurre muy rápido y la gente corre aunque no vaya a ninguna parte. Parece y suena como Star Wars, pero respira a un ritmo diferente, acorde con los tiempos. Si no fuera así, buena parte del público se moriría de aburrimiento, y cuando se encendieran las luces de la sala, las butacas estarían ocupadas por esqueletos con cubos vacíos de palomitas sobre el regazo.

Si aceptáis que nunca habrá otra película que iguale esa imagen idealizada de la trilogía original que habéis construido en vuestra cabeza, podéis continuar leyendo. Si no, volved con vuestros viejos videocasetes pre-edición especial y abrazadlos con fuerza antes de que os los cambien.

Mi tesorooo...

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana, que podría o no quedar cerca de Umbralejo...

Han pasado treinta años desde que la Alianza Rebelde destruyó la segunda Estrella de la Muerte y los ewoks se convirtieron en la primera especie úrsida inteligente en ayudar a derrocar un régimen fascista. Sin embargo, ni el fan más resabido sabe qué narices ha pasado en la galaxia desde entonces, porque Disney borró el Universo Expandido de un plumazo y ya no queda rastro alguno en el canon oficial  del gran almirante Thrawn ni de Mara Jade ni de otros cautivadores personajes del Universo Expandido como, eeeh... ¿Jaxxon, el conejo verde espacial?

Una imagen vale más que mil palabras.

Por suerte, toda la información que necesitamos para ubicarnos está digerida en el opening crawl del Episodio VII: Luke Skywalker ha desaparecido y su hermana Leia, líder de la Resistencia, busca desesperadamente pistas de su paradero para que se sume a su lucha contra la Primera Orden antes de que este remanente del Imperio encuentre al último Maestro Jedi y lo liquide.

Este es un punto de partida que hasta un niño de cinco años entendería, si dejara de dar la lata con la espada láser a pilas que le regalaron sus padres y se molestase en leer lo que pone en la pantalla. Y seamos sinceros, después de las innecesariamente enrevesadas precuelas, se agradece que uno no tenga que buscar explicaciones en los foros de TheForce.net para entender una película en la que Simon Pegg interpreta a un alienígena obeso que ofrece raciones de comida a cambio de chatarra. Nada de impuestos, ni de disputas comerciales, ni de debates interminables, solo buenos y malos partiéndose la cara y cometiendo genocidios planetarios como quien aplasta un mosquito, igual que en los viejos tiempos.

Los buenos viejos tiempos. También en cómic desde 1977.

Tras la predecible toma de un destructor estelar pasando leeeentamente por delante de la cámara (e incluso lentamente es rápido en estos tiempos modernos), la película nos presenta a los personajes sobre los que Disney pretende erigir un nuevo imperio de mercadotecnia galáctica, entrelazando sus caminos y sirviéndose de ellos para hacer avanzar la trama por escenarios bastante previsibles, pero no por ello menos entretenidos.

¡Repasamos el elenco de héroes y villanos!

Rey, como ya apuntaban en un comentario a mi artículo sobre La amenaza fantasma, es una Mary Sue de libro: guapa, inteligente, multilingüe, mecánica experta, maestra en el combate con bastón, sin defectos aparentes y capaz de dominar la Fuerza en menos tiempo del que tardé yo en aprender a comer con palillos. Es perfecta, cae bien a cualquiera con el que se cruza y todo lo que hace le sale bien. ¿Interesante? No debería serlo.

Sin embargo, Daisy Ridley, una desconocida actriz británica que tiene solo un año más de los que tenía yo cuando vi La venganza de los Sith, ha conseguido meterse a la mayoría del público en el bolsillo y convertirse en la protagonista indiscutida del filme. Es valiente, fuerte y vulnerable a la vez, tiene encanto, cae simpática,  y a pesar de vivir en la carcasa de un AT-AT en mitad del desierto, no necesita cremas hidratantes ni gel suavizante para mantenerse estupenda. Además, gracias a ese desdibujado pasado suyo que apunta a cierta herencia Jedi, seguro que nos proporcionará un montón de interesantes teorías hasta el día en que se desvele su misterio, ¡y me chifla especular!

Uno de cientos de nuevos productos para niños y degenerados sexuales.

John Boyega, de la misma edad que su compañera de reparto y también británico, le imprime un entusiasmo y un carisma a Finn como no veíamos desde El retorno del Jedi, salvo que contemos las series infantiles The Clone Wars y Rebels, que naturalmente ninguno de nosotros sigue, porque no somos niños, sino adultos serios que ejercen su derecho al voto con responsabilidad.

Finn nos hace ver los soldados de asalto desde un nuevo prisma (salvo que hayáis leído Lealtad, de Timothy Zann, en cuyo caso os parecerá una idea reciclada), metiéndose en un embrollo de proporciones galácticas por hacer lo que considera correcto. Como pega, aún estoy dándole vueltas a que su conciencia le impida matar a unos aldeanos indefensos y no a docenas de compañeros con los que ha entrenado y convivido durante años, pero es verdad que a veces la conciencia funciona de forma selectiva.

¿Una mujer y un negro son el futuro de la galaxia? ¡El acabose!

Poe Dameron, interpretado por el más maduro guatemalteco Oscar Isaac, podría haber sido el tercer gran héroe de la película, intrépido, sacrificado y con un sentido del humor a prueba de tortura; pero desaparece incluso antes de Rey y Finn abandonen Jakku, y cuando regresa sin grandes explicaciones, lo hace junto al cameo ineludible de Greg Grunberg y sin que se aporte nada a su desarrollo como personaje. Es más, dado que ni siquiera llega a interactuar con Rey, no podemos hablar aún de un nuevo trío heroico, y es tan probable que acabe enamorándose de ella en la secuela como que mantenga un tórrido romance con Nien Nunb.

De todos modos, es comprensible que Poe no tenga casi protagonismo en esta película, porque su carácter no se aleja mucho del de Han Solo, y si llegan a juntarlos, aparte de provocar una reacción en cadena que seguramente desarticularía el continuo espacio-tiempo y destruiría todo el universo, hubiéramos tenido un personaje redundante. Después de todo, Disney querrá que Poe siga vendiendo muñecos dentro de cuatro años, pero ¿podemos decir lo mismo de Han Solo? Demos una oportunidad a lo nuevo.

Pequeña cosa sexy.

BB-8, el droide astromecánico rodante, es simpático, divertido y rebosa carácter. No solo encaja a la perfección con todos los protagonistas humanos, sino que, en contra de las previsiones más pesimistas, es algo más que un digno reemplazo para R2-D2, que está convenientemente en modo ahorro de energía hasta el final de la película, cargando pilas para el deusexmachinazo.

Como cualquier niño de treinta y pico años, yo también quiero tener mi propio BB-8; pero de momento me conformaré con el robot-aspirador que me regalaron por mi cumpleaños.

100% adorable y comerciable.

La oscarizada Lupita Nyong'o, enfundada en un mono gris ajustado y con la cara pintada con un centenar de puntos blancos, interpreta a Maz Kanata, una alienígena canija generada por ordenador que tiene un bar, colecciona trastos Jedi y se refiere a Chewbacca como su novio (¿?).

La verdad es que no aprendemos mucho de ella en esta película, pero como dice que tiene más de 1.000 años, quiero pensar que hace mucho, mucho tiempo, fue un rollete del Yoda. Son más o menos de la misma quinta y altura, y al menos el Maestro Jedi no la partiría en dos al... ya sabéis.

Actuando.

Y ahora nos toca pasar lista a los villanos, empezando por Kylo Ren, el hijo de Han y Leia, un niñato de treinta palos irascible e inseguro, fanboy de Darth Vader, que prefiere ignorar el último single de su ídolo (Drop the Emperor, Embrace Your Son) y que está por lo menos a una película de convertirse en un poderoso Sith y a dos quizá de su previsible redención.

Lo más interesante de él es que se esfuerza por ser malo, pero no le sale del todo bien porque se siente atraído por el lado luminoso de la Fuerza, lo que quiere decir que aunque dice que su grupo favorito es Extremoduro, en realidad le gusta escuchar a Alex Ubago. Eso sí, cuando se enrabieta, descarga su mala leche sobre paneles de control de tres al cuarto en lugar de estrangular a sus subalternos como hacía su abuelo, ahorrando a la Primera Orden miles de créditos en pensiones de viudedad.

Algunos pensarán que Kylo Ren es un villano llorica y poco imponente, pero para mí Adam Driver borda un papel muy complejo y da a su personaje muchos más matices que los que tenía Vader en Una nueva esperanza (y eso que con darle dos hubiera bastado, porque hasta El Imperio contraataca y el "Yo soy tu padre", Vader era un vulgar matón con un traje espacial muy chulo).

¿Soy al único al que le parece de mal gusto que se lleve el cráneo de Darth Vader al cuarto de baño?

El general Hux se limita a tener algún roce con Kylo Ren y a ocupar espacio, y a la vista de que el personaje no es más que un nazi exaltado, creo que el papel le hubiera ido mejor a alguien con más canas y presencia física que Domhnall Gleeson, por lo menos para aparentar.

Además, por algún motivo incomprensible, el estudio de doblaje español decidió que lo que necesitaba el personaje para infundir temor y respeto a las tropas de la Primera Orden era una voz de pito y un tono amanerado. Para eso, que le pongan la voz de Doraemon.

Echo de menos a Peter Cushing.

Pelirrojo y con voz de pito, lo tiene todo para convertirse en el favorito de los fans.

Antes de decir nada de la capitana Phasma, vaya por delante que adoro a Gwendoline Christie. No solo me encanta su papel de Brienne en la serie Juego de Tronos, sino que cada vez que le hacen una entrevista, me troncho de risa con ella. Es una tía rara y divertida, con una carcajada contagiosa, y me encanta que sea tan natural. Por desgracia, la capitana Phasma sufre un caso gravísimo de bobafettitis: todo estilo y cero sustancia.

Por eso, no me extraña que sacasen los muñecos a la venta mucho antes del estreno de la película, porque nadie querría una figura de la capitana Phasma después de verla en "acción". Nadie salvo un crío de entre ocho y doce años, un coleccionista acérrimo de merchandising de Star Wars, o la propia Gwendoline Christie.

Vendehumo de nivel 20.

Tampoco hay mucho que decir sobre el Líder Supremo Snoke, salvo que podría pasar por una versión desmejorada del Emperador. Sabemos que es malo a rabiar y que quiere traer de vuelta la oscuridad a la galaxia, pero desconocemos su historia. ¿Por qué se dejó seducir por el Lado Oscuro? ¿Era también así de feo de pequeño y los otros niños se metían con él? ¿Fue porque se quedó calvo? ¿QUÉ LE PASÓ EN LA CARA? Y sí, yo también me quedé rayado pensando que era el hermano albino del Gigante Verde hasta que se descubre que es solo un holograma. Ahora no puedo dejar de imaginarme que el Líder Supremo Snoke tiene un grave complejo de estatura y en realidad es bajito como un jawa.

Espero que cuando se revele su nombre Sith, sea un poco menos risible que Snoke. ¿Qué tal Darth Terrorificus o Darth Revenidus?

Líder Supremo Snooki.

Hasta aquí lo nuevo. Pero aparte de conocer a más personajes que en una red social para buscar pareja, también nos reencontramos con viejos conocidos, desde el almirante "¡Es una trampa!" Ackbar hasta el cráneo chamuscado de Darth Vader, al que le auguro un gran futuro como tope de puerta.

Entre las leyendas vivientes de la era de la Rebelión, destaca por su papel como guía de la nueva generación de héroes Han Solo, que si bien se ha vuelto más gruñón con los años, sigue siendo el mismo granuja de siempre, un héroe cínico con mucho camino recorrido que, en el tiempo transcurrido entre el Episodio VI y el VII, ha regresado a su antigua vida de contrabandista y sufrido algún que otro revés que aporta mayor profundidad al personaje. ¡Regocíjate, Harrison Ford, porque es el mejor papel que has hecho en años!

Y como no podía ser de otra manera, Chewbacca continúa con este perdedor, gruñendo con su peculiar elocuencia y cubriéndole la espaldas. Juntos, Solo y el wookie hacen tan buena pareja como en la trilogía original, un dúo inseparable al que es una gozada ver en acción y con el que es imposible no sonreír. Una amistad a prueba de todo... menos de agujeros de espada láser.

Star Wars: The Next Generation.

Leia tiene un papel discreto como general de la Resistencia, probablemente porque ningún cineasta en su sano juicio se fiaría de una actriz bipolar ex adicta a la cocaína, y Carrie Fisher parece más una marioneta que una persona; pero aunque Leia no esté ya para bikinis dorados (tampoco es que Ford o Hamill puedan aspirar a ser la imagen de una marca de calzoncillos, que conste), me hizo ilusión verla con Han de nuevo y lucir un nuevo peinado de señora mayor extravagante.

Por último, y para desengaño de los fans que dieron por sentado que Luke iba a petarlo seriamente en esta película, Mark Hamill aparece menos de veinte segundos en pantalla, contando incluso los que sale de espaldas echando una meadilla al mar; pero dos gestos comedidos es todo lo que necesita para convencerte de que sigue siendo Luke Skywalker y para que te entren unas ganas tremendas de ver el Episodio VIII.

Tenemos que lamentar, eso sí, que el trío de héroes original no vaya a reunirse de nuevo, porque, ¡gran spoiler!, a Han lo mata su propio hijo. El momento es conmovedor, le da peso a la película y además hace honor al personaje, que sufre una muerte trágica por una causa que él mismo cree perdida (o al menos poco convencido lo veía yo de que el plan de Leia fuera a funcionar antes de que le asomase un haz láser rojo entre los omóplatos)

Habrá que ver si Leia asume parte de culpa por la muerte de Han en la secuela, y si Luke lamenta no haber estado al lado de su amigo en lugar de dedicarse a contemplar las gaviotas desde lo alto de un risco.

As time goes by...

Concluido este repaso de los personajes, tengo claro que, a diferencia de lo que ocurre con los jubilados que se buscan una chacha rusa de veinte añitos, la unión de lo nuevo y lo viejo funciona, y las incorporaciones más recientes a la gran familia de Star Wars son bien recibidas. Este es un aspecto que me preocupaba mucho y me alegra decir que no podría estar más satisfecho con el resultado. Los personajes son el corazón y el motor de esta saga, y sin buenos personajes tendríamos... bueno, las precuelas.

Evidentemente las escenas de acción también son importantes en una película de aventuras y, aunque ahora es casi imposible revolucionar los efectos especiales como hizo ILM hace cuarenta años, la acción en El despertar de la Fuerza es espectacular, vistosa y excitante. Casi todas las escenas son buenas, pero sin duda mis favoritas son la huida del Halcón Milenario de Jakku, con esa persecución a través del fuselaje de un destructor estelar y ese maravilloso picado con los motores apagados, y el duelo de espadas de luz entre Kylo Ren y Rey, crudo, sin coreografías circenses, dramático y significativo.

Admito que la escena de los rathtars me dejó un poco descolocado a pesar de mi debilidad por los monstruos lovecraftianos, pero todo lo que ocurre desde que las bandas de gánsteres abordan el carguero de Han está un poco fuera de tono y parece más bien algo sacado de las últimas películas de Star Trek. ¿El Kanjiklub? Puf.

¡Piu-piu!

En resumen, los personajes están bien construidos, el humor ingenioso típico de la saga está más presente que nunca, las escenas de acción son emocionantes y el diseño de producción es una pasada.

¿Estoy diciendo que es una película redonda? ¡No, hombre, no! ¿Se puede saber dónde habéis leído eso? Si es que os inventáis cada cosa...

Empezando por lo menos malo, la banda sonora de John Williams (108 veces galardonado, 202 veces nominado, genio) será todo lo clásica, emotiva e inmediatamente reconocible como música de Star Wars que queráis; pero, pese a todo, es decepcionante que no tenga ni un solo tema que llame la atención y que sus mejores momentos provengan de la trilogía original. A lo mejor es cuestión de escucharla más veces para apreciarla en su justa medida, pero no apostaría mi muñeco del jefe Chirpa por ello.


Sin embargo, donde la cosa empieza a torcerse de verdad de la buena es en el punto en el que uno se hace cargo de que la película no solo es más previsible que un episodio de los Power Rangers, sino que es poco más o menos que un refrito de Una nueva esperanza.

El número de similitudes es tan grande como para dedicarle su propio artículo: hay un droide en un planeta desértico al que los héroes tienen que llevar hasta la base "rebelde" antes de que lo encuentre el "Imperio" para recuperar un "plano" que les ayudará a salvar la galaxia, hay un imitador de Darth Vader y un trasunto del Emperador, hay una cantina llena de criaturas variopintas, hay Alas-X y cazas TIE, hay una Estrella de la Muerte 3.0 que vuela por los aires tras un desesperado asalto final con vuelo por trinchera incluido... ¡La lista es interminable, monada!

Es cierto que la película también tiene muchos detalles e ideas originales, como flashbacks y magdalenas instantáneas; pero Abrams se pasa de rosca explotando la nostalgia y reutilizando elementos familiares para contentar a los fans, y hay momentos en los que el fanservice es tan obvio que resulta paródico. Incluso las precuelas, aun siendo una castaña pilonga, eran más discretas a la hora de tomar prestados elementos de la trilogía original. ¿Y quién me iba a decir a mí que alguna vez diría algo positivo de las precuelas? ¡Nadie! Ni siquiera la pitonisa que me advirtió acerca de los falsos descuentos del Black Friday se lo hubiera visto venir.

Por suerte, los personajes son más importantes que la trama y la película es entretenida a pesar de todo, pero ¿era mucho pedir un poco más de originalidad?

¿Y para cuándo un refrito de esto?

En conclusión, aunque aún es pronto para que me pronuncie de forma definitiva sobre El despertar de la Fuerza, ya que para eso tendré que verla una docena de veces y valorarla también junto a los Episodios VIII y IX (empezad a aprenderos los números romanos, porque lo de Disney con las sagas es de traca), creo que estamos ante un comienzo esperanzador para esta nueva trilogía. Por lo tanto, si hacéis oídos sordos a los fans exaltados y a los odiatóders y tratáis de formaros una opinión por vosotros mismos, es probable que encontréis una película de aventuras notable y con un futuro prometedor, sobre todo si los directores a cargo de las secuelas dejan de apostar sobre seguro y aprovechan las semillas que Abrams ha plantado para crear algo nuevo.

PD: Espero que, para la próxima, alguien le diga a los responsables del doblaje castellano que palabras como "mierda", "friki" y "tío" no tienen cabida en Star Wars. ¡Y menos aun en una película de Disney!

33 comentarios

  1. A mí me llamó la atencíon (para bien) que los personajes digan "mierda". Que digan "friki", no tanto.
    Y en general, estamos de acuerdo. El diagnóstico es el mismo, aunque la gravedad que le demos a las dolencias pueda variar. Por decir, me da bastante rabia que en ningún momento queda claro qué ha pasado para que el Imperio sea ahora la Primera Orden. Es decir, que la Primera Orden fuera un tentáculo del Imperio tenía sentido, pero que lo haya sustituido es bastante la chorrada.

    ResponderEliminar
  2. Acertadisima crítica. Más allá de las cosas malas (el recicle de algunas cosas de la trilogía original, la espectacularidad de la protagonista, etc) yo la he pasado bomba en el cine. Con mucha intensidad, lo que le pido a Star wars es emoción. Personajes que tengas relaciones disfuncionales, redenciones y traiciones. Cosas que en la precuelas hablaban mucho, pero los personajes, con sus caras de poker y frialdad, no transmitían nada.

    También quiero verla un par de veces más, pero de momento estoy seguro que es Una nueva esperanza (ja) para la galaxia lejana, si salen del paradigma conservador de Abrams, que en más de una película no le va a funcionar.
    Por lo demás, he leído a fans arrancándose la camisa diciendo que es peor que la amenaza fantasma. Qué fácil es hablar y qué falta de memoria, madre mía.

    ResponderEliminar
  3. O ya estoy muy viejo o esto volvió a ser una reverenda mierda.Claro, en el contexto de la Saga de StarWars, si es como una peli cualquiera, pues es buena.
    Ya lo había comentado hace unos meses, aunque el buen Tipo de la Brocha me dió un rayito de esperanza en que Lucas podría redimirse...no fue así(para mi gusto).
    Lo que es sacar la pasta a los incautos y saturar el mercado hasta calzones y macarrones con una figurita.
    Lucas dijo que en la primera pelicula lo decepcionó la falta de tecnología y se redimió con la remasterización...aqui tuvo la "nostalgia" de los fans, la tecnologia de punta, un presupuesto ultramillonario...y sólo cumplió...
    Ni hablar, la primera trilogía cumplió a raudales: se juntó el momento, la época, la etapa de niñez, la fantasía en pelicula, los juguetes, los cameos en otras peliculas(como recuerdo la de "Joe", una de un muñeco de ventrilocuo mágico que contiene muchas representaciones ochenteras por si alguien se anima a hacer una reseña[guiño]).
    Excelente reseña, pésima pelicula.

    ResponderEliminar
  4. Dado que aún no he visto la película, no he podido pasar de la parte donde adviertes de que habrá spoilers. Por no leer, no he leído ni los comentarios. Pero no he dejado que eso me desanime a venir aquí y decir que... intentaré rebajar aun más mis expectativas para evitar cualquier tipo de decepción.

    ResponderEliminar
  5. Hala! Tu futura carrera política se acaba de ir al garete!

    Coincido básicamente en tu visión de la película. Es una fantástica película con personajes carismáticos, buenos, malos, acción muy bien realizada y nostalgia bien aprovechada.

    En contra, agujeros de guión por los que podría pasar un destructor estelar y, para mi, un malo que no da la talla. Es verdad que tiene más matices que Vader en el Ep. IV, pero es bastante sosales y un manta al que le puede pegar una paliza un limpiador de sanitarios.

    En cuanto a que la película sea un remake del Ep. IV. Pues si, total y descaradamente, pero al menos a mi no me ha molestado y me ha hecho bastante gracia.

    En fin que esta película si que ha conseguido que retroceda 38 años y vuelva a tener 6 años, comiendo palomitas y disfrutando de las aventuras de los héroes.

    ResponderEliminar
  6. A mi me ha encantado. Ha vuelto al estilo clasico (pasado por el filtro del blockbuster actual, eso si), con ese tono mas aventurero que tanto echábamos en falta en las precuelas. Si que es cierto que tiene la misma estructura narrativa que el episodio IV y que la vuelve predecible pero tiene personajes interesantes y unas escenas muy impresionantes. También es verdad que peca de ser demasiado nostálgica pero al menos, los homenajes no son tan evidentes como en Jurassic World, que ya llego un punto con esa peli que deseaba no ser fan de los dinosaurios porque madre mía.

    Y nada mas, de acuerdo con toda la critica. Solo espero que las siguientes si apuesten por algo mas original. Una vez esta bien. Dos, ya no tanto.

    PD: Por cierto, vete olvidando de ver a Daisy Ridley en bikini dorado. Carrie Fisher le aconsejo a la chica que no le permitieran hacer eso con su personaje por ser denigrante y mas rollos feministas que no me acuerdo ahora mismo.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen artículo.

    A mi me gustó mucho la película, pero para mí tiene un gran defecto que me dolió bastante y es que la película sufre lo que yo llamo el "síndrome de los 4 amigos": la galaxia parece vacía (salvo el planeta de la República que aparece menos de un minuto) y todo se hace en petit comité.

    El planeta "España", aquel en que toda la población se reúne en la cantina está vacío a excepción de un droide; Jokku con muy poca población (cosa que Tatooine siendo también desértico, tenía más vida), en la resistencia son 4 amigos; atacan a la Starkiller exactamente 12 Xwing y ésta es defendida por muy pocos Ties; solo aparece un Destructor en la película, etc

    La trilogía I,II y III puede tener muchos defectos, pero no el de ambientación y el de ver un mundo de fantasía vivo lleno a rebosar.

    Espero que esto cambie en las siguiente películas y no les falte como a ésta "la Magia" Star Wars.


    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que esta usted siendo muy indulgente, pero bueno.
    Yo a esta aberración le pondría lo que usted dice Vendehumo ninel 20.
    Me hubiese acojado más que apareciese Darth Reynolds como malo primncipal.
    Rick Moranis y el resto de los spaceballs deberían darles clases de eficiencia a los de la primera orden.
    Ketecagas Ren no llega ni al nivel de hijo adoptivo tonto del padre del hermano del compañero de habitación del tío de la madre de Casco Oscuro.
    Esta película tiene el mismo parentesco con Star Wars
    Reparto- ¿Así qué somos...?
    Público- Absolutamente nada.
    Mi nota película 1/10, el 1 es por la música
    La pena es que DIsney lo hace mucho mejor con Rebels
    https://www.youtube.com/watch?v=AXKsQxQUfkA

    ResponderEliminar
  9. Esta película me hizo viajar casi 3 horas para poder verla subtitulada, ya que en los cines de mi ciudad solo la estaban dando con doblaje, el cual aborrezco en cualquier película.

    Tengo que admitir que coincido con usted señor Brocha. La verdad que la película me gusto, me entretuvo, me emociono por momentos, sin embargo dista mucho de convertirse en un clásico. Creo que era imposible hacerlo peor que las precuelas, eso era un hecho. Por el lado de los calcos respecto al episodio IV eso es más que evidente. Han querido ir por lo seguro y repetir el esquema que funciono hace treinta y tantos años. Yo la verdad no lo veo mal, pero el efecto deja vu es demasiado notorio.

    Mientras veía la película tenía la sensación de que Kilo Ren era un villano descafeinado, algo soso y medio tonto. Pero la luego viéndolo bien me doy cuenta que es un villano en pañales, con personalidad y que apunta a evolucionar. Eso sí, la batalla final a pesar de estar bien rodada me dejo un mal sabor de boca; ya que para comenzar Finn le hace frente sin mucho problema siendo este un soldado sin ningún entrenamiento en combate con sable, si bien al final cae derrotado, la cosa no debió durar ni dos golpes, Kylo debía haberlo derrotado sin chistar. La pelea con Rey del mismo modo, por más que la fuerza sea intensa en ella, no tiene entrenamiento con sable ni en combate, Kylo no debió perder esa batalla. Ese punto no me gusto en lo absoluto. Creo que quisieron justificar su deficiencia en combate por el hecho de estar herido por el blaster de chewbacca.

    En fin... muy buena película, que llega a tocar algunas fibrillas sensibles en los espectadores que venimos de la generación de los 80s. Pudo ser mejor, cierto! al menos no fue Lucas quien estuvo al mando.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena crítica!!

    A mí también me ha gustado bastante… Lo malo es que mis expectativas estaban muy altas y, lógicamente, salí un poco defraudado.

    Como han indicado en otros comentarios, no dudamos que Kylo Ren evolucionará en futuras entregas, pero en una lucha de sables láser no te puede durar tanto un soldado de asalto que se dedicaba a labores de saneamiento y que te derrote alguien que se ha dado cuenta 15 minutos antes que puede sentir la Fuerza…

    Por no recordar que los rebeldes son capaces de destruir una Estrella de la Muerte 3.0, usando prácticamente el mismo plan que las dos veces anteriores.. Esperemos que les cueste un poco más destruir la versión 4.0!!

    Aún así, merece la pena verla aunque sólo sea por el momento en el que vuelven a aparecer Han Solo y Chewbacca en pantalla (piel de gallina) o, como indicabas, por las escenas del Halcón Milenario en Jakku…

    A ver qué hacen con el episodio VIII !!! De momento esta noche toca ver esta por segunda vez…

    P.D. Una pena lo de no poder ver a Daisy Ridley en bikini dorado…

    ResponderEliminar
  11. Muy buen artículo como siempre. Por más complejo que pueda ser el personaje sigue siendo un llorica que no intimida a nadie, así como Bufalo Bill no puede dejar de ser marica por más envidias y complejos que tenga.
    Lo que más me causa curiosidad sobre el doblaje no es lo que digan, si no el como es posible que personas como ustedes, cultas y fans de la saga la vean doblada en vez de con su audio original, eso siempre me ha causado asombro de ustedes españoles, todo lo desean en su idioma y siempre lo prefieren sobre su forma original

    ResponderEliminar
  12. Pablo Calero: En la versión original dicen "hell" en lugar de "mierda" y "freak" en lugar de "friki". Las traducciones no son las más acertadas.

    Yo supongo que el Imperio fue perdiendo terreno poco a poco tras los eventos de El retorno del Jedi y que la Primera Orden son sus sobras. No se siguen llamando Imperio ni creo que lo hayan sustituido, más que nada porque el Emperador (elemento imprescindible para que haya Imperio) se quedó un poco indispuesto después de "caerse" desde una altura de tropecientos metros y explotar con la segunda Estrella de la Muerte.

    Nickford: ¡Exacto! ¡Emoción!, esa es la palabra clave, y su falta, una de las mayores pegas que debe achacarse a las precuelas. Por suerte o por desgracia, yo no consigo entender a la gente que dice que esta película es peor que La amenaza fantasma. Podría entender que les gustase menos por distintos motivos (como puede ser la falta de originalidad o, ejem, la ausencia del hilarante Jar Jar Binks), pero objetivamente El despertar de la Fuerza es mejor película en todo lo que importa: trama y personajes.

    M@nchitas: Lucas no ha tenido nada que ver con esta película. ¿Estás tratando de confundirme o es que el Lado Oscuro te ha seducido?

    q256: ¡Vuelve aquí cuando la hayas visto, jefe!

    Juan Germán Socías Segura: ¿Qué carrera política?, ¿tenía yo una de esas? A lo mejor se la vendí a un perista.

    Muchos habláis de agujeros del guión, pero yo no recuerdo nada que me llamase la atención a ese respecto. Agradecería ejemplos para poder darme cuenta de lo cegato que estoy.

    Joakin Martinez Rodriguez: ¿Te puedes creer que aún no he visto Jurassic World? Tengo que cambiar eso.

    Y hablando de ver, que sepas que no necesito ver a Daisy Ridley en bikini dorado y que tu comentario me parece denigrante. Puedo imaginármela.

    Lonagan: Yo creo que hay tan poca gente en esta película porque la Resistencia y la Primera Orden tiene menos efectivos que la Alianza Rebelde y que el Imperio. Es lo que ocurre cuando dejas de ofrecer seguro médico a las tropas. Eso sí, a mí también me gustaría ver una batalla espacial con montones de naves, quizá no tantas como al comienzo de La venganza de los Sith, pero sí como al final de El retorno del Jedi.

    ResponderEliminar
  13. OLGERD VLADISLAV: ¿Muy indulgente? No creo. La trama es sencilla y coherente, los personajes tienen carácter, los chistes funcionan, las escenas de acción son espectaculares y me entretuve viendo la película. Cumpliendo estas premisas, los defectos, que los tiene, pasan a un segundo plano. ¿Qué más puedo añadir? Yo prefiero que las películas me gusten. También te digo que lamento que tú no la hayas disfrutado. ¿Quizá la próxima? :)

    Daniel Blanco Soldi: Creo que menos George Lucas, todo el mundo se alegra de que George Lucas ya no pinte nada en esta saga. Debemos estarle agradecidos por crear Star Wars, pero su tiempo pasó.

    Entrando en el tema del duelo de espadas láser, me pareció lógico que Ren perdiera y no algo cogido por los pelos. El chaval no solo está a medio entrenar (o eso dice el Altísimo Líder Snoopy), sino que después de haber perdido un duelo mental con Rey y haber asesinado a su padre a sangre fría, está muy tocado emocionalmente. Y eso por no mencionar que tiene un agujero donde antes tenía parte del estómago y del intestino grueso. Aparte de eso, cabe suponer que Finn está entrenado con armas de combate cuerpo a cuerpo (desatascadores incluidos), por lo que es normal que puede ofrecer resistencia, aunque sea mínima y acabe vapuleado. En cuanto a Rey, parto de que Luke la entrenó en su academia durante un tiempo antes de que la dejaran en Jakku con la memoria tocada. Además, la gracia de la Fuerza es que puede hacer el trabajo por ti, como cuando vivías con tus padres y la ropa sucia desaparecía de repente del suelo y al cabo de un par de días volvía a aparecer sola en el armario. Esto es lo que ocurre cuando Rey cierra los ojos, permite que la Fuerza controle sus movimientos.

    Anónimo: Como haya una Estrella de la Muerte 4.0 te digo ya que es para mandarles a paseo. Salvo que quieran que las críticas les sean menos propicias, espero que se inventen algo diferente o que se limiten a poner batallas espaciales entre navecitas y sin armas de destrucción masiva de por medio. Y ya de paso, podrían aprovechar para diseñar algunas naves nuevas en lugar de tunear mínimamente las preexistentes.

    Respecto del duelo de espadas láser me remito a mi larguísima respuesta al comentario anterior.

    oVer: Me alegro de que haya gustado la crítica. Si aceptas una recomendación, sería mejor que no generalizases. Generalizar y meter la gamba van de la mano y no hacen tan buena pareja como Han y Chewie.

    ResponderEliminar
  14. No, mi muy estimado TIpo de la Brocha.
    Citando al gran Frank Vincent en los Sopranos
    https://www.youtube.com/watch?v=hTsqiNSlsPQ

    Yo me bajo aquí, borro esta abominación de mi memoria y las secuelas (nunca mejor dicho) que las sufran otros 3:).
    El tiempo y el dinero son cosas que no se deben despilfarrar en tonterias. ;). Nos vemos, pero siempre fuera de Star Crash -Disney, por cierto deberian fichar a David the Hoff, le daría más lustre a la cosa.

    ResponderEliminar
  15. Bueno, por alusiones...

    Hay varios fallos (un planeta-arma "secreto", que quema un sol cada vez que se dispara... Dos veces sin cambiar de sistema solar aparentemente), pero probablemente pueden justificarse de alguna manera (me temo que tendremos versiones extendidas de esta trilogía).

    Para mi un error flagrante es cuando derriban el TIE en el que huían, en el destructor lo detectan y detectan explícitamente dónde de va a caer, envían naves a buscar los restos... Y nunca más se supo del imperio. Finn se despierta, hay una columna de humo super visible en el desierto a pleno día... Y Finn se aleja caminando tranquilamente sin que nadie le encuentre...

    ResponderEliminar
  16. Ay! Tipo...me ha gustado mucho la crítica. Me ha entretenido mucho la película y coincido totalmente en que es un comienzo esperanzador para las siguientes...Pero, aquí empiezan los peros:
    - Qué rollos se traen con ser hijo de, nieto de, descendiente de...huele a caspa. Tanta consanguineidad no puede ser bueno.
    - Finn, se tira media película (he contado hasta 6 veces), recibiendo golpes que le tiran al suelo y se queja siempre igual del dolor...pero bueno, se lo pasamos, por majo.
    - Ahora bien...lo que me tiene indignadísimo. Matan a Han Solo, se ds cuenta Leia que tiene un pálpito. Vuelven en el halcón milenario Chewbaca, Finn y Rey. les recibe, entre otros, Leia. Pasa por al lado de Chewbacca...y ni le mira!!! Ni le mira!!! Y se va a abrazar a Rey, a la que ni siquiera conoce.
    Muy bien señora empática. Se cargan a tu exnovio/marido/padredetuhijo del que te cuesta despedirte cada vez que parte porque le echas de menos y no, no vas a abrazarte con su mejor y único amigo, que estará destrozado y con la necesidad de fundirse en un abrazo con alguien que comprenda su dolor..., no, vas a abrazara una desconocida, que además conoce a Han Solo de hace sólo dos horas que dura esta peli...
    Bravo Leia! Bravo guionista de esa escena! Bra-vo!

    Esperaré impaciente tu siguiente entrada. Que oases felices fiestas

    P.d. Me ha gustado mucho Marilyn Manson en el papel de malo, y no me esperaba para nada la sorpresa del final con el cameo de Fernando Alonso como maestro Jedi.

    ResponderEliminar
  17. La pelicula N 3 es la mejor. Es una obra de arte en cine.

    ResponderEliminar
  18. Hombre, no soy fan de la saga pero he visto muy bueno comentarios sobre los episodios IV y V, por lo que tengo planeado verlos. Ayer vi la nueva película y me pareció una bobada, previsible y más superficial que un charco. Tengo entendido que igual las dos primeras de la trilogía clásica son mucho mejores, pero hay algo que me llamó la atención de forma negativa, y no sé si esté presente en toda la saga, así que les preguntó: ¿es la habilidad principal de los protagonistas de Star Wars el tener una flor en el culo? porque en la nueva película perdí la cuenta de las veces que salieron airosos de situaciones peligrosas por pura suerte.

    ResponderEliminar
  19. Diré que esta película es como el emoticono de la mierda con ojos.
    Es graciosa, es simpática, no molesta, pero por mucho que nos la intenten vender como helado de chocolate, sigue siendo una mierda.

    Dicho esto: yo salí con buen sabor de boca de ver la película cuando el preestreno. Ahora, nada que ver ni con IV-VI ni con, menos mal, I-III.
    Pros: poco CGI, exteriores molones, combates de cazas realistas, combates de sable de luz (me niego a llamarlos sables-láser) realistas, personajes creíbles, actores que se creen sus personajes, Han Solo, sabor enteramente pulp, Nien Numb y Almirante "It's-A-Trap" Ackbar, un malo con carga emotiva impresionante, un imperio con tintes nazis, diálogos logrados, BB-8, las novias de Chewbacca, Han Solo (sí, he de decirlo dos veces), los shoggoths, los stormtroopers humanos, las naves capitales y las bases llenas de vida, la gente disfrazada de alienígenas, el sacrificio de Han Solo.

    Contras: la música (JWilliams, ¿estabas dormido?), los agujeros de guión, la resistencia monguer, la revisitación del Ep.IV, C-3PO, un deus ex machina del tamaño de un mapa galáctico, una falla volcánica que libra de la muerte a Kylo Ren, una CFisher haciendo de CFisher y no de Leia, la sangre homeopática de los Skywalker, Poe Dameron, las bandas criminales de chinos, la Capitana Albal, el extraño trío amoroso fallido entre Rey-Finn y Finn-Poe, la poca furia bersérker wookie.

    Para extenderme con los fallos de guión (y aquí vemos a JJAbrams en su gloria negativa), a mi entender los más gordos son:
    -Finn empieza empáticamente afectado por la muerte de sus compañeros... y en menos de diez minutos se encuentra disfrutando como un enano con la muerte de sus anteriores compañeros.
    -La Capitana Albal ordena una entrevista de reacondicionamiento a Finn... y lo siguiente que sabemos es que Finn quiere huir de la Primera Orden.
    -Poe y Finn se conocen de haber pilotado durante cinco minutos un TIE... y ya son superamigos.
    -El punto débil del Starkiller tiene en tamaño de una ciudad y está pintado de negro... en un planeta cubierto de nieve... y un conserje conoce al dedillo su funcionamiento.

    ResponderEliminar
  20. A mi después de ver la peli sólo me queda una duda. ¿Cómo lo hace Ren para tener ese pelazo después de pasarse todo el día con la cabeza envasada al vacío en un casco hecho del mismo material que la capa de Piccolo?

    ResponderEliminar
  21. Ojo, que no digo que la mierda con ojos no me guste...

    ResponderEliminar
  22. Yo estoy encantado con la película, lo pasé genial. Tan bien que repetí tres días después, pero en V.O. Por cierto, el general Hux, en la versión doblada está horrible. El actor de doblaje no era el adecuado, está sobreactuado.
    Hay cosas que fallan, lo de R2 en 'coma' es muy raro y cogido por los pelos pero en lo demás no hay muchas pegas que poner (aquí una pequeña explicación sobre eso que no termina de convencerme: http://www.blogdecine.com/frases-citas/star-wars-el-despertar-de-la-fuerza-j-j-abrams-explica-la-tragedia-el-final-y-las-escenas-eliminadas)

    De los personajes nada más que decir que me he enamorado de Rey, me parece imposible no hacerlo, y que a Finn y Poe se les coge cariño (sobre todo a Finn, me parece que Jhon Boyega lo borda)
    He quedado contento con la película, creo que JJ es más que digno sucesor de Lucas, que coño, es mejor que George Lucas, y seguramente conozca, y quiera, más del universo Star Wars.

    ResponderEliminar
  23. OLGERD VLADISLAV: Jope, ni que la película hubiera violado a tu familia, prendido fuego a tu casa y echado sal en tus tierras. Ánimo.

    Juan Germán Socías Segura: Tendría que ver la película otra vez, pero diría que la base Starkiller absorbe energía dos veces del mismo sol. No lo consume entero la primera vez porque el atracón le daría ardor de estómago. O quizá lo consume casi por completo, pero las propias reacciones nucleares del sol lo vuelven a "activar". ¿Honestamente? No tengo ni idea. De todos modos, yo no intentaría buscarle sentido científico a una cinta de fantasía que viene de una trilogía en la que ya existía una estación de combate espacial capaz de destruir planetas.

    En cuanto al segundo punto, la Primera Orden no sabe exactamente dónde cae el TIE. Primero localizan los restos del fuselaje buscando por el área en la que calculan que podría haber caído y luego siguen el rastro hasta el asentamiento donde Finn encuentra a Rey. No le veo problema. ;)

    Frankew: ¡Ja, ja, ja! A mi hermano también le fastidió un montón lo de Leia pasando de Chewbacca. Es normal que quieran centrarse en Rey, pero un abrazo peludo no les hubiera quitado mucho tiempo y hubiera sido un bonito detalle (como cuando Chewie la da el abrigo a Han para que no pase frío).

    Anónimo: Prueba la A-38.

    duhmzdaih: ¡Es una película de aventuras! Los héroes pueden sufrir algunas derrotas por el camino, pero al final tienen que salir airosos. Si no, sería deprimente. Incluso El Imperio contraataca y La venganza de los Sith terminan con una nota de esperanza.

    Radagast: Coincido en algunos puntos y en otros no, pero desde luego lo que no puedo ignorar es el comentario de que Carrie Fisher está haciendo de Carrie Fisher, porque es una afirmación tan alejada de la realidad como la propia Carrie Fisher. ¡La mujer está como una regadera! ¡Loca de atar! ¡Para que la encierren! Y lo raro y sorprendente es que en la película salga tan comedida. Por diversión, te recomiendo que busques vídeos de sus entrevistas.

    Aco: Texturizadores.

    Mixtli: Yo creo que George Lucas quiere a Star Wars como a un hijo, pero es un hijo que le ha dado tantos disgustos que lo ha tenido que mandar con otra familia. Y ahora ambos están mejor.

    ResponderEliminar
  24. Después de haber visto la película, he vuelto para leer la crítica completa. Este episodio VII es una buena película de aventuras, pero peca demasiado de ser un remake ¿encubierto? del episodio IV. Una decisión demasiado cobarde y conservadora, la verdad es que esperaba un poco más de Abrams en este sentido. Al menos, en lo que se refiere a las precuelas, Lucas se atrevió a hacer algo ligeramente diferente (aunque no le saliera del todo bien).

    No es una mala película, ojo, pero deja la sensación de que han jugado demasiado sobre seguro repitiendo un esquema que ya saben que funciona. Más o menos como se hizo en "Jurassic World", curiosamente el otro "super-taquillazo" de 2015.

    ResponderEliminar
  25. Un error grave en mi juicio al menos, se produce cuando Finn huye en el TIE. Estas naves carecen de soporte vital, por ello los pilotos del impero llevan trajes presurisados y con suministro de oxígeno, pero nuestros "heroes" viajan en pleno espacio con atmosfera cero sin ingún inconveniente

    ResponderEliminar
  26. Vagamente aceptable es lo mejor que puedo decir de ella.

    Enlazo la crítica mejor valorada de las 450 de filmaffinity y ya de paso me hago propaganda :)

    http://www.filmaffinity.com/es/user/rating/814223/569795.html

    ResponderEliminar
  27. Antes que nada, aviso que tengo el gusto roto en películas, cualquier cosa me parece una genialidad mientras me mantenga entretenido. ¿Es un calco en mayor o menor medida? Sí, pero qué calco. ¿Es peor o mejor que alguna de las películas anteriores? Nunca me he de fijar en eso, para mí todo debe apreciarse en un conjunto, solo me interesa que el conjunto lleve un ritmo bueno. He visto series que se van cayendo a pedazos y remontan en los últimos episodios así como series que son geniales y se mueren a 4 episodios de acabarse. Para mí la llama de Star Wars sigue viva.

    Gracias a su chiste de Snooki ahora nunca olvidaré el nombre de Darth Voldemort. NUNCA.

    ResponderEliminar
  28. Estoy bastante de acuerdo con los términos de la crítica respecto de los diferentes aspectos de la película, pero no tanto de su valoración global. Y creo que el problema lo tiene la saga y lo tenemos nosotros, ciudadanos entre 35 y 50 años que crecimos viendo la trilogía original y que, aunque no entremos en la categoría del friquismo, estamos culturalmente condicionados por ella.
    ¿Nunca os habéis preguntado por qué los fans del fenómeno Star Wars (en mi época lo llamábamos "La Guerra de las Galaxias", y el lado oscuro se denominaba reverso tenebroso) tienen esa edad que he mencionado, y no sesenta o setenta años, que es lo que tendrían si en su día la trilogía original hubiera encandilado a los adultos? ¡Porque son películas para niños! Es una saga infantil y mema; nos gustaba de niños y las nuevas entregas sólo aspiran a gustar a los niños de ahora -y generar con ello pingües beneficios de merchandising a costa de sus sufridos padres- y a despertar en nosotros la nostalgia. Básicamente las reacciones a la película han sido de dos tipos: a) es una puta mierda; b) estoy feliz porque me ha hecho retornar a la infancia. Etcétera, etc.
    (Por cierto, esta sensación -la de que el problema no está en cuán buena o mala sea cada película en sí, sino en que la saga en su conjunto es una gilipollada- ya la tuve con las precuelas.)

    ResponderEliminar
  29. Ahora que he visto la peli... el primer fallo que le veo son los nombres de los personajes, fue salir del cine y no recordaba ninguno!!! Eso sí, atentos a la nueva estrella de la pelicula, la ballesta de chewacca!!

    Bujeros de guion como puños! Mientras estas viendola, menos, pero al recordarla, como puños, por ejemplo, el pelanas ese que pilota x-wing, que no recuerdo como se llama, sestrella con el tie, y a las primeras de cambio se pira del planeta, y al robot con el mapa que le den...
    El solo-son es clavado a severus snape de jovencito, luego le calzas a snooki voldemort y lo cascas.
    La crisis es muy mala! 5 tie y 6 xwing son un una flota!!
    Luego el doblaje de solo de abuelo cebolleta, mas el episodio de alien-la cosa....
    La nueva prota bien, si solo me acordara del nombre.. la novia de yoda, si no ha fenecido enterrada espero verla en la siguiente.
    Si tenian que cargarse a alguien, que se cargaran a leia!!
    En fin, quitas la tecnologia actual y la peli es un truño.

    ResponderEliminar
  30. Yo opino que esta es la película que las precuelas pudieron haber sido si sus guiones hubieran estado más pulidos y sus diálogos, actuaciones y caracterizaciones no hubieran dado vergüenza. En una escala del 1 al 7, yo le daría un 5 ó 6.

    No sé por qué pienso que los villanos (que noto mucho más sanguinarios que los stormtroopers o droides de batalla de antaño, que siempre fallaban) son una señal de que incluso el Nolan-realismo actual está alcanzando a Star Wars. "Que los stormtroopers deberían ser unos asesinos a sangre fría, qué te has creído, que esto es una película de fantasía en el espacio o algo?". Es mi única queja (y es más un cierto sentimiento de derrota que una queja).

    Respecto a los que la ponen como peor que el Ep. I, no olvides que los fans de Star Wars odian Star Wars: http://icedragonnet.blogspot.com/2014/12/la-compleja-y-horrorizante-verdad-del.html

    Lo de que el doblaje de España diga "friki" me dejó a cuadros. En algún lugar de la galaxia existe el articulista Veso Jeteuri, que está hasta los huevos del término y de la gente que aún disfruta el "En busca del Imperio Gundark" (con lo primero estoy de acuerdo pero lo segundo ya me toca un poco los detonadores térmicos).

    ResponderEliminar
  31. Aunque un poco tarde aquí llegan mis impresiones:

    La película es entretenida, te lo pasas bien con ella y tiene grandes momentos. Me ha gustado el posible romance entre Finn y Rey, hay buena interacción entre ellos y tienen sus roces pero no están todo el rato discutiendo, además es un buen detalle ver una película en la que la relación entre un negro y una blanca como si fuera algo normal, si vemos la historia del cine es casi imposible ver películas en las que no blanco esté con una blanca sin que la diferencia racial sea parte importante de la trama.

    Lo peor es que no se arriesgan nada y parece que estamos viendo un remake del Episodio IV, una cosa son los homenajes y otras plagiarse a si mismos todo el rato (al menos el Porkins de esta peli sobrevive). No veo hipocresía que Finn no tenga problemas en matar a sus antiguos compañeros, no es lo mismo matar soldados entrenados y adoctrinados para oprimir la Galaxia que han asumido que pueden morir en cualquier momento que inocentes que sólo quieren vivir sus vidas.

    Antes de acusar a Rey de ser una Mary Sue es mejor esperar a que se revele más de su pasado en las secuelas, todo apunta que ya tenía entrenamiento previo y que lo estaba recordando, sería una buena explicación de sus habilidades (y otro autoplagio, los que hayan jugado a 'Caballeros de la Antigua República' lo sabrán). Eso si, que Leia la abrazase a ella y no a Chewbacca no tiene nombre.

    No pude evitar reírme en la parte en la que Hux suelta su discurso, que ridículo.

    Kylo Ren es la mayor decepción de la peli, al principio parecía un super sith con eso de dejar el disparo de un blaster parado en el aire pero luego se revela como un niñato sin ninguna explicación por la que se haya pasado al Lado Oscuro, Anakin cayó porque quería salvar a Amidala y Palpatine se aprovechó de ello, él tiene a su familia viva y bien. Tampoco pude evitar reírme cuando mostró la cara y alguien comentó que por eso llevaba la máscara, supongo que se pasó al Lado Oscuro cuando descubrió que era adoptado porque no hay manera que esté emparentado con gente guapa como Anakin (precyborg), Amídala, Luke, Leia y Han.

    ResponderEliminar
  32. Tengo sentimientos encontrados con la última entrega. Definitivamente con Star Wars: Episodio 7 , me llevé una gran sorpresa. Como espectadora que ha asistido a los estrenos de los films previos, que prácticamente ha crecido con la primera trilogía, sólo puedo decir que me he enfrentado a una sensación con doble filo. Por un lado, feliz de reencontrarme con los viejos personajes, de palpar a ratos el espíritu de los films originales, de sentir la fuerza correr por mis venas mientras disfrutaba de una más que brillante mezcla de efectos digitales y físicos (uno de los mayores aciertos del film); pero por otro estaba todo el rato por delante del film, sabiendo en cada momento lo que iba a pasar, algo que sólo debe estar destinado a los más que necesarios segundos visionados. Ejemplo: en cuanto Han Solo llama a su hijo, sabemos qué va a pasar, y el momento, aunque bien interpretado, no posee fuerza. Pero sería injusto acribillar la película por ser a ratos, demasiados, predecible y casi una fotocopia de los instantes de la película que lo empezó todo. Al final El despertar de la fuerza parece más una película nostálgica que funcionará como transición para la nueva etapa de Star Wars ahora bajo la administración Disney Studios.

    ResponderEliminar