19 de junio de 2016

Juego de Tronos: El hombre destrozado

¿Os dais cuenta de que apenas queda una semana para que termine otra temporada de Juego de Tronos? Esta noche se estrena el noveno episodio y la semana que viene será el turno del último.

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Bueno, supongo que no para aquellos de mis lectores que aborrecen estas entradas y esperan como agua de mayo que vuelva a hablar de cómics de He-Man o pizzas lovecraftianas; pero, ¿acaso es mi culpa querer terminar lo que ya he empezado? ¡Creo que me merezco una medalla!

Y no os confundáis. Yo soy el primero que tienes ganas de escribir sobre otros temas, incluso si se trata de películas de serie B de ciencia ficción de los años sesenta con limos monstruosos. Para todo hay un momento.

Menos para Leticia Sabater y su canción de La salchipapa. Para eso están reservadas las profundidades abisales.


En el Valle de Arryn


En mitad del campo, entre colinas brumosas, el hermano Ray, un exmercenario al que le ha salido una vena pacifista, está construyendo un septo con ayuda de sus feligreses. Entre ellos, para sorpresa de cualquiera que vosotros que esté viendo la serie con dos semanas de retraso (o sea, nadie), se encuentra un recuperado Sandor Clegane. ¡¡El Perro ha vuelto!!

Perdonad que utilice signos de exclamación de más, pero es que no todo el mundo se recuperaría después de coger la rabia, cruzar espadas con Brienne de Tarth, perder media oreja y despeñarse por un barranco. Por suerte, el Perro es más resistente que Wile E. Coyote, y ahora se confirma que sobrevivió a su última pelea de la cuarta temporada después de que Arya lo abandonase. Nunca abandonéis a vuestros perros. Vendédselos a un restaurante chino y así al menos sacaréis tajada.

El regreso de un personaje tan popular merecía una entrada en escena a la altura y la suya, precediendo a los créditos de apertura para no fastidiar la sorpresa a sus fans, es impresionante. Verlo caminar con un enorme tronco sobre el hombro me trae recuerdos de Arnold Schwarzenegger en Commando. Solo le faltan la motosierra y el acento austriaco.

-Sígueme, Arnold.

-[Frase indescifrable con fuerte acento austriaco].

Enseguida nos damos cuenta de que formar parte de una comunidad amish ha cambiado al Perro. Ahora es un hombre distinto, con una mentalidad más zen, menos agresivo..., aunque por la manera en que corta leña, que parece que esté descuartizando un cadáver para meterlo en bolsas de basura, tampoco le vendrían mal algunas sesiones de control de la ira. O algunos comprimidos de Risperdal 3 mg.

El hermano Ray recuerda el día en el que encontró a su nuevo amigo hecho una piltrafa, hediendo a podredumbre, lleno de gusanos y con el fémur apuntando a Palencia.

"¿Qué te hizo vivir?", le pregunta.

"Ser un odiatóder", responde el Perro.

El septón cree que su amigo se confunde y que los dioses aún tienen planes para él. ¿Quién sabe?, a lo mejor encuentra la felicidad cantando para sesentonas en un casino de Las Vegas.

Ian McShane, haciendo una cuarta parte del esfuerzo con el que ganó su último Globo de Oro.

Ray está dando un sermón sobre lo mal que es la violencia, manifestando los remordimientos que siente cuando piensa en la época en la que trabajaba como mercenario de SOLDADO a las órdenes de la corporación Shinra, cuando llegan tres hombres de la Hermandad sin Estandartes.

El cabecilla, un tal Lem Lemoncloack (¿lleva una capa amarilla porque se apellida Lemoncloak, o se hace apellidar Lemoncloak porque lleva una capa amarilla?, ese es un misterio que debemos resolver) les comenta, así como quien no quiere la cosa, que es complicado encontrar protección en estos tiempos difíciles. Guiño, guiño.

La tensión se palpa en el ambiente, y el hermano Ray procura recalcar que no tienen nada que merezca la pena rapiñar, saquear o robar. Todo lo que tienen es su fe, sus herramientas y el álbum de cromos completo de Buscando a Dory.

El trío se marcha dejando caer una amenaza poco sutil: "La noche es oscura y alberga horrores. No os quedéis levantados hasta tarde viendo Annabelle".

¿Amarillo limón? Amarillo bayeta de Vileda requeteusada, diría yo.

El Perro valora con un 3 sobre 10 cómo ha manejado Ray la situación, y le dice que deberían prepararse para pelear, o al menos colocar algunas trampas como Macaulay Culkin en Solo en casa. Sin embargo, el septón está convencido de que la violencia solo engendra más violencia y está dispuesto a llevar su doctrina pacifista hasta sus últimas consecuencias.

"La violencia es como un resfriado", explica. "No se cura estornudando encima a la gente".

"¿Pero qué tontería de metáfora es esa?".

"En realidad es un símil".

Más tarde, mientras el Perro corta leña en el bosque, los hombres de la Hermandad sin Estandartes regresan y masacran a toda la comunidad de followers de los Siete. Al hermano Ray, para mayor efecto dramático, lo dejan colgando como un salchichón de las vigas del septo.

El Perro, enrabietado, agarra su hacha y empieza a seguir el rastro de los bandidos. Fue bonito no cortar en pedazos a nadie mientras duró.

Modo matar ON.


En Desembarco del Rey


Después de que el Gorrino Supremo (Anonimatus, ¡ese ocurrente comentarista!) dé un consejo sobre los "deberes" conyugales a Margaery que retrotrae los derechos de la mujer al Paleolítico y le insinúe que el menor de los problemas de Lady Olenna será la ciática si prolonga su estancia en Desembarco del Rey, nuestra aparentemente pudibunda reina se reúne con su abuela en presencia de la septa Unella, que no le quita ojo de encima.

Pero aunque por su boquita salen palabras aciagas acerca del desheredado futuro de su hermano Loras, Margaery sigue siendo una jugadora en el juego de tronos y no una pieza más en el tablero, y así se lo revela a la Reina de las Espinas al poner en sus manos con disimulo un papelito en el que ha dibujado una rosa, el emblema de la Casa Tyrell y también el logotipo de la nueva floristería que han abierto en la calle de las Semillas.

Se me ocurren formas mucho menos discretas de hacerle ver a su abuela que sigue siendo "uno de los nuestros" (por ejemplo, hacer volar a un dragón con una pancarta gigante que diga "¡AÚPA TYRELL!"); pero pasarle un papel con la prueba de que está maquinando algo en las mismísimas narices de la septa Unella me parece una temeridad. No creo que Lady Olenna pensase que a su nieta le había dado un tic nervioso si le hubiera guiñado un ojo.

Si esperáis un poco, veréis cómo lo guiña. Esperad, esperad...

Más tarde, Cersei Lannister visita a Lady Olenna para decirle que tienen que luchar unidas contra el frente fanático religioso, e incluso admite que metió el cuezo al subestimar al Gorrino Supremo, reconociendo que es culpable de que toda la ciudad esté sometida a una panda de meapilas piojosos. No es por defenderla, pero ¿quién iba a prever que un tipo sin zapatos que ni siquiera sabe poner una lavadora fuera tan espabilado?

Sin embargo, Lady Olenna tiene a Cersei en el top 3 de las peores personas que ha conocido y no está por la labor de ayudar. Es más, siguiendo el consejo de su nieta, ha decidido poner tierra de por medio antes de que la obliguen a rezar el rosario en una mazmorra cochambrosa y pestilente.

"Estáis más sola que la una y rodeada de enemigos", dice la Reina de las Espinas. "¿Vais a matarlos a todos?".

"Hmmm... ¿Es eso un adelanto de lo que podría pasar al final de esta temporada?, porque no creáis que no he pensado en prenderle fuego a todo y largarme de vacaciones al Serengueti".

-¿Matar a todos? Tomo nota de la idea.


En el norte


En el campamento del pueblo libre, Jon Nieve se reúne con los caudillos salvajes para convencerles de que si no se unen a él en su lucha contra Ramsay Bolton, las leyes antiinmigración de los norteños se les aplicarán con todo su rigor y les deportarán más allá del Muro.

"Esta no es nuestra lucha", dice uno de los montones de pieles con barba. "Todo el mundo sabe que tenemos una estricta política de guerrear única y exclusivamente contra ejércitos de no-muertos".

Vamos a ver, alma de cántaro, desde el momento en que tenéis un enemigo común, ¿qué porras hay que discutir? Tormund y el gigante Wun Wun apoyan a Jon, y los demás no tardan en estrechar su mano. Gracias por esta pérdida de tiempo.

Un voto por Jon Nieve es un voto contra la xenofobia.

Más interesante es lo que ocurre algunos días después en la Isla del Oso, donde Jon, Sansa y Davos se reúnen con la pequeña Lyanna Mormont, sobrina del difunto Lord Comandante de la Guardia de la Noche Jeor Mormont y prima del pagafantas Jorah el Ándalo. También es mi personaje nuevo favorito de esta temporada.

Los aciertos para que una cría mole tanto en apenas cinco minutos son dos: 1) haber escogido a una actriz que no te hace preguntarte por qué no la devolvieron sus padres de vuelta a Parías con la cigüeña cada vez que abre la boca, y 2) hacer de ella la niña más dura de todo Poniente.

Habla con la mano.

Jon le recuerda la carta que ella misma mandó a Stannis Baratheon diciendo que el único rey que reconocía era al Rey en el Norte, de apellido Stark, y ella le responde que solo ve a un Nieve y a una Bolton... o tal vez a una Lannister, le han llegado informes contradictorios. ¡BAM!

Por suerte para el equipo de reclutamiento, Davos Seaworth tiene buena mano con los críos y, en lugar de tratarla con condescendencia, hace el esfuerzo de empatizar con ella, entendiendo el peso de la responsabilidad con el que carga a una edad en la que aún debería estar jugando con Barbie y su perrito Chip Chap.

El discurso de Davos y su informe acerca del ejército de no-muertos que se aproxima convencen a la pequeña Mormont, que les ofrece todos los soldados que puede permitirse. En total, sesenta y dos.

"Y esa cifra..., ¿cuántos ceros lleva detrás?", pregunta Jon, preocupado.

"Ninguno", contesta Lyanna. "Pero son hombres de pelo en pecho y valen por lo menos como diez hombres del continente".

"¿Por hombres del continente queréis decir esmirriados y con polio?".


La última parada en su tour de reclutamiento es el castillo de la Casa Glover, donde Sansa demuestra que la diplomacia no es lo suyo.

"Debo recordaros que la Casa Glover es vasalla de la Casa Stark, ñañañañañá", dice. "Juró responder a nuestra leva".

"Supongo que igual que yo debo recordaros que perdí a mi hermano, mi mujer, mis hijos, mi cuñado y mi jardinero porque vuestro hermano Robb se casó con una z**** extranjera y, no contento con eso, confió en los Frey, que solo parecerían más maliciosos si llevarán una etiqueta con la palabra 'VILLANO' pegada a la frente", replica Glover antes de volver al interior de su castillo.

"Hmmm... El norte lo recuerda vagamente".

Desde luego no hay nada como pedir ayuda a alguien recordándole quién es aquí el jefe para que te mande a freír espárragos. Quizá Sansa debería haberse quedado en el Castillo Negro haciendo ganchillo. O pasteles de limón. ¿Os acordáis de cuando hacía pasteles de limón?

O RLY?

De regreso al campamento de los Stark, donde las discusiones sobre cuál fue el título más prometedor del E3 están al orden del día, Sansa se encierra en su tienda y escribe una carta a Meñique pidiéndole un ejército con extra de caballeros del Valle.

No es solo una suposición de las mías. Unos fans de Reddit con mucho libre han conseguido descifrar lo que pone la carta aplicando técnicas de última generación como las del chino de CSI. El texto completo es el que sigue:

Estimado Petyr:

Prometiste protegerme. Gran trabajo. ◔_◔

Si quieres que te perdone, manda URGENTEMENTE a los caballeros del Valle a Invernalia. Quiero recuperar mi habitación y mi póster de One Direction.

Un abrazo,

Lady Sansa Stark de Invernalia

PD: Sabré recompensar tu esfuerzo, pero no te hagas ideas raras... ಠ_ಠ

Más o menos captáis la idea, ¿no?


En Aguasdulces


Jaime Lannister y Bronn del Aguasnegras, cabalgando a la cabeza de las tropas Lannister, llegan al lamentable campamento de los Frey, cuyo concepto de asedio se acerca mucho al de una acampada hippy. Casi puedo oler la marihuana y la inmundicia.

Las leyes de la casualidad televisiva hacen que la llegada de Jaime coincida con el espectáculo que Walder el Negro y su hermano Lothar han preparado para Brynden "Pez Negro" Tully. Desde un cadalso, los Frey amenazan al Pez Negro con ahorcar y/o rebanar el cuello a su sobrino Edmure si no rinde el castillo. El Pez Negro se huele los faroles a la legua y les dice desde las almenas que le trae sin cuidado lo que hagan, dejándolos con cara de tontos. O sea, su cara normal, pero parpadeando más veces.

-¿Y a esto le llamáis asedio?
-¿Asedio? ¡Pensábamos que esto era el festival de música new age, tío!

Jaime sermonea a los hermanos Frey, poniéndoles a caldo por su incompetencia y necedad (por no mencionar su falta de modales e higiene), y luego, bajo la bandera blanca, se reúne con el Pez Negro en el puente levadizo para buscar una salida pacífica al conflicto, o al menos una solución que no suponga un coste de producción de 10 millones de dólares como el de la gran batalla del noveno episodio.

Sin embargo, entre los planes del último Tully que resiste ahora y siempre al invasor no está tirar la toalla, y tampoco parece muy preocupado por lo que pueda sucederle a Edmure. La única razón por la que ha bajado de la muralla es porque los asedios son aburridos y quería conocer en persona al famoso Matarreyes. Jaime le ha defraudado y no se corta en decírselo.

"Me habéis defraudado", dice.

Eso ya lo he dicho yo, Brynden. No repitas lo que digo.

-Si entrecierro los ojos, no distingo vuestro ejército de una boñiga de vaca.


En Volantis


La tripulación de Yara Greyjoy se toma un respiro de tanto remar, cagar por la borda y escupir contra el viento en un animado burdel de Volantis (quizá el mismo donde una rubia se ganaba los garbanzos haciendo cosplay guarrillo de Daenerys la temporada pasada ).

La capitana se lo está pasando especialmente bien con una de las chicas hasta que ve la cara larga de su hermano Theon, que, sin Theon Jr., se divierte tanto como un ciego en un espectáculo de mimos.

Juego de Tronos, ¿qué puedo decir?

Harta de tener que hacer de niñera, Yara obliga a su hermano a beber, pues sabe que los poderes mágicos de la cerveza pueden restaurar el valor y la confianza de cualquier hombre, incluso de un despojo humano como Theon (excepto la cerveza 0,0%, que solo sirve para que las embarazadas se engañen a sí mismas y no alcoholicen al feto).

"Te necesito, al auténtico Theon Greyjoy", le dice Yara. "Voy a ofrecerle un trato a la Madre de Dragones y necesito que estés conmigo. No es que confíe en tu sex appeal o en tu astucia para ganarnos el favor de la reina, pero algún papel habrá que darte en la trama y al público le encantan las historias de redención".

Theon asiente con la cabeza, pero sus ojos dicen: "¿No podríamos haber ido al zoo o al teatro?".

El ojo del tigre. Un tigre asmático y con reuma.


En Braavos


Arya está que no cabe en sí de gozo. Ya no viste una túnica gris más sosa que un pan sin sal y, gracias a un par de bolsas de dinero que probablemente haya birlado, ha adquirido un pasaje de vuelta a Poniente en primera clase, lo que le da derecho a un saco relleno de paja seca y su propio cubo de meados. Por algún extraño motivo, la chica no parece en absoluto preocupada por haber dado la espalda a una secta de asesinos de rostros cambiantes que podrían acuchillarle las tripas en el momento más inesperado. YOLO, que dicen los chavales. Carpe diem, que dicen los carcas como yo.

En mitad de un puente, Arya da un último vistazo al panorama digital de la ciudad, con el gran Titán luciendo su cuquísima minifalda al fondo. Sí, tiene tantos buenos momentos que recordar, como cuando practicó la eutanasia a una niña, o cuando la envenenaron y la dejaron ciega, o cuando tuvo que mendigar para sobrevivir, o cuando le dieron una paliza en mitad de la calle y luego otra y otra... Ya sabéis, los buenos viejos tiempos.

♪ Meeeemory... ♪


De pronto, la vieja de los anuncios de la fabada asturiana Litoral se le acerca a hurtadillas desde uno de los lados del puente.

"¿Tienes hora, niñita?", le pregunta con la voz de abuela más falsa del mundo.

"Claro, señora. Déjeme que me distraiga unos segundos mirando mi muñeca...".

¡No, Arya, no! ¡Los relojes aún no se han inventado!

-¿Quieres probar una fabada que está de muerte?


Como cualquiera que no sea idiota se huele, la vieja sospechosa es la Niña Abandonada disfrazada y, antes de que Arya pueda darse cuenta de su error, ya es víctima de una presa de lucha libre mexicana y tiene a su rival dejándole el vientre como una escurridera. La escena me trae vívidos recuerdos de la Boda Roja.

Arya consigue zafarse de su excompi de juegos y se arroja al canal con un espectacular salto acrobático, buceando para ponerse a salvo.

"Mamma mia!", exclama un gondolero que pasaba por allí.

-¡Ay, mi vesícula biliar!

Chorreando sangre como un gorrino en el matadero, nuestra imprudente heroína abandona el canal y se tambalea por la calle en busca de refugio, pero sin atreverse a pedir ayuda por temor a que se cruce con la persona equivocada y le hagan otros siete ombligos nuevos.

¿Sobrevivirá Arya a esta desafortunado y estúpido encuentro? Pues hombre, digo yo que sí. Si no, ¿a cuento de qué toda la trama de esta muchacha?

En fin, segundo episodio de trámite en la que ha sido una temporada que había comenzado con fuerza. Nos vemos en el próximo resumen de Juego de Tronos. ¡No me deis plantón!

11 comentarios

  1. ¡De nuevo oh gracias a nuestro mágnifico anfitrión por su heroica labor de visionado, resumen y redacción!.

    Sansa, tiene suerte de que Davos este de su lado, porque no acaba de aprender.Lo de Darth Sansa un full de Estambul vamos.
    Hasta la niña nueva tiene más seso (o por lo menos lo aparenta).
    ¿En serio piensa que a Meñique le importa algo, fuera de marioneta o compañera de afecto negociable?
    Jaime Lannister va resolver el tema del asedio con mano izquierda (guiño-codazo-guiño) y Bronn desde luego sigue su carrera ascendente de random esbirro a guardaespaldas deluxe (Ser Bronn) de 2 hermanos Lannister.
    Si lo viera su papa.
    Bronn, hijo de ...
    https://www.youtube.com/watch?v=R8rVz-BE_oo

    Los Greyjoy nada, dando asco hasta en los burdeles, definitivo su tío es adoptado, bien por la elección de la asamblea.
    A ver si por lo menos sirven de carne de cañon decente.

    LOL! a lo de la vieja de la fabada litoral, felicidades.
    Arya y el perro ¿volveran a hacer de duo dinamico?

    ResponderEliminar
  2. ¿Que la niña nueva es tu personaje favorito de la temporada? Pues entonces sabemos que no la termina viva, porque siempre que simpatizas con/te mola un personaje éste deja de cobrar la nómina de Juego de Tronos...

    ResponderEliminar
  3. Hay tenéis vuestro premio.

    https://www.youtube.com/watch?v=XTGekg0uN2E&ab_channel=Gwenvivar77

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Me he partido con este artículo! Ha estado sembrado! …aunque he echado un poco de menos al tío de “Es una maqueta” cuando Arya miraba al Coloso..jeje

    Momentazo épico cuando Lyanna Mormont dice que no ve ningún Stark!

    ResponderEliminar
  5. Este capítulo es el de El Perro, que alegría volver a verlo. Lo que no es si en libro queda claro que muera, o si lo dejan para que tú lo supongas, sea como sea, que alegría volver a ver ese bello rostro.
    Otro personaje robacorazones es Lyanna Mormont, vaya pasada de personaje, tres en minutos en pantalla y ya es más guay que más de la mitad de personajes, y no, no estoy mirando a Sansa.
    Por lo demás es un capítulo tranquilo y vemos que la batalla de los Bastardos va a ser cojonuda. La espero con ansia viva.

    ResponderEliminar
  6. El Perro ha vuelto, haber si hay suerte y viaja al Norte.

    Seguro que la vieja espinosa está planeando algo contra el Gorrino, si no tuvo problemas en darle el matarile a un rey-niñato menos va a tenerlos con los desharrapados que han capturado a sus nietos, lo más seguro es que le eche la culpa a los Lannisters.

    Lyanna Mormont, aquello a lo que aspira ser Arya, me pregunto como sobrevivirá.

    ResponderEliminar
  7. "Es una maqueta” ya es un clásico.

    Personalmente veo los capítulos de la serie con el ritmo de publicación de los artículos de El Tipo de la Brocha, los disfruto mucho más.

    ResponderEliminar
  8. Buena reseña.

    Me ha alegrado mucho el regreso del Perro. Un gran personaje algo dantesco que me dio pena como acabó en la cuarta temporada. Tomará venganza contra Brienne por la devastadora paliza que le metió? Ya veremos. Quizás sea lo que necesite Tormund para ganarse el favor de la Tarth, aunque me parece que sería ella mas bien quien lo salvase. Eso si, escaso papel de Ian Mcshane. Me hubiese gustado mas presencia porque es hombre es muy buen actor.

    Respecto a Desembarco, es evidente que las cosas se van a liar. No por Margaery, sino por una Cersei que cada día está peor y el va a coger el gustillo muy pronto a la piromancia. Espero que al final haga quemar algo con fuego valyrio. Tanto hype nos es bueno.

    Lo de Arya y la vieja...., no era obvio que era la niña Terminator esa??? Tanto entrenamiento y paliza para caer con el truco mas viejo que existe (y no es un chiste por lo de la vieja, eh).

    En fin, como tu bien dices, capitulo de transición cuyo momento mas importante es el regreso del Perro. Como siempre, fantástica reseña. Gracias por escribirlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun así ha sido mejor que Pacific Rim :D.

      Eliminar
  9. Me sangran los ojos más que el vientre de Arya Stark al ver las faltas de ortografía de los opinadores:

    Hay: verbo Haber
    Ahí: Adverbio de lugar.

    Haber: verbo haber.
    A ver: Preposición + verbo Ver

    Que el señor brocha ponga una vez abeula en lugar de abuela no os habilita para poneros en contra del buen ortografista.

    Gracias por lo de Leticia Sabater, congratula saber que a uno le leen los tweets.

    Siempre suyo!

    ResponderEliminar
  10. Des de Deadwood que soy muy fan de Ian Mcshane y por eso me alegró verlo en este capítulo, lástima que parece que no volverá a aparecer, eh, pero yo tengo fe en los sacerdotes del señor de luz que parece que pueden resucitar a quien quieran…

    ResponderEliminar