2 de septiembre de 2017

Juego de Tronos: El dragón y el lobo


Se acabó la temporada. Diría que se me ha pasado volando, pero mentiría. Resumir estos siete episodios ha sido como subir por una pendiente cada vez más pronunciada con un zapato roto y la botella de agua medio vacía. Y creo que me lesioné una rodilla en la sexta etapa.

Esto habría sido aun más difícil si no hubiera contado con vuestro apoyo, así que doy las gracias a todos los que habéis leído estas entradas y sumado al contador de visitas, y, muy especialmente, a los que habéis dejado algún comentario. Siempre me alegra recibir respuestas a estas chapas que os meto y vuestras apreciaciones e hipótesis son la guinda del pastel, sobre todo cuando me lleváis la contraria y demostráis lo tonto o poco perceptivo que soy.

También quiero aprovechar para aclarar una cosa sobre la que quizá yo mismo haya creado confusión por mi forma de contar las cosas: ¡he disfrutado un montón de esta temporada!

Me encantan la baja fantasía, la fantasía oscura, la fantasía heroica, la película Fantasía, cualquier postre que se llame fantasía de chocolate y casi todos los subgéneros en los que haya un trasfondo mágico/mitológico sacado de la manga y que no obedece a las leyes naturales. Y aunque Juego de Tronos empezó siendo una serie de politiqueos feudales que tocaba lo fantástico con timidez, en esta temporada se ha manifestado más que nunca como un claro exponente de ficción fantástica. Si a esto le unimos un reparto excelente y una producción de postín, ya tengo motivos de sobra para realizar una valoración positiva.

Eso no quita para que pueda reírme de todo, o criticar, como lo he hecho, las partes que están peor escritas o que tiene menos sentido. No creo que haya habido ideas malas, pero sí ideas mal ejecutadas y que un buen escritor no habría pasado por alto. También se han multiplicado los recursos dramáticos de la sutileza de "un relámpago ilumina al conde Drácula cuando aparece en lo alto de las escaleras". Hemos ganado en dinamismo, pero también en confusión e incertidumbre.

Aun así, la realidad es que la mayoría de espectadores se fijan poco en los defectos y tampoco les preocupan. Están encantados con la serie y me parece fenomenal que lo estén.


En Desembarco del Rey


Desde las almenas de las murallas de la ciudad, Jaime Lannister y Bronn del Aguasnegras observan la impresionante formación de los Inmaculados, impecables con sus zapatitos y su canesú, y la posterior llegada de los jinetes dothrakis, que surgen de entre las arboledas colindantes aullando como una banda salvaje de moteros y apabullando al personal.

Los fans de Gusano Gris (o sea la familia del actor excluyendo a su prima Angie, que no ve la serie) se alegrarán de verle a la cabeza de sus guerreros, sano y salvo tras el asedio marítimo de Roca Casterly. Habría estado bien que nos explicasen cómo se resolvió esa situación, que pintaba chunga para los Inmaculados; pero eso habría restado tiempo a los intercambios de miradas románticas entre Jon y Dany, así que ¿para qué molestarse en explicar nada? Yo voy a suponer que vino un mago a salvarlos. Qué simpáticos estos magos.

Mientras las tropas de Daenerys se despliegan formando el mensaje "como le ocurra algo a nuestra reina, ojito", Jaime y Bronn mantienen una conversación sobre la verga como causa última de las guerras. Desde luego no es la clase de diálogo con el que esperaba que comenzase el último episodio de la temporada, y confieso que cualquier pretensión de hacerme reír con chistes de pitos me predispone en contra de lo que estoy viendo.

Hombres rayados con los penes.

En la cubierta de la nave insignia de Daenerys, con la capital y la flota de Euron Greyjoy a la vista, Jon Nieve pregunta cuántas personas viven la ciudad, pensando ya en términos de a cuántos zombis tendrán que enfrentarse si la cagan protegiendo el norte.

Tyrion le dice que alrededor de un millón, duplicando así por las buenas la cantidad que mencionó Jaime en la tercera temporada. No sé si esta inconsistencia se debe a que alguien se inventa las cifras sobre la marcha, o no hay inconsistencia alguna y simplemente los habitantes de Desembarco del Rey han estado muy ocupados durante los tres últimos años; esto también explicaría el incremento en las ventas de colchones. En cualquier caso, como el Ejército de las Tinieblas pise la ciudad, se puede liar gorda.

Daenerys no parece ir a bordo del barco, por lo que podemos intuir que llegará a la reunión directamente a lomos de Drogon para hacer lo que se conoce como una entrada espectacular. No me estoy quejando. Yo en su lugar haría lo mismo y sé que vosotros también.

Sandor Clegane baja a la bodega para comprobar qué tal se está portando el zombi capturado al norte del Muro, al que han encerrado en un cajón de madera como si fuera una vulgar Arca de la Alianza en lugar de un muerto andante protegido por el tercer Convenio de Ginebra. Tras despertarlo y confirmar que aún se menea, pero sin ofrecerle una bolsa de cacahuetes o un refresco siquiera, el Perro se retira.

Decepcionado con el servicio, el pobre zombi se promete a sí mismo que no volverá a viajar con esta compañía.

Esto es lo que la serie necesitaba: menos elipsis y más conversaciones insulsas en medios de transporte lentísimos.

Bronn recibe a la facción de Daenerys para escoltarla hasta el punto de reunión, que no es un descampado cualquiera con un par de toldos montados de forma improvisada, sino un lugar de gran interés histórico llamado Pozo Dragón (abierto de lunes a domingo, de 9.30 a 19.00; tarifas a consultar en taquilla; los menores deberán ir acompañados de una persona mayor de edad).

Ubicado a las afueras de la ciudad, en la colina de Rhaenys, Pozo Dragón era un antiguo zoológico que erigieron los Targaryen para mantener a los dragones aislados de los tentempiés humanos y que un buen día se quemó hasta los cimientos porque alguien se dejó el gas encendido, convirtiéndose así en las ruinas romanas del anfiteatro de Itálica (Santiponce, Sevilla). Según las novelas, cuando Pozo Dragón estaba de una pieza, era una estructura magnífica y enorme, por cuyas puertas de bronce cabían holgadamente treinta caballeros cabalgando lado a lado. Por desgracia, en la versión televisiva tenemos que conformarnos con un Pozo Dragón de saldo, con puertas por las que cabrán a lo sumo seis o siete caballeros muy apretujados y con sus caballos pisándose los unos a los otros.

Tampocostatanmal.

Tyrion, Bronn y Pod aprovechan el paseo para ponerse al día y recordarnos lo buenos amigos que son a pesar de las circunstancias. Sigo sin entender por qué Bronn aún no se haya cambiado de chaqueta, pese a reconocer que está en el bando perdedor y saber que Cersei no tiene dos dedos de frente. Tyrion incluso llega a ofrecerle el doble de lo que le esté pagando su hermana (hoy le ha dado por la tabla de multiplicar del dos), y Bronn hace oídos sordos a la propuesta. Debe de ser el peor mercenario de la historia.

Mucho más interesante me parece el reencuentro de Brienne de Tarth y Sandor Clegane, sobre todo teniendo en cuenta que la última vez que estos dos se vieron, el Perro se precipitaba por un barranco con media oreja menos mientras ella miraba cómo se hacía pequeñito desde arriba. Por suerte, él no es rencoroso y entiende que, a su manera, ambos querían proteger a Arya. Incluso se hincha de orgullo al enterarse de que la muchacha Stark ha regresado a Invernalia y que es muy capaz de protegerse a sí misma. Eso sí, para evitar romper este momento tan entrañable, Brienne no menciona nada de que Arya es ahora una psicópata paranoica con un maletín lleno de caras prestadas.

Padres adoptivos orgullosos.

Tras un paseo que dura más que cualquiera de los viajes de cientos de kilómetros que hemos visto esta temporada, la variopinta comitiva entra en la arena de Pozo Dragón, donde han instalado unos pabellones con toldos rojos muy cucos para que no les dé el sol en este invierno tardío.

Acompañada de Jaime, Euron, Qyburn, la Montaña y su escolta real, la reina Cersei entra en escena como solo ella sabe hacerlo, lanzando de soslayo miradas de inquina que parece que claven puñales y guardándole especial rencor a su hermano Tyrion, para el que siempre mantiene apartada su botella de odio gran reserva.

El Perro reconoce a su hermano mayor bajo el casco de Darth Vader que le han encasquetado, y como Daenerys se está haciendo la remolona, aprovecha el ínterin para hablar con él. No es que Ser Gregor sea muy parlanchín desde que lo convirtieron en el monstruo de Frankenstein, así que la escena es más bien un monólogo del Perro de frente a una masa enlatada de músculos en descomposición interrumpida. Al menos es de agradecer que en esta ocasión, y para variar, la serie no ceda terreno al fanservice y el reencuentro se salde solo con palabras (aunque ya nos dejen anunciado el inevitable combate futuro).

-Te recordaba más alto.

Impaciente y molesta, Cersei se señala el reloj y pregunta dónde está Daenerys. Si pretendía ser ella misma la última en llegar para hacerse la interesante y robar protagonismo a la "usurpadora", menudo chasco.

Sin hacerse más de rogar, el sonido de unas alas de envergadura Boeing 747 anuncian la llegada de la Reina Dragón.

Es una suerte que Dany no se haya demorado más probándose vestiditos, porque el plan B de Cersei para el caso de que se la jugasen era que la Montaña aplastase a todos sus enemigos uno por uno. Sí, aunque no lo parezca, ese es el plan de una mujer adulta y perspicaz en pleno dominio de sus facultades mentales. Fantasía en su máxima expresión.

Una vez ha dejado a todos boquiabiertos con su pareja de dragones gigantes (abriendo el interrogante sobre qué le habrá pasado al tercero), Dany camina hasta su asiento como si aquello de llegar montada en un dragón fuera de lo más normal.

"Iba a pedir un Cabify, pero se me ha acabado la batería del móvil", dice.

-Hola, he tenido problemas para aparcar mi dragón fuera. ¿Puedo meterlo aquí?

Con todos los interesados ya acomodados, Tyrion se levanta de su asiento para iniciar las conversaciones, pero apenas ha abierto la boca cuando Euron, que no se ha tomado la molestia de leerse el orden del día, le interrumpe para amenazar a Theon con matar a su hermana Yara si no se presta voluntario para ser su escabel, todo esto mientras realiza aspavientos que abochornarían a Jack Sparrow.

Cersei le manda cerrar el pico, y Tyrion continúa con su discurso, reconociendo que muchos de ellos no quieren verse ni en pintura, pero que los dos bandos tienen un punto de interés común. Jon se levanta para resumir la situación:

"Vienen los zombis y nos van a matar a todos".

Tyrion carraspea.

"Ah, sí", dice Jon, poniéndose sus gafas y sacándose unas notas del bolsillo. "Esta frase quedará genial en el tráiler. Os la leo: 'Solo hay una guerra que importe: la Gran Guerra. Y ya está aquí'. Ni George R. R. Martin la hubiera escrito mejor, ¿eh?".

No sé si espera un aplauso.

-Espero un aplauso.

Pues te vas a quedar sin él, so pretencioso.

Para reforzar la declaración de Jon, el Perro trae el cajón que llevaban en la bodega del barco y libera al zombi de muestra con la misma parsimonia que un mago preparando al público para su gran número.

El espectro, lejos de mostrarse confundido y preguntarse dónde porras le han traído, empieza a chillar cual gorrino hambriento y, a pesar de las cadenas que lo sujetan, sale escopetado en dirección a la sorprendida y aterrorizada Cersei, que pone una cara que es la monda.

-¡Una rubia! ¡A lo mejor es sueca! ¡A por ella!

-¡AAAAAAAH!

Clegane frena al zombi en el último instante tirando de sus cadenas y, acto seguido, lo parte por la mitad de un tajo como si fuera una butifarra.

El zombi, molesto con el trato recibido en su condición de embajador del ejército de los muertos, sigue revolviéndose en el suelo, exigiendo con señas una hoja de reclamaciones. A mí incluso me da pena. Menos mal que no le puse nombre o ya me habría encariñado con él.

Qyburn, embelesado, se levanta para examinar el brazo cercenado, que sigue meneándose por su cuenta.

"¿Me lo puedo quedar?", pregunta. "Siempre he querido un rascador como este".

"No, tío, qué asco", le dice Jon.

"A lo mejor Ser Jaime lo prefiere a su mano dorada", sugiere el nigromante.

"Paso, me da grima", dice el aludido.

Siguiendo adelante con la demostración, Jon coge el brazo del zombi y, nada por aquí, nada por allá, lo quema con un antorcha, demostrando así el primer punto débil de los espectros. Por último, para cerrar el numerito, clava un puñal de vidriagón en el corazón del maltrecho conejillo de indias, dejándolo bien muerto.

"¡Ta-ta-tachán!", exclama.

Creo que el espectáculo habría ganado bastante si hubieran contratado a una azafata con vestido de lentejuelas.

-¡Bibidi, babidi, bu!

Con el personal acongojado, Euron pregunta si los espectros saben nadar, y cuando le responden que solo bucear sin ascenso, se levanta y dice que él se vuelve a su isla de cagarros secos a esperar a que termine el invierno. Si me garantizasen que las huestes del Rey de la Noche iba a atacar a Euron, invertiría todos mis ahorros en flotadores y manguitos para los muertos. ¡Rayos y truenos, qué tirria le tengo!

A la vista de que su único aliado la ha dejado en la estacada, Cersei decide aceptar la tregua con una sola condición: que Jon se vuelva a su casa a pasar frío y se mantenga neutral en la guerra, como la respetable y nunca criticada Suiza.

Fiel a los principios que condujeron a Ned Stark al cadalso, Jon le dice que ya ha jurado fidelidad a la Casa Targaryen, así que tararí. También es mala pata. Hace solo dos episodios no sabía ni qué excusa inventarse para evitar hincar la rodilla y ahora es el perrito faldero de la Reina Dragón.

Indignada, Cersei da por zanjada la cuestión y se marcha con su séquito de vuelta a la Fortaleza Roja a poner la calefacción. Antes de que se vayan, Brienne detiene a Jaime y le dice que intente convencer a la reina de que colabore porque, oye, sentido común, ¿no? Jaime le dice que él es leal a su hermana y la moza le contesta con un "¡P*** lealtad!", que es una expresión que jamás hubiera esperado escuchar de la boca de una mujer armada caballero que durante toda la serie ha puesto la lealtad por encima de todo. Me habría sorprendido menos si hubiese contestado con un "¡Ay, híjole!".

-Mi escala de valores no significa nada cuando un guion que busca impresionar al espectador se cruza en mi camino.

Daenerys y Tyrion felicitan a Jon por su sinceridad inoportuna y le pregunta si se habría muerto por adornar un poco la verdad con MENTIRAS, por aquello de no jorobar las negociaciones. Jon les dice que los faroles no son lo suyo porque le entran tics nerviosos. Por eso nunca juega al mus.

A falta de mejores opciones, y aun sabiendo que lo quiere ver muerto y disecado como gnomo de jardín, Tyrion sale tranqueando detrás de su hermana, para intentar convencerla de que cambie de opinión.

La reunion de Cersei y Tyrion es una de las escenas mejor escritas del episodio y merece la pena verla aunque solo sea porque Headey y Dinklage hacen algo que ha sido casi anecdótico para ellos en esta temporada: actuar. El talento interpretativo de estos dos actorazos está tan desaprovechado que en la mayoría de episodios podrían haberlos sustituido por un par de calcetines viejos con botones cosidos a modo de ojos y nadie habría notado la diferencia.

Cersei le dice a Tyrion que, al matar a su padre en el cuarto de baño mientras cagaba (los detalles los añado yo), dejó a toda su familia a merced de sus enemigos, provocando en última instancia la muerte de Tommen y Myrcella, porque irse a la causa remota en lugar de a la causa próxima es muy propio de ella. Ya de paso podría remontarse a cuando los dinosaurios dominaban la Tierra.

Él se defiende diciendo que quería a los críos con locura y que lo siente mogollón. Pero sentirlo no es suficiente para su hermana, así que le dice que si se va a poner así de tonta, que lo mate. Total, si no lo hace ella ahora, ya se ocuparán mañana los no-muertos de liquidarlos a todos en la temporada ocho.

A pesar de todo, Cersei no ordena a la omnipresente Montaña que pisotee a su hermano pequeño hasta convertirlo en una plasta roja y pulposa. Pronto averiguaremos el porqué.

Al verla llevarse una mano al vientre y comprobar que no quiere vino pese a su alcoholismo galopante, Tyrion ata cabos y deduce que su hermana está preñada. Eso es, por cierto, a lo que la sinopsis oficial de HBO se refiere por señales sutiles. ¡No miento!

-Uy, he notado una patadita.

-Qué extraño, mis piernas no la alcanzan por debajo de la mesa. ¿A qué se referirá?

Mientras los  Lannister discuten, Jon juega con los huesecillos de dragón que hay esparcidos por la arena. Primero le vemos utilizar una pelvis a modo de sombrero, luego agarra unas mandíbulas con las manos y las abre y cierra poniendo una voz graciosa...

Dany se acerca a él para que deje de hacer el tonto y le cuenta que los dragones se echaron a perder y menguaron cuando los encerraron en Pozo Dragón, dándose a la bebida y a los fritos y pasándose todo el día tirados en el sofá viendo la tele, y la Casa Targaryen menguó a la par. Luego vuelve al trapo con el tema de que ella no puede tener hijos y, como ya son íntimos, esta vez le explica que fue una bruja quien la maldijo.

Decidido a poner a prueba esa teoría, a Jon se le iluminan los ojos.

"Lo de los dragones y los zombis tiene un pase, pero, ¿quién ha oído hablar de una bruja que echa maldiciones de útero? Yo no me lo trago. ¿Tú sí?".

"Depende. ¿Es una pregunta con trampa?".

-Perdona, ¿te importaría dejar de trastear con esos huesos de dragón? Aún tengo muy reciente la muerte de Viserion.
-Hmmm... No.

Tyrion regresa a Pozo Dragón y, aunque nos hemos perdido la parte de la conversación en la que convence a Cersei de que su mejor opción para sobrevivir a las huestes del Rey de la Noche es aliarse con ellos en lugar de quedarse encerrada en su palacio maquinando la muerte de sus enemigos, eso es exactamente lo que ha ocurrido.

Solo que no es verdad. Como diría cierto almirante espacial con cabeza de calamar…


Jaime está reunido con sus generales en el patio del mapa, planeando su heroica marcha hacia el norte, cuando Cersei le revela que no piensa mover un dedo por la Reina Dragón, sino aprovechar la llegada del Ejército de las Tinieblas para atacarla cuando sea más vulnerable.

Su hermano, que por fin creía que iba a dar un giro a su vida y unirse oficialmente al club de los buenos, intenta explicarle lo estúpida que es esta decisión, que solo tiene dos desenlaces posibles y en los dos todos los Lannister que miden más de metro cuarenta mueren. Esto es tan obvio que la explicación podría considerarse un ejemplo de mansplanning, pero yo no creo en las palabras inventadas.

Cersei hace oídos sordos, tomándole por ingenuo, y le revela los detalles de su retorcido plan maestro: Euron, lejos de haber huido con el rabo entre las piernas, va de camino a Essos con su flota para traer a la Compañía Dorada a Poniente.

"Tienen elefantes", le dice. "¡Elefantes!".

¿Y cómo pagarán a los mercenarios más caros de los dos continentes, si puede saberse? Con el apoyo del Banco de Hierro, asegura Cersei.

Yo creía que los Lannister habían perdido todo el oro de los Tyrell cuando Daenerys & Co. asaltaron la caravana de los botines de guerra y que no estaban en condiciones siquiera de saldar sus deudas anteriores, pero es obvio que he pasado algo por alto. Lo que me pregunto ahora es: si los carros que guardaba Jaime no transportaban el oro de los Tyrell, ¿qué llevaban entonces?... ¿Sándwiches de mortadela?

-Pod favod.

Por alguna razón, esta es la gota que colma el vaso para Jaime. No que Cersei tenga a Ellaria Arena y a su única hija viva encerradas en la mazmorra y sometidas a un tormento más inhumano que la trama de Dorne. No que dejase a la septa Mordane en manos de la Montaña para que se entretuviera con ella como si fuera un macabro libro de pasatiempos. No que volase por los aires el Septo de Baelor matando a miles de inocentes y conduciendo a su hijo Tommen a comprobar personalmente la existencia de la gravedad. No que convenciese a Shae de traicionar a Tyrion en un juicio más escandaloso que el de O.J. Simpson. No que alentase el asesinato de los bebés bastardos del rey Robert. No que conspirase con un jabalí para asesinar a su marido y acusase de traición a Ned Stark. No que quisiera sacrificar a la loba huargo de Sansa. Nada de todo eso ha servido para alejar a Jaime de su hermana. La gota que colma el vaso es que haya decidido romper un pacto con sus enemigos.

Pues vale. Supongo que no es tanto por la iniquidad del acto en sí, sino por lo estúpido y suicida que resulta.

El Matarreyes deja su placa de capitán de guardia real sobre la mesa y dice que se larga para cumplir su palabra.

Cersei le contesta que nadie la deja tirada y la Montaña da un paso adelante. Pero Jaime sabe que, en el fondo de su gélido corazón, su hermana aún siente un poco de amor incestuoso por él, así que se pira sin temer por su vida.

Por suerte, su intuición es acertada y en la escena siguiente le vemos marchando a caballo hacia el norte con lo puesto (de hecho, quitándose lo puesto, que es la armadura de la Casa Lannister) mientras los primeros copos de nieve caen sobre Desembarco del Rey.

Espero que por Navidad le regalen una mano de acero valyrio para que mate caminantes blancos y espectros a sopapos.


En Rocadragón


Tras una breve discusión con sus allegados, Daenerys decide acompañar a Jon a Invernalia para que los norteños la vean como una aliada y no como otra Targaryen más obsesionada con las lagartijas y las barbacoas.

Concluida la reunión, Theon habla a solas con Jon y le confiesa que siempre ha querido hacer lo correcto, pero lo único que ha conseguido es meter la pata y ganar en disgustos, incluido un periodo vacacional en manos del mayor sádico de los Siete Reinos. Voy a darle una pista sobre lo hacer lo correcto: colgar a unos niños inocentes y quemarlos para hacerlos pasar por los cadáveres de Bran y Rickon no es correcto en ningún escenario.

Theon echa la culpa de sus problemas a la crisis de identidad que vive cada día, debatiéndose desde que era un crío entre ser un Stark o un Greyjoy.

Jon, conciliador ad maximum, le dice que lo que está en su mano perdonarle, se lo perdona, y que no tiene por qué escoger entre una casa u otra, porque pertenece a ambas.

Supongo que eso convierte a Theon en un Starkjoy… ¿o quizá en un Greyark?

Da igual. Esta escena es mi favorita del episodio.

-Jon, quiero volver a mear de pie.
-¡Chico, qué prisa tengo! ¿Hablamos mejor mañana?

Gracias a su conversación con Jon, Theon se da cuenta de que, para redimirse, deberá salvar a la única persona que ha dado un duro por él: su hermana Yara. Así que ni corto ni perezoso se reúne en la playa con los pocos hijos del hierro que sobrevivieron al absurdo asalto nocturno de la flota Euron y les dice que se pongan las pilas porque tienen que rescatar a Yara.

El cabecilla del grupo le manda a paseo y ambos se enzarzan en una violenta pelea en la que nuestro torturado y patético amigo recibe más palos que una estera. Pero aunque nosotros lo ignorábamos, Theon es el auténtico Rocky Balboa de Poniente y sigue levantándose a pesar de la brutal paliza, hasta que por fin, gracias a su inmunidad a los rodillazos en las partes y la baja forma en que está su adversario, acaba derrotándolo, ganándose así el favor de los hombres del hierro y una subtrama para la temporada que viene. ¡Bien por Theon!

-Sí, bien por mí... Ay.


En Invernalia


Sansa Stark recibe un cuervo de Jon con el siguiente mensaje:

"Daenerys Targaryen (Dany) y yo somos BF. ¿Puedes encargar doscientas camisetas con el lema 'El Norte ♥ Daenerys Targaryen'? Besos".

A la chavala no le gusta un pelo que Jon haya doblado la rodilla sin consultarlo con ella y tiene una rabieta de niña pequeña a la que sus padres le han dicho que no van a comprarle un helado. Meñique le explica que es normal que dos líderes jóvenes, apuestos, solteros y heterosexuales quieran formar una alianza. Eso sí, igual que a su hermanastro le nombraron Rey en el Norte, dice, también pueden "desnombrarlo".

Sansa le responde que su hermana Arya jamás aprobaría esa decisión, y como hizo un cursillo de ninja cambiacaras en Bravoos cualquiera se arriesga a enfadarla.

Meñique le sugiere que cuando valore qué es lo que mueve a otras personas a hacer lo que hacen, asuma lo peor, lo que conduce a Sansa a la conclusión de que su hermana quiere usurpar su lugar, una conclusión muy diferente de aquella a la que pudo llegar en el episodio anterior cuando Arya la amenazó expresamente con cortarle la cara para ponérsela y sustituirla como Señora de Invernalia.

Ya ni se molesta en disimular sus intrigas. Qué lástima.

Sansa ordena llamar a Arya y que la traigan al gran salón, donde la espera sentada a la mesa con Bran a su lado, la sala flanqueada por caballeros del Valle y soldados de la Casa Stark. Meñique observa la escena desde un lateral, apoyado en la pared, disfrutando en silencio de la conclusión de su hábil y muy inteligente complot.

"Se os acusa de asesinato. Se os acusa de traición. ¿Qué respondéis antes tales cargos?", dice Sansa, y girando la cabeza hacia Meñique continúa: "¿Lord Baelish?".

Las cejas de Meñique se disparan hacia el techo.

"WHAAAAAAAT?".

"Mi hermana os ha preguntado", dice Arya volviéndose también hacia él.

-Lord Baelish.

-Señora Sansa.

-Lord Baelish.

-Señora Arya.

Entrando a detallar los cargos, Sansa acusa a Meñique del asesinato de Lysa Arryn, de conspirar para asesinar a Jon Arryn, de traicionar a Ned Stark, y de iniciar el conflicto entre los Stark y los Lannister.

Los caballeros del Valle parecen no oír que Sansa sabía que Meñique mató a su señora y se lo tenía bien callado, y Menique se defiende y niega parte de las acusaciones, alegando la ausencia de testigos. Pero Bran le rompe los esquemas al repetir la frase exacta que dijo cuando le puso el puñal al cuello a Ned Stark en la sala del trono del Palacio Rojo ("Hasta la vista, baby"), y todos le creen sin excepción porque, se traguen o no que el chaval es el Cuervo de Tres Ojos, nadie con esa cara de empanadilla se inventaría lo que dice.

De rodillas y lloriqueando, Meñique implora por su vida diciendo que todo lo hizo por amor, primero por amor a su madre Catelyn y luego por amor a Sansa, subiendo peldaños en la escala de lo inapropiado y repulsivo.

Sansa le da las gracias por su curso avanzado en conspiraciones y manipulaciones, y Arya le rebana el pescuezo con la daga que él mismo regaló a Bran.

Meñique se desploma en el suelo entre sanguinolentos gorgoritos, yerto.

Si nadie repasa la silueta del cadáver con tiza, alguien acabará tropezando con él.

No digo que esta no sea una escena decente ni que no resulte satisfactorio ver a Meñique suplicando por su vida y ahogándose con su propia sangre. Es más, como ya sabéis los que leísteis la entrada anterior (minipunto para vosotros), el cierre de esta trama confirma mi hipótesis de que las hermanas Stark estaban tendiendo una trampa a Meñique.

Sin embargo, mi teoría tenía más flaquezas que las nalgas de Pyat Pree, y hay muchos detalles que no cuadran. Por ejemplo, no queda nada claro en qué momento empezaron Sansa y Arya a actuar ni por qué, si ese es el caso, siguieron con su farsa incluso cuando se veían en privado. Tampoco sabemos si Bran tuvo que interceder entre ellas para que hicieran las paces y se dieran cuenta de que las estaban manipulando para que se enfrentaran, o este conflicto nunca existió y simplemente les aportó información más concluyente. En resumen: la idea me gusta, pero la ejecución ha sido penosa.

¡Marioneta de mono bailongo!


En las almenas de la fortaleza, las hermanas recuerdan juntas a su padre y terminan de reconciliarse. Arya dice que no habría sobrevivido a lo que Sansa tuvo que soportar a manos de sus enemigos, y Sansa le responde que ella es la persona más fuere que conoce, aunque aún es "rara y molesta". Todo guay, eh.

"Cuando cae la nieve y soplan los blancos vientos, el lobo solitario muere, pero la manada sobrevive", dice Sansa. "Salvo cuando el lobo solitario se llama McQuade".

Ay, qué bonito. :_) 

-Gallo que no canta algo tiene en la garganta.

Samwell Tarly, Elí y su retoño llegan a Invernalia. Sam no pierde el tiempo y se acerca a hablar con Bran, al que no veía desde que se cruzaron en el Fuerte de la Noche.

"Hombre, ¿qué tal? ¿Cómo te trata la vida?".

"No me quejo. Tengo una silla nueva y me he convertido en el Cuervo de Tres Ojos".

"Oh", dice Sam sin dejar de sonreír. "No sé qué significa".

Sam es uno de esos personajes con los que más vaivenes ha sufrido mi opinión a lo largo de la serie. Sin embargo, en esta temporada he disfrutado de una fase bastante estable de "qué tipo más majo y gracioso, me cae bien".

Por algún motivo, Bran decide contarle a él, antes que a sus hermanas, que Jon no es un Nieve, sino un Arena, el hijo bastardo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark.

"Jon no es un Nieve, sino un Arena, el hijo bastardo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark".

Qué manía de repetir lo que acabo de decir.

Sam le contesta que para verlo todo, anda que no se salta las partes aburridas, porque, según el diario del septón Maynard (el cual Elí leyó hace dos o tres episodios), el matrimonio de Rhaegar con Elia Martell se anuló y el septón casó al susodicho y Lyanna en secreto.

Además, tal y como puede comprobar Bran en el correspondiente flashback, el Príncipe Dragón no secuestró ni violó a su tía como dicen los libros de historia, sino que los dos se amaban hasta el punto de ser empalagosos. Vamos, que dan ganas de echarlos al río.

¿Y por qué Rhaegar lleva la misma peluca de estropajo oxigenado que usaba Viserys? ¡Vestuario!

Amor empalagoso de portada de novela rosa.

En definitiva, y como ya sabíamos, Jon no es un bastardo, sino un Targaryen de tomo y lomo, y heredero legítimo del Trono de Hierro. Ah, y la rebelión de Robert Baratheon estaba basada en embustes y mentiras.

Para terminar de cerrar el círculo, Bran repasa el  DVD con la escena de la Torre de la Alegría y escucha de labios de su tía Lyanna el verdadero nombre de Jon: Aegon.

En una muestra de gusto exquisito por parte del montador, estas revelaciones se intercalan con tomas de Jon llamando al camarote de Dany y mirándola con cara de “De este barco no se baja uno sin haber f******” y haciéndole dulcemente el amor en el lecho.

Canción de caliente y caliente.

Tyrion se queda fuera del camarote escuchando los gemidos y el crujir de muelles con cara de pocos amigos.

No sé qué pinta ahí ni por qué debería importarle lo que estén haciendo, pero yo me limito a contaros lo que pasa. ¿Os ha quedado claro que estamos viendo a tía y sobrino montárselo?


En Guardiaoriente


Tormund Matagigantes y Beric Dondarrion están tomando el fresco en lo alto del Muro cuando el cuerno suena tres veces. Por si no recordáis lo que esto significa, os refrescaré la memoria: un toque, ha llegado la pizza; dos, el de la pizza va armado y alberga aviesas intenciones; y tres, el de la pizza es un caminante blanco y vamos a morir todos.

El Ejército de las Tinieblas sale del bosque y se apelotona junto al Muro, más de cien mil zombis de diversos tamaños y en distintos estados de descomposición formando filas frente a la gran masa vertical de hielo para deslumbrarnos con el desenlace de temporada más previsible de toda la serie.

El Rey de la Noche desciende volando a lomos del zombificado Viserion y, con un chorro de fuego azul que nada tiene que envidiar del aliento atómico de Godzilla, revienta una buena porción del Muro, franqueando así el paso al ejército de los muertos.

Espero que lo cubra el seguro.

Estamos jorobados.

← Episodio anterior       Episodio siguiente →

23 comentarios

  1. Creó que tus comentarios son positivos, sin tener ese deje hipster de esta serie es una kk pq no sigue al cien por cien los libros, me divierto contigo. Creó que tienes un humor que encaja conmigo muy bien y renuevo tu página todos los días a ver que me encuentro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd1: preguntad que ne hice y tu respondiste en este articulo: en que ciudad estaban Bronn y Jaime? Que paso que después estaban en la reunión como si nada?
      Pd2: me emociona como te pones en la piel del no muerto, no sabía que eras un alma tan sensible, me llegaste al corazón!
      Pd3: tu humor a veces me recuerda a Pafman, creó que merece algo de HAMOR en tu blog
      Pd4: Daenerys quemó la última parte de las caravanas con oro de los tyrell

      Eliminar
  2. Buena temporada en general, está claro que la confluencia de las tramas da más dinamismo y genera más interés.

    Aún así, el capítulo final para mi ha sido un poco desangelado por previsible, aunque no carente de alguna conveniente sorpresa. Que Jaime deje a Cersei por honor tiene hasta algo de guasa (ese spinn-off de Jaime en plan "ejercito de las tinieblas" está interesante), que maten por la vía rápida a un personaje que había dado tanto juego como Meñique (quizá Arya añada su careta a su colección) me sabe hasta mal y que el muro infranqueable no les haya durado ni cinco minutos a un ejército de zombies que ha tardado años en recorrer unos kilómetros también tiene lo suyo, yo me esperaba una batalla épica en el muro en plan "Guerra mundial Z".

    Pero lo dicho, una buena temporada y unas buenas recapitulaciones por tu parte.

    Por cierto, en el capítulo 4 dicen: "Todo el oro está atravesando las puertas de Desembarco del Rey a salvo." así que por eso no hay oro en las carretas. Y supongo que tras la demostración de Dany con los dragones en ese capítulo, prefirieron cambiar de estrategia en Roca Casterly.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La de problemas que hubiesen solucionado solo con dejar que el muerto se merendase a Cersei XD.

    Joder con Arya... con la frialdad con la que mata a Meñique, me compadezco del pobre diablo que intente ponerle los cuernos...

    Y por fin Jaime deja de ser el perrito faldero de Cersei y la manda a la porra como ya ha hecho en los libros.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pues ya hemos llegado al final de esta temporada. Ahora, tendremos que esperar dos años para ver tus fantásticas reseñas. Una verdadera lastima.

    No ha sido una temporada muy satisfactoria para todo el mundo, pero yo la he disfrutado mucho. Es cierto que ha tenido errores y el sexto capitulo me pareció una gran decepción, pero desde mi punto de vista, esta serie está ofreciendo unos niveles de entretenimiento mas que dignos e incluso superiores para lo que es una serie. Y el que diga lo contrario, que se ponga The Walking Dead y luego hablamos.

    A mi la muerte de Meñique me ha encantado. Cayendo en sus propias trampas y frente a Sansa, la hija de la mujer que amaba y a la que también amó, siendo este su gran punto débil. Reconozco que el personaje podría haber tenido un mejor desempeño en esta y la sexta temporada, pero tampoco se que papel podría hacer jugado en la trama, aunque su despedida ha sido grande y como merecía. En cuanto al plan para pillarlo, es verdad que ha sido chapurreante desde el principio, pero yo creo que hay una escena clave que podría resolver, al menos, parte del asunto. El juego ha estado aquí en hacia quien era leal Sansa, y el dialogo final entre ella y Arya en el sexto capitulo, donde hablan de ese juego que ella hacía en Braavos va por ese camino. Sansa es quien hace las preguntas y Arya se las responde sin ningún problema. Tras esto, le entrega el cuchillo, pero no para que ella la ejecute, sino para demostrarle que puede confiar y que a quien le debe dar matarile es al amigo Meñique. Y sobre el papel de Bran, el actor reconoció que iban a grabar una escena donde Sansa lo visitaba para preguntarle sobre todo el asunto y él le desvelaría todo lo de Jon Arryn y la traición a su padre. No la incluyeron por quitar sorpresa al momento (aunque ya nos lo oliésemos) y creo que con la presencia de Bran en el juicio, queda su rol mas que claro en el asunto.

    Sobre Jaime, me ha gustado como ha cambiado el personaje. Es verdad que ha tenido sus puntos flacos (esa violación y todo lo de Dorne), pero me ha gustado su evolución a lo largo de la serie y lo diferente que es respecto al inicio. Vamos, que le diga a Cersei que ha hecho una promesa y hable de honor, no podría ser mas inesperado e irónico, ya que me ha recordado hasta a Ned Stark. Espero que se lleve a Bronn hacia el Norte.

    Lo de Jonerys, pues ha pasado, listo. Tego mas interés por saber si Tormund ha sobrevivido al ataque al Muro que por estos dos. Espero que en la octava temporada lo despachen rápido y sería interesante ver como resuelven el tema sucesorio. Que si, bodorrio y listo, pero me veo a Dany dejando de ser tan cariñosa cuando se entere de que el Nieve va por delante para apoltronarse en el Trono de Hierro. Aunque bueno, supongo que lo hará antes cuando se entere de que es su sobrino. O no, quien sabe, siendo Targaryen.

    Y nada mas, solo esperar a cuando salga al siguiente, pero seguiré por aquí para leer lo que escribas. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  5. Riquete el del Copete2 de septiembre de 2017, 16:11

    Concluida la temporada,no me explico el que sea de sólo siete episodios,cuando podrían haberse ahorrado tanta elipsis y haber hecho diez como venía siendo costumbre.Imagino que habrá sido por el presupuesto,digan lo que digan.
    Aparte de esa velocidad de los protagonistas que desafía las leyes de la física,lo que no me gustó fue la muerte de Viserion.No que muriera,sino la forma de hacerlo.Que la hubiese espichado en una batalla contra la Compañía dorada u otra soldadesca de los Lannister y luego resucitado.Así se habría convertido en un símbolo de que los vivos no deben luchar entre ellos.Pero entonces los Caminantes blancos tendrían que haber encontrado un medio alternativo para cruzar el Muro y estar ahí para aprovechar esa ocasión...,y no se me ocurre cómo
    Cambiando de tema¡Ya queda sólo una temporada!¿Estás pensando ya en apadrinar una nueva serie?¿Westworld,American Gods quizá?¿O esperarás al spin-off de Juego de tronos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Alguien en internet cálculo cuanto tardaría el cuervo y el dragón en hacer el viaje del penúltimo capítulo y salió tres días.
      Esos mismos días son tb suficiente para que el hielo aguante el peso de un humano, así que según eso casa.

      Eliminar
    2. Riquete el del Copete2 de septiembre de 2017, 22:34

      Gracias,María,ya había leído algo así por ahí.Lo que no me convenció fue que pasara todo en el mismo episodio:la marcha al norte del Muro,la captura del no-muerto,la refriega con los Caminantes,el impás del lago y el rescate de Daenerys.Yo habría terminado el sexto episodio con Gendry yendo a pedir ayuda,llegando al Muro al principio del siguiente y apareciendo Dany para salvar a Jon y a los demás al final de ese segundo episodio.Creo que así no habría parecido que todo aquello pasó en una tarde que les cundió mucho.Pero en esta temporada han decidido abandonar la parsimonia con la que se ha desarrollado Juego de tronos en las seis anteriores...

      Eliminar
    3. Si! Van resolviendo, a rebufo de lo que Martín ya había planteado.
      Fíjate que no han habido personajes nuevos!

      Eliminar
  6. Yo con la escena de Meñique no puedo evitar imaginarme a Sansa contandoselo a todos y organizando a la gente conforme entra "caballeros del valle, ahí, que parezca que amenazáis a Arya", "vosotros, dejad un hueco ahí para que venga Meñique, que será el último que entre antes que Arya"... y todos dándole la razón a Sansa porque la justicia no importa si no se hace con pompa y circunstancia y un trolleo al criminal. Recuerdo haber leído algo parecido sobre una de las películas del Hobbit, cuando Galadriel está soltando su discurso en Dol Goldur y Elrond y cía parecen estar escondidos tras unos escombros esperando la palabra clave para hacer una entrada chachi XDDD.

    Yo tengo algunos problemas con este episodio, y con la temporada en sí. Ha pasado lo que todos sabíamos que tenía que pasar, y algunas escenas son sencillamente memorables... pero el camino hasta ellas es muy discutible. El guión ha sido muy malo durante todo la temporada, con algunas trampas narrativas flagrantes para engañar al espectador y muy pocos momentos para lucimiento de los actores (como dices, la escena de Cersei y Tyrion es una gozada por la simple capacidad interpretativa de los actores).

    Lo de Jon y Dany era obvio, pero la química es nula entre los actores y el guión tampoco ayuda mucho a entender ese romance.

    Y la escena final que a todo el mundo le ha encantado... a mi me parece horrible. Quiero decir ¿el rey de la noche estaba esperando tener un dragón porque si no podía tirar el muro? Entonces todos estarían a salvo si el tiempo y el espacio no se hubieran distosionado en el episodio anterior y que el coste de un zombi fuera un dragón (y un sacerdote y varias camisas rojas), o si Tyrion hubiera pensado que ni viendo zombies Cersei se iba a pasar al bando de los buenos. Incluso con la teoria del futuro chungo de Bran queda muy chapucero que sean los buenos los que dan la llave al rey de la noche para comenzar su invación.

    ResponderEliminar
  7. Gran cierre, gracias por tu esfuerzo n_n.

    ¿Como serán las reacciones de Jon y Dany al enterarse?

    Yo preveo a un Jon confundido y aterrado y a una Dany super feliz.

    J: Espera... si yo soy un Targaryen hijo de Rhaegar, eso quiere decir que... ¡Dany es mi tia!

    D: ¡No estoy sola! Wiiii ¿No estas feliz sobrinito?

    J: UTH PRH... - empieza a vomitar.

    D: ¿Que te ocurre cariño?

    J: ¡ERES MI TIA E HICIMOS EL AMOR!

    D: Ah eso, bueno sobrino querido en nuestra familia eso es de lo mas normal, para mantener la sangre pura, así que por mi parte ahora me alegro mucho mas ;).

    J: AHHHH... ESTO ES UNA PESADILLA...

    D: Cálmate o no habrá mas frota frota hasta una semana.

    J: Y NUNCA, Yo me largo del incesto.

    D: Sobrino soy tu reina y tu tia y vas a cumplir con tu deber de súbdito, de sobrinito amoroso y de...

    J:...

    D: Y de padre... ¡Sorpresa, estoy embarazada!

    Luego Jon se reincorporo a la guardia de la noche.

    Que tenga un buen descanso lord brocha.

    ResponderEliminar
  8. Dios adoro tus reseñas xD. Desde que empece a seguirte ver los capitulos y despues tu publicacion sobre el mismo ya se ha vuelto obligatorio para mi. Por favor no lo dejes, me encanta tu humor y analisis a nivel general, no solo en relacion con GOT ^^
    Centrandome en el capitulo y temporada, yo en esta he tenido un problema. Me encanta el mundillo de la fantasia, dragones y mazmorras, etc. Es un genero que me fascina a nivel filmico, libros, comics... pero yo nunca vi GOT asi. Soy fan de los libros y la serie. Ambos me encantan pese a sus diferencias. Pero si algo ha caracterizado a GOT no es tanto su fantasia y efectos, sino mas sus tramas, desarrollo de personajes, relaciones entre los mismos y su evolucion... he echado mucho de menos eso esta temporada. Quiere decir que no me ha gustado? Ni mucho menos! He botado como un niño con las apariciones de Drogon escupiendo fuego, las batallas... pero me ha faltado esas tramas... esos dialogos para el recuerdo... esas actuaciones del casting de personajes tan geniales... he visto esta temporada algo... simplona quiza?? Un mayor peso de los efectos y fuegos artificiales antes que sobre el resto de cosas (conllevando a una aceleracion en la trama, cosas con poco sentido, etc). Me ha gustado la temp?? Si claro!!! Mucho. Pero tambien me ha parecido la peor de las 7 estrenadas. Ha perdido un poco esa "esencia" de GOT para mi. Llamadme pijo nose, pero es como lo he sentido xD. Sigue publicando tio, eres un bloguero fantastico!!! ^^

    PD: Drogon con su ataque quemo las caravanas de suministros, el dinero llego a buen recaudo a Desembarco. O eso entendi yo :P jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD 2: me sumo a lo dicho en un comentario y lo que tu dices. No me ha gustado nada el desarrollo de la muerte de Meñique. Era de mis personajes favoritos y creo que su conclusion ha sido forzada para dar ese "muerte de personaje importante" a la temporada. Me gusta la manera, siendo presa de sus propias tretas, su propio juego (creo que junto al padre de Tyrion es de los que mejor sabia jugar al Juego de Tronos). Pero el desarrollo me ha resultado apresurado, acelerado, con muchos huecos sin responder. Nose, me ha dejado un sabor de boca agridulce

      Eliminar
  9. A todo cerdo le llega su San Martín...ya le tocaba a Meñique.
    Qyburn muy campante, seguramente ya los había visto o leído de ellos.
    El cuervo de 3 ojos, en cierta forma se parece al Profesor "X", incluída la fisonomía de la cara. Seguramente tiene que ver algo con el rey de la noche, a lo mejor es un "Yo" del futuro o alternativo dimensional.
    Pues tenía que suceder en cualquier momento: la magia y fantasía de la serie sale a flote, al carajo la lógica y el sentido común; benditos mundo en donde todo obedece al mito, magia y argumentos sacados de la manga sin ningún sustento; pero le dan un toque exquisito y fabuloso a la trama.
    Tía y sobrino(lobo y dragona), hermano y hermana(jaime y Cersei),Yara y las serpientes de arena... hay de todo y para todos, sólo que Dany es muy destacable y Juanito nieve vino de menos a más.
    Dragones zombies...tan fácil que era masacrar a los muertos desde lejos con catapultas cargadas con bolas de fuego... pero mejor así, hay más acción con el combate cuerpo a cuerpo, sólo con arqueros y flechas con punta de vidriodragón.
    Ni hablar, hasta el otro año para la última temporada.

    ResponderEliminar
  10. ¿No se supone que Aegon era el nombre del hijo que Rhaegar tuvo con Elia, la hermana de Oberyn? El que en los libros se supone que está vivo y preparado para invadir Westeros junto al colega de Rhaegar que le crió.

    Lo de Jon tirándose a su tía tampoco debería ser tan traumático cuando se lo digan, en la época medieval sólo se consideraba incesto si era entre hermanos y padres e hijos y el mundo de Juego de Tronos tiene varios precendentes. Por ejemplo Tywin se casó con su prima, tuvieron un hijo enano y unos gemelos que a su vez tuvieron un hijo psicópata que... vale, Jon va a tener buenos motivos para preocuparse.

    Por alguna razón me imagino un triángulo amoroso entre Brienne, Tormund y Sandor, o cuadrado pudiendo añadirse Jaime.

    Por fin vemos al pobre Theon ganando en algo, ahora sólo le falta que alguno de los inmaculados de Dany le enseñe como mear de pie (parece que los eunucos históricos podían hacer eso).

    Desde mi punto de vista Bronn es un buen mercenario, se atiene a su contrato con los Lannisters. En la vida real si alguien rompe un contrato se atiene a consecuencias legales por parte de las autoridades, en un mundo medieval-fantástico-violento es bastante probable que el gremio al que perteneces vaya a por ti por perjudicar la imagen de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en los libros llega a ser igual lo del nombre de Jon, el troleo a Elia Martell ya sería estratosférico, haciendo que Rhaegar y Lyanna sean los mayores cabrones de Poniente XD..

      Eliminar
    2. Era muy común repetir nombres, incluso hoy en día :)

      Eliminar
  11. Gracias de nuevo por una gran entrada, te espero en 2019.

    ResponderEliminar
  12. Espero que esto no signifique que hasta 2019 no tendremos ninguna entrada tuya más, ya se que ya no actualizas como antes, pero alguna entradilla de vez en cuando espero que caiga!

    ResponderEliminar
  13. Maria Nogueras: Qué suerte que te vaya mi sentido del humor, porque si no, leer estas entradas tiene que ser como flagelarse las nalgas con un gato de nueve colas.

    He tenido el blog un poco abandonado este año por aquello de los morlocks y tal, y aunque me he dado caña con Juego de Tronos, a partir de ahora no seguiré publicando tan a menudo. De todos modos, en Twitter anunciaré cualquier publicación nueva. La próxima vendrá pronto, pero no os acostumbréis.

    Makk: ¿No cogía Jaime un saco de monedas de uno de los carros para dárselo a Bronn? Menudo lío con el oro. Esto no pasa con las bitcoins.

    Arthas Nerzhul: Podrían haber flambeado a todo el equipo de Cersei allí mismo con Drogon. Al pueblo llano le iba a importar un comino y no creo que los soldados Lannister pusieran muchas pegas por cambiar de jefa. Pero, claro, quedaba feo eso de romper una tregua. La idea del zombi, en cambio, es mucho mejor. "Ay, el zombi se soltó. Ay, yo no sabía que corrían tanto. Ay, la tía se quedó ahí quieta...".

    Joakin Martinez Rodriguez: Para tu tranquilidad, Tormund está vivo. O eso dice la sinopsis oficial de HBO. Yo espero que sobreviva hasta el final de la serie y tenga muchos hijos con Brienne. Soy un optimista.

    Riquete del Copete: No estoy pensando en apadrinar ninguna serie actual. La verdad es que no hay ninguna que vea y que reúna los elementos que me atraen para este tipo de entradas. Habrá que ver cómo es ese spin-off.

    eter: En esta temporada han abusado de los recursos dramáticos y de los clichés, que son casi inevitables en una serie de televisión, pero que se pueden tratar de forma menos obvia. Incluso hay situaciones, como bien ejemplificas, que parecen tener un hilarante detrás de las cámaras.

    Lo que necesitaba esta temporada eran guiones más pulidos que dieran más emoción a toda la épica desplegada con posterioridad. Si yo me grabo montando la Estrella de la Muerte de Lego, con sus más de 4.000 piezas, y luego la reviento en pedazos, será mucho más impactante que si cojo la Estrella de la Muerte ya montada y la destrozo sin más. Ambos vídeos serán divertidos de ver, pero en el primero te afectará más el desenlace.

    jin jack: Me veo a Jon reaccionando bastante peor que ella, la verdad. Le pega.

    batera112: Salvo que surja algún imprevisto, seguiré escribiendo estos resúmenes hasta el final de la serie.

    Estoy de acuerdo en que la gran ausencia ha sido esa. Se aprovechan de que ya hemos cogido cariño a los personajes para ir a rebufo de lo ganado en temporadas anteriores. Pero eso no es suficiente y se nota la diferencia. Tendrían que haber soltado un poco el acelerador.

    M@nchitas: Espero de acordarme de comparar a Bran con el Profesor X en la siguiente temporada. Ahí puede haber un filón.

    Anonimatus y Arthas Netzhul: Lo de los nombres lo estáis analizando mal. En realidad, Rhaegar y Lyanna habían decidido llamar a su hijo Casimiro, pero a ella se le fue la cabeza con la fiebre del parto y, al decirle el nombre a Ned, se le cruzó un hijo con otro. Tampoco es cuestión de echárselo en cara ahora.

    Anónimo: De nada. :)

    Ghortaur: Alguna entrada más habrá antes, tranquilo. La próxima ya está anunciada en mi cuenta de Twitter y no tardará en llegar.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por estas entradas! Los que nos hemos acostumbrado a ver Juego de Tronos y leer tus comentarios, las hubiésemos echado demasiado de menos.. A ver si antes de que se estrene la siguiente temporada, tenemos sexto libro!!

    Un placer echarte una mano con lo de "Pozo Dragón", por cierto!



    ResponderEliminar
  15. Nunca podré agredecer suficiente la titánica labor de estas entrades resumen de Juego de Tronos, sólo con eso tu madre ya se puede sentir orgullosa de ti ^^

    PS: Lo de los calcetines viejos con botones cosidos ha sido sublime

    ResponderEliminar