16 de mayo de 2019

Juego de Tronos: Las campanas


Después de haber visto la locura roquera lisérgica que es Mandy y el perturbador remake de Suspiria en el mismo fin de semana, agradezco haber madrugado el lunes con un producto televisivo más convencional y de menor ambición técnica y estética; algo grandioso, que busca el espectáculo y la sorpresa inmediata, pero que no pretende dejar un poso artístico ni huella emocional. ALF era la serie que necesitaba.

Y después vi Juego de Tronos.

Las campanas ha sido un episodio divisorio; pero, si tuviera que posicionarme, estaría del lado de los buenos. La dirección es impecable, los actores lo dan todo, y el diseño de producción, la fotografía y los efectos especiales quitan el hipo. ¿Hay problemas de guion? Por supuesto. Pero con una producción de este escala no sé cómo puede alguien ver un episodio como este y no quedarse patitieso del gusto. Me parece complicado que series de fantasía como The WitcherEl Señor de los Anillos o Paquita Salas puedan alcanzar algún día este nivel.

Pero antes de empezar a hablar en detalle del quinto y penúltimo episodio de la temporada, y ahora que empiezo a vislumbrar cuál será el desenlace, voy a dedicar un instante a asumir que las predicciones más relevantes de mi necroporra son un despropósito.

Ya está. Ha sido denigrante.


En Rocadragón


A solas en su cuarto, Varys redacta una carta revelando a un destinatario desconocido quién es el verdadero heredero legítimo del Trono de Hierro y de la colección de uñas de Aerys II.

Sería interesante saber a quién está escribiendo Varys, porque el invierno ya ha pasado y no creo que esa sea la posdata de su carta a Papá Noel. El destinatario debería ser alguien respecto del que el eunuco tenga certeza de que apoyará a Jon en caso de conflicto. Yara Greyjoy, tal vez; no es que a ella le gustasen los Stark, pero a lo mejor lo haría por Theon. Recordemos que este estaba tan apegado a su familia adoptiva que no le importó sacrificar su hígado para dar así tiempo a que alguien más competente que él llegase al Bosque de Dioses y salvase a Bran del Rey de la Noche.

La hija de Christopher Robin entra a ver a Varys y, sin necesidad de mencionar nombres, le dice que echar matarratas al caldo de pollo de la reina no sirve para nada, porque sigue sin comer. Este plan no afecta a la trama en modo alguno, así que no veo cuál puede ser el propósito de esta escenita más allá de darle algunas líneas adicionales de diálogo a Conleth Hill. Después de haberlo tenido haciendo bulto durante casi dos temporadas, puede que pensaran que se merecía un mínimo de protagonismo. Y eso que hacía bulto de manera bastante contundente. Rotunda incluso. Porque está gordo.

Por cierto, ¿alguien sabe por qué llaman al trono el Trono de Hierro? Según los libros de George R. R. Martin, el estrafalario asiento del rey está fabricado con "mil espadas calentadas al rojo blanco en la forja de Baelor", y, que yo recuerde, las espadas en Juego de Tronos, o bien son de acero, o bien son de un metal inventado. Por lo tanto, asumiendo que aquellas espadas fueran corrientes y molientes, debería llamarse el Trono de Acero. ¡Menudo gazapo! Ahora entiendo todas las protestas que he leído en Twitter en estos últimos días.

-Estimados señores, el crecepelo que me vendieron es un timo.

Jon Nieve llega a Rocadragón para informar de que el ejército ha cruzado el Tridente y, a menos que se paren a oler las florecillas y observar a los pajarillos, en dos días deberían llegar a Desembarco del Rey.

Quizá penséis que para dar esta noticia Jon podría haber mandado un cuervo en lugar de subirse a un cascarón de nuez y arriesgarse a que la Flota de Hierro apareciese de repente en mitad del mar y lo acribillase a arponazos (Euron Greyjoy es un experto en ocultar escuadras enteras de barcos detrás de pequeñas formaciones rocosas). Pero hay razones de peso que han a Jon traído hasta aquí: Daenerys lleva encerrada en su habitación sin probar bocado ni ver a nadie desde que llegaron, y aunque este comportamiento denota una salud mental envidiable en una persona adulta, no está de más hacerle una visita.

Varys es quien recibe a Jon en la playa, y, con tacto y mucha sutileza, le dice que quizá debería ser él quien sentase sus prietas posaderas norteñas en el Trono de Hierro.

"Hay un cincuenta por ciento de probabilidades de que Daenerys esté como una regadera y le dé por convertir Desembarco del Rey en un gigantesco cenicero", le dice. "¿Seguro que no preferís ser vos el rey?".

"No, no quiero".

"Pero vos reinaríais bien y sabiamente, mientras que ella... Dejémoslo en que si la ingresáramos en un hospital psiquiátrico, los indios harían cola para asfixiarla con la almohada".

"LA-LA-LA-LA-LA-LA-LA... No os escucho... LA-LA-LA-LA-LA-LA".

Este es un diálogo real. No me lo invento.

♪ Cuando calienta el sol aquí en la playa,
siento tu cuerpo vibrar cerca de mí. 

Tyrion Lannister ha visto lo suficiente para saber que la Araña ha empezado a tejer su red, y decide tomar cartas en el asunto. ¿Pero qué debería hacer? ¿Cuál es la decisión correcta?, ¿callarse o traicionar la confianza de su amigo? Debatiéndose ferozmente entre la amistad y la lealtad, el Gnomo escoge desayunar un café con cruasán a la cantina. Y luego se chiva de Varys a Daenerys.

La reina dragón está hecha un despojo y tiene la clase de mirada extraviada que uno reconoce a última hora de la jornada laboral en otros compañeros que también se levantaron un lunes a las tres de la madrugada para ver Juego de Tronos.

A Dany no le extraña que la traicionen, pero afirma que quien le ha hecho la cama es Jon Nieve.

"Varys", la corrige Tyrion, desconcertado.

No sé en qué instante exacto el enano se da cuenta de que debería haber mantenido el pico cerrado, pero desde el momento en que ve a Dany en bata y pijama y con unos pelos que parece que se haya peinado con un gato rabioso, tendría que haber empezado a replantearse sus opciones.

Dany asume que Jon anduvo de comadreo con sus hermanas, pese a que ella le suplicó que no lo hiciera porque le venía fatal. También deduce que fue Sansa quien luego reveló a Tyrion el secreto, y que este, pese a no contar con el permiso de su reina para andarse con chismorreos, se lo contó a su vez a Varys.

Lo más inquietante es que Dany no está cabreada como una mona, sino que habla con pesimismo y calma apática, como si los eventos no hubieran podido desarrollarse de manera diferente o se hubiera leído el guion.

-Odio esta temporada de Juego de Tronos. Por eso me levanto a las tres de la madrugada todos los lunes para ver la serie y antes de acostarme me meto en Twitter para hacer comentarios insidiosos.

Por la noche, con menos luz de la que recomiendan tres de cada cuatro oftalmólogos,Varys sigue escribiendo misivas incendiarias. De repente, oye pasos acercándose a sus aposentos. Gusano Gris se presenta con cara de pocos amigos y cadenas en las manos.

Encadenado, Varys es conducido por el Inmaculado a la playa. Si había alguna posibilidad de que se tratase de una fiesta luau sorpresa, con música hawaiana y lámparas de colores, el eunuco la descarta tan pronto como ve a Daenerys con Drogon. Jon también está presente, aunque de esa manera ausente a la que nos tiene acostumbrados.

Varys ni siquiera se molesta en negar su culpabilidad, y se toma el asunto con más filosofía de la que uno esperaría de alguien al que van a aplicar el tratamiento definitivo contra la obesidad. Incluso dice que espera que al traicionar a su reina haya metido la gamba y se merezca su castigo. Ay, si él supiera...

Tyrion se despide de su mejor amigo y reconoce que se siente una pizca responsable de su destino por haberle señalado con el dedo y haber firmado una declaración jurada por triplicado acusándolo de conspirador y felón.

Concluida la triste despedida, Daenerys lista sus propios títulos (recordemos que Missandei está de excedencia definitiva) y condena a Varys a muerte. Una dentuda cabeza de saurio emerge de la oscuridad y Drogon procede a ejecutar la sentencia.

¿A alguien le apetece un torrezno?

Su intento de reproducir la portada del álbum Bohemian Rhapsody no salió tan bien como esperaban.

De vuelta al interior de la fortaleza, frente a la chimenea del salón, Dany le da a Gusano Gris el collar de esclava de Missandei. De él cuelga una medallita con forma de corazón que dice "Scruffy". Era de segunda mano.

"Es cuanto se trajo al cruzar el mar Angosto, su única posesión", dice la reina. "Descontando el quintal de productos de peluquería que usaba para mantener aquel prodigioso afro, quiero decir. Qué pelazo tenía".

Gusano Gris arroja el collar al fuego. Es un acto simbólico con el que pretende denunciar el uso de piel animal por parte de la industria textil para confeccionar ropa y otros complementos. El activista animalista estuvo ahí desde el principio.

Sospecho que Missandei no guardaba el collar por motivos sentimentales, sino para salpimentar su vida sexual y compensar las carencias físicas de su pareja.

Jon entra en el salón.

"Está bien, Torgo Nudho", dice Dany en los subtítulos. "Pizza, cojonudo" entiendo yo en la pista de audio.

Sintiendo que sobra, Gusano Gris se marcha para lidiar con su depresión componiendo canciones de rhythm and blues.

Dany regaña a Jon y le dice que callado habría estado más guapo, porque traiciones como la de Varys son la clase de respuesta que cabe esperar de cualquiera que se entere de que él es Aegon Targaryen. También le echa en cara que sea tan popular entre la gente de Poniente a pesar de tener un -5 de modificador de carisma, mientras que a ella, que tiene 17 puntos de carisma, le hacen el vacío en las fiestas.

"A lo mejor deberías abrirte una cuenta en Meetup", debería contestarle Jon. En lugar de eso, le dice que la quiere y que siempre será su reina.

Buscando some lovin', Dany le arrima el morro. Pero aunque Jon intenta poner de su parte, al final es incapaz de ignorar que ella es su tía y vuelve a quedarse más tieso que un polo de almidón.

"Muy bien", dice Dany, decepcionada. "Miedo entonces".

Qué lástima. Y pensar que un poco de saludable incesto podría haber salvado miles de vidas...

¿Decepcionada con tu pareja? Llama ya y nuestros expertos te dirán cómo solucionar tu problema.

Al día siguiente, en el salón del trono, Tyrion pone pegas al plan de Dany de arrasar Desembarco del Rey. La destrucción masiva e indiscriminada suele sentar mal a la gente y acabaría teniendo serias repercusiones en las cuotas de los seguros de incendios.

Pero la reina dragón está de vuelta de todo y decidida a "dracaryzar" a cualquiera que se le cruce por delante, así que ordena a Gusano Gris que embarque y la espere a las puertas de la ciudad.

Tyrion le ruega de nuevo que se corte un pelín y se abstenga de masacrar sin ton ni son a todo el que esté en la ciudad, niños y turistas japoneses incluidos.

A regañadientes, la Madre de Dragones acepta refrenar el fuego y el caos si oye tañer las campanas en señal de que la ciudad se rinde. Y solo porque le gustó mucho El jorobado de Notre Dame.

"Ah, una cosa más", añade la reina, haciendo su mejor imitación de Colombo. "Vuestro hermano fue detenido cruzando nuestras líneas. Lo encontraron gritando a su caballo para que dejará de cabalgar en círculos. Cuando lo apresaron, intentó fingir que era otra persona poniendo un acento extraño; danés, creo", añade la reina. "En fin, que me tenéis todos frita. Falladme una vez más y será la última que me falléis. Hastaluegui".

Definitivamente Tyrion debería mandar el currículo a su primo Eitri. Quizá necesiten mano de obra enana en las forjas de Nidavellir.


A las afueras de Desembarco del Rey


En el campamento que ha levantado el ejército de Daenerys cerca de Desembarco del Rey, los soldados se preparan para la batalla. O, lo que es lo mismo, se mueven de un lado para otro procurando parecer muy estresados para que nadie les dé más trabajo.


Tyrion utiliza las prerrogativas de la Mano de la Reina para entrar en la tienda en la que tienen prisionero a su hermano Jaime y liberarlo.

No preveo que esto tenga consecuencias para Tyrion en el corto plazo. Es más, apuesto a que cuando Daenerys se entere de que ha soltado a su prisionero, se lo toma estupendamente. A lo mejor incluso le da una medalla a la buena voluntad. No obstante, y por si acaso me equivoco, ¿cuántos fallos más dijo que podía cometer su Mano antes de convertirlo en una minisalchicha quemada?

Tyrion está convencido de que Daenerys ganará la próxima batalla y sugiere a su hermano que se eche a Cersei al hombro y huya con ella por el pasadizo secreto que conduce a la costa, donde les esperará una barca que le ha pedido de extranjis a Davos.

"¿Recuerdas dónde nos vimos, donde tienen los cráneos de dragón bajo la fortaleza?".

"Sí".

"Pues no es ahí. Ese decorado lo desmontaron. Tienes que ir a la réplica que han construido para esta temporada".

El Gnomo también pide a su hermano que, antes de marcharse a vivir con Cersei a Cancún, procure que suenen las campanas de la ciudad en señal de rendición.

"Hazlo por el millón de las personas de la ciudad, sean almas inocentes o no".

"Sinceramente, nunca me han preocupado", dice Jaime. "Sean inocentes o no".

No sé si lo dirá en serio o está de coña, pero si lo dice en serio, me da en la nariz que algo debían de importarle sus conciudadanos, porque cuando al Rey Loco le dio el pronto incendiario, rompió su juramento de caballero por ellos.

Resueltos estos asuntos tan apremiantes, los hermanos se despiden. Tyrion dice que, de no ser por Jaime, no habría sobrevivido a la infancia, porque Jaime era el único que no le trataba como a un monstruo (exceptuando a Oberyn Martell, pero por aquel entonces Tyrion solo era un bebé y es normal que no se acuerde). El Gnomo abraza a su hermano y le pone el hombro perdido de mocos y lágrimas. Nada dice "te quiero" como las secreciones corporales. Es un momento muy emotivo.

-Oye, ¿a qué hueles?
-A eunuco quemado. El olor se ha pegado a la ropa y no hay quien lo quite.


En Desembarco del Rey


Mientras la Compañía Dorada forma frente a las murallas de la ciudad, ríos de gente llegan a la Fortaleza Roja en busca de protección. No quiero adelantar acontecimientos, pero si yo fuera ellos, procuraría hacerme lo antes posible con un traje de neopreno reforzado con varias capas de tejido resistente a las llamas y me untaría el cuerpo entero de gel retardante de fuego.

El Perro y Arya Stark consiguen colarse entre la nerviosa multitud antes de que cierren las puertas por aforo completo, pero Jaime no tiene tanta suerte y ni siquiera es capaz de acercarse a la entrada. Menudo atasco.

El Matarreyes intenta llamar la atención de los guardias que flanquean la entrada, pero con semejante algarabía no consigue hacerse oír, así que abandona la vía principal para meterse por un callejón.

Curiosamente, en las esquinas con el callejón en cuestión se ve claramente a dos guardias, así que no sé por qué Jaime no habla con ellos para que le ayuden a franquear la puerta. Hasta hace cinco segundos estaba intentando hacer eso mismo con los guardias de la entrada, ¿no? ¿Tan rápido cambia de opinión?


A las afueras de la ciudad, el ejército de Daenerys espera la señal para atacar.

Tyrion le recuerda a Jon que si oye el tañido de las campanas, eso significa que la ciudad se ha rendido.

"¿Y entonces empiezo a comerme las uvas?", pregunta Jon.

"No, eso es en Nochevieja".

Creo que Jon no es la persona a la que debería estar recordándole este detalle.

-¿Falta mucho?

En la bahía del Aguasnegras, la Flota de Hierro también aguarda impaciente. Las mil naves de las que presumía Euron están repartidas sin orden ni concierto por la bahía, como si alguien que jamás se hubiese molestado en consultar un libro sobre guerra naval las hubiese colocado al tuntún. Además, apenas parecen un centenar. Pero esto último no es un problema de continuidad; dicen que la televisión te añade cuatro kilos, así que supongo que también es posible que te quite novecientos barcos.

Euron mira hacia el cielo, quizá esperando avistar un ovni.

Y entonces el fuego cae sobre ellos.

A lomos de Drogon y con la furia de una valquiria beoda, la reina dragón desciende a toda velocidad y arrasa la flota entera en cuestión de segundos. Y tiene sentido.

Lo que que no tiene NINGÚN sentido es lo que pasó en el episodio anterior, cuando Daenerys se enfrentó a los barcos de Euron en las costas de Rocadragón y no solo perdió a Rhaegal a golpe de virote XXL, sino que tuvo que apretar soleta para que no se cargasen también a Drogon. Comparemos:

En el episodio anterior, a Daenerys le salió al encuentro una raquítica escuadra de once barcos que navegaban juntos en la misma dirección. Ahora, en cambio, se enfrenta a una porrada de barcos distribuidos por toda la bahía para así cubrir cualquier posible dirección desde la que pueda venir el dragón. Y sin embargo, mientras que en aquel episodio a los hombres del hierro todo les fue como la seda, en este episodio ni las naves pueden moverse tan rápido como para posicionarse donde deberían ni los hombres girar los escorpiones a tiempo de apuntar a la lagartija voladora gigante que está prendiéndoles fuego.

¿Qué lógica tiene que en el primer caso, jugando en dificultad No quiero morir, Daenerys tuviera que salir por patas y que en el segundo caso, jugando en dificultad Ultrapesadilla, se pula a toda la flota sin complicaciones? Lo uno o lo otro.

Tal y como he tratado de explicar en estas dos últimas entradas, para mí tiene más credibilidad lo que ocurre en este episodio; pero, en cualquier caso, hay una falta galopante de coherencia.

O no, porque Benioff y Weiss tienen una explicación para todo. Fijaos que, en este episodio, cuando Drogon surge de entre las nubes tiene el sol a su espalda y, por lo tanto, la tripulación de los barcos ve ligeramente peor al dragón de tres toneladas que se les viene encima. Esto justifica de forma indiscutible que Dany fuera incapaz de destruir una escuadra esmirriada en el episodio anterior y, en cambio, pueda destruir una flota completa en este episodio. No tengo nada más que añadir.

El mayor error de Euron fue creer que la falta absoluta de lógica funcionaría dos veces.

Volando raso, la triunfante Dany sale disparada hacia la muralla este de la ciudad, que se alza casi en paralelo a la pared del acantilado.

Cuando los soldados Lannister apuntan a Drogon con los escorpiones desde las almenas, el dragón asciende bruscamente y, ¡sorpresa!, el fuego llueve sobre los defensores.

Ni un solo soldado consigue acertar al saurio volador con los escorpiones. Incluso si estos no fuera un armatoste, los soldados tendrían que tener la sangre muy fría para afinar la puntería mientras sus compañeros se convierten en churrascos llameantes. A mí me cuesta concentrarme cuando un pájaro se pone a trinar en mi ventana; ni me imagino lo que me despistaría una greguería de alaridos de sufrimiento y terror.

Ahora me veis.

Ahora me veis mejor.

Superados estos obstáculos insignificantes, Daenerys vuela hasta el lado opuesto de la ciudad y revienta con una llamarada la puerta principal.

No soy un experto en fuego de dragón, pero viendo sus efectos explosivos, me da la impresión de que en Desembarco del Rey barnizan las puertas con nitroglicerina y hacen la argamasa con Goma-2. Y que conste que no estoy en contra de estas tonterías; me encanta la pirotecnia y lo considero una licencia artística.

La enorme explosión también se lleva por delante a unos cuantos cientos de soldados de la Compañía Dorada.

Algunos elefantes se van a sentir muy solos cuando nadie vuelva a casa a por ellos.

Alístate, decían... Verás mundo, decían.

El aguerrido líder de los mercenarios, Harry Strickland, que ha sobrevivido milagrosamente a la explosión, se recupera a tiempo de ver cargar a las tropas de Daenerys contra ellos. Fiel a su contrato y a su código de guerrero, el líder mercenario se da la vuelta y corre en dirección opuesta intentando no cagarse de miedo.

"¡Corre, Harry, corre!", le grita Jenny.

Gusano Gris ensarta a Strickland por la espalda, y el heterogéneo ejército de norteños, dotharakis e Inmaculados penetra en la ciudad.

Uno sabe que un personaje está bien escrito cuando te afecta más la muerte de su caballo que la suya.

Me enorgullezco de haber sacado la peor captura de pantalla posible de Harry Strickland.

Mientras los hombres acaban con la poca resistencia que oponen los Lannister dentro de la ciudad, Dany quema el resto de escorpiones de las almenas y se ventila con un par de rociadas flamígeras a los supervivientes de la decepcionante Compañía Dorada. Desde aquel día, la Compañía Dorada pasó a ser conocida como la Compañía Doradita.

Y así, lo que parecía que sería una gran batalla se convierte en una masacre. Esto es lo que me gusta de Juego de Tronos: que siempre consigue pillarme desprevenido.

Por un lado, no podíamos imaginarnos que, de un episodio para otro, Drogon aumentaría su eficacia en combate en un 1000%. Y, por otro lado, no teníamos forma de saber que la mayoría de los hombres que murieron en Invernalia peleando contra los muertos reaparecerían de repente como si esto fuera un Call of Duty. Incluso los tres dothrakis que quedaban vivos se han convertido ahora en unas respetables docenas. ¿No es increíble? Sí que lo es.

♪ ¡Luz! ¡Fuego! ¡Destrucción! ♪

♪ El mundo puede ser una ruina, no lo podemos permitir. ♪

♪ ¡Luz! ¡Fuego! ¡Destrucción! ♪

♪ A nuestros enemigos hay que vencer, luchando hasta el final. ♪

Desde lo alto de la Fortaleza Roja, Cersei observa la muralla arder.

Qyburn le dice que no les queda ni un solo escorpión para matar al dragón y que el nuevo pedido no llegará hasta la semana que viene. Además, la Flota de Hierro se está yendo a pique, lo poco que queda de la Compañía Dorada se lo pueden llevar de vuelta a Essos con un recogedor y las puertas de la ciudad están reventadas y dispersas en un radio de cincuenta metros.

"La Fortaleza Roja nunca ha caído", dice la reina. "Y no caerá hoy".

Puedo pasar por alto que Cersei niegue la realidad, porque va con su personaje; pero, ¿un descuido histórico? ¡Jamás! No tengo tiempo de releerme los libros y no me apetece andar indagando en internet sobre la historia de una ciudad ficticia; pero imagino que, como poco, la fortaleza cayó cuando su propio padre ayudó a Robert Baratheon, el primer marido de Cersei, a arrebatar el trono al rey Aerys. Y ella debería saberlo.

Qué poca vergüenza. Ahora me veo obligado a firmar una petición para que HBO "arregle" Juego de Tronos.




Un grupo encabezado por Jon, Davos y Gusano Gris avanza por la calle principal, despejada tras el paso de sus fuerzas, y llega a una encrucijada donde les aguarda el grueso de los soldados Lannister.

Cersei está convencida de que estos soldados "combatirán con más bravura" que cualquier mercenario y "defenderán a su reina hasta el último hombre"; pero ya os adelanto que cuando alguien empieza a hablar de sí mismo en tercera persona, tres de cada cuatro veces solo dice chorradas. La experiencia del Tipo de la Brocha así se lo ha demostrado.

Por lo tanto, a nadie debería sorprenderle que los soldados Lannister rindan sus espadas tan rápido que Jon tarda unos instantes en darse cuenta de que han ganado.

Sin embargo, las campanas aún no han sonado.

"¡Tañed las campanas, corcho!", se oye por toda la ciudad a medida que el episodio exprime la tensión dramática hasta su última gota.

No puedo creerme que desaprovecharan la oportunidad de convertir este momento en un número musical al estilo de West Side Story.

Y para alivio de muchos, las campanas suenan.

Campana sobre campana,
y sobre campana, una.
Asómate a la ventana,
los fans van a darte la turra.

Pero este no es el final.

A Daenerys se le cruzan los cables y, haciendo honor al lema de la Casa Targaryen, empieza a fumigar toda la ciudad con fuego de dragón, quemando a soldados y civiles inocentes bajo un estricto criterio de igualdad y no discriminación.

Gusano Gris lo interpreta como un "todo vale" y, cargado de rabia y deseos de venganza, atraviesa con su lanza a un soldado desarmado.

El resto de los hombres se unen él y se desata la violencia. Los norteños matan, los Inmaculados matan, los dothrakis pegan berridos y matan, y el dragón mata más que ninguno de ellos con su fuego infinito (no quiero entrar en disquisiciones biológicas sobre animales fantásticos, pero lo cierto es que incluso en El vuelo de los dragones, la película de dibujos animados que adapta el libro del mismo título, se molestaban en explicar la física del fuego de dragón para que tuviera algún sentido).

Todos los que no toman las de Villadiego acaban despiezados, violados o calcinados.

Daenerys está que echa fuego.

Jon pone cara de no creerse lo que está pasando y de querer estar muy lejos de aquí. La verdad, vencer a los caminantes blancos para encontrarse ahora con semejante percal es de traca. Incluso entendería que en este instante Jon decidiera hacer las maletas y largarse al norte, más allá de los Colmillos Helados, para vivir solo (o a lo sumo con su perrete Fantasma) en alguna cueva perdida de la mano de R'hllor.

Tyrion, horrorizado, empieza a considerar seriamente la posibilidad de que esto no hubiera pasado si él hubiese hecho lo opuesto a todo lo que ha venido haciendo desde que se incorporó al equipo de Daenerys, porque el pobre no da pie con bola.

Están locos esos Targaryen, que diría Obélix.

Jon reacciona a... Juego de Tronos 8x05 😨 *Las campanas* 🔔🔔🔔

¡Reacción de Tyrion al capítulo 5 de la temporada 8 de GOT! ¡Arruinaron la serie! 😡👊💥

Los personajes no son los únicos a los que ha dejado pasmados la actuación de Daenerys. Este episodio también ha sido el más polémico de la temporada y el que más ha polarizado a los fans.

Hay veces que yo también desearía que el criterio de Benioff y Weiss a la hora de escoger por dónde va a tirar la serie no fuera evitar que la audiencia prevea lo que va a suceder; pero esta no es una de esas veces. Lo que ocurre se venía anunciando desde que al hermano de Daenerys le pusieron un cazo de oro fundido por sombrero y ella se quedó mirándolo como si estuviera esperando a que se secase la pintura de la pared (no digo que tuviera que sentir lástima por él, porque menudo elemento; pero la estampa era para al menos torcer un poco el labio).

Además, aquel solo fue el comienzo de una larga serie de muertes y barbacoas espontáneas, todas al servicio de su ambición desmesurada. Eso sí, si para conseguir lo que ella quería, casualmente quedaba bien con unos cuantos miles de desarrapados que luego pasaban a profesarle una devoción incondicional y a adorarla como si fuera el Mesías, la muchacha no ponía pegas.

No digo que Daenerys no tuviera un lado bueno ni que no se esforzase por refrenar los impulsos atávicos que le marcaban los genes; pero, a la mínima que algo no salía a su gusto, le daba la vena homicida y se liaba a quemar al personal.

En definitiva, si ya venía cabreada de serie y encima eliminamos de la ecuación a las pocas personas que conseguían atemperar su crispación, lo que no nos puede extrañar ahora es que se sulfure y la cosa se le vaya de las manos.

En el making-of, Emilia Clarke compara la situación de su personaje con ese momento en el que uno se dice a sí mismo "voy a dejar esta tarta de chocolate", pero no es capaz de hacerlo. La reina dragón tiene un vacío tan grande en el estómago que tiene que comerse la tarta entera. Y eso, con mucho menos azúcar, es básicamente lo que pasa en el episodio.


Por todas esas razones, me cuesta entender a los que dicen que el personaje ha dado un giro repentino en los dos últimos episodios.

¿Que el desenlace podría haber sido diferente? Claro. Daenerys podría haberse limitado a freír la Fortaleza Roja con Cersei dentro, sin necesidad de abrasar a medio millón de personas. O la batalla podría haber concluido nada más sonar las campanadas y a lo mejor Cersei habría conseguido escapar con Jaime. O alguien podría haber derribado a Daenerys arrojándole a la cara un sándwich a medio comer.

Pero no es lo que ha pasado. Y por entretenido que sea montarse películas en la cabeza, es absurdo decir que, por ese motivo, una serie es mala. Como comentaba Paco Fox en Twitter: "Lo peor de las series muy populares es cuando, tirando al final, la gente considera que el que los escritores no hagan el fanfiction que ellos se han montado en la cabeza es HACER LAS COSAS MAL".

Cuestión distinta es que algo no nos guste o incluso que nos quedemos pilladísimos cuando nuestras expectativas se van al carajo. Eso es normal.

En cualquier caso, y con independencia de lo que penséis al respecto, tened en cuenta que que por mucho que os haya tocado las narices lo que ha pasado en este episodio, nunca podréis sentiros tan mal como esos padres que llamaron Daenerys a sus hijas.

Con todo, por si necesitáis refrescar la memoria, me he tomado la molestia de recopilar unas pocas frases de las temporadas anteriores y que, a mi parecer, reflejan perfectamente la naturaleza pacífica y conciliadora de la Rompedora de Cadenas:

"Soy la khaleesi de los dothrakis. Soy la esposa del gran khal Drogo y debes saber que llevo a su hijo en mi vientre. La próxima vez que oses levantarme la mano será la última vez que puedas usar las manos" (1x04).

"Yo soy Daenerys de la Tormenta, de la Casa Targaryen, de la sangre de los antiguos valyrios. Yo soy la hija del dragón. Y os juro una cosa: que quienes quieran dañaros morirán gritando" (1x10).

"Cuando mis dragones crezcan, recuperaremos todo lo que me arrebataron y destruiré a quienes me maltrataron. Devastaré ejércitos enteros y abrasaré ciudades hasta los cimientos. Rechazadnos y os quemaremos los primeros" (2x04).

"No soy vuestra princesita. Soy Daenerys de la Tormenta, de la sangre de la Antigua Valyria, y tomaré lo que es mío. A sangre y fuego lo tomaré" (2x06).

"Pueden vivir en mi nuevo mundo o pueden morir en su antiguo mundo" (4x07).

Creo que ya podemos continuar con la historia.

-¿Problemas de temperamento? No sé de qué me hablan.

Mientras la tormenta de fuego y sangre se desata sobre la ciudad, Jaime baja hasta la playa en la que está la entrada secreta a la Fortaleza Roja.

Euron llega a nado a ese preciso lugar en ese preciso instante, y los dos se lían a tortas. Yo no habría tenido problema con que Euron cascase al comienzo del ataque, achicharrado por el fuego de dragón; pero alguien debió de pensar que este combate estaba predestinado porque, en la temporada anterior, Euron preguntó a Jaime si a su hermana le gustaba que le metiesen un dedo por el culo. ¡Semejante afrenta no puede quedar impune!

Después de un burdo intercambio de insultos y golpes, Euron apuñala a Jaime con saña repetidas veces. Por suerte para el Matarreyes, las puñaladas solo afectan a órganos que no son necesarios para sobrevivir en el corto plazo y cuya lesión no provoca la muerte inmediata.

Sacando fuerzas de la flaqueza, Jaime atraviesa al pirata Garrapata de un lado a otro con su espada y se larga, renqueante.

Euron muere mirando al cielo con una sonrisa, orgulloso de ser el hombre que mató a Jaime Lannister. Solo que no es él quien lo mata.

Pero no quiero perder más tiempo con una escena que no hacía ninguna falta ni un personaje que jamás me ha gustado. Solo lo siento por el actor, que hizo lo mejor que pudo con el Euron de pacotilla que crearon los guionistas.

En su escala de hazañas, apuñalar a un cuarentón manco está por encima de matar a un dragón.

Sin soldados a la vista que puedan detenerlos, Arya y el Perro llegan a la sala del mapa del castillo. El suelo tiembla y las paredes se tambalean.

"Vete a casa, chica", dice el Perro. "El fuego acabará con ella, o algún dothraki". El rugido de Drogon se oye por encima de sus cabezas. "O quizá el dragón la devore. Y supongo que también podría comerse algo en mal estado. No importa. Está muerta. Y lo estarás tú también si no te vas de aquí".

Arya pasa de su culo escocés. No ha recorrido 2.500 kilómetros (la distancia que separa Invernalia de Desembarco del Rey... o Membrillo Alto de Leipzig) para luego echarse atrás y privarse del placer de rebanar el pescuezo a Cersei.

"¡Mírame!", le dice el Perro, obligando a la chica a mirarle la cara de chimpancé con barbas que tiene. "¿Quieres ser como yo?".

"La verdad es que no", reconoce Arya, que no sabía que la venganza podía hacerle eso al cutis de una persona. "Gracias, Sandor".

Y se larga con viento fresco.

Aunque no descarto que el Perro tenga poderes mutantes de persuasión, creo que este momento habría funcionado mejor si, antes de llegar a Desembarco del Rey, hubiéramos visto al Perro y Arya manteniendo una breve conversación sobre lo insalubre que es la venganza. Así al menos supondríamos que la chica ha estado con el runrún en la cabeza durante parte de ese camino y que su reacción ahora es simplemente el desenlace a esa reflexión. Pero supongo que esto era menos importante que mostrarnos a la pareja vacilando a un soldado norteño antes de llegar a Desembarco; una escena que he ignorado en esta recapitulación porque me apabullaba su gran impacto en la trama.

-La venganza es mala.
-Vale. Me voy.

En una escalera que gracias a Drogon ya no lleva a ninguna parte, el Perro se da de bruces con Cersei, que va acompañada de Qyburn y varios guardias reales. Entre los guardias, Sandor reconoce a su hermano mayor. Tampoco es que fuera difícil distinguirlo del resto; la Montaña es el guardia que parece Darth Vader después de inyectarse un camión de esteroides.

La razón de que se los encuentre aquí es que Qyburn por fin ha convencido a Cersei de que el lugar no es seguro. Y para convencerla solo ha hecho falta que la reina viera una panorámica de la ciudad envuelta en llamas y que la mitad de la Fortaleza Roja acabara en el fondo del mar. La negación es más poderosa que el optimismo.

El Perro se deshace de los cuatro peleles que protegen a la reina y reta a su hermano.

Cersei ordena a Ser Gregor que se quede a su vera, pero a este le sale por un oído y le entra por el otro. Lo único que oye son los gritos de los fans exigiendo la Cleganebowl. Y son exasperantes.

Qyburn exige a la Montaña que obedezca a la reina.

"¡Obedeced a la reina!".

Qué manía tienen los personajes de repetir lo que os cuento.

La Montaña estampa al viejo de cabeza contra la pared y luego lo manda volando contra unos cascotes. No os preocupéis, seguro que sale de esta. Después de ese costalazo, es normal que tenga el cráneo abierto por encima del cogote, ¿no?

Cersei, maestra del escaqueo, hace mutis por el foro y deja a los hermanos a solas para que aclaren sus diferencias a porrazos.

¡Y la lucha comienza!

Aunque es discutible que esta pelea tenga algún impacto en la trama (¿habría sido la Montaña capaz de poner a Cersei a salvo en otro caso?), mentiría si dijera que no estaba deseando ver el espectáculo. Solo por el plano contrapicado de los dos hermanos en las escaleras, con el dragón cruzando el cielo por encima de sus cabezas, ya merece la pena. Es una imagen icónica, propia de la fantasía clásica, y de ella podría nacer la inspiración para la próxima gran saga fantástica plagada de formulismos, ¡quizá la nueva Dragonlance!

Si veis que un chaval se pone a dibujar dragones o escribir como loco después de ver esta escena, arrojadlo por la ventana antes de que sea tarde.

El primer sopapo del Perro arranca de golpe el casco a su hermano, revelando que, incluso debajo de esa cacerola, sigue pareciéndose al infame Lord Sith.

"Sí, eres tú", dice Sandor. "Eres lo que siempre has sido".

Tampoco es cuestión de meter el dedo en el ojo, pero es como sin Don Limpio y Fétido Addams hubieran tenido un hijo, y ese hijo hubiera servido de conejillo de Indias a Herbert West.

Lo veo raro... ¿Siempre ha sido así de feo o es porque se ha afeitado?

El combate es fiero y sangriento, un festival de mamporros y gruñidos en el que no hay lugar para piruetas ni florituras.

El Perro le clava la espada a su hermano en el estómago y empuja el arma hasta que la punta le asoma por el lumbago. Pero esto no detiene a la Montaña, que aplica a Sandor el mismo Fatality con el que espachurró la cabeza a Oberyn Martell en la cuarta temporada.

Cegado por los borbotones de sangre y con el coco a punto de convertirse en plastilina, Sandor saca un puñal albaceteño y trincha con él el ojo de su hermano, consiguiendo así que lo suelte.

Pero la enorme masa de carne pútrida en la que se ha convertido Gregor Clegane no cae ni por esas.

Desesperado y medio turulato, el Perro pega un grito y placa al energúmeno de su hermano. Con la fuerza del impulso, los dos atraviesan una sección del muro derruido y se precipitan hacia la ciudad en llamas.

Es un final muy poético, y no porque el Perro muera pasto del fuego, preso de su pasado y de la venganza, sino porque "perro" rima con "cencerro", que es como tiene que estar uno para hacer estas barbaridades.

Lector se arroja al vacío arrastrando al autor del blog tras superar el límite recomendado de chistes malos.

Abajo en la ciudad, después de haber sido testigo de las atrocidades que se cometen al amparo de la anarquía y la guerra, Jon jura que no volverá a ver nunca The Purge ni ninguna de sus secuelas o precuelas. Su único consuelo en este día es haber evitado que uno de sus soldados violase a una pobre mujer en mitad de la calle. Por suerte, pudo convencerle a tiempo de la inmoralidad de sus actos clavándole la espada hasta las vértebras.

Jon se desgañita ordenando que todos retrocedan y por fin consigue que sus tropas le hagan caso y abandonen la ciudad, evitando así aumentar el número de víctimas de la destrucción gratuita y descontrolada desatada por Daenerys.

El turismo se va a resentir una barbaridad después de esto.

No veía semejante grado de devastación urbana desde que jugaba al SimCity

Menos suerte que su hermano corre Arya, que de alguna manera se las apaña para estar siempre en el peor lugar posible en el peor momento posible. La pobre chica las pasa canutas intentando evitar el fuego de dragón y los desprendimientos de edificios, y encima ni siquiera tiene la satisfacción de salvar a una mujer y su hija que la habían ayudado antes. Madre e hija acaban como tostadas renegridas.

Malherida y cubierta de cenizas de pies a cabeza, Arya encuentra por fin una forma de escapar de la ciudad: un caballo blanco.

No sé qué sentido puede tener que un caballo mantenga la calma en esta situación a no ser que lo hayan atiborrado de Trankimazin®, pero no me importa. Las imágenes que capta Sapochnik son preciosas, de un tinte irreal, casi onírico.

Además, ¿quién dice que que el caballo no sea Sombragrís haciendo horas extra?

El jinete cabalgó...

... y se llamaba Muerte.

Sosteniéndose las tripas para evitar que se le desparramen por el suelo, Jaime se tambalea hasta la sala del mapa y por fin se encuentra con Cersei.

A ella le desconcierta tanto como a mí que él haya regresado, pero tan pronto como se le pasa el estupor, corre hasta su hermano y lo abraza.

"Estás sangrando", le dice al ponerse toda la mano pringosa y comprobar que Jaime tiene más ombligos que de costumbre.

"No es más que un arañazo", dice él, fan de los Monty Python.

Jaime la conduce al pasadizo subterráneo para sacarla de allí, pero la fortaleza está en las últimas y todas las salidas están bloqueadas por montañas de escombros.

"Todo va fenomenal", le asegura Jaime. "Pero, solo por curiosidad, ¿no llevarás una tuneladora en ese vestido?".

Cersei se viene abajo y llora como una niña asustada.

"¡Buaaa! ¡No quiero morir! ¡No me dejes morir! ¡Buaaa!".

El esfuerzo interpretativo de Lena Headey en la última escena de su personaje es de agradecer. No digo que la actriz no mereciera ganar un millón de dólares por episodio por quedarse mirando por la ventana y bebiendo vino, pero... Perdón, eso era exactamente lo que quería decir.

Jaime consuela a la mujer que ama y mueren juntos, bajo una lluvia de cascotes.

Todo va a salir bien.

He de confesar que desde que me enteré de que la forma en que Arya apuñala al Rey de la Noche está calcada plano a plano de una escena de Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, creía que nada más podría sorprenderme; pero la pereza con la que han cerrado la historia de Cersei y Jaime lo ha conseguido. Es la clase de pereza que lleva a una persona que espera una visita en casa a cerrar la puerta de su dormitorio en lugar de hacer la cama.

Durante esta temporada, Cersei ha servido de poco más que fuente de inspiración para memes y, solo en último término, como detonante del giro de Daenerys hacia su lado más oscuro. Su rol de villana podría haberse enriquecido incidiendo en los conflictos derivados de su embarazo y quizá incluso aprovechado para dotar de una mínima tridimensionalidad al personaje de Euron; pero eso hubiera exigido más tiempo y esfuerzo del que han querido o podido dedicarle.

Con todo, al menos su arco argumental tiene una conclusión relativamente satisfactoria. Por culpa de su orgullo y vanidad, se ha cavado su propia tumba y también hemos visto caer las barreras que había levantado en torno a su persona para evitar que la hicieran daño. Su muerte tiene un punto humillante, pero también consigue que sientas una migaja de lástima por ella a pesar de lo mala que es.

En cambio, Jaime debió de sacar la paja más corta cuando repartieron las bajadas de telón, porque el pobre ha vuelto a la casilla de salida. En lugar de tener un desenlace interesante que sirviera de guinda a la redención de su personaje, el mensaje que han preferido mandarnos es que algunas personas nunca cambian. Habrá a quienes esto les baste, pero a mí no.

Una de las reglas básicas de la ficción es que los protagonistas evolucionen y no sean la misma persona al comienzo que al final de la historia. Por ejemplo, Luke Skywalker comienza siendo un inocente granjero cuya máxima preocupación es evitar confundir la leche con el detergente y, en El retorno del Jedi, es un caballero Jedi que carga con el peso de la galaxia sobre sus hombros.

En general, si un personaje no cambia a lo largo de la obra, ¿para qué contar entonces su historia?, ¿por qué debería interesarnos?

En el caso del Matarreyes, parece que estas ocho temporadas de desventuras solo le han servido para: 1) darse cuenta de que quería volver con su hermana; y 2) aprender a abrocharse las camisas con una sola mano. Cualquier cambio significativo que hubiéramos podido intuir, podríamos achacarlo ahora al autoengaño. En qué medida puede satisfacerle a alguien esta conclusión es una incógnita para mí.

Y no os equivoquéis. No digo que esa regla haya que seguirla siempre o que no haya una lógica detrás de la forma en que Jaime actúa (tiene toda la lógica realista del mundo); pero, desde mi punto de vista, encuentro frustrante que su arco argumental sea un círculo. Si volviera a ver Juego de Tronos desde el principio, sabiendo ya cómo acaba la historia de Jaime, creo que la disfrutaría menos.

Dicho todo lo anterior, y superada ya esa rabieta tonta, cuando he vuelto a ver el episodio, la escena me ha funcionado con la precisión de un reloj suizo e incluso me ha emocionado un poco. Es bonito que, pese a estar igual de cagado que su hermana, Jaime convierta el bienestar de ella en su prioridad y haga lo posible por tranquilizarla. Visto desde fuera, sin pensar mucho en su historia juntos, resulta entrañable.

Y aquí acaba este episodio. Uno más y la serie habrá terminado. Como veis, sé contar.

30 comentarios

  1. Pues ha estado mejor que la batalla de Invernalia, no? En fin, a mi me ha gustado, pero no se pueden negar los fallos que han cometido a nivel de guion, aunque hay que reconocer que llevan así desde el tercer capitulo de esta temporada, que que curioso, son los escritos por los encargados directos de la serie. No se que pensar de esta pareja....

    El problema de esta temporada, aunque en general sería de estas dos ultimas, ha sido el poco espacio que han tenido para desarrollar muchas cosas y bastantes situaciones se han dado porque si, sin dejar que los personajes asimilen ciertas cuestiones o las encajen. Me parece que deberían haberles dado mas capítulos, aunque con ello tuvieran que haber ajustado el presupuesto.

    Sobre la batalla, he de reconocer que me ha encantado. De hecho, ha sido volver al Juego de Tronos que tanto nos gusta, ese donde la épica se ve manchada por la moral mas baja del ser humano. Ver que el enfrentamiento final que concluirá todo el conflicto solo es un burdo saqueo y masacre es volver a las lineas iniciales de lo que fue esa serie. Sobre Daenerys, ya lo has dicho tu todo. No hay mas que añadir.

    Sobre Varys, me ha parecido un penoso final el que ha tenido. Si bien es cierto que la Araña hacía tiempo que estaba mas de figurante que de otra cosa, esperaba que le dieran una conclusión mas interesante, aunque vamos, yo no lo hubiera matado. Aparte, que la traición de Tyrion me parece una acción bastante rara.

    Lo de Arya y el Perro ha estado bonito, pero ha sido todo muy apresurado. Necesitábamos un poquito mas de contexto y desarrollo para ese momento. Queda bien, pero no emotivo, que es lo que debería. En fin, por lo menos su pelea con la Montaña ha estado genial y la despedida no podría ser mas grandiosa.

    En cuanto a Jaime, entiendo que algunas decisiones respecto a su evolución no han sido acertadas, pero su conclusión no me parece tan descabellada. Su redención no era tanto consigo mismo como para los que le rodeaban. Siempre fue un pendenciero y le pesaba arrastrar la fama del Matarreyes, pero terminó asumiéndola hasta que se dio cuenta de que eso lo hizo peor. Ha enmendado ciertas deudas, pero se da cuenta, en el fondo, de que hay cosas de las que no se puede librar, como su hermana. Y en cuanto a Cersei, ha estado muy desaprovechada, pero creo que su destino no podría ser mas poético. Aplastada bajo los cimientos del reino que deseaba dominar en los brazos de la única persona que la amó de verdad. Podría haber sido mejor? Pues si, pero no me parece tan mal.

    En fin, un capitulo que no estará entre los mejores de la serie, pero es quizás uno de los mas espectaculares y con el que se regresa un poco a lo que fue esta serie ne sus inicios. Veamos que nos depara la conclusión.

    Gracias por esta reseña, como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Lo de Daenerys está tan justificado como si yo, ya que una vez me salté un da el paso, ahora me ponga a atropellar viejas como David Carradine en Death Race 2000...
    Una cosa seria quemar la Fortaleza Roja, que no se ha rendido y es donde está Cersei y otra quemar una ciudad que se ha rendido, llena de civiles Y DE SUS PROPIAS TROPAS!
    Por mucho que no hayan salido imágenes de dothraki a la brasa (que es lo que nos venderán en el episodio 6) es inconcebible que, quemando la ciudad indiscriminadamente, las tropas de Daenerys no hayan tenido tantas bajas como entre los civiles de Desembarco.

    Eso si. El episodio ha sido un espectáculo.

    ResponderEliminar
  3. Buen punto sobre Daenerys dejando claro durante toda la serie que era despiadada y capaz de tomar soluciones drásticas. O eso o que estaba frustrada sexualmente con Jon rechazándola.

    Lo de Drogon convirtiendo la Flota de Hierro en una barbacoa se podría explicar en que los dragones son como los ninjas, cuando hay varios son débiles y fáciles de matar pero cuando hay uno solo la batalla para a ser un Musou con el personaje a nivel máximo, el mejor equipo y modo fácil.

    Había una profecía sobre Cersei muriendo a manos de un hermano menor (Jaime o Tyrion) pero curiosamente no se ha cumplido, saltándose uno de los clichés más explotados de la fantasía, que las profecías siempre se cumplen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La profecía del valonqar nunca se ha mencionado en la serie, solo en los libros, asi que esta ni se ha cumplido ni se cumplirá.

      Eliminar
  4. Lo que menos me cuadra de todo es la traición de Tyrion a Varys. Tyrion es listo! O lo era... Tyrion ha estado suficiente tiempo con Dany para conocer su temperamento homicida, pero no lo suficiente tiempo para acabar adorándola cómo hacían Gusano Gris, Missandei o Jorah. Tyrion debería saber que lo correcto era lo que decía Varys, reyes locos ha habido demasiados en Poniente, vale que mejor Dany que Cersei, sin duda, pero cualquier otro antes que Dany, hasta el inútil de Jon sería mejor, al menos no tiene una rabia homicida dentro... El resto del capítulo guai, fuego y destrucción.

    PS: Que manía que tienen los ejércitos defensores en sacar a los soldados fuera de las murallas, son alérgicos a las posiciones defensivas favorables o que?

    PS2: También me parece curioso que al final del capítulo 3 sólo parecen sobrevivir los personajes nombrados en los títulos de crédito que eran los únicos que aguantaban luchando contra las hordas de muertos vivientes, pero la realidad es que hay un montón de inmaculados, norteños y hasta Dothrakis, los cuales van a caballo en medio la infantería colocados al tuntún.

    ResponderEliminar
  5. Yo solo pondré dos anticulos de una conocida muy lista y que entiende CDHYF, por yo estoy harto, eso si lord brocha como siempre super gracioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Borro los siguientes comentarios, porque es MUCHO texto. Pero para quien tenga interés en leer los artículos que mencionas, que están muy bien, dejo los enlaces a continuación:

      http://laluzdevalinor.blogspot.com/2019/05/critica-de-juego-de-tronos-quinto.html

      http://laluzdevalinor.blogspot.com/2019/05/la-locura-targaryen-y-por-que-daenerys.html

      Aprovecho para aclarar que yo no pienso que Daenerys esté chalada perdida. Pero tiene un genio de aúpa. Hasta ahora había controlado más o menos sus prontos, pero en este episodio deja de hacerlo y la masacre se le va totalmente de las manos.

      Obviamente estoy de acuerdo con la autora de los artículos en que la ejecución podría haber sido mejor y que hay cuestiones que se tratan con demasiada ligereza. Pero eso es algo que se puede decir no solo de este momento, sino de esta temporada en general, de la temporada anterior e incluso de algunas partes de las anteriores.

      Yo elijo disfrutar.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdito, yo en otros lugares he dicho que sería factible que Dany en los libros (si Martin los termina antes de irse a los siete cielos) se volviera lo que juro destruir, en parte o plenamente, o quizás en una especie de Punisher con Dragones (que por eso la amo jeje) castigando a los malos a temperaturas brutales, de forma no loca pero si ultra violenta.

      Y si desde la quinta temporada la serie se fue un poco al saco roto, pero ver a Dany masacrar a inocentes así como así, sería como ver a Arya degollar bebes Frey o a Brienne matar niñas, siento que a sido un giro solo por el fanservice malsano y para mi una traición vaga y perezosa a Dany.

      Pero si en los libros hay un descenso a los infiernos en Dany, Martin (TERMINA YA LOS LIBROS POR BATMAN) los expondrán un billón de veces mejor.

      Y que sepas que este episodio me decepciono, no me arrepiento se seguir esta serie, ya que descubrí a un gran escritor humorístico con flotador corporal incluido, y luego a tí jaja.

      Un abrazo señor del broche.

      PD: *fortaleza cayó cuando su propio padre ayudó a Robert Baratheon, el primer marido de Cersei, a arrebatar el trono al rey Aegon. Y ella debería saberlo.

      Es el rey Aerys.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus reseñas tipo de la brocha.

    Desde el punto de vista estratégico no se puede tachar la conducta de Dany. Sabiendo que Martin es fan de Maquiavelo, es lógico que una tipa sustentada por tropas extranjeras decida basar su coronamiento en el puro terror. De otra manera la hubiesen quitado de en medio a la mínima de cambio ya que sigue siendo una extranjea invasora...

    Me sorprende la reacción de tanto fan cantamañanas indignado con la deriva de daenerys. Especialmente algún que otro artículo de corte feminista alegando que el patriarcado ha decidido cargarse un icono feminista como este.
    Y digo yo que manda bemoles que el icono feminista sea la zumbada caprichosa esta, teniendo por ahí a Arya... Esperaban un final disney o qué pasa??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo este vídeo https://www.youtube.com/watch?v=e4uuy28bNjU

      Eliminar
    2. A mi me hae gracia que las supuestas feministas tengan de favorita a la demente de pelo oxigenado, teniendo a Brienne, Arya o Lyanna Mormont, que son mas creibles que una tipa que solo está dpnde está gracias a haber tenido a tres armas de destruccion masiva.

      Eliminar
    3. Yo soy un hombre, jamas he pensado en bobadas masculinista, feministas o mierdiestas, y Dany era mi heroína junto con Brienne (Arya ya es una mary sue) y me defeco en todos los mie*as que dicen ser eso, esta temporada a ultrajado a Dany y a Brinne, por fanservice malsano.

      Eliminar
    4. Arya no es una Mary Sue porque la hemos visto entrenar sus habilidades.

      Eliminar
    5. ¿Cuando entreno para que el fuego no la matara pero si los que están a su alrededor, o con los escombros? Mary sue.

      Eliminar
    6. Eso no es ser una Mary Sue, eso es tener Armadura de Guion. Mary Sue seria si hubiese salvado a la madre e hija y hubiese salido de Desembarco sin ningun rasguño. Pero no, por poco no la palma como 3 veces solo en ese capitulo y, encima, no solo no salva a nadie, sino que tampoco hizo lo que fué a hacer.

      Eliminar
    7. Es una mary sue, mata al jefe final, protegida por el guion, ya que es la favorita de los fans, si hasta tiene un final de mary sue cliche.

      Eliminar
  9. Otro buen artículo, Tipo de la Brocha. Qué pena que se acaben, a no ser que La Larga Noche salga resultona.

    Estoy de acuerdo con que Daenerys tiene uno prontos muy malos y no es un personaje que me caiga especialmente bien, pero yo creo que se han pasado un poco. Cuando arrasó Astapor ordenó específicamente que sólo mataran a los Amos y no a mujeres y niños, cuando crucificó a los 163 esclavistas de Meereen fue en represalia por la crucifixión de 163 niños esclavos, cuando quemó a aquel hombre inocente fue tras el asesinato de Selmy... Vamos, que dentro de las reacciones brutales solía tener un mínimo de contención y proporcionalidad y de pronto va y antes de ir a por Cersei se pone a matar hombres, mujeres y niños civiles que nada le habían hecho y que ni siquiera estaban cerca de su enemiga. Si hubiera quemado la Fortaleza Roja, sin importarle que allí hubiera varios miles de personas refugiadas aún lo vería coherente porque era el lugar en que estaban Cersei y sus consejeros.

    ResponderEliminar
  10. Para mí el mejor de la temporada con diferencia, ha dado justo lo que echaba de menos en la serie y nos ha dejado a todos con el culo torcido y a muchos rabiando por lo que consideran una traición imperdonable a su personaje favorito (como la Boda Roja, vamos).
    ¿Que la transformación de Dany ha sido un poco brusca y a brochazos? Pues sí, como prácticamente todo en estas últimas temporadas. Pero coherente es, que ya había mostrado en muchas ocasiones su desprecio por la vida de los que no la apoyan, y su empatía por los esclavos puede derivadar del hecho de que ella misma fue vendida como esclava (sexual, pero esclava).
    Lo mejor es imaginarme lo que habrá disfrutado el cachondo de G. R. R. Martin licenciando merchandising todos estos años:
    -¿Un mono para bebé que ponga "No soy una princesa, soy una khaleesi"? Por supuesto, me parece una idea excelentbbrrrfffsss.
    -¿Se está riendo, señor Martin?
    -¡No! No, es la... alergia, eso. Cof, cof. Maldita primavera, a ver si llega pronto el invier... ¡JAJAJAJA! Ay, madre...
    Vamos, que por mí muy bien, y da un poco más de importancia a la Batalla de Invernalia. Ay, si Jorah hubiese sobrevivido...
    Predicción para el capítulo final: Dany condena a Tyrion a morir por liberar a su hermano, se lo pasa por el dragón pero el fuego no le hace nada por ser Targaryen. Si gracias a esto coge a Dany desprevenida y la liquida de un ballestazo en el bajovientre sería muy poético.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo la sensación de que quien le va a regalar ese ballestazo va a ser Bronn. El buen mercenario tiene todavía algo que decir y Altojardín no se consigue gratis.

      Eliminar
    2. Si pasa eso me vuelvo pirómano...

      Eliminar
    3. La locura Targaryen (y por qué Daenerys no la tiene) http://laluzdevalinor.blogspot.com/2019/05/la-locura-targaryen-y-por-que-daenerys.html

      Eliminar
  11. A Dany se le notaba ya su ego y sus aspiraciones totalitarias aunque ella misma no las reconocía. Era posible que el poder se le subiera a la cabeza mas que la locura y le diera por andar flameando a mansalva. Sobretodo por que su red de apoyo la fue perdiendo por ayudar a unos norteños que no le dieron ni las gracias por prestarles a sus dragones. Lo que no es posible es que suceda el switch en su cabeza de un momento a otro, cuando ya habia conseguido lo que queria, o sea, sera loca pero no estupida. Para eso no hay explicacion ni se dan el trabajo de darla.
    Jaime es otro ejemplo. Estoy de acuerdo contigo en que no tiene sentido hacer tanta evolución de personaje si lo hacen volver a ultimo momento al punto de partida. Este final creo que lo cambiaron al ultimo, porque en la misma temporada sus acciones se contradicen. Su frase esa de que no le importa nadie mas que su hermana es contradictoria para todo lo que ha pasado. Seamos honestos, ningún hombre ni aquí ni en la China vuelve asi no mas con la ex que lo trato de matar, es cosa ya de sentido común, y si lo hace seria por motivos mas importantes que solo por lastima hacia ella. Puede que al final vuelva como pendejo con la cola entre las patas con la hermana pero debe haber una explicacion coherente. No, en este episodio mas allá de la puesta en escena se echaron al saco la coherencia cínicamente por privilegiar el factor shock y eso es lo que critican tanto. Porque de ser asi Luke en Star Wars se une al lado oscuro a ultimo momento por que si no mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo este vídeo https://www.youtube.com/watch?v=e4uuy28bNjU

      Un saludo.

      Eliminar
  12. "El mayor error de Euron fue creer que la falta absoluta de lógica funcionaría dos veces." jajajajajja genial. Este chiste y el de la portada de Bohemian Rapsody que sale mal me han hecho reir en voz alta. Gracias

    ResponderEliminar
  13. Seré breve:

    A Danny le ha pasado lo mismo que a Stannis, los guionistas tenían prisa y el cambio lo han hecho de 0 a 100 en 2 segundos.

    Martin ya avisó que el final sería agridulce, he visto el capitulo final y era verdad.

    Danny es exactamente el icono del feminismo actual y una magnifica trolleada a enteradillos como el Pablemos.

    Bronn, el más listo de la serie con diferencia.


    Un comentario:

    "Por ejemplo, Luke Skywalker comienza siendo un inocente granjero cuya máxima preocupación es evitar confundir la leche con el detergente y, en El retorno del Jedi, es un caballero Jedi que carga con el peso de la galaxia sobre sus hombros."
    Eso era hasta que la Kennedy, el Rian y el JJ Lost se cargaron la saga y espero que D&D con sus prisas les ayuden a rematar el tema, así alguien con criterio en el futuro sacará a sus nefastas 7, 8 , 9 y etc... de continuidad.

    Respecto a GOT , creo que el problema es que HBO quería recortar gastos, podía haber sido mucho peor, podía haber acabado como Lost.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martin ya aviso hace nada que sus libros iban por un rumbo muy diferente al de la serie, y Dany nacio como personaje en 1995, nada tiene que ver con lo nombrado, por mas que ellos así lo quieran, y Stannis jamas habria daañado a su hija.

      Eliminar
  14. Yo tampoco estaba preparado para Mandy...

    ResponderEliminar