7 de mayo de 2012

Pop-Tarts

Si después de leer el título de esta entrada, estáis pensando en qué porras son los Pop-Tarts, me sentiré muy defraudado y dejaré de creer en ese rollo de la globalización.

Los Pop-Tarts son unas galletitas pre-horneadas y rellenas de dulce que Kellogg's lleva vendiendo más o menos desde los inicios del movimiento hippie. Os hablo de la década de los sesenta y todo ese rollo de paz, duchas opcionales, marihuana, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band y otra porquería psicodélica. Y creedme, no he escogido ese punto de referencia al azar. Estos pastelitos me parecen exactamente la clase de producto que consumiría un fumeta para matar el gusanillo.

En los Estados Unidos, los Pop-Tarts son la marca estrella de Kellogg's, y su popularidad supera incluso a la de sus cereales. Ni siquiera la rana súper enrollada y espasmódica de Smacks puede competir con ellos. Sin embargo, fuera de yankilandia, estos dulces siempre han sido una rara avis.

Hace unos años, si querías hacerte con una caja de Pop-Tarts, te sentías como Indiana Jones en busca del Arca perdida, solo que sin nazis, látigo, ni damisela en apuros, y con grasas saturadas como única recompensa. Sin embargo, ahora venden Pop-Tarts incluso en algunos supermercados, y ya no tienes que visitar forzosamente una de esas tiendas de comida de importación en las que los matojos vagan por los pasillos y los dependientes se te echan encima según entras por la puerta, preguntándote si deseas algo, por favor, compra algo, estamos desesperados, no quiero ir al paro, socorro.

Eso sí, en España la variedad de sabores brilla por su ausencia. Mientras que en América disfrutan incluso de ediciones limitadas navideñas con azúcar escarchado en forma de dibujitos de animales (una tortuga que utiliza su caparazón como trineo, un oso polar patinando sobre hielo y otras fantasías obra de una mente perturbada), aquí tenemos que conformarnos con los aburridos Pop-Tarts de chocolate. El Frosted Chocolate Chip y el Frosted Cholate Fudge son los únicos productos de la gama que he encontrado después de pasar por varios supermercados, dos tiendas de importación y una ferretería.

Tienen buena pinta porque no he hecho yo la foto.

Si no estamos tan muertos de hambre como para comernos los Pop-Tarts tal cual salen del envoltorio, el paquete contiene instrucciones detalladas sobre cómo "preparar" esta delicatessen culinaria. El proceso es sencillo: podemos calentarlos en el tostador o en el microondas. Mi actual religión prohíbe el uso de rascadores de espalda y tostadores, así que eso nos deja el microondas. Además, aunque tuviera un tostador, no creo que usarlo para calentar chocolate fuera una buena idea.

El tiempo de cocción en el microondas es de tan solo tres segundos a máxima potencia, lo que significa que tardas más en leerlo que en hacerlo. Por eso, los Estados Unidos son una gran nación y una de las economías más competitivas del planeta, y nosotros todavía no tenemos Pop-Tarts de Apfelstrudel. Mi problema es que o bien todos los microondas al otro lado del charco tienen potencia suficiente como para enviar un DeLorean al futuro, o bien mi microondas es una chufla, porque tres segundos es lo que tarda básicamente en arrancar el aparato y empezar a girar el plato.

Un punto curioso de las instrucciones es que como en los Estados Unidos proliferan las demandas absurdas, Kellogg's ha incluido avisos para idiotas del tipo "Si la pasta se recalienta, el escarchado/relleno puede ponerse extremadamente caliente y podría causar quemaduras". Personalmente, no comprendo esta manía de las compañías americanas de luchar contra la selección natural de las especies.

También hay instrucciones para abrir la caja.

Por último, me queda hablar de lo que verdaderamente importa, esto es, la degustación del producto, y, a mi pesar, debo reconocer que ha sido más decepcionante que mi representación de Guerra y paz con huevos pintados.

El sabor de los Frosted Chocolate Chip me recuerda un poco al de los gofres con sirope de chocolate, pero con ese regusto caduco al tipo de comida que uno esperaría encontrar rebuscando entre la basura en un mundo post-apocalíptico. Ya me entendéis. Los Frosted Chocolate Fudge, al ser enteramente de chocolate, saben un poco mejor; pero realmente es difícil cagarla con el chocolate, así que no tiene mérito.

En ambos caso, la textura tampoco acaba de convencerme. Los Pop-Tarts son demasiado pastosos, cuesta tragarlos y te dejan las muelas cubiertas de empastes de galleta. Las palabras exactas que utilizó mi hermano cuando le di a probar uno fueron "Qué asco". Yo no diría tanto, pero desde luego no son para repetir.

Y ahora, si queréis ver un vídeo de Joseph Gordon-Levitt anunciando Pop-Tarts, pinchad aquí.

19 comentarios

  1. Qué puñetera casualidad, no hace ni un mes que estaba buscando pop-tarts (a mi hermana le encantan) y me acordé de la madre de todos los distribuidores porque sólo encontré los dos sabores que has mencionado. Fue en la tienda de importación de Cea Bermúdez, si no recuerdo mal. Y sí, yo también me tuve que quitar de encima a una chica megapesada que no entendía que la pregunta: "¿tenéis pop-tarts de otros sabores?" se tiene que responder con un sí o un no, no con contarme los millones de sabores que existen en EEUU.

    Respecto a las instrucciones para monguis, sí, en EEUU son súper comunes, y cumplen la única función de cubrir las espaldas legales de las compañís. A saber el pastón que les hubieras podido sacar si por ser medio lerdo te quemas la lengua y se te ocurre demandarles...

    Y estoy de acuerdo contigo: son una comida muy pesada, dulzona y que tampoco está especialmente buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busca en internet yummyplanet.es, es una tienda de importacion y ahí tienes de bastantes sabores: cookies and cream, smores, fresa...

      Eliminar
  2. La verdad no tienen muy buena pinta.

    Yo no los he visto ni en Sudamerica ni aqui.

    Lo que me flipa de todo todo esto es que puedas hacer un artículo de 700-800 palabras sobre unas galletas rellenas y además tenga sentido.

    Seguro que en los examenes en los que no tenías ni idea era en los que más escribías.

    ResponderEliminar
  3. Y yo de dieta! eso debe ponerte como un kirby! gracias a dior aquí no lo venden! xD

    ResponderEliminar
  4. Pues sí he visto varias Pop-Tars (de fresa, canela y no recuerdo cuantas más) pero nunca me llamaron la atención. Ahora tendré que comprar unas para probarlas.
    Me recuerda a los extraños fenómenos del M&M's World y los variados sabores de Yakult; y para el resto del Mundo nada, tus bolsas de M&M's y tu Yakult de un sólo sabor.

    ResponderEliminar
  5. buen post. apoyo la selección natural de las especies.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, despues de tanto hablar de ellos, supuse que te habían gustado.....

    ResponderEliminar
  7. Macross Frotier tiene una banda sonora de la san puta... No tiene anda que ver con las pop-tarts, pero es que estaba escuchando Lion en youtube.

    ResponderEliminar
  8. Mis felicitaciones por sacar un artículo de un producto alimenticio del que ni siquiera conocía su existencia y que tras tamaña argumentación no creo que vuelva a acordarme de ellos salvo que viaje a Estados Unidos.

    La cuestión es, ¿se hará en este blog un reportaje por cada comida cargada de ilusionantes expectativas y rematada con frustrantes realidades? Si así es yo compro!!

    ResponderEliminar
  9. Tempus Frangit: La tienda de Cea Bermúdez fue una de las que visité precisamente. Incluso estuve allí el día de la fiesta de inauguración. La gente picoteaba mucho, pero no vi que nadie comprara nada. No les auguro un gran futuro.

    Mixtli1985: Nunca escribí mucho en un examen que no llevara suficientemente preparado. Prefería largarme y no perder el tiempo. Pero eso no me ocurrió más de dos veces.

    Elaine: Si uno hace deporte, la única dieta que sigue es la de comer al menos cinco veces al día. La recomiendo.

    LacraESECEFE: Ya me dirás cómo saben los que no son de chocolate.

    jesus manuel sanchez ramos: Como debe ser.

    Millus: ¡Sorpresa!

    Jeral: Suena muy japonesa. Diría que la he oído muchas veces antes.

    Doctor Müller: Admito sugerencias.

    ResponderEliminar
  10. La primera vez que las vi fue cuando me vine a Inglaterra. Ahora bien, a mí me están riconudos pese a la abundancia de paluegos... aunque quizá sea porque así como dos veces por el precio de una (sí, qué ASCO).

    Ojo, yo las hago en el tostador y sin problema, y eso que las que compro aquí llevan una capa de chocolate que no es ni normal.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Que casualidad! hoy mismo he empezado a trabajar en un artículo sobre uno de los productos de Kellogg´s, en concreto sobre unos cereales. Por cierto nunca me han gustado este tipo de dulces tan "seco" y que te dejan restros incrustados en los dientes durante días...

    Por cierto, como han llegado estas galletas a tus manos?? Lo digo porque yo no las conocía. Ha sido simple casualidad?

    PD: el comentario anterior lo he tenido que eliminar por una patada al diccionario no intencionada que se me ha colado. Lo llega a ver "el jefe" y me manda directo a la cola del Inem xD

    ResponderEliminar
  13. En México, por allá de los ochentas; se pusieron de moda y no duraron ni un mes...porque aquí no estamos acoistumbrados a las tostadoras y en ese entonces muy pocos tenían un microhonndas....además de que son asquerosos.

    ResponderEliminar
  14. Pues vaya, no había oído de ellas jamás (U^_^)

    No tiene mala pinta, pero tampoco matan. Mi voto por más entradas sobre comidas :D

    ResponderEliminar
  15. Me quiero mantener en el anonimato debido al secreto que voy a revelaros
    http://www.myamericanmarket.com/
    Acabas de joderme lo poco que me quedaba de salud, xq buscando como probar este producto, en Gijon las unicas tiendas de importacion son de cosas latinoamericanas, bucee por internet hasta dar con ello.
    Un saludo a todos, me despido en soledad esperando por un pedido que arruinara mi figura

    ResponderEliminar
  16. Aqui en mi Pais los PopTarts son muy difícil de encontrar y a la vez caros pero si son deliciosos...

    ResponderEliminar
  17. Un tipo con boina: Algún día te preguntaré por la variedad de Pop-Tarts en el Reino Unido. Recuérdamelo.

    DGC: Las conocía de oídas. Las vi. Las compré.

    Jero-chan: ¿He dicho ya que acepto sugerencias?

    Anónimo: No abuses, come sano al menos cinco días a la semana, haz ejercicio y no te arruinará nada.

    Carlos Alvarado: Para quien le gusten...

    ResponderEliminar
  18. Mmmmm.... no se no se... las únicas ocasiones que me incitaron a arriesgarme en esto de poner a prueba el paladar transcurrieron con un vino australiano y un refresco de manzana colombiana...
    Y de momento vamos 1 a 1...
    El Postobón manzana lo recomiendo a quien le guste lo dulce y beber un líquido de color diferente al que la sabia naturaleza decidió en su momento otorgar; en cuanto al vino australiano... tiene un regusto a... >P
    Bien; como iba diciendo... hoy día no debería haber problemas en conseguir lo popular de la mayoría de los paises: veré qué se puede hacer desde Galicia (aunque me da que tiraré de http://www.myamericanmarket.com/ si finalmente me animo)

    Saludos y hasta pronto!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar