14 de julio de 2014

Pizzalada: el último invento de Telepizza


No tengo claro si escribir sobre productos "alimenticios" cuyo paso por el escenario de nuestra vida es tan fugaz como la niñez misma atraerá muchas o pocas visitas al blog. Pero mi intención no es cosechar éxito ni acrecentar mi popularidad, sino dejar constancia de la locura de los hombres. Y locura es la palabra que mejor define el nuevo plato de Telepizza: la Pizzalada.

Pizzalada, sí. No le deis más vueltas, es justo lo que pensáis: un crossover mutante de una pizza y una ensalada. ¿Recordáis a Brundlemosca? A los ojos de Dios, esto es más sacrílego.

Pero dejémonos por un momento de bromas fáciles, que para eso ya está Twitter, y no perdamos de vista lo importante. Este verano Telepizza quería sorprendernos y que hablásemos de su Pizzalada, y lo ha conseguido. La calidad del plato es lo de menos. Nadie aspiraba a que Telepizza figurase en la Guía Michelin. Sólo había que llamar la atención.

Y ahora, dejad vuestros prejuicios en la puerta y acompañadme en este viaje de descubrimiento gastronómico basuril.


Quizá seáis hombres hechos y derechos y no le deis importancia a eventos como el lanzamiento de un nuevo tipo de pizza, pero recuerdo que cuando aún iba al colegio y tenía tres meses de vacaciones y no tres semanas, bebía los vientos por estas novedades. Tres meses de ocio son mucho tiempo, y es mejor entusiasmarse con cualquier tontería, hacer un pequeño mundo alrededor de ello, que acabar viendo cinco horas de televisión al día. Los chavales pedirán Pizzalada porque son unos borricos y les parecerá lo más gracioso del mundo. Dejemos que se diviertan.

Por mi parte, yo sabía que acabaría probándola y escribiendo sobre ella desde que me hablaron del anuncio. ¿Cómo no iba a estusiasmarme algo así? ¡Si incluso he escrito sobre un pingüino que cagaba bolitas de chocolate!

Así pues, este sábado, después de una sesión de vicio videojueguil con mi hermano, le dije: "Vamos a pedir Pizzalada". La cara que me puso debería venir en la enciclopedia junto a la palabra resignación.


Según la página web de Telepizza, no había ningún local al que pudiera hacer el pedido on-line, así que mi hermano y yo nos acercamos al que hay más cerca de mi casa. Dentro no había ni una sola señal de que la Pizzalada existiera. No aparecía en ningún folleto ni en el menú que colgaba de la pared. ¿Lo habría soñado todo? No podía ser. Mis sueños no son tan surrealistas como para inventar la Pizzalada. Pregunté a la chica que estaba detrás del mostrador, y me dijo que sí, que hacían Pizzaladas. Para ser exactos, la mía sería la primera que harían. El éxito de esta promoción es apabullante.

Después de pedir la Pizzalada y una pizza mediana de 5 ingredientes para el cobarde de mi hermano, nos fuimos a dar una vuelta mientras se obraba la magia. También tenían que hacer un par de pizzas. Pasamos el rato en un Supersol y apunté algunas ideas para próximos artículos. Estaréis de acuerdo en que los posts de este blog necesitan más calorías.

Cuando regresamos, las pizzas aún no estaban listas. Nos sentamos a esperar en el único par de taburetes que había. Desde donde estábamos, podíamos ver la cocina a través de un cristal. Éramos los únicos clientes y todos los empleados estaban dentro, charlando junto al horno. Mi ensalada esperaba sobre una encimera, envasada al vacío. ¿Qué esperabais?, ¿que comprasen la lechuga en el mercado cada día?

En cuanto sacaron la masa del horno, supe que algo andaba mal. La llevaron a la encimera con mucho cuidado y se formó un conciliábulo a su alrededor. No podíamos oír lo que decían, pero se les notaba incómodos. Examinaban la masa con atención. Uno de los repartidores tocó los bordes con las manos desnudas; aposté a que no se las había lavado. La dependienta que tomó nota de nuestro pedido cogió la masa por los bordes e hizo ademán de levantarla. La pizza se desmoronó. Al minuto, salió para decir que tendrían que volver a hacerla. A esto le llamo yo empezar con buen pie.

Unos cinco minutos después, regresábamos a casa con las dos pizzas y 15 euros menos en los bolsillos. Notaba el calor de la Pizzalada por debajo de la caja. "¡Rápido!", apremié a mi hermano. "No quiero que se enfríe mi ensalada".

Dramatización del Telepizza de mi barrio.

La caja de la Pizzalada es distinta de las cajas en las que vienen normalmente las pizzas de Telepizza. No sé si esta es la caja que la marca utiliza para todas las ensaladas (y jamás se me ocurriría pedir ensalada a domicilio para averiguarlo), o si la han fabricado ex profeso para esta promoción; pero si se trata de lo segundo, resulta irónico que sea más gorda. La Pizzalada sólo entraría en una caja normal si alguien se sentase antes encima de ella.

La caja está adornada con dibujos de lechuga, tomatitos y esa hierba morada cuyo nombre no recuerdo. Llamémosla lechuga morada.

Hay que saber apreciar los pequeños detalles, y esta pizza ya ha ganado un punto por su envoltorio.


La Pizzalada consta de tres elementos fundamentales: base de pizza Bacon Crispy, ensalada césar y pops de pollo.

Empecemos por la base. La pizza Bacon Crispy, cuyo nombre suena a obesidad y enfermedades cardiovasculares, se compone de los siguientes ingredientes: bacon, más bacon (pero extra crujiente, eh, no un bacon cualquiera), queso mozzarella y salsa barbacoa. También contiene trazas de levantarse a beber agua varias veces en mitad de la noche.

La masa de la pizza se modela para hacer las veces de bol. En el fondo del "bol" está oculto el topping de bacon, queso y barbacoa, más bien escaso, y encima, cubriéndolo, tenemos la ensalada, que lleva lechuga, rúcula y tomatitos cherry. Dos tomatitos cherry en mi caso, aunque más hermosotes de lo habitual.

El último elemento de la lista son los pops de pollo, que sustituyen a los típicos trocitos de pan tostado de las ensaladas césar. Telepizza utiliza el término anglosajón pops para referirse a estas bolitas de pollo porque llamarlas Cagarrutas Gallináceas Rebozadas® denota falta de visión comercial. Si os gustan, lo bueno es que son multitud.

Busca las 7.345 diferencias con la imagen oficial.

Espero que no pensaseis que os ibais a encontrar con una obra de arte culinario como la de las imágenes promocionales. ¡Ni que no hubierais pasado nunca por un McDonald's o un Burger King! La publicidad nos muestra la cara bonita de los productos y nos traslada a un mundo de fantasía en el que existen más colores de los que podemos contar, huele a algodón de azúcar, y suena música celestial. La realidad es gris, sucia y grasienta, y viene dentro de una caja de cartón que chorrea.

Pero todavía no hemos rematado la faena. ¡Falta la salsa césar! Según comprobé nada más abrir la caja, a mi ensalada ya la habían echado suficiente salsa por encima; pero la dependienta también nos había dado en mano un sobre de salsa césar de Heinz, y yo no soy hombre que deje un sobre sin abrir, excepto los de las facturas que me llegan al buzón. Por lo tanto, exprimí el sobre hasta dejarlo seco.

Sé que es una marca de calidad porque escriben caesar y no césar.

El paso siguiente es zamparse la Pizzalada. A la vista de las imágenes, supongo que os hacéis a la idea de que no es una tarea fácil de abordar. Os ahorraré el esfuerzo intelectual. Básicamente tenemos dos opciones: comernos primero la ensalada y luego el bol hecho de pizza, o ir cortando trozos de la masa para acompañar la ensalada. Yo empecé picoteando la lechuga y las Cagarrutas Gallináceas Rebozadas® para aligerar un poco el plato, y luego pasé a arrancar trozos de masa para envolver la ensalada con ellos, estilo calzone guarrindongo.

El sabor me gustó, que es mucho más de lo que me esperaba. Incluso mi hermano tuvo que admitir que noshtabamal. Sabe mucho a salsa césar y poco o nada al topping de la pizza, pero eso no es malo. En pocas palabras, es como acompañar una ensalada con pan de pizza. La peor parte es hacerse a la idea de tomarse una ensalada templada, casi caliente. El frescor del que habla Telepizza es una quimera. Pero esto tiene difícil solución.

Lo que sí pueden y deberían mejorar es el borde de la pizza. ¡Es disparatado, monstruoso y excesivo! Por suerte, está hueco y se rompe con facilidad. Yo preferí arrancarlo y apartarlo. Si uno no quiere perjudicar el acero del que fabrican los portaviones, hay que poner un límite a la cantidad de pan que toma uno por la noche.

♪ No conquistas nada
con una ensalada ♪

Y de esta forma llegamos al veredicto. La Pizzalada es, por encima de todo, una curiosidad, una anomalía, un error en Matrix. Pero no es ni mucho menos la aberración culinaria que pinta la mayoría. Los que dicen que es una guarrería sin siquiera haberla probado... tienen razón. Pero no es más guarrería que cualquier otra pizza del menú.

Pensar que la Pizzalada es una comida sana, que aporta gran cantidad de nutrientes y energía a tu organismo, y que además no engorda sólo porque tiene lechuga es una estupidez. Sólo a un obeso mórbido que vive de las ayudas sociales podría pasársele una idea tan descabellada por la cabeza. Pero eso no significa que la Pizzalada, como comida basura que es, sea peor que otras alternativas del mismo palo. Y al menos es más ligera. Merece la pena probarla.

27 comentarios

  1. Se me hacen más aberrantes las de Mc Roñas--- Yo era de los que atacaban la comida ràpida y se me hacia una falacia una ensalada en las fastfood para dar una imagen menos negativa...pero el comercial de CocaCola me hizo reflexionar: ponen en claro que debes hacer ejercicio y moderarte para no engordar, y haciendo cosas sencillas y cotidianas....claro, Coca lo hace para defenderse y vender, al igual que las ensaladas son para atraer más mercado.
    http://www.youtube.com/watch?v=zTzMefQ4D-Q
    Se me antojó, lástima que en México sólo tengamos las pizzerias gringas y las "Charly's", aunque estas últimas son mejores que las de marca.
    A ver cuando vuelvo a ir a Spain, sólo fui una semana a Cataluña(hace 5 años) pero nunca nos dejaron salir de la oficina ni del hotel.
    Excelente, curiosa y antojadisa reseña =9

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin... Espero que no te creas lo que dices. Coca-Cola es, como todos sabemos una de las empresas más hipócritas que existen, por no decir la que más. Practicamente en cualquier tema.
      Y concretamente en el de la salud no se quedan atrás. Ponen en claro que debes hacer ejercicio, cuando les conviene y a la siguiente semana sacan un anuncio recitando las recomendaciones de salud diarias para acabar preguntando: ¿de verdad vas a hacer todo lo que te dicen?
      No puedo entender que alguien se crea que las empresas se preocupan por el consumidor y le advierten de los peligros de su producto.

      Eliminar
    2. Me refiero a este anuncio. Un claro alegato a que preocuparse por tu salud es un engorro e innecesario.
      https://www.youtube.com/watch?v=LIXTildxNbo

      Eliminar
  2. Quiero analizar algunas reseñas de su espectacular artículo, mr Brocha:
    "En cuanto sacaron la masa del horno, supe que algo andaba mal. La llevaron a la encimera con mucho cuidado y se formó un conciliábulo a su alrededor"
    ¿no sentiste la misma emoción del momento que observaron los herreros y orfebres de las forjas del Monte del Destino en Mordor al crear los 3 anillos de los elfos, los 7 de los reinos enanos y los 9 para los reyes de los hombres? Tu hermano creo que tampoco.

    "Después de pedir la Pizzalada y una pizza mediana de 5 ingredientes para el cobarde de mi hermano"
    ¿Qué 5 ingredientes? Solo para saber quién disfrutó más de la cena.

    "Así pues, este sábado, después de una sesión de vicio videojueguil con mi hermano"
    ¿A qué videojuegos dedican unos treintañeros independizados la tarde de los sábados estando el Tour de Francia y la previa del Holanda-Brasil en la tele? ¿Mario Kart?

    Como, ha sido una delicia (no va con segundas, ha sido totalmente espontáneo) disfrutar de tu artículo.

    PD: Deseoso se queda este humilde siervo de ver el artículo sobre los productos de la marca blanca de Super Sol

    ResponderEliminar
  3. Habrá que probarla, no tiene mala pinta y los ingredientes parecen sabrosos. El problema estará en que será una bomba calórica y habrá que hacer ejercício y comer poco el día siguiente.

    ResponderEliminar
  4. M@nchitas: No dudes en volver a España. Hay mucho que ver.

    Doctor Müller: Respondo a tus preguntas de una en una:

    -Sentí emoción, pero no esa clase de emoción.

    - No me acuerdo de todos los ingredientes. Sé que tenía aceitunas negras, bacon y pops de pollo. Probablemente también extra de queso.

    - Mario Kart 8 principalmente. A mi hermano aún le quedan para los treinta. El fútbol me aburre. El ciclismo ni te cuento.

    Anonimatus: ¿Hacer ejercicio y comer poco? Paparruchas. Hacer ejercicio y comer lo que haga falta. Castiga tu cuerpo con deporte, no ayunando.

    ResponderEliminar
  5. Lo primero me sorprende que sea comestible , lo segundo recomendaría a los de telepizza dejar de ver mastercheft y se dedicaran a sacar pizzas xxl o cosas que realmente valgan la pena,tipo cada día me sorprendes más, a la espera de tu próxima aventura

    ResponderEliminar
  6. Las hojas moradas son Col Lombarda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Radicchio o achicoria roja, la lombarda para ensalada no se pone ;-)

      Eliminar
    2. Sí, sí se pone, cortada en juliana. Te lo dice una que come a menudo ensalada cuatro estaciones, con col lombarda, lechuga iceberg y zanahoria rallada. De bolsa y de súper.

      Muy buena entrada, leeré más! :)

      Eliminar
  7. Alberto Blanco: Yo también espero impaciente mi próxima aventura. ¿Quién sabe?, quizá tenga que salvar a un dragón en apuros de una princesa escupefuego.

    Anónimo: Gracias...

    ResponderEliminar
  8. la pizza wok y la japonesa las has probado , tienen pinta de ser 2 truños

    ResponderEliminar
  9. Me descojono con este post, especialmente con:

    "También contiene trazas de levantarse a beber agua varias veces en mitad de la noche."

    Sublime! jajajaja

    ResponderEliminar
  10. Hablanos mas sobre "Los jóvenes Jedi" con comentarios peyorativos.

    Y si, ahora que lo dices, vengo del pasado a advertite algo terrible que os va a pasar, solo que aquí en Argentina, la internet es bast

    ResponderEliminar
  11. Yo he descubierto dos comidas más calorícas y aberrantes
    el churrelado,churro mas helado
    y el helado frito con Pan bimbo

    ResponderEliminar
  12. Me ha molestado que uses la palabra "mozzarella", sabiendo que Telepizza utiliza un sucedáneo llamado "topping fondi" osea "fake cheese"

    ResponderEliminar
  13. "Pero mi intención no es cosechar éxito ni acrecentar mi popularidad, sino dejar constancia de la locura de los hombres"...no me queda claro si es una frase tuya o es el eslogan de la pizzalada.

    ResponderEliminar
  14. ¿Y que hace esta publicidad descarada en meneame?

    ResponderEliminar
  15. No suelo comentar en blogs, pero este artículo es delicioso... Bastante más que la Pizzalada!

    ResponderEliminar
  16. Me encanto este articulo , vengo de mename y voy a empezar a seguir tu blog ;)

    ResponderEliminar
  17. vamos, pizza con ensalada caliente. no sere yo quien se compre eso, que asco...

    ResponderEliminar
  18. Grande amigo!! Muy buen artículo!! No puedo parar de reír xD

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno tu artículo! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  20. Ay, hijo, ya aprenderás lo que es la comida de verdad cuando crezcas un poco. Y cuando decidas que el tiempo que lleva hacerla vale la pena.

    ResponderEliminar
  21. Yo también la probé por la novedad, y sinceramente, es difícil de comer y una mezcla que no hay por donde cojerla. Lo mejor, una pizza, que algunas de telepizza están muy ricas.

    ResponderEliminar
  22. Jajaja venga chabal no tienes cosas mejores que hacer que publicar chorradaas?

    ResponderEliminar
  23. Hola amigüito del progressive.
    Habria una 3era forma de tomarte la pizasalada oh siiiiii??? de veras??
    LA RESPUESTA ES SI!

    Y seguramente un cabesa como tuu, lo suficientemente habilis para realizar un blog de la era Gelasiense, lo sabía de antemano.

    A través de trial and error llegamos a la conclusión de que se puede/debe rascar el fondo de la pizzasalada (tm.register,copyrigh etc) con un tenedor de forma que la mezcla obtenida al rascar la costra de beicon y queso seria digna de masterchef, porque la mierda de ganadora de masterchef no sabría hacer algo mejor que eso, si esque alfinal me tengo que enervar con lamierdaa de carniceradfknafnfgaga

    Salu2

    ResponderEliminar