23 de febrero de 2012

Top 5: Superhéroes Disney

Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Spider-Man, El Capitán Trueno, Dragon Ball, Astérix, Tintín... De niño leía todo tipo de cómics. Todos, claro, menos los que escondía mi padre dentro de una caja de cartón en el cajón superior del armario del cuarto pequeño debajo de los álbumes de fotos viejos. Esos ni tocarlos, que había que coger la escalera.

En particular, nuestra colección de tebeos de Disney era bastante digna: por un lado, teníamos un estante repleto de volúmenes de tapa dura que incluían, entre otras historietas, adaptaciones de los largometrajes del estudio de animación, que se publicaban bajo el sencillo nombre de Películas; y por otro, un baúl con tomos de hoja tamaño cuartilla con historietas más cortas, pero igualmente entretenidas, los populares Don Miki y Biblioteca Disney.

Los tebeos del segundo grupo a veces incluían historias muy curiosas en las que los personajes de Disney asumían el rol de superhéroes. Aficionado como siempre he sido a los cómics de Marvel y, en menor medida, de DC, casi sobra decir que esas historietas solían ser mis favoritas. Luego también aparecieron superhéroes en las series de televisión de Disney.

De todos ellos, he elegido a los cinco que me dejaron mejores recuerdos. Ahora bien, os adelanto que aquí no vais a encontrar a aquellos patos hipertrofiados que jugaban al hockey sobre hielo, ni, lo que es peor, las versiones "superenrolladas" de Juanito, Jaimito y Jorgito.


#5. Pato Darkwing


Seguro que os acordáis la serie de dibujos animados del Pato Darkwing. Si habéis respondido para vuestros adentros "¡Pues sí!", probablemente os estáis engañando a vosotros mismos. Y también deberíais haceros mirar ese problema de entusiasmo; pensar con exclamaciones no es sano. En realidad, lo único que recordáis de la serie es su tema principal y, con suerte, la frase gancho de su protagonista: "Hay que entrar en acción". El guión la incluía varias veces en cada episodio y el actor de doblaje, al menos en España, se esforzaba en hacer pausas innecesarias y poner una voz de pato graciosa . Había que reírse.

El Pato Darkwing se creó a modo de homenaje a los héroes de las viejas revistas pulp, a los que reflejaba en tono de parodia . Darkwing comparte capa y sombrero con la Sombra de Walter B. Gibson, lleva antizaz como el Avispón Verde, y usa gadgets como Batman. Vamos, que original, lo que se dice original, tampoco era; pero como, a falta de una culturilla más freak, la mayoría de nosotros solo lo podíamos relacionar con el Hombre Murciélago (y ni eso, si lo que tenías en mente era el Batman kitsch de Adam West), tampoco se notaba tanto.

Los episodios de la serie se desarrollan en la ciudad ficticia de San Canario, donde el vanidoso Drake Mallard, oculto tras el antifaz del Pato Darkwing, combate contra una amplia galería de villanos y protege a los inocentes con la ayuda de su fiel compañero Joe McQuack (el piloto de PatoAventuras) y su hija adoptiva Gosalyn, cuyos padres debieron de morir de la trágica y misteriosa enfermedad Disney.

Por la razón que sea, El Pato Darkwing es una serie que no consiguió pegarme al televisor como sí lo hicieron Chip y Chop: guardianes rescatadores y PatoAventuras; pero me leí unos cuantos tebeos suyos, y también eché mis buenas partidas al videojuego del mismo título que salió para Game Boy. De esa manera, acabé cogiéndole cariño. Pero no demasiado. Es un pato y no hubiera estado bien visto.


#4. Patomas


Patomas es el álter ego heroico del Pato Donald. Nacido en Italia con el nombre de Paperinik, su origen poco tiene que ver con arañas radiactivas, extraterrestres o accidentes atómicos. La historia de este superhéroe comienza con un sencillo error del servicio de correos de Patoburgo, que entrega a Donald la llave de una villa en las afueras de la ciudad que debería haber recibido su primo Narciso Bello.

Visitando la villa con sus sobrinos, Donald encuentra el diario y la cámara secreta de Fantomius, anterior inquilino de la casa y un ladrón de guante blanco de la talla de Arsenio Lupin.

Al principio, Donald decide adoptar la identidad de este genio criminal para vengarse de las perrerías que le hacen personajes como el Tío Gilito o Narciso Bello. No obstante, Donald pronto encauza su carrera de incógnito hacia la lucha contra el crimen, pasando de ser un defensor de sus propias causas a ser un defensor de las causas ajenas. Esto permitió a los autores mostrar una faceta más audaz y despabilada de este gran perdedor con mal genio.

En su eterna lucha contra los Golfos Apandadores, Rockerduck y otros maleantes, Patomas se vale de un arsenal de lo más variado: botas-muelle, bombas de humo, gafas de rayos infrarrojos y cualquier otro invento que el Reed Richards de Disney, Ungenio Tarconi, tenga a bien entregarle para la historieta de la semana.

Como algunos ya habrá imaginado, el nombre Patomas es un juego de palabras con pato y Fantomas; una elección cuanto menos curiosa, habida cuenta de que Fantomas es un personaje literario francés, no español, y, además, un sociópata despiadado. O tal vez sí existe una relación... Veamos...

Sociópata... Socio... pata... Pata... Pato...

Suficiente. Voy a por mi medicación.


#3. Murciélago Rojo


Aunque menos conocido que el afortunado Narciso Bello, Patoso es otro de los primos del Pato Donald, cuyo árbol genealógico rivaliza con el de la Casa Targaryen.

Excéntrico como él solo, pero nunca malintencionado, Patoso es el típico familiar que solo trae problemas, como ese tío tuyo que intenta convencerte del negocio del siglo y que, casualmente, consiste en vender productos homeopáticos sin salir de casa. Esquema de Ponzi, creo que es como lo llamó la prensa.

El álter ego de Patoso es el Murciélago Rojo, una versión emplumada de Batman creada por la rama brasileña de la editorial Disney. El Morcego Vermelho, como le llaman en su país de origen, es sin duda el héroe que más elementos toma prestados de Batman: el disfraz, los gadgets, el vehículo (el Batman de los 60 tenía el Batmóvil y un sidecar, y el Murciélago Rojo, una motocicleta y un saltador) e incluso el escondite secreto, que en el caso del Murciélago Rojo no es una cueva, sino un cubo de basura. Cuestión de presupuesto.

A mí siempre me hizo gracia que Patoso mantuviera su característico gorro con borla cuando iba disfrazado.


#2. Pato-Aparato


Mirad esa imagen. ¿Os suena? Bien, porque si no os acordáis de Pato-Aparato, no habéis tenido infancia.

En la serie PatoAventuras (pato, u-uuh), Fenton Crackshell es el afable y torpe asistente del Tío Gilito; pero gracias a la armadura de Pato-Aparato, se convierte en su guardaespaldas y en un defensor de la justicia, algo así como Iron Man, solo que sin fingir que se protege a sí mismo ni darle a la botella.

La armadura es otro de los inventos de Ungenio Tarconi, y para activarla, Fenton tiene que pronunciar las palabras "¡Por las plumas de mi abuelo!", expresión a la que haría sin falta un hueco en mi Top 10 de gritos, juramentos y maldiciones populares junto con "¡Mil mofetas!", "¡Rayos y truenos!" y "¡Por el gran batracio verde!", si algún día estuviera tan falto de ideas como para escribir semejante lista.

Conociéndome un poco, ya os podéis imaginar que cuando apenas levantaba un metro del suelo, solté aquella frase montones de veces con la esperanza de convertirme en una imitación humana de Pato-Aparato. Nunca funcionó, pero creo que ayer estuve a punto de conseguirlo poniéndome delante del tostador.

¿Quién iba a imaginarse que el cruce de un pato parlante con RoboCop, el Inspector Gadget y un monociclo sería tan fascinante?


#1. Súper Goofy


Si bien no estoy seguro de casi nada en esta vida, me voy a tirar a la piscina diciendo que Súper Goofy fue el primer superhéroe de Disney, ya que su primera historieta se remonta a la mitad de la década de los sesenta y no he encontrado ningún dato que contradiga esa afirmación ojeando la revista Fotogramas de este mes.

Como podréis intuir si no os habéis golpeado muy fuerte en la cabeza recientemente, Súper Goofy es una caricatura de Superman y, como tal, puede volar y posee una fuerza sobrehumana. También tiene súper-oído, súper-olfato e incluso visión de rayos-x, aunque no sé para qué podría necesitarla. La mitad de la población de Patoburgo ni siquiera lleva pantalones.

El secreto de los poderes de Súper Goofy está en las supergramíneas, unos cacahuetes que Goofy cultiva en su propio jardín y que esconde en su gorro. El chiste está en que Goofy nunca sabe cuándo va a desaparecer el efecto de los cacahuetes, lo que da lugar a situaciones tan comprometidas como cómicas. Al fin y al cabo, debajo de ese pijama rojo, Goofy sigue siendo el mismo borrico de siempre.

En ocasiones, Súper Goofy vigila la ciudad acompañado de su sobrino superdotado Gilberto, que es una versión más pequeña y con birrete de Goofy. Su Robin particular, pero sin connotaciones homosexuales.

Y con esa última nota concluye el artículo de hoy. La semana que viene... anime.

13 comentarios

  1. Yo al pato Darkwing le hubiera puesto en el número 1, sin duda. Grababa los capítulos y luego los veía tantas veces que algunos me los aprendí de memoria. Y en cuanto al juego de NES (que era el mismo que el de Game Boy, pero a color), sólo diré que era de mis favoritos de dicha consola.

    Pato-Aparato. Joder, qué grande era. Si hasta el nombre mola.

    ...Me he quedado con las ganas de ver como es el "Robin" de Super Goofy... ¡Miedo me da!

    ResponderEliminar
  2. Lamento contradecirte, TDLB, pero Pato Darwing (como lo pronunciaban en la serie) fue la serie de Patos de Disney (después de Patoaventuras, por supuesto) que mas me gustó.

    Gran lista XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no me contradices. Mis favoritos. Tus favoritos. :)

      Eliminar
  3. ¡Pues sí!, tengo que hecerme mirar el problema de entusiasmo, pues además canté el estribillo pato, u-uuh.
    Pero eh, en México Fantomas era Fantômas sin lo sociopata pero con decenas de chicas sexies científicas. Se llamaba Fantomas, La Amenaza Elegante.
    Cómo olvidar a Pato-Aparato sobre todo con su altoparlante que salía de la axila. Realmente memorable.
    Gran lista. Estoy de acuerdo con ella aunque al Murciélago Rojo no lo conocía.

    ResponderEliminar
  4. Excelente selección aunque el Murciélago Rojo no me suena de nada. Como disfrutaba de criajo con los tebeos de Patomas y con la serie y el juego del Pato Darkwing. Hará unos tres años, Planeta reeditó los tebeos de Patomas.

    ResponderEliminar
  5. Por las plumas de mi abuelo!!!!
    Ja ja me has traído recuerdo buenos de mi infancia!!!

    ResponderEliminar
  6. Que grande Pato-aparato y el Pato Darwing, que tardes de sabado más felices viendo Club Disney: Baloo, Chip y Chop,...y apurando revoluciones a mis pocas neuronas recuerdo un par de series de las primeras temporadas del club disney, googleando he sacado los títulos:
    -El pequeño karateka, iba de un niño asiatico que ayudaba a su padre adoptivo policia a resolver crímenes, como soltaba patadas el jodio.
    Aquí la prueba: http://www.youtube.com/watch?v=PDgDH8DDnEs
    -Mi angel de la guarda, el prota era Jason Prestley (sensación de vivir) y el argumento era algo parecido a la pelicula "Ghost".

    Vaya rollo he metido sin venir a cuento, ...ah por cierto, yo también tengo un par de tomos de la colección "Peliculas".

    ResponderEliminar
  7. Solo conozco al Pato Darkwing y al pato Aparato. El resto son totalmente nuevos para mi. ya podian haber puesto este tipo de pjs en el Epic Mickey y no las infinitas copias de Clarabelle y Goofy.

    ResponderEliminar
  8. Que recuerdos trae el Club Disney y esos comics que parodiban superheroes.

    La unica historia de Murcielago Rojo que recuerdo es una en la que gente no se lo toma en serio y para ayudarle Donald se dedica a asustar a la gente inventandose un villano llamado Patomix, le manda una nota de desafio y se enfrentan en lo alto de un edificio. Lo gracioso esta en que Donald lleva una mascara que le cubre mucho mas que la Patomas pero su primo le reconoce instantaneamente.

    La de "El pequeño karateka" en España se llamaba "Compañeros" (antes que la serie de institutos de Antena 3)

    La de "Mi Angel de la Guarda" se llamaba "Un Angel Joven"

    ResponderEliminar
  9. @anonimo: Tienes razón, creo que cogí los nombres de un foro latino-americano, en España se llamaban como tu dices.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  10. Hola alguein se acuerda que junto a murcielago rojo, salia tambien "mariposa purpura" y la avispa" confirmenme por favor, estoy segura q en alguna historieta las leii . :)

    ResponderEliminar
  11. De Patomas no hay que olvidar el "cochehuevo" que tenía trucado. Y me estoy acordando de un número en el que Narciso y Daisy también se disfrazaban de superhéroes y Patomas se quería zumbar (creo yo) a la Daisy disfrazada.

    ResponderEliminar