21 de marzo de 2013

Masters of the Universe #8 - She-Ra

Si el voto de los lectores contase para algo (digo en general, no solo hablando de tebeos), el capítulo 8 de Masters of the Universe sería el mejor cómic de la colección que DC ha sacado hasta la fecha. Desde que se publicó, he visto a los seguidores de la serie pedir a gritos una figura de Despara y a los fans más mañosos e impacientes fabricarse una ellos mismos; custom figures les llaman, figuraos...

Mike Costa ya demostró su capacidad para profundizar en los personajes con los números de Battle Cat y Randor en apenas unas pocas páginas, y aquí firma el que sin duda es su mejor trabajo en esta colección. Haciendo pareja con él tenemos a Drew Edward Johnson, que a juzgar por lo que he visto en este capítulo y en su página de devianART, es un artista de tomo y lomo, con un estilo que me recuerda al de grandes dibujantes como Frank Cho y Carlos Pacheco, pero con tetas más discretas. Y también debo destacar el trabajo de la colorista Kathryn Layno, que me ha parecido muy claro y limpito, aunque normalmente no sea un aspecto al que preste atención.

Realmente, las únicas pegas que puedo ponerle a este número después de darle dos lecturas es que se hace demasiado corto y que no consigue que me olvide de que tengo un hambre atroz y en mi frigorífico solo hay un cartón de leche vacío.

Nuestra historia comienza no en Eternia, sino en su planeta gemelo, Etheria, y más concretamente en la dimensión oscura de Despondos, a 40 kilómetros de Oviedo y 17 de Avilés. Hay un Jardiland al lado. No tiene pérdida.

En la primera viñeta, alguien que se parece mucho a Hordak irrumpe al mando de varios Horda Robots en una cabaña en llamas y, con su mejor pose de Fiebre del sábado noche, grita: "¡Quedáis arrestados en nombre de Hordak!".

Sin embargo, y a pesar del asombroso parecido con Hordak, el misterioso asaltante no es Hordak, y no lo es al menos por dos motivos: el primero, porque se refiere a Hordak en tercera persona, algo atípico en el líder de la Horda del Terror, que suele limitarse a gruñir cuando ríe y a convertirse en misil cuando se enfada; y el segundo y más importante… Bueno, mejor no adelantar acontecimientos, lo veremos enseguida.

¡Bajad el termostato, concho, que me achicharro!

Más reconocibles son, en cambio, los Horda Robots (Horde Troopers en su versión en inglés), de los que poco hay que decir, salvo que su nuevo diseño, tan parecido al de los marines espaciales del Warhammer 40.000, los hace mucho más imponentes de lo que en realidad era el muñeco en que se basan, cuya habilidad especial consistía en escacharrarse cuando apretabas el botón que tenían en mitad del pecho. Si ya es difícil hacer carrera en un ejército del mal siendo un robot, imaginaos cuando tu único talento es reventar como un vulgar Crash Dummy al recibir el más ligero golpe.

No veía un fallo de diseño tan gordo desde la Estrella de la Muerte.

La única resistencia que la Horda encuentra durante el asalto suena a revoloteo y se llama Flutterina, una "princesa" con alas de mariposa que quizá reconozcan las diez niñas que veían She-Ra en la tele hace veinte años... y un niño que la veía en secreto y ahora se hace llamar Satine y tiene un show erótico en Las Vegas. Yo solo la reconozco por el especial navideño de He-Man.

Para mayor información, la habilidad especial de la muñeca de Flutterina era mover las alas al tirar de un cordelito que le colgaba de la espalda, aunque según leo en Wiki Grayskull, en la serie de televisión también podía controlar a las mariposas, lo que sólo suena un poco más útil que el poder del corazón de Matti. Recordadme que algún día hable de Capitán Planeta. La serie, no el videojuego. Esto último ya lo hice.

Los juguetes para niñas me provocan hiperglucemia.

Flutterina, dispuesta a forjarse una imagen de mujer moderna y autosuficiente (me temo que aún no comprende que los hombres sólo quieren ver su autosuficiencia en la cocina), da una somanta de palos a los Horda Robots, que no me aguantan na', mientras la figura con cara de Hordak la observa y reflexiona acerca del poder: "Poder. Muy pocos lo tienen. Aun menos saben cómo utilizarlo".

Curiosamente podría decirse lo mismo de los penes de 25 centímetros.

DAT ASS.

Por mentira que parezca, no fue hasta que llegué a la viñeta anterior que me di cuenta de que, o bien el extraño espadachín no era Hordak en absoluto, o bien el despiadado líder de la Horda del Terror se había sometido a una operación de cambio de sexo. No hay más que ver ese culo prieto y turgente y esos muslos esculpidos en clase de pilates para darse cuenta de que el desconocido es toda una mujer. Lo raro es que hasta este momento ni siquiera me había fijado en que tenía pechos. ¡Yo, que siempre he sido un ferviente admirador de las cosas redondeadas que se bambolean! Supongo que me distrajo la cara de murciélago albino del inframundo.

Naturalmente, Flutterina no tiene nada que hacer contra la letal capitana de la Horda, que la atraviesa con su espada en el aire, destinándola a una pila de cadáveres especialmente cursi.

¿A quién le gusta la brocheta de mariposa muy hecha?

Sin embargo, y a pesar de las apariencias, la capitana Despara (sí, ese es su nombre, sumadlo a la larga lista de nombres de villanos demasiado obvios) podría no ser tan malísima como parece, ya que lo siguiente que hace después de limpiar el filo de su espada de entrañas de mujer-mariposa es evitar que uno de los Horda Robots dispare a bocajarro a una mujer que sostiene a un bebé en sus brazos.

La misión de la Horda no es ejecutar a la peña por diversión, aunque eso también está dabuti para pasar la tarde, sino apresarla y conducirla hasta Shadow Weaver, para que la "Tejedora de Sombras" convierta a los prisioneros en esclavos zombis. Algunos pensaréis que acabar tus días como un siervo sin voluntad propia es un destino peor que la muerte, pero, ¡oye!, hay becarios que han estudiado una carrera para luego estar sirviendo cafés y haciendo fotocopias, y a ellos no los veo arrojarse en masa de un puente. Deberían hacerlo, pero no lo hacen.

Shadow Weaver felicita a Despara por su trabajo (alguien está haciendo puntos extra para ser la empleada del mes), pero la nota un poco inquieta, así que, como hija suya que la considera, le pide que se quite el casco para poder mirarla a la cara. ¿Ha dicho casco?... ¡Un casco, claro! No es que la chica fuera fea como un pecado, simplemente escoge llevar una máscara horripilante para causar sensación en esas noches mágicas de fuego y exterminio.

De todos modos, me alegro de que ese punto se haya aclarado, porque con ese cuerpazo que tiene, estaba a punto de hacer un chiste sobre cabezas de gamba.

En la Horda se impone la paridad.

A pesar del corte de pelo a lo teniente O'Neil y las pinturas de guerra, no hay que ser muy fan de los Masters del Universo para darse cuenta de que Despara es en realidad Adora, la hermana melliza del príncipe Adam, a la que Hordak secuestró para servir a sus oscuros propósitos (cocina francesa incluida) cuando ella sólo era un bebé. Es una nueva versión de la historia que ya nos contaron en la película El secreto de la espada, pero con un tono más oscuro, sin algodón de azúcar ni purpurina.

Despara confiesa que el ver a aquel bebé llorón en brazos de su madre ha despertado en ella recuerdos sobre su propio pasado y que últimamente también ha soñado con unas alas emplumadas de color naranja y un gran poder ancestral.

¿Os he contado yo ese sueño mío en el que estoy tomando el té en un jardín de estilo victoriano mientras una Daryl Hannah de 50 pies riega las flores? ¿A qué no? Eso es porque hay cosas que es mejor no compartir.

Shadow Weaver se aventura a interpretar el sueño de Despara, diciendo que las alas son en realidad rojas, no naranjas como el colorante E-111, y que representan el emblema de la Horda del Terror, esto es, una profecía de victoria y gloria para la capitana y su señor Hordak; pero el cuento está tan cogido por los pelos que no convence a nadie. Es más, es evidente que esas alas pertenecen a Zoar, la forma animal de la Hechicera o, en todo caso, a Swift Wind, el unicornio parlante volador de She-Ra, aunque, sinceramente, si tengo que hablaros de un unicornio parlante volador a estas alturas, jamás terminaré de escribir esta entrada.

Y encima es rosa. Un unicornio parlante volador rosa. ¡Acabáramos!

Dos semanas después, cuando la Horda envía a Despara a sofocar otro foco de rebelión, la capitana está tan despistada por culpa de sus recuerdos y de los constantes mensajes de WhatsApp que cae gravemente herida a manos de Bow, el Robin Hood con bigotito a lo Errol Flynn de los Masters del Universo. (Sí, el tipo que usa un arco como arma se llama Bow. Por si aún no lo sabíais, en Eternia y, por extensión, en Etheria, lo que normalmente sería un mote suele derivar en nombre propio. Y ahí tenemos como prueba de ello a Trompo, Ninjor, Spectror y muchos más. Yo, por ejemplo, sería Blogg-Er.)

¿A quién pertenecerá ese brazo azul? ¿Hordak, Skeletor o quizá un na'vi?

Los Horda Robots llevan a la malherida capitana ante Shadow Weaver, que antes de curarla, le vacía la mente de las imágenes que la atormentan (su pasado, la escena de la grúa de The Amazing Spider-Man, cualquier episodio de Marmalade Boy...), para que así vuelva a perseguir a los rebeldes con la misma eficacia de antes. Y el plan funciona de rechupete, porque en las siguientes viñetas, Despara ya es otra vez una moderna máquina de matar al servicio de la Horda.

Sin embargo, y a pesar del constante sanguinariamiento, los sueños siguen presentes, y ni siquiera se desvanecen cuando Adora deja de cenar comida mexicana, lo que confirma que un gran destino le aguarda más allá de estas páginas.

Las chicas malas son sexys. Véase Xena, Faith o la alienígena aquella de Species.

¿Interesante? Lo es, pero la historia continuará, según nos dicen, en la colección principal, ya que DC tiene planeado continuar la serie más allá de su sexto número. ¿Seguiré yo escribiendo al respecto? Lo dudo, porque si continúo hablando todos los meses sobre los Masters del Universo, incluso yo acabaré cogiéndoles tirria.

10 comentarios

  1. Pero el numero 6 no es el ultimo? También planean añadir la trama de Adora y Hordak.

    Ninguno de los protas recuerda su pasado XD

    ResponderEliminar
  2. ¡Queremos más Masters del Universo!

    ResponderEliminar
  3. aaah! esas reseñas con el estilo peculiar del TB. Este comic de plano contrasta con la caricatura chaquetera para nenas. Me cuadra más la versión en cómic, esta versión realista o más bizarra me abrió la mente jajaja. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hordak debió ir a la misma escuela que el malo de los Power Rangers Lord Zed, donde les enseñaron a hacer esbirros con el punto débil en mitad del pecho.

    Un buen detalle ponerle el pelo corto a Adora para poder usar el casco mejor, los dibujantes y guionistas normalmente se olvidan de esas cosas.

    ResponderEliminar
  5. Se me olvidó comentarlo antes, una vez cuando era pequeño vi un par de episodios de la serie de She-Ra y me sorprendió ver que su espada era mucho más poderosa que la de He-Man ya que además de dar superfuerza a su dueño podía transformarse en otros objetos como si fuera una navaja suiza mágica y le daba al caballo de She-Ra un cuerno para empalar a sus enemigos y la capacidad de volar, BattleCat sólo se hacía un poco más grande y valiente.

    ResponderEliminar
  6. Hola, buenas tardes, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial al igual que tu parsimonioso espacio.
    Tienes una página muy especial e interesante, te felicito por tu gran entrega. Me ha encantado; buen diseño, lenguaje legible, bien organizado y ameno. ¡En fin, qué más puedo decirte! Espero que sigas creciendo y que nunca abandones este espacio tan personal, recuerda que un blog es como un hijo recién nacido, crece y evoluciona con el paso del tiempo hasta convertirse en una persona adulta con una personalidad propia y que se hace respetar.hay que saber cuidarlo todos los días.
    Me has gustado, así que seguiré visitándote siempre que tenga un hueco libre en mi agenda para poder ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo post para disfrutar de él.

    Ahora me gustaría invitarte a mi blog TOMB RAIDER MANÍA, si no es molestia para ti... Es una página dedicada al mundo de Lara Croft, la primera mujer protagonista en los videojuegos. En él encontrarás las últimas noticias sobre Tomb Raider (juegos, cómics, películas, modelos, curiosidades), aquí tienes la url:
    http://tombraidermania.blogspot.com.es/

    Te mando un beso desde la Costa del Sol (Málaga), gracias por compartir parte de tu persona con todos nosotros. Sé feliz.

    ResponderEliminar
  7. Vladek: Son bastante olvidadizos.

    Anónimo: Habrá más.

    M@nchitas: Una pena que mucha gente se pierda estas entradas solo porque traten de este tema, porque pongo en ellas el mismo esfuerzo que en el resto e incluso más.

    Anonimatus: Lástima que no se me ocurriera a mí lo de las masillas de Lord Zed. Lo hubiese utilizado.

    Melodie Rodríguez: ¿"Parsimonioso espacio"? ¿En serio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que tienes una "parsimoniosa admiradora", He-Guy Ofthebrush (me suena mejor que Blog-Err).

      Por mí, no pares nunca con estas reseñas, aparte del factor nostalgia son un cago de risa.

      ¿El último Unicornio?

      Eliminar
  8. Estoy con Jeral... no solo la nostalgia bien traída, sino un exhaustivo (parsimonioso, si quieres)conocimiento del universo de los Masters del ídem que te permite hacer chistes al respecto. En fín, enhorabuena de nuevo que ya sabes que me tienes enganchado. Aprovecho para sugerirte un tema del que yo no encuentro conclusión: ¿Qué pasa con la película de los Motu? (la nueva, claro, no la de Courtney Cox)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Cuanta basura absurda en una sola entrada...

    ResponderEliminar