15 de junio de 2011

Power Rangers: El día del vertedero

El Super Sentai, para quien no lo sepa, es una interminable sucesión de series televisivas del género tokusatsu que lleva emitiéndose en Japón desde los años setenta. La premisa es sencilla: un grupo de chavales recibe poderes sobrehumanos y unos disfraces que avergonzarían incluso al payaso de Micolor y defienden la Tierra de villanos de otro planeta o dimensión. En la mayoría de casos, también cuentan con la ayuda de robots gigantes, que se acoplan formando un súper robot al estilo de Mazinger Z.

Dinosaur Sentai Zyuranger fue la decimosexta serie de la franquicia y la primera en adaptarse para el público norteamericano. En esencia, la productora estadounidense reutilizó el metraje de la serie japonesa doblándolo al inglés y sustituyó las escenas en las que los protagonistas nipones salían sin disfraz por otras con actores occidentales. Cutre, barato y efectivo. El título se cambió por el de Mighty Morphin Power Rangers y el resto es historia.

En España, Telecinco comenzó a emitir la serie en 1994, y, aunque los Power Rangers me pillaron algo más mayorcito que Bioman, no tuve más remedio que ver algunos capítulos porque, según parece, soy un imán para la basura televisiva. Hoy recapitulamos el primero de esos episodios.

Puede que utilizar la palabra "vertedero" en el título del piloto de tu nueva y prometedora serie no sea una buena idea, pero no cabe duda de que resulta apropiado. Denota la calidad del producto y coincide con el lugar donde acabó la carrera de todos los actores que participaron en él. Pensadlo bien, ¿dónde más habéis visto a estos tipos? ¿En películas porno gay? Leyendas urbanas. A la única que recuerdo fuera de la serie es a la Ranger Rosa, y fue en un telefilme de tarde horroroso.


El propósito de enchufaros el opening (reversionado por un fan nada menos) no es forzaros a rememorar los viejos tiempos (a eso le llamo daños colaterales), sino ahorrarme las presentaciones. Como veis, los protagonistas son unos estereotipos de manual: el guaperas, la china, el negro bailongo, la chica mona y el empollón. ¿Queríais multiculturalismo? Pues ahí lo tenéis. Que os aproveche.

Nuestra historia comienza en lo que parece ser la Luna, lunera, cascabelera, pero es imposible asegurarlo, porque, aunque se ve la Tierra a lo lejos, también hay otro planeta a la vista. O quizá sea un satélite. De hecho, está tan cerca de la Luna que podría alcanzarse con un escupitajo. ¿Es que nadie piensa en las mareas? Pero dejémoslo estar o jamás pasaremos de este fotograma.

Dos tipos con disfraces de astronauta a los que la gravedad lunar no afecta un carajo encuentran un extraño contenedor semienterrado en la arena. "Parece un vertedero espacial", dice uno de ellos, experto, por lo que se ve, en vertederos espaciales.


Atentando vilmente contra el sentido común, los astronautas abren la tapa del contenedor, del que sale un efecto especial de bajo presupuesto que se transforma en cuatro esperpentos que aparecerán en mis futuras pesadillas. Sus nombres son Goldar, Squatt, Baboo y Finster. Y sí, he tenido que googlearlo. A ver quién es el listo que se sabe sus nombres. El de la cara perruna azulada y la armadura dorada es Goldar, y tendrá el dudoso honor de convertirse en el monstruo del episodio.

Al cuarteto siniestro le sigue su jefa, Rita Repulsa, una bruja intergaláctica que no pasaría desapercibida ni en un desfile de moda patrocinado por la hija secreta de Agatha Ruiz de la Prada y Lady Gaga. Y no hay más que ver su sombrero y los cucuruchos que utiliza como sujetador para saber lo mucho que admira a Madonna. O puede que le gusten mucho los conos.

Por increíble que parezca, Rita y sus lacayos llevan 10.000 años encerrados en el contenedor. Y 10.000 años es una barbaridad de tiempo, lo mires por donde lo mires. Uno se pregunta qué es lo que habrán hecho para entretenerse sin televisión, libros, videojuegos ni Internet durante todo ese tiempo. Es casi seguro que en algún momento comenzarían a fornicar de todas las formas imaginables: threesome, foursome, extremegangbang, quadruplepenetration, asianchickaliendick... Ahora no comprendo ni cómo pueden mirarse a la cara. La verdad, no me extraña que Rita quiera destruir la Tierra. Le conviene mantener la cabeza ocupada.


Pasamos ahora al café-gimnasio del instituto Angel Grove, donde conocemos a nuestros futuros superhéroes.

Jason y Zack entrenan a su bola dando saltitos y pataditas de niña, mientras Kimberly practica ejercicios sobre una barra de equilibrio y Trini espanta moscas con sus poses de kung-fu. Los chicos se adulan el uno al otro y las chicas hacen ídem de ídem. Si ellos piden una Fanta en la cafetería, sabré que son homosexuales. En cuanto a ellas, simplemente pensaré que lo son y seré mucho más feliz.

Billy se incorpora al grupo poco después, listo para recibir su primera clase de karate. Sus gafotas le acompañan.

En ese momento, entran Bulk y Skull, los abusones del instituto, que flirtean con las chicas con la delicadeza de un chimpancé arrojando excrementos, pero peor puntería. Se supone que estos dos representan el alivio cómico de la serie; pero, personalmente, me niego a asociar la palabra "alivio" con unos personajes que me hacen envidiar la suerte de la paloma que encontré espachurrada en el asfalto ayer por la noche. Lo único positivo es que tienen su propio tema musical, de modo que siempre sé cuándo puedo regresar a la habitación sin riesgo de encontrármelos en pantalla.


Volvemos ahora con Rita y sus secuaces, que en los últimos dos minutos han construido un palacio en la Luna. Eso sí, no os vayáis a creer que trabajan rápido. Solo es una maqueta.

En el ínterin, Rita ha renunciado sin explicación alguna a su plan de destruir la Tierra, optando en su lugar por conquistarla. Como espectador, lo mismo me da un cliché que otro, aunque si fuera ella, también habría preferido conquistar el mundo. Así, convertiría todo el planeta en un gran parque temático con colas interminables en cada atracción, yonkis disfrazados de personajes de dibujos animados, e inevitables tiendas de souvenirs en cada salida. Mi maldad no conoce límites.

En la Tierra, Bulk y Skull se apuntan a la clase de karate de Jason, dando un triste espectáculo y aminorando mis deseos de permanecer en el mundo de los vivos. ¿Os podéis creer que estos dos sean los personajes más recurrentes de toda la franquicia? Al menos, los críos aprenden una valiosa lección: "Las artes marciales no se desarrollaron para hacer daño a las demás". O la aprenderían si no fuera porque los niños suelen prestar poca atención al bla-bla-bla y sienten propensión a darse patadas en la boca. ¿Qué le vamos a hacer?

A Billy, sin embargo, no se le dan muy bien las artes marciales y está algo deprimido. Sinceramente, Billy, tienes veinticuatro años y todavía vas al instituto, así que no creo que ese sea tu mayor problema. Quizá sea hora de que te replantees tus opciones en la vida. ¿Qué tal ese trabajo de limpiador de zapatillas en la bolera?


De pronto, la tierra se sacude como si todas las radios del mundo hubieran sintonizado una canción de Pantera al mismo tiempo y una voz chillona nos taladra los oídos. Es Alpha 5, el robot amanerado con cabeza de platillo. Y la cabeza gigante metida en una pecera es Zordon, antes conocido como el Gran Oz. Estamos en su santuario en mitad del desierto, y la situación es crítica, como la última vez que me quedé sin calzoncillos limpios.

"Ay, ay, ay, ¿qué vamos a hacer?", pregunta Alpha 5. Zordon le responde sin un asomo de duda: "Teletransportar cinco humanos muy decididos y valientes". Sí, ¿por qué no? Ellos sabrán que hacer con una bruja intergaláctica y sus sicarios siderales.

Alpha 5 pulsa dos botones en un panel de control y nuestros sorprendidos chicos se convierten en pegotes de colores y viajan a la velocidad de la luz hasta el templo de Zordon. ¿DOS botones? ¿En serio? Pues o bien la máquina de Zordon es la leche en polvo, o bien Alpha 5 no ha sido todo lo exhaustivo que Zordon pretendía en su búsqueda


Cuando llegan al santuario, Kimberly, muy aguda, comenta que no están en el centro comercial (ah, Kimberly, qué boba eres; solo por eso, eres mi preferida) y Billy entra en modo geek al ver a Alpha 5, al que describe como un "automatón multifuncional ultrasensible". He oído que si repetís esta expresión tres veces seguidas a medianoche delante del espejo, el demonio aparece y os arrea con una tostadora.

Por su parte, Zordon se presenta a sí mismo como "un ser interdimensional atrapado en una deformación del tiempo" y, sorprendentemente, nadie se ríe. Luego explica a los chavales que los ha traído hasta allí para formar un equipo de élite que pueda enfrentarse a Rita, a la que muestra en un vídeo de archivo sobrevolando la ciudad en una bicicleta de rueda alta seguida por Goldar. A pesar de ello, los chicos siguen sin reírse. Un público difícil, ¿eh, Zordon?


Resignado, Zordon entrega a los chicos los Power Morphers, unas pulseras tan aparatosas como espantosas con las que podrán invocar el poder de los dinosaurios y metamorfosearse (es decir, ponerse unas mallas ridículas) y también pilotar unos robots gigantes llamados Dinozords. Por cierto, los mamuts y los dientes de sable NO son dinosaurios.

Supuestamente, Zordon reparte los poderes en función de las cualidades de los chicos, pero, si no estáis ciegos, os daréis cuenta de que lo único que hace es asignar a cada uno el robot-dinosaurio que hacía juego con su ropa. No obstante, también es verdad que "Jason, atrevido y fuerte, tú mandarás al Dinozord Tiranousario" suena mejor que "Jason, llevas una sudadera roja; por lo tanto, tú mandarás al Dinozord de color rojo, que, si no recuerdo mal, es el Tiranosaurio".

También puede que Zordon sea un pelín racista, porque el Ranger Negro es el negro, y el Ranger Amarillo, la china. No creo que sea casualidad.


Pese a todo, los chavales, que deben de cruzarse con seres interdimensionales a diario, pasan de Zordon y se largan con viento fresco. Rita, sin embargo, ya los tiene en su punto de mira y lanza a sus masillas contra ellos. Para quienes no conozcáis la serie o hayáis sufrido un lavado de cerebro brutal, las masillas vienen a ser como los esbirros machables de cualquier beat’em up. Hechas de arcilla, fabricadas en serie y vestidas con spandex gris, Rita las utiliza para alargar los capítulos con peleas insulsas que no conducen a ninguna parte.

Las masillas y nuestros héroes se enzarzan en una lucha que debió de coreografiarse en la pausa del café, y los chicos pierden miserablemente. Mirándolo por el lado bueno, al menos Zack consigue arrimar cebolleta. ¡Y a Trini no parece molestarle!


Jason interrumpe ese momento "Mami, ¿qué será lo que tiene el negro" y propone a sus amigos que utilicen los Power Morphers. Por ser la primera vez, no grita aquello de "¡A metamorfosearse!", pero, sinceramente, aunque lo hiciera, la cosa tampoco mejoraría.


Antes de que los recién nombrados superhéroes puedan tomarse la revancha, Zordon ordena a Alpha 5 que teletransporte a los Power Rangers a Angel Grove con la excusa de que Rita ha enviado allí a Goldar. La verdadera razón es que el metraje japonés que van a utilizar para rellenar los próximos segundos se desarrolla en la ciudad y no en medio del monte con las cabras.

De hecho, es difícil no reparar en el cambio de formato, porque la grabación nipona tiene diferente "textura" y todos los actores están escuchimizados. En particular, Trini es más plana que una tabla de planchar. Y no es que la actriz de la versión norteamericana no tuviera una figura femenina, sino que, en la versión japonesa, el Ranger amarillo es un hombre; de ahí que, a diferencia de Kimberly, su disfraz de Ranger no lleve minifalda y que, en fin, tenga paquete.

Con una fuerza y agilidad sobrehumanas y la capacidad de improvisar poses de grupo en el acto, las masillas no son rivales para los Rangers, así que Rita lanza su varita mágica a la Tierra para hacer crecer a Goldar hasta proporciones godzillescas.

Os diré que, como me aburría, he contado el tiempo que tarda la varita en llegar al planeta: unos 6 segundos, lo que significa que viaja a una velocidad de aproximadamente 230.000.000 kilómetros por hora. Quizá Rita debería limitarse a bajar a la Tierra y soltarles un sopapo a los Rangers.


Frente a un Goldar agigantado, nuestros héroes solo pueden hacer una cosa: contar chistes de Chiquito de la Calzada hasta que se muera de risa. O también podrían llamar a los Dinozords y partirle la cara.

No me preguntéis cómo pasan de estar en una azotea a encontrarse en medio del monte otra vez de un segundo para otro, porque no lo sé. Si queréis una explicación, la tenéis a la vista: la serie es estúpida.

Los Dinozords entran en Modo Tanque y lanzan rayos multicolor contra Goldar, que responde a los efectos especiales haciendo ridículos aspavientos.

Como los zurullos de color no son suficientes para acabar con su enemigo, los robots se transforman en el Megazord, que se mueve tal y como cabría esperar de un tío embutido en un aparatoso disfraz de hojalata.


Pero el Megazord resulta ser una birria, y Goldar le da una buena tunda, conectándole incluso una dropkick a lo Rey Misterio que hace saltar chispas en la cabina. Por desgracia, la suerte de Goldar se trunca cuando al Ranger Rojo le da por gritar "¡Power Sword!" y una espada gigante cae del cielo a los pies del robot. Guau, qué conveniente. Me pregunto qué ocurriría si pidiera leche y magdalenas o cien mil euros.

Como la mayoría de vosotros sabrá, si Goldar fuera el monstruo de la semana y no un personaje recurrente, el Megazord le daría un tajo en plan samurai y Goldar explotaría; pero como no es el caso, Goldar huye con el rabo entre las piernas tan pronto como el Megazord empuña la espada. Es más, ni siquiera intenta hacerle frente. Seguramente estaba familiarizado con los desenlaces de la serie.


Velozmente, los chicos regresan al centro de operaciones para celebrar su victoria. Antes de que Kimberly se quite la camiseta y Zack empiece a reventar latas de cerveza con la frente, Zordon les dice que deben respetar tres normas para conservar su nuevo curro: 1) no utilizar su poder para beneficio personal; 2) no pelear, a menos que Rita les obligue; y 3) mantener su identidad en secreto. Y encima tendrán que hacerlo gratis. Menudo chollo, ¿eh?

Y con esto, doy por repasada la serie Power Rangers, porque todos los capítulos eran prácticamente iguales y veinte minutos de saltimbanquis multicolores y diálogos insufribles es todo lo que puedo soportar. Salvo que se trate de Bioman.

28 comentarios

  1. Maravilloso. Maravilloso capítulo inicial de esta serie, toda una superproducción con una calidad en los efectos especiales incuestionable.

    En fin, mola el artículo jeje, curiosamente yo me hallo haciendo uno del que para mí es el capítulo más surrealista de todos, el de la batalla de comida... Totalmente delirante (como toda la serie en si, a fin de cuentas).

    PD.: Que grandes eran Bulk y Skull... Con esa musiquita tan estúpida que sonaba en cuanto salían, ya tenían carisma (o algo).

    ResponderEliminar
  2. Dios... que viejo me siento. A mi los power-rangers me pillaron demasiado mayor y escarmentado del género.

    Yo soy de Bioman, el heroe del porvenir (o algo así). He repasado el enlace... grande el artículo, y curioso lo de que le dieran el azul a la chica, este tipo de series siempre me han parecido un pelin racistas y fijas en esos esquemas más allá del rojo para el lider

    ResponderEliminar
  3. Hará dos meses volví a ver este capítulo. Acto seguido me bajé los diez siguientes... Posiblemente sea una de las peores series que haya visto (no quiero olvidar a los VR Troopers.
    ¡Ah! No quiero dejar pasar la oportunidad de decir los siguiente: Tengo un muñeco de Goldar en la estantería de la habitación desde 1995. ¿Triste? Sin duda, amigos.

    ResponderEliminar
  4. Yo vi esa serie cuando tenia 6 o 7 años, me encantaba.

    Siempre se me pareció raro que Trini no llevara faldita, pero creia que era por ser mas atlética xD Nunca pensé que fuera montaje!

    A esa edad me encantaba la pareja que hacían Lord Zedd y Rita, me parecían adorables!

    ResponderEliminar
  5. @Roy D. Mustang: Ya leeré tu artículo. ¿Qué número de episodio es? Me gustaría ir echándole un visionado rápido.

    @Eter: Sentirse viejo cuando uno tiene nuestra edad (que imagino andará pareja) es normal. A mí los noventa me parecen cercanos y, fíjate, son el pasado. Imagínate cuando empiecen los achaques.

    @El Tabernero: El diseño de Goldar no está mal. Bien hecho, hasta tendría su gracia.

    @KarenPérez: ¿Cómo se las apañaría Zedd para hacer el amor con Rita estando todo él en carne viva? Qué grimilla.

    ResponderEliminar
  6. ¿Sabías que la Power Ranger amarillo está criando malvas?

    ResponderEliminar
  7. ¡Maldito seas, Tipo de la Brocha! ¡Deja de destrozar los mitos de mi infancia!

    ResponderEliminar
  8. La Ranger Rosa trabajó en varias series, entre ella Felicity. Según IMDB, se llama Amy Jo Johnson http://www.imdb.com/name/nm0005057/

    ResponderEliminar
  9. Te veo en facebook pero sin muro, he puesto enlace a éste escrito espero que no te importe.

    No me gustaban mucho los Powers Rangers, porque también ví antes Bioman, y como no sabía de sentais anteriores para mí era el prime y la yanki versión una copia. Además, la cancionaza de Bioman te daba un subidón para aguantar el episodio.

    ResponderEliminar
  10. La ranger rosa es la hermana de Ted en Como conoci a vuestra madre.

    Yo me trague todos los capis hasta la película inclusive por mi hermano que era el que los veía, a mi me gusto mas Bioman de niño y estos me parecían una copia.


    Ademas aquellos eran 3 y tenían una nave que se llamaba maquina buffalo, era la ostia.


    Aunque de Los Rangers recuerdo con cariño el juego de lucha con todo Zords y monstruos gigantes, awasome

    ResponderEliminar
  11. Yo, como tú, fui un imán para las series basura, así que vi ésta, vi Bioman (Defensor de la Tierra!!)y cualquier otra que hayas comentado o comentarás..., sin duda...

    Genial el post, como siempre. Siempre me había preguntado por las tetas del amarillo, y ahora lo entiendo todo. No más fantasías con la chinita, por si acaso.

    A la espera del siguiente post, se despide un seguidor...

    ResponderEliminar
  12. Nadie superará a las Baka Rangers

    Aunque soy más del siguiente tipo de hen... que diga, sentai: Aquí y También aquí

    ResponderEliminar
  13. Simplemente magnifico. De pequeño me encantaban (primero me trague Bio-man) los veia siempre y si no podia los grababa para verlos luego, tenia todos los muchecos de los 5 chicos, varios robot (lo mismo hasta conservo alguno) y hasta camistas xD incluso fui a ver una peli. No sabia que era un montaje y por fin he resuelto el misterio de porqué el ranger amarillo no llevaba falda. La verdad que se reian un poco de nosotros ofreciendonos un producto de tan baja calidad, pero la verdad que yo de niño estaba encantado y no me los perdia por nada del mundo! Otro mito que se desmorona :`(, nos hacemos viejos señores

    ResponderEliminar
  14. "Grandísima" serie a la que recuerdo con cariño y regomello...
    Incluso la primera película, cuando salían esos Zords increíblemente modelados en 3D (Made in 90's)
    Hace años en un curro, me hice amiguete de un punkarra que usaba la palabra masilla para referirse a los bakalaeros esos de plumas marca cony o roc, pelo cenicero, aros de oro en las orejas con el diámetro para que se pueda colgar un loro, etc...

    PD Offtopic: Ayer me grabé del Plus la pinícula Posesión Demencial... Tengo miedo de que mi (sobrecargado de frikismo y gilipolleces) cerebro no pueda soportarlo... De hecho nunca he sido un gran admirador de Bruce Campbell... creo que antes me haré el "rodaje" viendo (otra vez) Los Mercenarios

    ResponderEliminar
  15. @Luen: Sí. Eso le enseñará a no tener accidentes fatales en coche.

    @Tempus Frangit: Proximamente... cualquier cosa que pensaseis que os gustaba.

    @Anónimo: Amy Jo Johnson. Que nombre más horrible. Es como María Pe Pérez.

    @key: ¿Feis-buc?

    @Vladek: ¿Cuánto tiempo puedo fingir que sé algo de Cómo conocí a vuestra madre antes de que os deis cuenta de que no he visto entero ni un solo capítulo?

    @svodoba: Decidido. Voy a revisionar Bioman hasta encontrar el episodio que me aterrorizó de crío para recapitularlo.

    @Lacra ESECEFE: Te rogaría que por favor no incluyeses aquí este tipo de enlaces. No pensaba lanzarme a la pornografía hasta el segundo año de vida del blog.

    @DGC: ¿Que tú te haces viejo? ¡Yo estoy más cerca de los treinta que de los veinticinco! Pero el niño que hay en mí no morirá nunca. Ni el que está en el armario. Si es que me acuerdo de darle de comer. Oh... Oh, vaya...

    @Dsanzi: Oye, que ese modelado 3D les llevó casi cinco minutos, así que un respeto, por favor. Y a los bakalas también. A ver si voy a tener que llamar a PETA.

    ResponderEliminar
  16. @El Tipo de la Brocha: el tercer capítulo xD... Asi que con ver los tres primeros uno ya ve la esencia de la serie en todo su esplendor... Bueno, supongo que lo publicaré para la semana. Antes he de terminar uno de Vickie el vikingo y otro del Spiderman de Stan Lee xD...

    ResponderEliminar
  17. tienes razon,zordon es un poco racista.

    http://www.youtube.com/watch?v=rKjDLyQHa_Y&feature=player_embedded

    aqui tenemos la prueba.

    ResponderEliminar
  18. Buah, Lord Zedd se meaba en Rita Repulsa. O sea, vamos a ver, que era un tío despellicado con tubos que le subministraban MOCOS MALIGNOS, con garras metálicas, rayos láser en el visor y una culebra que se transforma en bastón.

    Además tenía un sillón de esos de malo que se giran a lo doctor Maligno.

    Núnca entenderé cómo se llegó a enrollar con Rita en vez de con Escorpina, que estaba muchísimo más buena. Pero claro, así les salió el hijo.

    ResponderEliminar
  19. Cálidos recuerdos infantiles invaden mi cerebro cada vez que escucho esa música.

    Aprovecho para dar crédito al molón juego de SNES y a los muñecos. Cómo es que nunca has mencionado los míticos muñecos cambia-cabeza de los Power Rangers en ninguno de tus posts de juguetes?

    http://nwwone.org/world-war/worldwar-image-large/mighty-morphin-power-rangers-action-figure-lot-megazord_290560752448.jpg

    Eso que está en primer plano no es una caja de zapatos de niña, es María Pe Pérez.

    ResponderEliminar
  20. Por aquí las masillas o "Esbirros anonimos de la temporada" se llamaban patrulleros si más no recuerdo lo cual me genero uno de los traumas mas grandes de mi infancia, ya que cuado veia los Power Rangers tenia algo así como 4-5 años y cuando entre a primaria los monitores de pasillos se llamaban patrulleros, bueno falta decir que mi primer año en primaria me lo pase evitandolos y corriendo despavorido cuando me hablaban.

    ResponderEliminar
  21. Pero que serie tan buena era esta. Todavia tengo el primer capitulo en VHS (y 2 peliculas tambien).

    Cuando me entere de que los actores no peleaban, si no que todo era una serie china; Una parte de mi murió y llore. Tenia 16 años...

    ¿Como puedes odiar a Skull y Bulk? A mi de pequeño me caian bien, hasta graciosos me parecian. Si no mal recuerdo, en un capitulo llegaron a construir su propio megazord! Aunque de seguro si llego a ver la serie de nuevo los odiaria

    ResponderEliminar
  22. Las versiones japonesas eran mucho mejores, tenían más drama y no siempre había un final feliz.

    Habría sido muy divertido si Bulk y Skull hubieran conseguido una versión cutre de los poderes de los rangers e intentaran ayudarles con cómicos resultados (algo así como lo que ocurría con el Jefe y su robot en Mazinger Z)

    Una de las curiosidades de esta serie tan mala es que el mejor juego de lucha 1 vs 1 para 8 bits está basado en esta, hablo de la versión de Game Gear, las otras son igual de malas.

    Buenos gráficos, todos los personajes son diferentes (incluidos los Rangeers), variedad de movimientos, buen modo de historia, modo versus decente... Lo único en lo que falla es en la variedad de músicas.

    http://www.youtube.com/watch?v=0fKkGy7RXFA&feature=related

    ResponderEliminar
  23. Recuerdo que ya en mi niñez veía algo en esta serie que no me encajaba, creo que ya empezava a percibir su cutrez. Pero gracias a éste artículo he abierto los ojos completamente.

    Gracias Tipo de la Brocha!!! Me encanta quando haces trizas una serie (porque de verdad que se lo merece).

    ResponderEliminar
  24. @Roy D. Mustang: Pero qué serie más horrenda, rediós...

    @rpgidem: No me acordaba de ese vídeo. Es genial.

    @Terminento: Me suena que Rita le echase un hechizo o algo. No sé. Los culebrones no me van.

    @D: Si la serie me pilló mayor, los juguetes ni te cuento.

    @Mercyless666/Gabriel: En inglés eran la "putty patrol", así que ambas traducciones se quedaron a medias.

    @Carlitoooxxx: Bulk y Skull son como el Gordo y el Flaco en versión punk-rock. No necesito decir más.

    @Anónimo: Os diré si había más drama en las versiones japonesas en cuanto localicé los episodios de Bioman.

    @gmassa: Por suerte, se puede hacer "trizas" una serie y mantener un recuerdo cariñoso de ella.

    ResponderEliminar
  25. Como nota curiosa en Venezuela, los padres preocupados y los curas y afines, estuvieron en campaña para prohibir que se trasmitiera la serie en la televisora nacional. Ya que el nombre de la serie incitaba de manera indirecta que los niños se vistieran como niñas o fueran niñas. Todo por la palabra "Morphin".

    Si yo me cale esta serie.

    ResponderEliminar
  26. Qué rabia eso de cambiar los actores, y qué bien que lo hicieron porque yo no me enteré nunca xD recuerdo un verano que invité un amigo al pueblo y al ir al supermercado los cuatro (sí, tengo dos hermanos) pedirles a mis padres casi de rodillas un póster de los Power Rangers. Ahora ese recuerdo me da vergüenza, pero lo bien que me lo pasaba con un trozo de papel.

    Creo que es mejor que las series de nuestra infancia se queden en nuestro recuerdo, ya que cada vez que sacas alguna de ellas siento vergüenza ajena por ellas.

    ResponderEliminar
  27. Está muy bien el reportaje. Lo único malo-penoso pues tus chistes y comentarios chorras que no hacen ni puta gracia, pero salvo eso todo bien, sigue así.

    ResponderEliminar