12 de junio de 2011

Clock Tower

Uno de los primeros videojuegos del género survival horror que NO recuerdo es el Clock Tower de Super Nintendo. O, para ser exactos, de Super Famicom, porque, hasta donde yo sé, este juego ni siquiera salió en Europa o América. Nintendo pensó que era demasiado violento para Occidente y, por lo tanto, solo lo distribuyó en Japón.

¿Sabéis lo que no es violento? Un fontanero bigotudo pisoteando hasta la muerte a una pobre tortuga.

Aunque supongo que nada de eso importa ya. Entre el cine, los videojuegos, la redes sociales y los programas del corazón, estamos todos insensibilizados contra la violencia.

La razón por la que estoy escribiendo sobre Clock Tower es que, aparte de ser un juego de terror para una videoconsola donde los gorilas con corbata y las gachís espaciales se llevaron la mayor parte del protagonismo, también pertenece a mi género favorito: las aventuras gráficas. Y sí, ya no se hacen como las de antes. A veces incluso se hacen mejores.

El argumento es simple, aunque, como toda historia de terror psicológico, la trama va enmarañándose a medida que avanzamos. Una mujer llamada Ms. Mary lleva a cuatro muchachas huérfanas a una mansión ubicada en el campo y conocida como... dun-dun-dun...

¡LA TORRE DEL RELOJ! 

Porque tiene una torre, y en la torre hay un reloj. ¡Todo ello en espeluznantes 16 bits!

De momento, me seguís, ¿no?

Como suele ocurrir en la ficción del género de terror, el lugar inspira tanta confianza como el castillo de Drácula o la mansión de La maldición de Hill House. Y resulta que este es el nuevo hogar de las niñas y donde supuestamente les espera su padre adoptivo, Mr. Barrows.

Mentira cochina.

Nuestra protagonista es una de las muchachas, Jennifer Simpson, de catorce años. Si os fijáis en su retrato, os daréis cuenta de que se da algo más que un aire a una joven Jennifer Connelly, tal y como era la actriz allá por el año 1985 más o menos. De hecho, según he leído en varias fuentes que no me he molestado en apuntar, es bastante probable que los creadores del juego se copiaran, perdón, inspiraran en la película Phenomena, de Dario Argento, en la que Connelly interpreta a una chica que se comunica con los insectos y resuelve asesinatos en una academia femenina de los Alpes suizos. También sale un chimpancé, lo que convierte al filme en una obra maestra.

Ya en la mansión, Ms. Mary deja a las chicas en el salón principal mientras ella va a buscar al señor Barrows.

Ms. Mary tarda en volver, Jennifer hace lo último que uno debe hacer en estas situaciones: prestarse voluntaria para ir a buscarla. Vale, quizá no sea lo último que uno debe hacer, teniendo en cuenta el sinnúmero de decisiones absurdamente peligrosas y potencialmente fatales que suelen tomar los protagonistas de las historias de terror; pero desde luego esa está en los puestos más altos de la lista, quizá un poco antes que "¿Bobby? Bobby, ¿eres tú?" y después de "Construir la casa sobre un cementerio indio".

No, no mováis el culo, huerfanitas. Ya me ocupo yo de todo.

Jennifer está buscando a su tutora cuando la estremecen unos gritos provenientes del salón. Por supuesto, preocupada por la salud de la mujer, corre en dirección a los gritos, que siempre es lo más seguro. En el salón, las luces están apagadas y las amigas de Jennifer han desaparecido.

Dado que llamar a la policía tendría demasiado sentido, nuestra chiquilla decide investigar por su cuenta y recorrer la tétrica mansión en busca de sus amigas, aunque ello signifique desvelar los horribles y oscuros secretos de... dun-dun-dun...

¡LA TORRE DEL RELOJ!

Un relampaguito y un buen trueno no me vendrían mal ahora, la verdad. Cuesta mucho crear ambiente entre tanto chiste malo.

Un poco gracioso sí que es, Jennifer.

A partir de este punto, estamos solos y acojonados, y no tardamos mucho en descubrir que, en este lugar, la muerte acecha hasta en la jaula del loro. Literalmente. Evitad también las siguientes acciones:

  • Miraros en un espejo.
  • Parecer apetitosos a los ojos de un pordiosero caníbal.
  • Esconderos dentro de una caja.
  • Parar una bala con el estómago.

Con todo, el primer susto genuino, el que supongo que ningún nipón olvidaría después de su primera partida, está casi al principio del juego, cuando entramos en un cuarto de baño con más vapor que una sauna rusa mientras suena una Música Escalofriante™. La primera cosa que parece estar fuera de lugar es el cadáver colgado de la ducha, y la segunda, un niño siniestro con unas tijeras tan grandes como él mismo y aviesas intenciones. ¡Es Scissorman!

Un consejo: alejaos cagando leches del crío de las tijeras y buscad un buen sitio donde esconderos. Que no sea en un ☠#@*! armario, a ser posible.

Entre esto y Psicosis, cualquier guarro tiene excusa para no ducharse.

Un detalle que os podrá gustar más o menos, pero que desde luego es original, es que dentro de las causas probables de muerte (aparte del tijeretazo al espinazo) está el pánico sumado a la extenuación. Si nos dedicamos a correr libremente por la casa, Jennifer acabará agotada y morirá al mínimo susto que le den. La pobre debe de padecer insuficiencia cardiaca (también conocida como la enfermedad de Julian Ross), porque se cansa enseguida y luego tarda una eternidad en recuperarse.

Las cosas como son: después de jugar a cualquier Resident Evil, esto de pedirse a una chica de catorce años con la resistencia de un hombre obeso de cincuenta es un cambio radical.

Por lo demás, podemos interactuar con los escenarios y recoger y usar objetos como en cualquier aventura gráfica que se precie.

Mmm... Sí, creo que usaré mi ídolo demoníaco.

Aunque el juego es terriblemente corto (te lo puedes acabar en poco menos de una hora), ofrece bastante libertad a la hora de desentrañar el misterio que envuelve la Torre del Reloj. Además, según lo que hagamos en el transcurso de la aventura, veremos un final u otro. En total, hay nueve finales distintos, más que suficientes para que a uno le den ganas de experimentar. ¿Qué sé yo? A lo mejor esta vez no nos apetece pararnos a leer notas siniestras en lugar de buscar información sobre el primer vuelo a la Polinesia.

En conclusión, Clock Tower os gustará si os gustan los survival horror y las aventuras gráficas, y además queréis tener pesadillas sobre chicas que caminan inconcebiblemente despacio.

14 comentarios

  1. En Europa salió la tercera parte, para PlayStation 3.

    Servidor, como miedica confeso que es, no lo jugó, pero tengo entendido que estaba bastante bien.

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo he jugado, pero no por falta de ganas. No sabía que era una aventura gráfica, a lo mejor ahora sí me animo (los survivals me dan mucho, mucho miedo. Vamos, si a ratos paso miedo con el L.A. Noire xDD).

    Leí por ahí que el Deadly Premonition (juegazo) se inspira en el Clock Tower en el tema de esconderse del malo y las huidas, que me parecieron muy originales.

    @Un tipo con boina: Sería para PS2 :)

    ResponderEliminar
  3. me gustaria que hicieras algun articulo sobre rpgs que te parezcan interesantes.
    un saludo y sigue asi!^^

    ResponderEliminar
  4. mmmh,una de esas cosas que no sabes si realmente exisitieron como los discotes negros esos donde oían música o los televisores sin control remoto.

    Si no lo leo aquí nunca lo habría creido.

    ResponderEliminar
  5. Joe, qué buena pinta tiene. Le echaría un ojo, si no fuera por el miedito que me dan estos juegos, siempre he sido más de chorraditas tipo Monkey Island y King's Quest (con el tutorial abierto, of course).

    ResponderEliminar
  6. Juego que llevo un tiempo queriendo jugar pero yo en esto de los survival llevo poco tiempo.

    Me sacas de los Silent Hill y me pierdo.

    ResponderEliminar
  7. @Un tipo con boina: ¿Miedo? Deja uno de conocerlo cuando cada día de trabajo te hace desear que un monstruo se te comiese por la noche.

    @Jero-Chan y Tempus Frangit: ¡No se puede tener miedo de unos píxeles!

    @fran: ¿No tenías una petición más concreta? Así no vale.

    @The Wolfclaw: Yo tuve un televisor sin mando a distancia. Había que levantarse a cambiar de canal y los canales se ajustabas con un destornillador. Magnífica tecnología alemana.

    @Vladek: Es más aventura gráfica que survival horror; nada que ver con Silent Hill.

    ResponderEliminar
  8. Saga que aún me queda por jugar enterita. Aventura gráfica mezclada con survival horror, es que no se puede pedir más!!!!!!!!!!!! bueno, unos pequeños toques rpgeros y sería el juego perfecto xD

    NOTA MENTAL: tengo que aprender japonés de una vez, estoy cansada de perderme joyazas.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo jugué a la segunda parte, la versión norteamericana, en plena fiebre por piratear todo lo que saliese en la "Plei".
    Tenía sus momentos de agobios, con la puta niña que reemplazaba al Scissorman, o los zombies que salían en el hospital (no llegué más allá), pero sustos ninguno, y eso que yo soy bastante cagón, quizá porque mientras cargaba la correspondiente escena uno ya se ponía en guardia.
    En fin, que muy interesante y entretenido, pero de terrorífico nada.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. La segunda parte, de Playstation, secuela directa del de Snes, salió en Europa (y por ende en España) como Clock Tower. Este juego lo he jugado hasta sacarme todos los finales y era la leche, a pesar de ser maloncho te reías un cojón cuando te persigue el tijerillas.

    Luego hicieron un spin off, es decirm una secuela pero que no continuaba con los acontecimientos de los dos anteriores.
    Cuando el spin off salio en USA (que no en europa, lo llamaron, con dos cojones, Clock Tower 2, pero en realidad era un spin off / cuasi tercera parte, y malísimo donde los haya.

    La tercera parte ya es de Capcom y para Ps2.

    ResponderEliminar
  11. @Ínfila: El japonés es complicado. Para aprenderlo, o se va uno a vivir a Japón o se apunta a una academia durante años.

    @Anónimos: Gracias por la información. No voy a probar ninguno de esos videojuegos de "Plei", pero os doy un +1 por vuestros aportes.

    ResponderEliminar
  12. pues yo vi(no lo jugué)el clock tower de play station en una casa donde tenían playstations y n64s y pagabas como en un ciber, pero a mi si me saco buenos sustos,quisas por que era muy joven,aun que el resident evil(2 y 3) también me sacaban sus buenos sustos.

    ResponderEliminar
  13. Este juego tiene un parche para jugarlo en inglés, aunque si te buscas una guia puedes pasártelo en japo pero pierde la gracia.
    - Clock Tower de PS1 está guapo por la música, que te pone de los nervios, pero los gráficos ya eran viejos cuando salió. Lo bueno son los 10 finales diferentes
    - El de PS2 era muy malo. Trama cutre. Desaparece el "tijerillas". Jefe final tochao. Muy corto... ¿A que estáis esperando para probarlo?

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante, una pena que no saliese de forma oficial.

    ResponderEliminar

LEE ESTO ANTES DE COMENTAR: Al autor del blog le chifla recibir comentarios, pero todo tiene un límite. Con carácter general, los siguientes comentarios se eliminarán de la faz de la red: 1) los que no tengan un carajo que ver con la entrada, 2) los que falten el respeto sin ninguna gracia ni elegancia, y 3) los que puedan considerarse spam o sean más largos que un día sin pan (en principio, los que superen 300 palabras, ya sea individualmente o de forma concatenada).