7 de febrero de 2020

Reseñas de películas: enero 2020


A continuación tenéis una recopilación de breves reseñas de las películas (y alguna miniserie) que he visto en enero, originalmente publicadas en Letterboxd.

No os olvidéis de volver por aquí la semana que viene para disfrutar del especial de San Valentín. La cosa entre Miki y Yuu está muy tórrida. ¡No os dejará indiferentes!

Shazam! (2019) ★★½

Infantil y mejor comedia que película de superhéroes. Su clímax está tan estirado que aburre y no la vería dos veces. Solo podría contrastar más con el tono del universo DC precedente si el malo hubiese sido directamente Mister Mind.

Race for Your Life, Charlie Brown (1977) ★★★½

No recuerdo haberme reído jamás leyendo una tira de Peanuts, pero la obra de Schulz me aporta la misma serenidad y satisfacción de la que (imagino) goza un anciano cuando se sienta en una mecedora en el porche de su casa a contemplar el vecindario en un día primaveral y ve a un niño aprendiendo a montar en bicicleta; un niño que, sin importar cuantas veces se esmorre, se vuelve a levantar.

Esta película me produce la misma sensación.

Además, Peppermint Patty es mucha Peppermint Patty.

John Wick: Chapter 3 – Parabellum (2019) ★★★★

Es difícil que la mitología de este mundo de asesinos a sueldo sorprenda a estas alturas, pero la transparencia, inventiva y crudeza de sus secuencias de acción siguen jugando a favor de la saga y la mantienen bien alto en el panteón del género. Escenas como la del establo o la del tiroteo con los perretes son demenciales.

Dracula (2020) ★★★½

Estimulante adaptación del clásico literario de Bram Stoker, que reinterpreta el mito a su antojo, pero con acierto, sin convertirlo en algo extraño o poco familiar. Su Drácula y su Van Helsing son un soplo de aire fresco, más divertidos que nunca, y quizá los más carismáticos que ha habido desde los tiempos de la Hammer. El vampiro sigue siendo sexy y aterrador.

Lástima que en mi casa la miniserie se cancelase tras el segundo episodio y ya nunca pueda ver el final que se merecía.

Prince of Darkness (1987) ★★★

Estudiantes de física con edad suficiente para ser los padres del reparto de Grease ayudan a un sacerdote a estudiar un extraño cilindro lleno de moco verde que podría ser el mojo del mismísimo Satán. Aunque hay tramos en los que el ritmo cae en picado, la película es inquietante de principio a fin, y el clímax te sacude lo basante fuerte para dejarte bien despierto. Sin duda podría haberme ahorrado la jerga pseudocientífica.

Mazinger Z: Infinity (2017) ★★★

No soy un gran aficionado a Mazinger Z (aunque los tomos originales de Go Nagai no podían faltar en mi colección... ni tampoco una figurita articulable), pero si esta película no es el máximo exponente de fanservice que he visto en mi vida, que baje aquí el Dr. Infierno y lo vea.

La acción, íntegramente realizada en 3D, es colorida, vertiginosa y explosiva, y no desentona para nada con la animación tradicional. Y aunque el rollo metafísico y pseudofilosófico me lo podría haber ahorrado, no es abominable.

Hasta me he emocionado un poquito al final.

The Disaster Artist (2017) ★★★½

Divertidísima comedia dramática sobre el sueño de Hollywood y la amistad más incómoda del mundo. James Franco lleva el arte de la imitación a otro nivel y la película solo podía estar basada en hechos reales, pero ojalá todo fuera un invento para poder librarme de la desazón que el verdadero Tommy Wissau me produce.

Frozen II (2019) ★★½

Película prefabricada de Disney para consumo masivo. Más allá del virtuosismo técnico y de los bichos monos, no hay mucho que apreciar. Lejos de innovar y sorprender como hizo Frozen, la trama se destripa a sí misma en sus cinco primeros minutos, y a partir de ahí la cinta te asfixia con sus innumerables canciones, que son tan preciosas como indistinguibles entre ellas, llevándote a la desconexión total.

Missing Link (2019) ★★★

Adoro el stop motion. Por lo tanto, cualquier película que utilice esta técnica de animación ya suma puntos en mi libro. Pero con Mr. Link: El origen perdido me pasa lo mismo que con Kubo y las dos cuerdas mágicas: admiro su acabado y me parece entretenida, pero ni la historia ni los personajes me dicen gran cosa; sencillamente me dejan frío.

NiNoKuni (2019) ★★★

Entretenida y ligera película de fantasía infantil que juega con la idea de mundos paralelos. El guion pone el acento en los personajes más que en la trama, y eso hace que se le perdonen los clichés. Su estilo de animación, aunque heredero zambo de Ghibli, es de una belleza prístina, y su banda sonora, inspiradora. Dentro de lo enormemente predecible que es, el último giro que no me lo vi venir.

Jojo Rabbit (2019) ★★★★½

Una sátira con un mensaje sencillo, pero contundente y necesario en estos tiempos de odio. Es discutible si Waititi maneja mejor el drama o la comedia, pero su equilibrio es perfecto y no funcionarían el uno sin el otro. Jojo Rabbit es una de esas inusuales joyas del celuloide que reconfortan y llenan el corazón de un gozo agridulce y de buenos deseos. Magnífica.

Jumanji: Welcome to the Jungle (2017) ★★★

Una película de aventuras divertida y palomitera de principio a fin, sin claroscuros, e inesperadamente mejor de lo que necesita ser un blockbuster protagonizado por Dwayne Johnson. En otras palabras: apropiada para desconectar un rato. Además, entre tanto soft reboot, se agradece que se distancie de la cinta original para construir sus propios mitos, por tontos o sencillos que estos sean.

Silent Hill (2006) ★★★

Pensaba que esta sería la clase de adaptación que pervierte el terror y lo convierte en un festival ridículo de acción y sustos tontos, como la infame saga de Resident Evil de Paul W. S. Anderson. Por lo tanto, me ha sorprendido gratamente encontrarme con una película que prioriza la ambientación sobre todo lo demás. Tiene imágenes impactantes, desagradables incluso, y un clímax que recuerda inevitablemente a las escenas más truculentas de Hellraiser. Le sobra media hora de metraje, pero no me arrepiento de haberle dado una oportunidad.

Sturgill Simpson Presents Sound & Fury (2019) ★★★

Un espectacular videoclip roquero con estilo anime e influencias de Mad Max, Heavy Metal, Cowboy Bebop y yo qué sé qué más. La historia principal, de clásica y delirante venganza, es el plato fuerte. Dura lo que tiene que durar e incluso eso es casi demasiado.

A Quiet Place (2018) ★★★½

La versión buena de The Silence. Krasinski se maneja con soltura delante y detrás de las cámaras, haciendo del silencio un arma que atenaza el gaznate del espectador, y Emily Blunt protagoniza uno de los momentos más tensos y agónicos que he visto en una película desde Solo en casa 2, pero sin un solo átomo de su tono humorístico. Jamás tengáis hijos si vivís en un mundo con aberraciones alienígenas asesinas que se guían por el sonido.

Mission: Impossible (1996) ★★★★

Misión: Imposible tuvo que sobrevivir a la fantasmada de John Woo para convertirse en una de las sagas de cine de acción más sólidas y rentables de las dos últimas décadas. Sin embargo, no podemos desdeñar su primera incursión en la gran pantalla de la mano Brian De Palma. Una cinta de espionaje de corte más clásico, con un Tom Cruise nacido para interpretar a Ethan Hunt y tres set pieces memorables que mantienen el ritmo y la tensión en lo más alto.

The Girl with the Dragon Tattoo (2011) ★★★★

Horroriza, repugna, te mantiene pegado al asiento, hace gala de un gran manejo de la tensión, y está rodada con la precisión milimétrica que hemos aprendido a esperar de David Fincher. Entre el sensacional reparto, sobresale Roomey Mara, hipnótica en el papel de la feroz, extraña y a la vez vulnerable Lisbeth. El epílogo se alarga quizá más de lo que le conviene, pero como psicothriller está a la altura de los mejores del género. No puedo valorar la película como adaptación porque no he leído la novela de Larsson, pero ahora quiero leerla.

4 comentarios

  1. Comento las pocas que he visto.
    Vi la primera de John Wick y solo vi disparos y ningún argumento interesante. Que desperdicio de actores como Ian McShane y Lance Reddick, cero ganas de ver las séquelas. A ver, no es mala, entretiene pero por la fama que tiene esperaba algo más.
    The Disaster Artist. Peli muy original, me gustó bastante, hasta me gustó James Franco cuando normalmente odio su cara de niño pijo.
    A Quiet Place. Como se les ocurre tener un bebé en unas circunstancias tan horribles?! Quien es el loco que quiere traer una nueva vida a este mundo infernal? Y si quieren vivir más tranquilos por qué no se montan una casita al lado de la catarata? Además el final es totalmente fuera del tono del resto de la peli, no encaja nada.

    ResponderEliminar
  2. De las que he visto:

    Shazam!: Me resultó muy entretenida y contraste con la oscuridad impostada del UCDC y Levy está muy carismático(el villano flojeras, como en casi todas las pelis de supes)

    Prince of darkness: La vi hace años y no la tengo muy fresca. Recuerdo que me gustó pero que yo hubiera tirado por otro lado, la idea mola por eso.

    Disaster artist: Me encantó, no he visto nunca The Room pero me he tragado 800 analisis en youtube de la peli y ya me descojonaba esperandome el "you´re tearing me apart, Lisa!"

    Jumanji: Welcome to the jungle: Sorprendentemente entretenida.

    Silent hill: No he jugado a ningún SH y la peli no la he visto desde el estreno pero recuerdo que me molaron los efectos y los momentos de terror pero la trama me pareció floja.

    A quiet place: Si repienso bien el guión le encuentro huecos pero la tensión está muy conseguida y el prólogo es brutal.

    Misión imposible: Hace más de 20 años que no la veo pero me gustó mucho y me fliparon los giros de guión. En el instituto renombramos la lista Noc como código de las chicas que estaban más buenas(alerta patriarcado adolescente)

    ResponderEliminar
  3. Bastante de acuerdo en todo. Por lo menos en las que vi, que son la mayoría. Entre a tu letterboxd y bajando un poco de febrero vi una reseña a Kiki, lo que me hizo pensar en que seria genial ver más reseñas/análisis de Ghibli en el blog. Ojala hubiera más ghibli en todo xD
    Pd: se acerca el 14 de febrero; Miki y Yuu se han quedado solos en casa...

    ResponderEliminar
  4. John Wick 3: Muy disfrutable y grandes escenas de acción, pero se empieza a hacer repetitiva (lo de los perros no se acababa nunca).

    Drácula: Qué curioso, en mi casa tampoco se emitió el tercero, a ver si la miniserie es de solo dos capítulos...

    The disaster artist: Genial, lo mejor de James Franco que debería prodigarse más en la comedia (que vaya tordos se marca como director, Future world, virgen santa..).

    Missing link: Meh, me parece lo más flojo del estudio Laika, y mira que el tema prometía.

    Jumanji: Matadme, pero mucho mejor que la original, a la que nunca encontré la gracia.

    ResponderEliminar