14 de enero de 2020

The Witcher: De banquetes, bastardos y entierros


¡Episodio cuatro! La mitad ya de la temporada y esto aún no ha decaído. Gracias a todos los que leéis estas entradas semana a semana y, muy especialmente, a los que no sois unos vagos redomados y os tomáis unos minutos para comentar, incluido ese comentarista anónimo que cree que estas entradas son una chapa.

Si seguimos a este ritmo, calculo que llegaremos al último episodio justo antes de San Valentín o, a más tardar, en la segunda quincena de febrero. La segunda quincena de febrero del año 2026, quiero decir, justo a tiempo para presenciar el verdadero amanecer del planeta de los simios. Todo depende de los astros y de energías cósmicas que me inventaré sobre la marcha y a mi conveniencia.

El cuarto episodio de la serie, aparte de ser clave en el Gran Esquema de las Cosas™, me parece bastante bueno, quizá entre los ocho mejores de la temporada, aunque, como todos, tiene sus taritas.

La parte de Yennefer es breve, pero intensa, y aprovecha a tope el rodaje en exteriores; sin embargo, da la impresión de que se han saltado parte del arco de transformación del personaje y su evolución renquea. La parte de Geralt es una fiel adaptación del relato Cuestión de precio, y los pocos cambios introducidos por Schmidt y De Barra ayudan a que la historia encaje mejor en el conjunto de la temporada, aunque esta trama no se libra de algunos momentos vergonzosos. A Ciri por fin le pasan cosas, y eso está bien.

7 de enero de 2020

The Witcher: Luna traicionera


Bienvenidos una semana más al ciclo de The Witcher, donde desgrano cada episodio sin mesura ni sentido común.

Contra todo pronóstico, y pese al formato eyaculación precoz de Netflix, aún me encuentro a gente hablando de la serie en redes, así que, con suerte, esta entrada no os parecerá cosa del pasado y le prestaréis atención. Si no, no pasa nada. Yo me tomaré un descanso de tanto brujero y hablaré de alguna serie o película mucho más vieja y menos popular. Además, ya falta menos para San Valentín y todos sabéis lo que significa eso.

Volviendo a The Witcher, El tercer episodio de la temporada es mi favorito de los tres que llevamos. Tanto a nivel visual como de guion, me gusta cómo juega con intrigas palaciegas, terror y body horror, creando en su doble clímax un paralelismo inexistente en lo libros.

En este episodio, Yennefer pasa por el quirófano para triunfar como hechicera y ganar dinero a espuertas vendiendo sus derechos de imagen a marcas de perfume y cosméticos, mientras que Geralt se ve envuelto en otra misión secundaria que le obliga a afrontar dilemas morales a golpe de nudilleras. La trama de Ciri se apalanca en el sofá.

31 de diciembre de 2019

The Witcher: Cuatro marcos


Segundo episodio de ocho, y la serie empieza a complicarse. A las tramas de Geralt y Ciri sumamos en esta ocasión la de Yennefer de Vengerberg, en la que se nos da a conocer el pasado de la hechicera. Los libros de Sapkowski solo tocaban sus orígenes de refilón, sin entrar en detalles, mientras que la serie nos muestra de primera mano la cochina vida que llevaba antes de matricularse en Hogwarts y cómo fueron sus primeros meses de formación en Lanzamiento de Hechizos 101. Si un universo te gusta, cuanto más te den a conocer de él mejor, ¿no? (hasta que se expande demasiado y tienes niveles inabarcables de morralla, como ocurre desde hace años con Star Wars).

Dicho esto, también es verdad que algunos puntos de la historia de Yennefer me resultan confusos y, aunque su historia es lo bastante intrigante y emotiva para mantener mi interés (a ello ayuda la magnífica interpretación de Anya Chalotra), creo que hay aspectos sobre Aretusa que se explican regular. Pasan muchas cosas y a la vez falta información.

Aun así, me parece más floja la parte del episodio dedicada al brujo, que si bien planta con acierto las semillas de la relación de Geralt y Jaskier, luego desarrolla de forma demasiado apresurada su encuentro con los elfos exiliados, sin darte apenas tiempo a digerir la información que te van soltando. No obstante, TOSS A COIN TO YOUR WITCHER.

De Ciri no hay mucho que contar: las sigue pasando canutas, pero al menos hace nuevos amigos por el camino... y la mayoría mueren en horribles circunstancias.

24 de diciembre de 2019

The Witcher: El principio del fin


El viernes pasado, Netflix estrenó la primera temporada de The Witcher, la serie más esperada desde... la que fuera la serie más esperada del mes pasado.

Como todos los episodios se subieron a la plataforma de este gigante del streaming al mismo tiempo, imagino que la mayoría de los que leáis esto ya habréis visto todos o casi todos. Aun así, me gustaría plantearos la posibilidad de repasar conmigo un episodio a la semana e intercambiar opiniones en un entorno afable, distendido y libre de actos viles que clamen venganza, es decir, como si esto no fuera una red social. Creo de verdad que las series no se disfrutan de la misma manera pegándose un atracón que racionándolas para tener tiempo de digerir lo que sucede o escribiendo artículos de 3.000 a 4.000 palabras repletos de sandeces.

En cualquier caso, de la respuesta que deis a cada una de estas entradas dependerá que continúe escribiendo sobre la serie. La elección es vuestra, pero Stregobor y Renfri dirían que el mal menor es que comentéis.

Yo aún estoy lejos de terminar la serie; pero puedo adelantaros que estoy muy contento con lo que he visto hasta la fecha. Es una serie entretenida de espada y brujería que adapta de forma bastante fiel los libros, aunque no los siga al pie de la letra, con personajes bien caracterizados, interpretaciones excelentes, coreografías de lucha que quitan el hipo, monstruitos pavorosos y una banda sonora bella y espectacular. A la producción no le vendría mal una inyección extra de dólares, pero los recursos están bien aprovechados.

En cuanto a la historia, no sé si el mundo del brujo se entenderá igual de bien sin conocer los libros de Andrzej Sapkowski o los videojuegos de CD Projekt Red, pero a mí la serie me ha convencido de que tiene futuro con el público general. No soy adivino, así que a lo mejor la cancelan después de la segunda temporada.

Como solía hacer con Juego de Tronos, procuraré recapitular los episodios cubriendo cada trama de forma continuada en lugar intercalar unas y otras. En la medida de lo posible también indicaré dónde se desarrolla cada escena y, como novedad del formato, cuándo, porque los caminos de los tres protagonistas discurren por líneas temporales diferentes (presente en el caso Ciri, pasado en el caso de Geral y pasado más pasado en el caso de Yennefer). Ya tendrán tiempo de arrejuntarse luego.