25 de septiembre de 2016

Transformers: Showdown!

Aunque ahora mismo pueda pareceros lo contrario, no penséis que me gusta comentar cómics de Transformers al tuntún. El azar es para las señoras mayores de sesenta años que se gastan el dinero de la pensión en máquinas tragaperras. Yo prefiero hacer las cosas por un motivo, no solo porque sí. Y la elección del número de esta entrada no es una excepción. Esto no significa que el motivo por el que lo he escogido sea bueno, solo que tiene sentido para mí. No quiero adelantaros nada sobre la trama, pero este cómic nos enseña lecciones valiosas sobre el amor y la responsabilidad.

La historia de la que hablaré hoy la encontraréis en el número 20 de la serie USA, que no recuerdo con qué número se corresponde de la edición de Comics Fórum ni me importa. Sin embargo, antes de entrar en el meollo del asunto, os pondré en antecedentes para evitar esa horrible sensación de ponerse a ver una película de David Lynch ya empezada.

18 de septiembre de 2016

'Star Wars: Los Lores Sith', de Paul S. Kemp

La mayoría de novelas de Star Wars son malillas. Esto era así cuando el antiguo universo expandido (ahora Star Wars Legends) era canon, es así con la nueva hornada de novelas publicadas bajo el sello Disney, y será así cuando Google adquiera la franquicia en el siglo XXIII. Y cuando digo que son malillas es porque hoy me siento dulce por dentro y suave por fuera, como un ewok relleno de chocolate con leche. En cambio, si tuviera un mal día, ni me molestaría en calificarlas y directamente les pegaría un tiro. Con el láser de la Estrella de la Muerte.

Lo cierto es que muy pocas de estas novelas aspiran a algo más que hacer pasar un rato ameno al lector y permitir al escritor comprarse su marca de tabaco favorita en lugar de esa barata que provoca cáncer solo con mirar el paquete, y ni siquiera todas son capaces de cumplir ese objetivo; pero las hay que son entretenidas, incluso muy entretenidas, y Los Lores Sith (Lords of the Sith en el original) es una de ellas. ¡Y mirad qué portada!


En la nueva cronología canónica de la saga, la novela se sitúa entre la película La venganza de los Sith, de la que suele decirse que no podía ser peor que las dos anteriores, y la serie Rebels, que dejé a medias en la primera temporada porque me aburría y que retomé cuando me enteré de que en la segunda temporada aparecía Ahsoka Tano, porque aunque siempre tengo que consultar dónde va la "h" de su nombre, soy muy fan de Ahsoka. Y eso que tuvo una presentación patética en la película The Clone Wars.

11 de septiembre de 2016

He-Man y los Masters del Universo: La maldición de los Tres Terrores

Más de treinta años después de que se emitiera el último episodio de la serie de animación de los Masters del Universo de Filmation, Super7 ha producido un nuevo episodio con el mismo estilo que lucía la serie original. ¿Recordáis aquellos cuerpos musculados tan homogéneos, aquellas animaciones acartonadas que se repetían episodio tras episodio y la casi total ausencia de acción? Sí, no hay nada como recuperar lo más penoso y cutre de los viejos tiempos para demostrar tu aprecio por ellos.

Este nuevo episodio, titulado La maldición de los Tres Terrores (The Curse of the Three Terrors), se emitió en la Comic-Con de San Diego el pasado agosto y, por alguna razón que escapa de la comprensión humana, Super7 también lo vendió de forma limitada en VHS. Para los que no tenemos la suerte de vivir en un país en el que más del 70% de la población cree en los ángeles y solo un 60% en la teoría de la evolución, desde el 10 agosto el episodio está disponible online por el precio de 1,80 euros en Vimeo y otras plataformas que no voy a anunciar porque no me he molestado en consultarlo y ninguna va a pagarme comisión.

Siendo como soy un fan de la serie de Filmation, además de un coleccionista empedernido de los cómics y muñecos de la franquicia (o sea, alguien que necesita asistencia psiquiátrica inmediata), comprenderéis que tenía que ver este episodio a toda costa. Después de leer esta entrada, también comprenderéis por qué me arrepentí muy pronto de hacerlo.

30 de agosto de 2016

Clásicos Disney: Blancanieves y los siete enanitos


Blancanieves y los siete enanitos (el clásico de Disney, no una de las inefables cintas piratas de los chinos ni la versión porno italiana de Luca Damiano) supuso un hito en la historia del cine. No solo del cine de animación, sino del cine en general. Fue el primer largometraje de animación en color y con sonido de la historia, y abrió el camino a una nueva forma de hacer dibujos animados. Dicen que incluso era una de las películas favoritas de Hitler y que siempre derramaba algunas lágrimas al final, cuando los soviéticos entraban en Berlín (hablo por supuesto de Adolf Hitler, no de su sobrino Heinz Hitler, que prefería Pinocho).

Sin Blancanieves, la Metro Goldwyn Mayer jamás hubiera apostado por El mago de Oz, y sin El mago de Oz no hubiéramos oído hablar del enano que se ahorcó de una pieza de atrezo, ni George Lucas hubiera creado La guerra de las galaxias. O al menos eso es lo que dicen los expertos en animación en los extras del DVD. Me refiero a lo de que no habría habido una Guerra de las galaxias, no a lo del munchkin suicida.