16 de marzo de 2011

El álbum de cromos de Érase una vez la vida


El fin de semana pasado estuve en casa de mis padres. Ya sabéis, comiendo bien, dejando camisas para planchar, robando papel higiénico... Lo habitual. Después del café y de ver el episodio de C.S.I. en el que Catherine coge la rabia y matan a una tipa lanzándole una costilla de cerdo al cuello, a mi hermano se le ocurrió desempolvar los viejos álbumes de cromos. Nadie conoce mejor mi interés por las ranciedades populares de las décadas de los 80 y 90, así que sabía que me apuntaría a la inspección.

¿Recordáis aquella sensación de abrir un sobre y pasar los cromos apresuradamente buscando alguno que no fuera "repe"? Yo casi la he olvidado, pero por fuerza debía de ser mejor que repasar los extractos del banco para que ninguno sea "repe". Y cualquier cosa que me recuerde esa sensación, aunque solo sea vagamente, debe de ser buena.

A mí me tocó revisar el cajón de los álbumes de fútbol. Yo éstos los coleccionaba más que nada por solidaridad con el resto de la clase, porque dar patadas a un balón me parecía una pérdida de tiempo y tampoco me hacía gracia ver fotos de tíos en pantalón corto con nombres que jamás me aprendería salvo que rimasen con algo gracioso. Sinceramente, prefería el ping pong. ¿Quién quiere ser millonario o casarse con una supermodelo cuando puede practicar el mismo deporte que Forrest Gump?

Al rato, mi hermano me salió con un "Este sí que es viejo" y vi que se refería al álbum de la serie de dibujos animados de G.I. Joe, el de la portada con Duke a punto de lanzar una granada mientras algo grande explota a su espalda y el suelo se resquebraja bajo sus pies. No hay otro igual.

Una pequeña muestra.

Yo acababa de toparme con un álbum que tenía bastantes más años que el de G.I. Joe, así que le di a mi hermano con él en las narices. Literalmente.

Como no sois idiotas y ya habéis leído el título de esta entrada y visto la imagen que precede a las primera líneas, os podéis imaginar que se trataba del álbum número 1 de Érase una vez la vida, publicado por la editorial Multilibro en 1985. ¡1985! España aún no formaba parte de la Unión Europea, David Lee Roth le hacía la peineta a Van Halen para iniciar su carrera musical en solitario y no hacía ni dos años que se había estrenado El retorno del Jedi. ¡Anda que no ha llovido desde entonces!

Prueba física de mi incapacidad para pegar los cromos del derecho.

Los cromos te los regalaban de seis en seis con cada volumen de la colección juvenil El cuerpo humano, que tenías que terminar para completar los dos álbumes de cromos. Yo no lo hice. Y además, al álbum le faltan páginas porque de pequeño me lo cargaba todo. Que le pregunten a mi padre por su primera edición de Los cigarros del faraón, que parece un libro de colorea y completa el dibujo uniendo los puntos.

Al menos ahora puedo decir que, cuando yo era un crío, los cromos venían todos juntos en una misma hoja y había que recortarlos y pegarlos con pegamento.

¡No piséis el césped, gamberros!

11 comentarios

  1. Dioses, ¡el albúm de cromos de Érase una vez la vida! No sabes la de recuerdos que me acaban de venir tras leer esta entrada... Junto con el de Aladdín, fue la colección de cromos que hice con más motivación...

    Aunque bueno, también recuerdo (aunque más vagamente) unos cromos de G.I. Joe que me venían con los chicles, que también tenian tela...

    Por cierto, mira que casualidad, te pasaba lo mismo que a mí con los cromos del fútbol.

    ResponderEliminar
  2. ¿Podrías poner fotos del resto de páginas del álbum?

    ResponderEliminar
  3. @Anónimo: Por poder... pero va a ser que no.

    ResponderEliminar
  4. Estoy con Ángel Martín en que esta serie era peligrosísima porque daban ganas de cortarse las venas para conocer a los glóbulos rojos.

    ResponderEliminar
  5. El glóbulo rojo más viejo tenía un pollón de cuidado.

    ResponderEliminar
  6. @Juan Pedro: Borraría tu comentario, si no supiera a qué te refieres. Pero incluso en la portada lo parece. ¡Y encima sale con la niña! Es una imagen que traumatiza.

    ResponderEliminar
  7. Solíamos comentar lo bien dotado que estaba el viejo cuando veíamos la serie de niños.

    ResponderEliminar
  8. ¿Porque poneis siempre una foto o dos de los álbumes que teneis y no los publicais enteros? Sería mejor no ver nada, nos dejais con una impotencia y un mal rollo que te cagas. Es como si dijerais con todo esto mirad lo que tengo, joderos!!!.
    Yo desde aquí pediría que fuerais un poquito mas compresivos y si vuestra intención es de no publicar un álbum de cromos entero, mejor os callais y os lo guardais para vosotros solitos.
    Se despide uno de los muchísimos indignados que tienen que aguantar impasibles como destrozais vuestros maravillosos blogs con este tipo de acciones.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo con el comentario del 31 de julio,Nos poneis los dientes largo para nada,Creo que este blog no esta por la labor de compartir nada,Hasta nunca.

    ResponderEliminar
  10. Permiteme decirte que tu blog ganaría mucho más si publicaras los álbumes completos, es una pena.

    ResponderEliminar
  11. Yo también tengo uno de estos, de una colección.

    ResponderEliminar