17 de noviembre de 2020

'Star Wars: El arma de un Jedi', de Jason Fry. Una aventura de Luke Skywalker

En diciembre de 2015, antes del estreno de El despertar de la Fuerza, Disney y Lucasfilm publicaron tres novelas cortas para jóvenes lectores protagonizadas por los protagonistas de la trilogía original. Las tres tratan sobre historias transcurridas en ese periodo, pero, según indican las contraportadas de todas ellas, en sus páginas "hay claves escondidas sobre la esperadísima nueva película Star Wars: El despertar de la Fuerza". De ahí que las tres novelas, al igual que otras publicadas en las mismas fechas, lleven la leyenda "Rumbo a Star Wars: El despertar de la Fuerza", que,traducido al castellano quiere decir: "No hemos estrenado todavía la película y ya te estamos robando dinero".


A pesar de haberme llevado más chascos que alegrías leyendo libros de Star Wars (y tengo unos cuantos), me compré estas tres novelas nada más publicarse, demostrando sin duda que merezco que me arrojen al Gran Pozo de Carkoon con toda mi colección. Sin embargo, tuve las novelas muertas de risa en una estantería hasta el pasado agosto... de 2016, que fue cuando me topé con ellas buscando otro libro. Como estaba de vacaciones, y además las novelas son muy cortas (ninguna llega a las 200 páginas), decidí darles el uso para el que estaban previstas, que no es ocupar espacio y coger polvo. Y, para ahorraros la pregunta, aclararé que no es que en su día evitase leérmelas para no destriparme ni un solo detalle de la película, porque ya soy mayorcito para saber que el marketing de estas novelas es un cebo para fans incautos y que las "claves escondidas" valen menos que un androide astromecánico de segunda mano comprado a los jawas. Simplemente las guardé y me olvidé de ellas.

Aunque el orden da lo mismo, la primera novela que leí de las tres fue la de Luke Skywalker. Empecé por esta porque los capítulos contados desde el punto de vista de Luke solían ser mis favoritos en el antiguo universo expandido (ahora Star Wars Legends), a pesar de que se pasaba la mitad del tiempo en plan zen y muy poco dando mandobles con la espada de luz. Tengo un gusto pésimo.

La historia, que se supone que narra C-3PO a una piloto de la Resistencia poco antes de los eventos de El despertar de la Fuerza, se desarrolla en un momento sin precisar entre Una nueva esperanza y El Imperio contraataca. Aunque Luke Skywalker no quiere que se le dé un trato especial por su hazaña de destruir la Estrella de la Muerte (matando a cientos de miles de ingenieros que solo hacían su trabajo cobrando el salario mínimo, como ya sabéis), la Alianza Rebelde no puede permitirse poner en peligro a su gran héroe, así que le asignan una misión tan segura y aburrida que hasta C-3PO y R2-D2 pueden acompañarle.

En lugar de limitarse a cumplir la misión para luego volver tranquilamente a casa a ver la HoloNet y comer gusanitos espaciales, Luke decide hacer caso a los murmullos incomprensibles de la Fuerza y darse un garbeo por Devaron, el planeta selvático del que son oriundos los devaronianos, esos tipos con cuernos, orejas puntiagudas, dientes afilados y, en general, aspecto de angelito.

El típico devaroniano, de tranquis en la cantina de Mos Eisley.

En Devaron, Luke localiza las ruinas de un viejo templo jedi destrozado por el Imperio durante la Gran Purga del 19 ABY (el templo, por cierto, sale en un episodio de la serie Las guerras clon) y en él continúa el entrenamiento que inició con el viejo "Ben" Kenobi en Tatooine, si es que puede llamársele entrenamiento a que te den una espada de luz sin advertirte que no la apuntes a la cara de nadie cuando la enciendas y te adoctrinen con cuatro frases que parecen sacadas de un manual de autoayuda o de una galletita de la suerte.

A lo anterior podéis añadir una devaroniana adolescente que no hace nada de provecho y un villano de aspecto molón que añade la tensión mínima necesaria a la trama.

A un pelo está Luke de cortarse la nariz y de hacerle un afeitado muy apurado a Obi-Wan.

Al tratarse de una novela para chavales, la historia es sencilla y va directa al grano, sin dejar por ello de ser entretenida. El estilo de escritura es llano y directo, y no hay parrafadas repletas de jerga "técnica" ni descripciones sobre batallas espaciales difíciles de seguir, como suele ocurrir en muchas novelas de Star Wars. Como anuncia la portada, se trata de "una aventura de Luke Skywalker", y eso es lo que es. Pensad en el equivalente de cualquier episodio de veinte minutos de una serie como Las guerras clon o Rebels. No ocurre nada relevante en el gran esquema de las cosas ni cambia el status quo. Lo más destacado es que ahora tenemos la nueva versión oficial de cómo aprendió Luke a defenderse con una espada de luz sin amputarse él mismo la mano.

Para adornar el relato, hay un puñado de dibujos del exartista de Disney y actual dibujante de Marvel Phil Noto, autor también de la ilustración de portada y contraportada. Más abajo tenéis uno de sus estupendos dibujos.

Todo esos factores ayudan a que sea cómodo leer este libro de una sentada. No una sentada larga, como las que se se representan en el cine y la televisión sacando un plano del sol moviéndose a cámara rápida de este a oeste, sino una sentada breve, de las que regresas sin marcas del sofá en el culo.

La mayor parte de la novela está dedicada a las reflexiones de Luke sobre la Fuerza, porque, en su fuero interno, no tiene ni medio claro que pueda llegar a convertirse en un caballero jedi yendo en plan autodidacta, mucho menos restablecer la Orden Jedi y hacerse rico vendiendo planes de formación a distancia.

Pero esas reflexiones no llegan a convertirse en aburridas pajas mentales y además no falta la acción. Así, para ir abriendo boca, en el primer capítulo del libro hay una pequeña escaramuza estelar entre el escuadrón Pícaro y algunos cazas TIE, y en el clímax se suceden un combate contra un grupo de soldados imperiales y un duelo contra el antagonista de la novela. No es nada original, pero tiene el aliciente de que Luke aún está aprendiendo a usar la Fuerza y no es el supermaestro jedi en el que llegó a convertirse en el antiguo universo expandido.

Entre líneas también se puede leer un mensaje ecologista, algo sobre respetar la naturaleza o no cazar animales por deporte. No le dan mucha importancia.

Spielberg aprueba el uso de rojo en una ilustración en blanco y negro.

El personaje más singular al que introduce la novela es Sarco Plank, un alienígena con cara de cola de langosta que se dedica a recuperar artefactos antiguos para sus clientes y que utiliza como arma una vara como las que llevaban los guardaespaldas del general Grievous en La venganza de los Sith.

A la fecha de su publicación, el gancho comercial de la novela era que Sarco Plank saldría en El despertar de la Fuerza; pero si habéis visto la película (y si no la habéis visto, me mosquea que estéis leyendo esta entrada), es bastante probable que no recordéis su gran entrada y a la vez salida de escena, porque se le ve aproximadamente dos segundos en segundo plano mientras Rey y Finn huyen de los imperiales en el asentamiento de Jakku.

No parpadéis, que os lo perdéis.

Por supuesto, esto justifica de sobra la existencia de su correspondiente figura de acción, y por el módico precio de 11 euros, ahora cualquiera de vosotros puede recrear su momento favorito de El despertar de la Fuerza con la fidelidad que se merece.

Para niños de 4 o más años.

Los únicos puntos que me chirriaron del libro fueron las referencias a las precuelas, como que a Luke le llamen padawan en cierto momento, o que en un mural haya imágenes de niños entrenando con espadas de luz y droides remotos.

En conclusión, recomiendo esta pequeña novela a cualquier fan de Star Wars al que le apetezca leer una aventura de Luke Skywalker sencilla y entretenida. Es como la vieja colección de Los jóvenes jedi, pero sin ser un pestiño.

17 comentarios

  1. Sr Brocha, un gusto leerle de nuevo!

    Soy fan de la franquícia pero nunca me ha dado por leer nada de Star Wars. Leyendo su muchas reseñas ya veo que realmente no me pierdo gran cosa.

    Por lo que va comentado, veo que, aunque quizás literariamente eran inferiores, las novelas del canon antiguo no abusaban tanto de ganchos como las de la era Disney, lo de Sarco Plank es de traca. Aunque claro está, Star Wars de por sí ya es un gancho.

    Un saludo y cuídese.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas novelas van para el público que van y son entretenidas sin más, que no es poco. Por ahí hay buenas novelas de la saga, pero no son la mayoría.

      El antiguo canon dio nombre hasta al soldado de asalto que encontró una pieza de los droides en el desierto de Tatooine, así que no sé qué decirte de esa comparación.

      Eliminar
    2. Y como se llamaba? xD

      Ahora en serio, quizás podría hacer una lista de las novelas que valgan la pena? A ver si así me animo.

      Saludos!

      Eliminar
    3. Buenas:

      Yo tambien soy muy fan y me he leido bastantes Novelas, no tantas como Brocha pero unas cuantas.
      Para mi gusto lo mejor es la Trilogia de la Nueva Republica o Trilogia del Almirante Thrawn (hace un para de años me la compre que la había reeditado). Thrawn es un malo muy molón y no es un malo de jajejijoju como muchos villanos de Star Wars o como Pier Nodoyuna.

      Las otras novelas que me gustaron bastante, se quedaron a medias en Castellano, fueron las de la invasión de los Yuzahng Vong (o como se escriba). Aunque creo que estas ya son menos del gusto general de los fans.

      My 2 Cents

      Eliminar
    4. Lo malo es que la mayoría de las novelas las leí a medida que se publicaban, o sea, en el Paleolítico. Tendría que volver a leerlas (cosa que no va a pasar) para estar seguro de que no me engaña el recuerdo. Eso sí, de la trilogía de la Nueva República solo puedo decir cosas buenas y que es un buen sitio por el que empezar. Además, el primer libro volví a leérmelo hace relativamente poco y no me decepcionó.

      También recuerdo que Estrella de Cristal era horrendo. Así, como advertencia.

      Eliminar
    5. Yo de las útimas que recuerdo leer fue esta:
      Star Wars. Halcón Milenario

      https://www.amazon.es/Halc%C3%B3n-Milenario-n%C2%BA1-Clone-Wars/dp/8448044428

      Y es bastante mala... es muy mala...

      Eliminar
    6. No recordaba lo mala que era. Por suerte, dejé mis impresiones como advertencia aquí: https://www.eltipodelabrocha.com/2012/04/star-wars-halcon-milenario.html.

      Eliminar
  2. Mira, si las encuentro a bien precio igual las compro para mis hijos que (true story) se llaman Lluc (como Luke) y Laia (como Leia).

    Tras ver los episodios 7,8 y 9 me arrepiento no haberlos llamado Jean Luc i Deanna (por ejemplo)

    ResponderEliminar
  3. "A la fecha de su publicación, el gancho comercial de la novela era que Sarco Plank saldría en El despertar de la Fuerza; pero si habéis visto la película (y si no la habéis visto, me mosquea que estéis leyendo esta entrada), es bastante probable que no recordéis su gran entrada y a la vez salida de escena, porque se le ve aproximadamente dos segundos en segundo plano mientras Rey y Finn huyen de los imperiales en el asentamiento de Jakku."

    O sea que ya avisaban de lejos que la trilogía nueva de "star wars" del JJ y el otro era una puñetera estafa.
    Que felices somos los que NO NOS GASTAMOS UN CÉNTIMO en padecerlas.
    Mi pésame a los que las sufrieron.
    Pero bueno si la primera ya era un bodrio, la segunda peor todavóa, ya hay que tener delito para pagar por ver las 3.
    Nosotros las tuvimos gratis y NADIE en la familia fue capaz de verlas enteras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aninimo le fantastique20 de noviembre de 2020, 22:05

      Eso tiene una explicacion caballero anonimo. Los amantes de la ciencia ficcion tenemos que ver si o si todo lo que tenga star wars en el titulo.
      Esa pulsión interna, creo que tiene el nombre de "sindrome de estocolmo"

      Eliminar
    2. Correcto, salvo porque Star Wars es fantasía espacial, no ciencia ficción, y, por tanto, se puede tomar menos en serio.

      De todos modos, al señor anónimo le gusta exagerar. Su última acotación acerca de la familia es como esos mensajes de redes sociales que hablan de niños de cinco años teniendo revelaciones intelectuales curiosamente acordes con las reflexiones prejuiciosas de sus padres.

      Eliminar
  4. Aninimo le fantastique20 de noviembre de 2020, 21:59

    Saludos señor brocha y gracias por su trabajo.
    Me gusto su articulo, pero no pienso volver a acercarme a los libros de Star wars ni con un palo. Ya pique con los de warhammer40k, star treck, battletech y con las novelas de los episodios 4, 5 y 6.
    Como norma, salvo alguna honrosa excepcion, los autores son ilustres desconocidos o fans con mas entusiasmo que calidad literaria. Esta muy bien recrear en tu imaginacion lo que tus heroes hacen en el libro, pero como norma la mayoria de esos libros son tan interesantes como beber gasolina. Tras la euforia del primer trago puedes decir:
    ¡Chupate esa mengano Yo si lo logre!.
    Viene la reflexion
    ¿pero que narices e hecho?
    Y luego el arrepentimiento.
    ¡Esto duele!.¡No lo volvere a hacer nunca mas!
    Basicamente eso es lo que me a pasado cada vez que, gastaba mis menguados ingresos en algun libro de alguna saga, pelicula o juego que despertaban mi curiosidad. Desgraciadamente en pocas ocasiones encontre algun libro que escapase de esa maldicion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver leer Battletech era útil para el juego de rol mechwarrior para pillar escenarios y transfondo.
      Además de para enterarte mejor que eran los clanes (que en los videojuegos solo lo explican en Crescent Hawk Revenge y Mechwarrior 2 mercenaries, incluso en los de mechwarrior 2, 2 ghost bear y 3050 que eras de un clan te explicaban lo justo).
      Pero vamos que teniendo en cuenta que Stackpole escribía con una mano las novelas de Battletech y con otra las de Star Wars al mismo tiempo bastante buenas salieron.
      Por lo menos no dan vergüenza ajena como los abortos del JJ y el Jhonson esos

      Eliminar
    2. Aninimo le fantastique21 de noviembre de 2020, 23:06

      Completamente de acuerdo con su comentario. Crear un universo de guerras con robots gigantes dandose caña, es una idea magnifica para los que somos de la generacion de Mazinger Z. Pero si nos consideran un publico objetivo somos cuatro gatos y por lo tanto poco viable economicamente hablamdo.
      Si le vas añadiendo capas como una cebolla, es mas facil llegar a mas publico en general. Y de hecho el universo de battletech fue uno de los completos que leí, sin embargo tampoco hay que pasarse. Compre varios ejemplares pues la tenatica belica y de robots me gusta, ( de mis otros vicios oscuros no dire nada ), Hasta que me encontre con que en un libro de mas de 200 paginas solo me ofrecia un cortisimo combate. Todo lo demas era la intriga politica entre dos facciones de un mismo clan para hacerse con el control del susodicho clan. Casi 200 paginas de pura politica sin nada de accion. Si uno se compra un libro de una coleccion basada en las peleas de robots gigantes, lo mas logico del mundo es que le encanten casi doscientas paginas de debates politicos,
      conferencias e intrigas politicas, debieron pensar los autores y la editorial.
      Ese dia perdi mi inocencia y a sido uno de los tres libros que en mi vida e tirado literalmente a la basura. ( ¡No me lapiden todavia!, tengo en casa mas de quinientos libros de multiples tendencias y temas. Pero esos tres fueron los unicos que no lograron sobrepasar mis generosos filtros).
      Como norma los libros de merchandising suelen ser de baja calidad pues el publico objetivo lo va a comprar no por su calidad, si no por que forma parte de algo mas grande que gusta al comprador. Hay excepciones por supuesto, sin embargo la mayoria de lo que publican tiene la calidad justa para que el comprador no se sienta timado. En el caso del señor Stackpole lo hacia bastante mejor que la mayoria, coincido con usted, sin embargo en la coleccion aparecieron varios autores mas de los que lo mejor que se puede decir de ellos, es que pasaron sin pena ni gloria

      Eliminar
  5. El gif y el pie de imagen de luke haciendo el gañan con la espada láser me ha recordado a la imagen y el texto que ha publicado varias veces el propio mark hamill: "Le dan el arma más poderosa de la galaxia. inmediatamente se la apunta a la cara".

    Respecto a la novela, otra más del montón, según parece. Aunque podría ser peor, si tenemos en cuenta que entre episodio IV y V estrenaron el holiday special y podrían basarlo en ello. Al menos veríamos a una de las chicas de oro mandar en una cantina, creo que la de mos eisley, además de ponerse a cantar. De hecho me estraña que Disney no la haya publicado en su plataforma, ya que entre los números musicales, el bajo nivel artístico y actoral, pega con su filosofía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son novelas de Star Wars y esta en concreto va dirigida al público juvenil. Está bien para lo que es. No se le puede pedir peras al olmo.

      Eliminar