11 de mayo de 2021

La Liga de la Justicia de Zack Snyder: Epílogo - Padre por dos veces

Aunque estas líneas son las primeras que leeréis (salvo que vengáis aquí solo por los pies de imagen o seáis unos rebeldes de medio pelo), en realidad son las últimas líneas que escribo en relación con esta película. Y lo hago después de haberme pasado dos meses repasándola y de haber escrito más de 42.000 palabras sobre ella. Veréis indicios de frustración y desaliento a lo largo de esta entrada, quizá incluso el germen de un deseo de retroceder en el tiempo para atizarme a mí mismo en un ojo antes de que me embarque en esta desventura; pero quiero que sepáis que ahora mismo, en este preciso momento, lo único que siento es alivio.

Cumplí mi propósito y ahora mi guardia ha terminado.

Espero resucitar pronto.

¿Cuántos epílogos se necesitan para cerrar una película de cuatro horas? Zack Snyder respondería que cuatro. O tres y medio, según cómo hagáis las cuentas. A mí me parecen ocho, pero nunca se me dieron bien las matemáticas.

En el primer epílogo de la película, el que no sobra de forma evidente ni es un gancho mediocre para una secuela que probablemente jamás veremos, Cyborg regresa a casa y reconstruye con sus recién descubiertos poderes mágicos el magnetófono de cinta de alambre que él mismo destruyó en la tercera parte. Ya sabéis, aquel con el mensaje de su padre que no terminó de escuchar porque eso hubiera solucionado el conflicto entre ambos antes de que el guion lo requiriese.

Sea como fuere, el resto del mensaje que le dejó Silas, al que le gustaba hacer pausas muy largas cuando grababa, suena por encima de una sucesión de escenas que detallaré más abajo. No obstante, para que podáis apreciarlo en su integridad, lo he unido y recopilado a continuación, sin retoques ni ocurrencias:

"Ahora deja que te hable con el corazón, no como científico, sino como padre. [Risa] Tu padre por dos veces. Te he traído al mundo dos veces. No te imaginas lo orgulloso que estoy de la persona que eres. Siempre lo he estado. Tantos años contigo perdidos, tantos errores por enmendar. Todo se rompe, Victor. Todo cambia.

El mundo está herido, roto irreparablemente.

Pero el mundo no se arregla en el pasado, solo en el futuro. El no aún. El ahora.

El ahora eres tú.

Ahora. Ahora es tu momento, Victor, de resurgir.

Haz esto. Sé esto. El hombre que yo nunca fui. El héroe que tú eres. Ocupa tu lugar entre los valientes, los que fueron, los que son, los que... los que serán.

Es hora de que te levantes, luches, descubras, sanes, ames y venzas.

El momento ha llegado".

Menuda sarta de memeces, ¿no?

Lo hizo un mago.

No voy a analizar frase a frase semejante parrafada, porque no siento tanto desprecio por mi tiempo libre, pero, si descontamos la parte más convencional del mensaje (la del padre orgulloso de su hijo y arrepentido de no haberle prestado atención —recordad que no fue a verlo al partido—), el discurso está lastrado por la misma clase de grandilocuencia vacua que llevamos viendo en el universo extendido de DC firmado por Snyder desde El hombre de acero. Y además tampoco es que tenga mucho sentido.

Pero, por mencionar algunas partes que se me enquistan más que otras, ¿a qué viene eso de que el mundo no se arregla en el pasado, sino en el futuro, y que el futuro es el "no aún", el "ahora"? Aparte de ser una perogrullada, convendría recordar que una de las subtramas que llevan encasquetándonos desde Batman v. Superman tiene que ver precisamente con las advertencias que recibe Batman desde el futuro para cambiar el pasado y, de este modo, evitar que el mundo acabe convertido en el set de rodaje de Mad Max: Fury Road. Un poco de coherencia entre la historia y los temas que se tratan en ella estaría bien.

También me chirría que Silas llame héroe a su hijo. ¿Un héroe por qué?, ¿por quedarse todo el día metido en casa, solo y amargado, y, lo que es peor, vestido de chándal? A no ser que Silas ya hubiera visto la película antes de grabar el mensaje, debería haberse referido en todo caso al "héroe que puedes ser", no al "héroe que eres". Recordemos que la primera parte del mensaje, la que ya escuchamos, iba precisamente de la decisión que debía tomar Victor respecto de qué hacer con sus dones, de si los utilizaría para el bien y se convertiría en un héroe, o los utilizaría para el mal y se convertiría en la clase de persona que bombardea internet con críticas negativas de Godzilla vs. Kong para jorobar a HBO. El discurso completo no es coherente ni consigo mismo.

Pero, claro, como todo esto nos lo sirven a cucharaditas, con música inspiracional de fondo e ilustrado con escenas del resto de la Liga de la Justicia atendiendo sus asuntos, pues nos lo tragamos tan a gusto y nos parece que hasta está bien escrito. Menos mal que estoy yo aquí para arruinar cualquier momento potable de la película. ¿Qué sería de vosotros sin mí? Probablemente seríais un poco más felices, pero nadie quiere eso.

Me gustaba más la foto que venía con el marco.

Y ahora así, repasemos una a una las escenas que nos muestran durante el discurso.

En la primera de ellas, Arthur se reúne con Vulco y Mera en la playa del poblacho de pescadores de la primera parte, aquel núcleo duro de pobreza ubicado casualmente en un país con el séptimo PIB per capita más alto del mundo. Quizá si los isleños hubieran sabido que su dios de las profundidades oceánicas iba volver a pasarse tan pronto por aquí, las muchachas locales no hubiesen hecho el paripé de despedirse de él con cánticos a capela. Y supongo también que ninguna de ellas hubiese olisqueado su jersey sucio y ajado.

Arthur dice que tiene que ver a su padre. Para más señas, su padre es Jango Fett. Ved Aquaman, para saber cómo terminó esa historia y descubrir nuevas incoherencias en el deslavazado universo extendido de DC.

No pongas esa cara, Aquaman. James Wan te hará más justicia de la que te mereces.

A Ryan Choi lo ascienden a director de nanotecnología de los Laboratorios S.T.A.R., lo cual le importa un comino a cualquier espectador que no sepa que este personaje es Átomo en los cómics. Y a los demás también.

Si no es así, por favor no dudéis en explicarme lo mucho que os importa el personaje. Para que le preste la debida atención, dirigid por favor vuestros emails a correobasura@gmail.com.

¿Me estáis diciendo que este no es el chino de Parque Jurásico?

Bruce, Alfred y Diana hacen planes para convertir la vieja mansión Wayne en la base de operaciones de su supergrupo: el futuro Salón de la Justicia.

Espero que aprovechen el espacio para poner un billar, una barra de bar y, sobre todo, un enorme cuadro al óleo de la fotografía de David Hasselhoff desnudo con dos cachorros de shar pei. Eso le dará clase al lugar.

Estoy esperando a que una bañera caiga atravesando el techo y que por el agujero se vea a Tom Hanks partiéndose de risa.

Barry visita a su padre en la prisión de Central City para decirle que ha conseguido curro en un laboratorio forense.

El desenlace de esta subtrama me emociona ligeramente, pero me gustaría saber por qué en la visita anterior el guardia sacó al padre de Barry a rastras de la sala y, en cambio, ahora que se pone a pegar gritos de celebración ni le chistan. Debe de ser que solo contratan guardias cuyo comportamiento sea acorde con el tono de la escena.

"De momento, solo es un cameo en el Arrowverso, papá. Pero pronto tendré mi propia película. Ya verás".

Martha (o tal vez el Detective Marciano) regresa a su casa después de que Bruce haya comprado el banco que la había embargado. Me gustaría que Chris Terrio pudiera escribir para Batman algo que no sean chistes de ricos. Clark, Lois y Bruce están por allí, presumiblemente ayudando con la mudanza. Mientras las mujeres, que no tienen superfuerza ni tampoco hacen press de banca con media tonelada de peso, meten cosas en la casa, los hombres se quedan fuera, de cháchara.

Bruce da la enhorabuena a Clark porque va a ser padre. Supongo que le hará ilusión saber que el alienígena con poderes sobrehumanos que hace apenas unos días estuvo a punto de freírlo vivo tendrá descendencia.

"¿Sabías que el próximo Batman será Robert Pattinson?".
"¿El actor de Good Time, El faro y La infancia de un líder?"
"Justo en las películas en las que yo estaba pensando".

Cyborg, de incógnito con su chándal guarrindongo, visita la tumba de sus padres y, con una precisión cómica envidiable, ¡se despelota delante de la lápida!

¡JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA!

En serio, lloro de la risa. Esto es incluso mejor que lo de las salchichas flotantes.

Ningún director podría conseguir que bajarse los pantalones delante de una tumba sea otra cosa que una grosería.

En la azotea de la comisaría central de Gotham, Gordon enciende la Batseñal.

A las afueras de Gotham, Batman se gira para mirar la señal y, a medida que se retira la cámara, observamos que está en pie sobre un tanque gigantesco, idéntico al que dibujó Frank Miller en El regreso del Caballero Oscuro.

Este juguetito acorazado no le habría venido mal cuando atacaron la base de Steppenwolf, ¿verdad? Lástima que lo tuviera en el taller.

¿Os acordáis de cuando salió el tráiler y la gente pensó que esto sería algo más que un guiño a los cómics? Pobres ilusos.

En Grecia, en el Templo de las Amazonas, Diana mira hacia el mar con anhelo, jroña que jroña. En sus manos sostiene la flecha de Artemisa, cuya inscripción indica cómo llegar a Themyscira. Esto podríais haberlo deducido por vosotros mismos si hubierais visto la watch party celebrada el pasado 18 de marzo en la que participó el propio Zack Snyder y explicó exactamente eso.

Parece que hay que dároslo todo masticadito.

Ni la serie de Xena usaba cromas tan malos.

Flash corre sonriente por las calles de Central City, desplazándose a toda velocidad entre coches que circulan en dirección opuesta. Me parecería más seguro que corriera por el carril que al menos va en su mismo sentido, pero no creo que el fomento de la seguridad vial sea una de las principales preocupaciones de esta cinta.

¿Recordáis el incidente de los perritos calientes? ¿O por qué la madre de Cyborg acabó siendo un apunte en las tablas de estadísticas de la DGT?

"Este podría ser yo en una línea temporal alternativa en la que esta película no se hizo realidad".

Clark, de vuelta en Metrópolis (supongo que sin haber recibido ninguna pregunta capciosa acerca de su repentina resurrección, coincidente en el tiempo con la de Superman), mira hacia el cielo y percibe con sus supersentidos algún problema que sin duda podrá resolver haciendo un uso desproporcionado de la fuerza.

Sin prestar atención a toda la gente con la que se está cruzando, camina rápido hacia la cámara y se abre la camisa en nuestra jeta. Al parecer le ha gustado cómo le queda el negro, porque sigue llevando el traje de marras. Ni el gusto de ver esa imagen tan icónica nos dan.

Aguafiestas.

Hecho este somero repaso, solo puedo añadir que me parece un desastre estructural que, en este montaje de cierre, algunos de los personajes aparezcan en varias escenas, cada una transcurriendo en un lugar y momento distintos y que ni siquiera conexión argumental entre ellas. Fijaos en Bruce, por ejemplo. En una escena está planificando la construcción del Salón de la Justicia, en otra visitando a Clark en Kansas, y en otra, disfrazado de Batman, a las afueras de Gotham y ya de noche, posando para el tráiler tras haber capturado a un grupo de mutantes de una historieta distópica; todo en menos de tres minutos. ¿Qué hubiera sido lo próximo?, ¿Batman montado en pterodáctilo? Flojita la narrativa ahí, eh.

En cualquier caso, la película podría haber terminado ya, pero no lo hace. Aún nos quedan tres escenas más. Tierra, trágame.

En el Asilo Arkham, los guardias abren las celdas y ordenan a los reclusos que salgan, imagino que para asistir a su taller semanal de punto de cruz. Uno de los reclusos, rapado al cero, permanece en su celda, de espaldas a la puerta y muy quietecito.

"Deja de hacer el gilipollas, Luthor. No me obligues a entrar", dice uno de los guardias, que cobra el salario mínimo interprofesional y tiene hemorroides.

Sin embargo, cuando el guardia entra en la celda, descubre que su ocupante no es Lex Luthor, sino un chalado calvo al azar. ¡Luthor se ha fugado!

Apuesto a que la última vez que lo registraron, pasaron por alto la capa de falsa epidermis del antebrazo bajo la que ocultaba un equipo completo de fuga. Eso pasó en un cómic.

Cinco puntos para el primero que me diga el título de este tebeo.

Como era de esperar, el verdadero Luthor está muy lejos de Arkham, en un yate de lujo, protegido por un equipo de élite de supermodelos con cara de estreñimiento (o sea, supermodelos) y disfrutando de una copa de Goût de Diamants a la luz de la luna.

Si vuestro conocimiento sobre vinos es tan limitado como el mío (mi interés por los anuncios navideños de Freixenet es irregular), quizá os interese saber que Goût de Diamants es una marca inglesa que se dedica a la creación de champanes de lujo, algunos de ellos con precios que superan incluso el millón de dólares. Y hay personas que los pagan. Esta información os puede parecer innecesaria y gratuita, pero ¿y si os digo que la botella más cara de Goût de Diamants está adornada con un cristal en forma de diamante que recuerda al símbolo de Superman?

Os quedáis igual, ¿verdad? Pues claro, porque es una chorrada, como todo lo que ocurre en esta película.

"¿Quieres algo? ¿Coca-Cola Zero, Sprite, unos berberechos...?".

Deathstroke, mercenario y asesino a sueldo, sube al yate para reunirse con Luthor.

El actor que interpreta al infame villano tuerto es Joe Manganiello, cuya vida es el sueño húmedo de los hombres heterosexuales frikis del mundo entero: cachas de portada, aficionado a Dungeons & Dragons y esposo de Sofía Vergara. No hay forma de superar eso.

Según parece, Deathstroke está dispuesto a cargarse a Batman sin cobrar sus elevados honorarios, porque tiene un motivo personal e inespecífico para hacerlo. Me gusta que haya momentos de esta película que no se entiendan si no has leído los cómics. La hacen más inaccesible para el público general, y ¿no es eso es lo que buscan todos los grandes estudios?

Como comparten un mismo objetivo, Luthor revela al mercenario que el hombre murciélago se llama, dun-dun-dun, ¡Bruce Wayne!

¿Eso no lo sabía ya Luthor en Batman v. Superman?, o sea, ¿cuál es exactamente la sorpresa para el espectador?

No hace falta que contestéis a esa pregunta. Me da lo mismo. Terminemos ya con esto.

El señor Canitas Sexis, supongo.

En el futuro naranja de pesadilla en el que Darkseid ha conquistado el planeta, un variopinto grupo de superhéroes y villanos son el último bastión que resiste al invasor. El grupo está formado por:

  • Batman con gabardina.
  • Cyborg con poncho.
  • Mera con el tridente del difunto Aquaman, una garrafa de agua y el fusil del Mandaloriano.
  • Deathstroke con nuevo corte de pelo.
  • Flash con armadura y el mismo aspecto desaliñado que tenía en el sueño premonitorio de Bruce.
  • El Joker de Jared Leto.

Aunque parezca un poco raro, no hay ningún plano en el que se vea interactuar físicamente a unos personajes con otros ni en el que salgan todos juntos. Esto se debe a que los únicos actores que llegaron a estar al mismo tiempo en el set fueron Ben Affleck y Joe Manganiello. Los demás hicieron sus escenas por separado y, en el caso de Ezra Miller, se le grabó por videollamada, de ahí que su cara parezca superpuesta sobre un cuerpo que no es el suyo. Dinero bien invertido.

Por lo tanto, a falta de una imagen del coro de fantoches de la Tierra, os dejo a continuación un selfi que me hice nada más terminar la película:

La imagen ha sido retocada para evitar herir vuestra sensibilidad.

Aunque Cyborg advierte al grupo de que no deberían quedarse al descubierto, porque corren el riesgo de que cierto kryptoniano homicida los encuentre con más facilidad que a Wally en la edición especial confinamiento de Busca a Wally, Batman decide que este es el momento ideal para mantener una larga e innecesaria conversación con el Joker.

Voy a reservarme mi opinión personal sobre Jared Leto porque es demasiado ofensiva y tendría que preguntaros si tenéis más de dieciocho años antes de dejaros leerla, pero su Joker es un fantoche engominado con la profundidad de un charco hediondo. Cualquier otra interpretación del personaje llevada a la pantalla me gusta más: Jack Nicholson, Heath Ledger, Joaquin Phoenix, Cesar Romero, Mark Hammill, Miliki, Eso... Da igual qué payaso siniestro nombréis.

El Joker, entre risas insoportables, le recuerda a Batman las personas queridas a las que ha perdido y le hace dos preguntas: "¿Cuántos tienen que morir en tus brazos para que sea insensible a la muerte?" y "¿Cuántas veces puedes ver morir a alguien antes de morir por dentro?".

Yo tengo otra pregunta para vosotros: ¿Cuántas veces creéis que se puede decir muerte o morir en quince segundos antes de que tu diálogo se convierta en un trabalenguas? Yo ya tengo mi respuesta..

Bruce le dice que como se pase de la raya...

Eso: puntos suspensivos. Pero puntos suspensivos muy fuertes.

El Joker no se cree que vaya a matarlo, porque es su mejor amigo. "Además, ¿quién te la va a chupar?", añade.

¡Tirorirorí!

Estoy convencido de que si ahora mismo fuera al hospital a hacerme un chequeo, el diagnóstico sería que me estoy muriendo por dentro.

Para que la escena no nos parezca absolutamente innecesaria y gratuita, aparte de bochornosa y lamentable, el Joker comenta que Batman le necesita para deshacer el mundo que creó al dejar morir a Lois.

Esta exposición burda de una historia que nadie nos va a contar parece ser la gota que colma el vaso, porque Batman, muy cabreado, le contesta que cuando sujetaba a Harley Quinn, mientras esta se desangraba y moría, le suplicó que cuando matara al Joker ("y ten por seguro que te voy a matar, cabrón"), lo hiciera lentamente, y va a cumplir esa promesa.

El Joker se caga un poco de miedo, pero enseguida se recompone. Entonces dice: "Eres bueno. Casi me lo trago".

Debería estar prohibido hablar de chupar y de tragar en tan poco espacio de tiempo fuera de la intimidad del dormitorio.

"¿Te he contado ya el chiste de los dos lunáticos que intentan escapar del asilo?".

Por increíble que os pueda sonar, hay quienes califican ese diálogo de "brutal", "lo mejor", "droga de la buena", e incluso "hermoso".

Yo ya lo he escuchado dos veces, y os prometo que cuando repetí la escena una tercera vez para hacer las capturas de imagen, quité el sonido. El día que espiche, preferiría que mis seres queridos no tuvieran que escuchar que la causa de mi muerte fue la vergüenza ajena.

Por suerte, antes de que la escena termine de socavar mi moral, Superman da con el grupo y la escena concluye sin más. No obstante, cabe suponer que el kryptoniano los carboniza a todos con su visión calorífica.

Para garantizar vuestra caída en la depresión, esta es la última imagen que veréis de Superman en la película:

Y encima le ponen el traje rojiazul cuando va de malo. ¡Anda y que os den morcilla!

Bruce se despierta de golpe (y con cuatro años más de los que tenía al principio de la película). La escena anterior solo era una pesadilla, probablemente producida por una indigestión de garbanzos.

Lo que ocurre a continuación, sin embargo, no es ningún sueño. Si acaso, una fantasía.

Bruce sale de la cama y se encuentra al Detective Marciano en su terraza. No sé cómo reaccionaría yo si nada más levantarme por la mañana, todavía sin haber desayunado, viera a un tipo calvo y de color verde guisante flotando en mi terraza (para empezar, porque no tengo terraza, lo cual ya hace que esta hipótesis sea muy extraña); pero Bruce se lo toma con calma.

"¿Puedo ayudarle?", le pregunta. "¿Quiere café, un cruasán...?".

Eso último me lo he inventado.

El Detective Marciano le dice que se avecina una guerra y que tienen que encontrar la Ecuación de la Antivida antes que Darkseid. Por suerte, él estará ahí para ayudarlos, porque se ha dado cuenta de que tiene un cometido en este mundo. Es hora de que empiece a luchar por él en lugar de arrugar el ombligo como ha estado haciendo hasta ahora, mientras millones de personas morían sin necesidad.

También le dice a Bruce que la Liga de la Justicia no habría sido posible sin él y que sus padres estarían orgullosos.

¿Creéis que este podría ser un mensaje de Zack Snyder para sus fans? ¿En agradecimiento por su lucha?

No. Demasiado sutil.

"Y algunos me llaman el Detective Marciano", dice el susodicho antes de largarse.

Esa tiene que ser por fuerza mi línea de diálogo favorita de toda la película.

Y ahora sí: fin.

"¿Y usted quién es?"
"Lord Robert McFalfa. He venido a inspeccionar los tapices".

No voy a añadir nada más sobre este montaje, porque creo que ya he dicho todo lo que tenía que decir en el transcurso de este largo repaso y no quiero repetirme. Además, mi salud mental me exige pasar página y dedicar mi tiempo libre a proyectos menos frustrantes, como, por ejemplo, construir el coliseo romano de Lego usando palillos chinos para colocar las piezas.

No obstante, por si alguien ha llegado hasta aquí y no es capaz de tomarse las cosas con humor, dejaré un punto muy claro: es importante que uséis hilo dental al menos una vez al día.

Muchas gracias por haberme leído y, como siempre, gracias multiplicadas por mil a los que dejáis comentarios. Ha sido divertido compartir la desesperación.

Eso sí, cada cierto tiempo, recordadme por favor que no vuelva a hacer nada parecido.

← 6ª parte

31 comentarios

  1. Que bueno, ha terminado el viaje!
    Oye, lo de "pesadilla producida por una indigestión de garbanzos" es de MOrtadelo y Filemon total, era el titulo de un disfraz suyo, en los 2000 tenía una foto de esa viñeta porque me hizo mucha gracia, que bueno.
    Ni me había dado cuenta lo del tanque de Batman, a ver, vi esa peli, pero ya cuando estaba en el epilogo estaba en modo cerebro apagado, se ve...
    Podrían haber puesto un fondo azul con letra blanca Arial diciendo: "Batman en diferentes situaciones sacadas de los comics sin contexto", y habría sido lo mismo jeje
    En fin, la GRANDIOSIDAD ha terminado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto, lo de la indigestión de garbanzos viene de algún tebeo de Mortadelo (no me preguntes cuál). Llevo mencionándolos ya varias entradas en preparación para este momento. Bien visto.

      Eliminar
  2. De todas tus entradas esta me ha dado un poco de "cosa" que algo se haya roto en ti y cambie este blog para siempre, jeje
    De los epilogos me llamó la atención el aspecto de Bruce Wayne al final (como siempre, intenté justificarlo como que había adelgazado por el estres (?)), tanto como que dejara que un extraterrestre se le acercara volando, con lo paranoico que es (y mas despues d elo que paso en la "pilicula" en la que cabrearon a un malote galatico)
    Lo de Ciborg:
    reconstruyendo un magnetófno porque es TECNOLOJIA y el es el maestro de la TECNOLOJIA
    bajandose los pantalones en la tumba... ¡LO HABIA OLVIDADO! alguien puede editarlo para que salga un chorro de líquido amarillo entre sus piernas y sobre la tumba? (100% would buy)
    A ver, dejame que te explique, en plan Snyderfan, porque es rojo y azul superman cuando es malo al final y es negro cuando es bueno al final (?):
    SUVERSION de ESPECTATIBAS
    En fin, espero que tu proximo proyecto sea algo mas sencillo... descansa
    A mi ver fotos de Sofia Vergara me relaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, si necesitas recargarte con una buena, buena serie, te recomiendo mucho Hierro, de Movistar+, es una serie de suspense situada en esta isla canaria, acabo de terminar la temporada 2 y me encantó

      Eliminar
    2. Gracias por la recomendación. Yo acabo de terminar de ver la temporada más reciente de Disenchantment, que la tenía pendiente desde hace tiempo, y he empezado a ver The Bad Batch al tiempo que sigo con Rebels. Eso me mantendrá ocupado algunos meses.

      Affleck está diferente en la última escena por la diferencia de tiempo entre rodajes. Los años no pasan en balde.

      Eliminar
  3. ¿Crees que Zack Snyder y Paulo Coelho serán amigos? ¿Veremos algún día a Coelho escribir guiones para sus películas? El mundo no está preparado para esto.

    "Luthor y la falsa epidermis"? Ni idea, se nota que los únicos comics de superhéroes que he leído han sido algún SuperLopez?

    ¿El motivo personal de Deathstroke contra Batman tiene que ver con el parche? ¿No? ¿Con sus canas sexis tal vez...? No tengo más pistas.

    En el último pie de foto yo hubiera puesto "Hola, vendo estas bonitas chaquetas de cuero"

    Muchas felicidades por haber terminado tu épico repaso a la película, te mereces un monumento, o cualquier otra cosa más útil y práctica.

    PS: Hay dos "siquiera" seguidos, a ver si te estará afectando al cerebro lo de escribir sobre la película...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me ocurre una combinación más extraña ni más espantosa que el dúo Snyder-Coelho. Esa hipotética película sería el epítome de querer ser profundo y no contarte NADA.

      Luthor bromea con que Batman pudo tener que ver con que Deathstroke sea tuerto, pero en los cómics perdió el ojo porque le disparó su mujer. No tengo ni idea de cuál es aquí la historia, pero tampoco interés.

      ¡Errata corregida! Gracias por mencionarla. Ese problema ya lo tenía mi cerebro de serie, no te preocupes.

      Eliminar
  4. Hola, he descubierto tu blog hace poco y me he reído muchísimo con muchas de tus entradas, el comic es Superman contra Spiderman, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y cinco puntos para ti. Con uno más ya tendrás seis y podrás usar dos veces los puntos suspensivos amenazantes, ¡igual que Batman!

      Eliminar
  5. WB ha despedido a Henry Cavill, no volverá a ser Superman. Mira qué fácil arregló Bruce Wayne el problema del sueño nefasto: mando al paro a Superman y todo resuelto. Si es que estos supermillonarios siempre con sus soluciones elegantes y simples a problemas complejos y potencialmente mortales.

    Eso sí, ahora será un Superman Afroamericano, dirigido por un director afroamericano (los fans de Snyder van a empezar a pedirle el tratamiento inverso utilizado por Michael Jackson) Veremos qué se inventa Bruce esta vez para parar "el sueño"

    Sobre Leto... pues lo mismo con Superman: dicen que es el Joker, pero no es el Joker. Ni remotamente.

    Todos los actores ponen algo de sí mismos en sus personajes, pero a veces hay que dejar algo del personaje vivo. Leto asesinó al personaje, lo violó con una saña que ruborizó al Joker de Phoenix, y se lo comió entre la repugnancia del Joker de Nicholson y la lipotimia del Joker de Romero. Todo, mientras el Joker de Ledger le pedía contención y mesura con lágrimas en los ojos.

    Necesitas un descanso, nada de superhéroes "adultos" por un tiempo. A ver Pocoyó y todo lo más La Aldea del Arce.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Y nunca aparecieron los gemelos fantasticos, decepción!!

    Francamente creo que me quedo con los episodios de los superamigos que miraba de crio hace... 35 años atrás?

    La pasé muy bien leyendo las entradas, con mucho gusto me ofrezco a llevarte cigarros al loquero en donde te internen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de los episodios de Los Superamigos es que son igual de idiotas, pero duran poco y no se las dan de adultos ni de épicos, lo cual los convierte en el producto superior.

      Eliminar
  7. Ya lo siento que se te haya hecho tan cuesta arriba pero para nosotros, tus lectores, ha sido un viaje genial. Muchas gracias TDLB. Nunca defraudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Diría que no ha sido para tanto, pero reconozco que me ha costado. Nunca más.

      Eliminar
  8. Muchas gracias por esta recapitulación, aunque casi acaba contigo!! Nunca pensé que podrías encontrar algo aún peor que Marmalade Boy....

    La verdad es que este Superman de Snyder nunca me llegó a enganchar.. demasiado bajo y demasiado violento (como el nuevo James Bond)... y no creo que mejore con las nuevas ideas que tienen preparadas para él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marmalade Boy son veinte minutos al año. Comparado con esto, es el paraíso.

      Eliminar
  9. Sería graciosa una versión alternativa de estas entradas que añadiese "o tal vez el Detective Marciano" detrás de cada nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he hecho mucha gracia imaginarme esas entradas y al TDLB diciéndolo como Homer cuando se cuela en la serie de Moe vestido de angel y su coletilla de "con erótico resultado" 😏

      Eliminar
    2. Lo veo en mi cabeza nítidamente. Y sí, tiene mucha gracia.

      Eliminar
  10. Parece que no estaba tan errado al notar cierto desaliento tuyo hace dos entradas, lo cual es comprensible y se justifica.
    Tengo que agradecerte con humildad, me has ahorrado el pagar la suscripción a HBO Max y cuatro horas de mi vida que te aseguro serán bien utilizadas.
    Además, debido a tu detallismo, ya puedo mentir (je) señalando que he visto toda la película y me parece un bodrio total.
    Niños, todos podemos levantarnos, luchar, descubrir, sanar, amar y vencer, pero ninguno podrá ser un héroe como lo es El Tipo de la Brocha, quien hizo estos resúmenes por nosotros probablemente a costa de su sanidad mental.
    Gratitud eterna a su legado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algún momento me dio el bajón. Pudo ser hace dos entradas, sí. ¡Espero que las entradas no se hayan visto perjudicadas por eso! No mucho al menos.

      Y gracias por recordarme una cosa muy importante: tengo que darme de baja de HBO.

      Eliminar
  11. Te tienes el cielo ganao!

    ResponderEliminar
  12. Que puedo decirte.... Bueno, si, ¡¡¡enhorabuena!!! Ya terminó el sufrimiento con este monstruoso repaso al Snydercut. Ahora, ya si quieres, puedes dejar que te internen en el Asilo Arkham.

    Respecto a todo lo comentado, sigo alucinando con lo benévolo que he sido con Snyder porque menudo desbarajuste ha montado en estas cuatro horas. Supongo que vérsela a cachos y pasando por alto todos los desvaríos de este señor debió ayudar. Desde luego, eso si, no tengo ningún interés en volver a revisitarlo, mas tras leer tu reseña.

    Una cosa que si me ha quedado clara es que la concepción que tiene Snyder de los superheroes es puramente noventera, una etapa donde los supers vestían ropas oscuras, eran muy serios y unos psicópatas sin remedio. Vamos, porque eso es lo que se denota de esta peli y mas por la manera que despachan a Steppenwolf al final. Es una escena que de ser un comic, habría ilustrado encantado el mismísimo Rob Liefeld. Con muchas inexactitudes anatómicas, como no.

    La escena del futuro postapocaliptico es interesante, pero mas por lo que promete que por lo que muestra. Toda la parte del Joker es irrisoria, lleva un punto en el que parece que Jared Leto parezca intentar convencernos de que su interpretación es buena y, de verdad, a mi pareció insufrible. Y total, al final, no sirve de nada porque no vamos a ver nada de ese mundo.

    En fin, que no voy a prolongar mas esto. Un fantastico repaso a tan pobre montaje y espero que te pegues un buen descanso porque menuda paliza. No se la deseo a nadie.

    Nos leeremos muy pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es que si ves la película pausadamente y sin prestarle mucha atención, no está tan mal. Pero como la pongas bajo la lupa... se rompe.

      Eliminar
  13. ¡Loor y gloria al gran Tipo de la Brocha por haber concluido su combate contra el mal en su forma más pura! Al lado de esto, "El corazón de las tinieblas" es un picnic en el campo. Ahora a descansar, que haber superado tantas tiradas de cordura seguidas es como para no tentar a la suerte en unos meses.

    Qué sensación más amarga se me ha quedado al final con toda esta historia del esnaidercat. No por los resultados artísticos, porque estaba claro que la película no era para mí (de Snyder me gusta la de zombies y para de contar). Por un lado, los resultados económicos parece ser que no han sido muy boyantes, lo cual es normal, coño, que a Snyder no le botaron de DC por problemas personales o artísticos: si "Batman v Superman" hubiera sido un taquillazo del copón tendríamos super solemnidad impostada en slow-motion durante décadas, pero el público vio lo que se le ofrecía y contestó con un rotundo "meh".

    Pero es que a eso le sumamos la reacción de los fans, que en vez de agradecer haber podido ver al menos la película tal y como la planeó el AUTOR (cuadrada y gris, hay gente para todo), creyeron que HBO Max iba a ser su genio de los deseos particular y a satisfacer todos sus caprichos, y al ver que naranjas, promueven un movimiento para causar perjuicio económico a su supuesto benefactor. Resultado: todo mal.

    Así que la enseñanza que les queda a las productoras es "al fan, ni puto caso", cosa que en el fondo comparto. Los autores no deben escucharnos a los fans. Las veces que se ha hecho ("The Rise of Skywalker" bien, ¿eh?) al final no se ha satisfecho a los aspirantes a co-guionistas ni a los que solo querían ver la historia tal como fue concebida. Si los autores amoldaran sus argumentos a lo que piden los fans nunca hubiéramos tenido una Boda roja, y "Juego de Tronos" hubiera sido una serie muchísimo más convencional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo al 99%* lo que dices. Estos fenómenos dan bastante pena y las pataletas de los fans hay que ignorarlas.

      *El 1% restante es lo que pasó con la película de Sonic, pero es que en ese caso se tendrían que haber dado cuenta del problema ellos solos. Aun así, la gente necesita crecer.

      Eliminar
  14. He reconocido esa imagen del cómic de Luthor con la falsa epidermis. Del crossover de superman y Spiderman.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por este destripe de la historia. La verdad es que no me había planteado ver la "versión extendida", y ahora menos, pero confieso que me he divertido leyendo tu análisis sobre la misma.

    La primera vez que vi la película lo que más me llamó la atención fue la tremenda diferencia de nivel entre Superman y el resto de... ummm... del Universo. Que bueno, si le pegara una paliza al resto de la Liga de la Justicia bueno pueeees, vale, pues tendría un pase. Pero es que al malo se lo ventila también sin sudar. Literalmente. Es que no le vi el más mínimo esfuerzo. Que mola para fliparse con Superman pero entonces, ¿por qué llamaron a la película "La liga de la justicia" y no "Superman III" o algo así?

    Evidentemente, esto no se podía resolver en una versión extendida, a menos que tuvieran metraje en el que Steppenwolf al menos le arrea a Superman alguna vez. Pero no. Así que me parece que me la voy a ahorrar.

    Que conste que bueno, la original me pareció entretenida, al menos. A veces igual no hay que pedirle mucho más a una película.

    ResponderEliminar
  16. Bazofia es poco. Creo que la parodia porno de La Liga de la Justicia es más acorde con la realidad, y tiene mejores efectos visuales (según lo que me contaron, yo jamás la vi... ejem).

    ResponderEliminar