23 de mayo de 2019

Juego de Tronos: El Trono de Hierro


Si usáis Twitter y en vuestro TL suele hablarse de Juego de Tronos, imagino que coincidiréis conmigo en que la semana previa a la emisión del último capítulo fue una lata. Tras el aluvión de quejas contra el tercer episodio, el quinto se llevó la palma cuando un tal Dylan D. inició una petición en Change.org para rehacer la temporada 8 con guionistas más competentes. Más competentes, al parecer, que los responsables de adaptar a la televisión unas serie de libros tan compleja y empachosa que era difícil imaginar que el proyecto tuviera éxito. Más competentes, al parecer, que los escritores de episodios como Y ahora su guardia ha terminado, Las lluvias de CastamereLa Montaña y la Víbora, Casa Austera, La batalla de los bastardos y Vientos de invierno. Más competentes que el propio Dylan, que reconoce que no es escritor y no sabría cómo solucionar lo que tanto le molesta.

El problema no ha sido la falta de competencia de los guionistas. Partiendo de que una serie tan popular como esta nunca iba a contentar a todo el mundo, es obvio que Benioff y Weiss han cometido errores, algunos de ellos menores y otros de traca (no todas las series pueden ser perfectas como El coche fantástico). Pero aquí el auténtico enemigo han sido las prisas. Han querido dar carpetazo demasiado pronto a la serie, con un apresuramiento impropio de ella, y eso la ha perjudicado.

Por culpa de esas prisas, los episodios a veces nos han llevado de A a D sin pasar por B y C, pretendiendo que seamos nosotros quienes rellenemos los huecos sin darnos las herramientas adecuadas para hacerlo. Es como si en uno de esos pasatiempos en los que hay que unir los puntos para formar un dibujo, faltasen la mitad de los puntos; podrías completar el dibujo igualmente y este incluso se parecería a lo que pretendía ser, pero sería una versión imperfecta de lo que debería haber sido.

Curiosamente, y a diferencia de aquellos detractores que arremeten contra la serie porque no ha colmado sus expectativas, el propio promotor de la campaña de Change.org reconoce que lo que le fastidia no es lo que ha pasado en esta temporada, sino el cómo ha pasado. Y en ese aspecto estoy de acuerdo con él: la ejecución podría haber sido mucho mejor. La serie ha llegado a la línea de meta, pero lo ha hecho después de dar numerosos traspiés por el camino y con una pronunciada cojera.

Si el listón no hubiera estado tan alto, quizá más gente habría pasado por alto las deficiencias; pero la última vez que vi ese listón, estaba ya en la exosfera, camino del espacio exterior. Juego de Tronos se ha convertido en víctima de su propia excelencia.

Dicho esto, hacer causa de una pataleta me parece de una idiotez superlativa. Y que Dylan o cualquier otra persona piense que HBO le debe algo porque él ha seguido la serie "religiosamente desde la temporada 2" raya el delirio. Esa clase de mentalidad es la que da vida al lado más feo y tóxico del fandom.

En cualquier caso, no voy a darle más vueltas a este tema. Esta introducción ya es demasiado larga tal cual es.


En Desembarco del Rey


Retomamos la historia poco después de donde la dejamos en el episodio anterior. Algunos edificios arden aún, pero no parece que vaya a explotar nada más ni hay gente desesperada huyendo del fuego y la destrucción. Y no la hay porque la gente está muerta. O muy ocupada. Muy ocupada quedándose muerta.

Tyrion Lannister camina entre las ruinas incendiadas de Desembarco del Rey seguido de cerca por Jon Nieve, Davos Seaworth y algunos soldados norteños que presumiblemente no participaron con tantas ganas en las tareas de asesinato, pillaje y saqueo típicas de las conquistas del medievo.

Una ligera brisa arrastra las cenizas por el aire y las deposita suavemente en el suelo, de modo que parece que esté nevando. Viéndolo desde una perspectiva artística, es una estampa preciosa. O lo sería si no fuera por todos esos cadáveres mutilados y calcinados que hay tirados por las calles o que asoman entre los escombros. Dudo que alguien saque la lengua para atrapar esos copos de "nieve" como si fuera un cuento navideño; toda esa ceniza podrían ser restos humanos.

Según el software de reconocimiento de emociones más puntero que he podido adquirir con las vueltas de una bolsa de patatas fritas, Tyrion está horrorizado y desolado, pero también rabioso. Tanto muerto, tanta destrucción, tanto esfuerzo invertido en construir decorados para luego destruirlos de esta manera... Si Daenerys pretende hacer de Desembarco la capital de su reino, el servicio de recogida de residuos tendrá que hacer horas extra en las próximas semanas, y si ya no existe, tendrán que subcontratarlo.

Su aflicción se pronuncia cuando el grupo llega hasta los cuerpos soflamados de la madre y la niña genéricas del episodio anterior, a las que Arya intentó salvar sin éxito. Imagino que querían que las viéramos de nuevo por si nos habíamos olvidado de que aquí no solo han palmado soldados "malos", sino gente buena e inocente cuyo mayor pecado fue colarse en la cola del supermercado. O tal vez querían amortizar el atrezo de cadáveres carbonizados. Ya no se hacen series de bomberos a las que puedan vendérselos.

A lo mejor solo necesitan un poco atención médica.

Tyrion dice a Jon que ya se verán luego para tomar un café (quizá no sea tan específico) y camina solo hasta las ruinas de la Fortaleza Roja.

Bajo el castillo, y fuera de cámara para evitar que Peter Dinklage o su doble se hernien, el Gnomo trepa por un tapón de escombros y se cuela en el pasadizo por el que Jaime intentó escapar con Cersei. Una esperanza ciega debe de motivar el riesgo que está asumiendo, porque tiene pinta de que el techo podría desplomarse en cualquier momento si a alguien se le escapa un pedo. Me da que lo construyeron Pepe Gotera y Otilio.

Cerca de la cámara donde están los cráneos de dragón, Tyrion ve la mano dorada de su hermano, que asoma entre los cascotes. Al parecer, el desprendimiento en cadena que sepultó a Cersei y Jaime fue bastante selectivo, y si la parejita se hubiera movido un par de metros a su derecha, se habría salvado de morir sepultada. C'est la vie.

Llorando a moco tendido, Tyrion retira los ladrillos suficientes para ver los cuerpos de Cersei y Jaime, consiguiendo así que los chalados de las teorías de supervivencia imposible cierren el pico. No, Stannis tampoco está vivo ni va a aparecer ahora para reclamar el trono.

La interpretación de Dinklage desde el principio del episodio hasta este instante es para que lo cubran de Emmys. Con su 1,32 de estatura tampoco harán falta muchos.

De camino a ver a Daenerys, el grupo de Jon se cruza con unos Inmaculados a punto de ejecutar a cinco soldados Lannister que tenían mejor aspecto a primera hora de la mañana. Gusano Gris dirige la ejecución y los sentencia en nombre de la reina. Es terrible que vayan a hacer algo así. Si los ejecutan de cinco en cinco van a tardar una barbaridad. Necesitan métodos más eficientes. Cámaras de gas de dragón, por ejemplo.

Jon y Davos intentan disuadir a Gusano Gris de matar a unos soldados derrotados, porque la "batalla" ya ha acabado y, según el Convenio de Ginebra, ejecutar prisioneros de guerra es de mal gusto.

Gusano Gris dice que a él qué le cuentan, que son órdenes de la reina: todos los que eligieron servir a Cersei deben morir, y ya no les quedan vidas extra ni continuaciones.

Jon detiene el brazo de Gusano Gris antes de que le ajuste la corbata al primer soldado de la fila.

Los Inmaculados amenazan a Jon con sus lanzas y los norteños desenvainan sus espadas. Davos maldice su suerte y trata de imponer un poco de calma y cordura. "¡Sicansíos!", grita. "¡Sicansíos!". No es cuestión de caldear los ánimos por unos soldados aleatorios que luego seguramente aparecerán como figurantes en otra escena.

Finalmente, Jon cede, y la tensión se disuelve sin que haya víctimas. Bueno, menos los soldados Lannister. A estos les cortan el cuello.

Pelea de gallitos.

El ejército se ha reunido en el patio exterior de la Fortaleza Roja, de la que ahora cuelgan estandartes Targaryen, para escuchar las palabras de la reina.

Si os sorprendió la multiplicación de los panes y los peces en la Biblia, la multiplicación de los Inmaculados y de los dothrakis en este episodio os dejará alucinados. Ya sabíamos que los dothrakis reaparecían después de muertos gracias a las mecánicas propias de los videojuegos, pero los que rompen los esquemas en este mitín son los Inmaculados, que de repente son cien veces más de los que fueron nunca. Que estén castrados es lo de menos, porque deben de reproducirse por escisión, como los anélidos; cada vez que veíamos morir a alguno de ellos en combate porque lo partían por la mitad, lo que en realidad estábamos presenciando era el nacimiento de un nuevo Inmaculado.

Los dothrakis irrumpen en una salvaje ovación cuando su khaleesi llega volando a lomos de Drogon y aterriza en el interior de la Fortaleza Roja, en gran parte descapotada tras las recientes reformas.

Jon, que empieza a sentirse como los judíos alemanes que apoyaron a Hitler, sube las escaleras que llevan a la entrada de la fortaleza y ve a Dany caminar al frente. Justo entonces Drogon despliega las alas tras ella para alzar el vuelo, de tal forma que, durante un breve instante, parece que sea ella quien tenga alas de dragón. Es tan sutil como cuatro pianos de cola cayéndote en la cabeza, pero si una serie de fantasía no se puede permitir esta clase de momentos espectaculares, apaga y vámonos.

¿Devilman?

Jon y Gusano Gris ocupan un modesto segundo plano mientras Dany suelta su discurso de victoria desde lo alto de las escaleras.

La chapa va más o menos así:

"¡Sangre de mi sangre!", grita en dothraki. Los dothrakis se dan por aludidos. "Cumplisteis las promesas que me hicisteis: escabechasteis a mucha gente mejor vestida que vosotros y soplasteis y soplasteis hasta que sus casas derribasteis". Los dothrakis celebran estas palabras dando berridos. Jon lee los subtítulos con atención. La reina se vuelve hacia Gusano Gris. "Torgo Nudho", le dice en alto valyrio. "Has caminado conmigo desde la temporada 3 y eres un tío guay. Te nombro comandante de todas mis fuerzas. Quizá debería haberlo hecho antes de esta batalla, pero no me he acordado hasta ahora de que no tenía ningún comandante desde que Jorah murió en Invernalia. Son despistes que tengo, como cuando me olvidé de la flota de Euron y mataron a Rhaegal; pero eso no significa que sufra demencia. En fin, serás el Maestre de la Guerra". Gusano Gris asiente con la cabeza, orgulloso. "¡Inmaculados!", grita Dany. Miles de lanzas golpean el suelo al unísono; algunos aplastan el pie a sus compañeros. "Lo pasasteis mal cuando os separaron de vuestras madres para convertiros en guerreros autómatas sin pito, pero ahora sois libertadores. Y que quede claro que no estoy usando comillas en la palabra libertadores. Hablo en serio. Habéis liberado al pueblo de Desembarco del Rey de las garras de una tirana". Tyrion llega en ese momento con cara de estar hasta los cataplines. La reina continúa su discurso: "Pero la guerra no ha acabado. No bajaremos las lanzas hasta liberar a todos los pueblos del mundo. Liberaremos de aquí para allá y de allá para acá hasta romper la rueda".

Dany utiliza mucho la palabra liberación, pero no creo que sepa lo que significa.

El público enloquece. Tras las filas de dothrakis, Arya pulula poniendo cara de haberse comido un cacahuete pocho.

Die Fahne Hoch!

Como sabréis si leísteis la entrada anterior, no me costó demasiado entender lo que hizo Dany en el quinto episodio. Sea o no la reina dragón víctima de la chaladura Targaryen, nadie puede negar que tiene un temperamento de mil demonios, y cuando se le subieron los humos a las narices durante el ataque a Desembarco, dio rienda suelta a todo el cabreo y frustración acumulados. La propia Emilia Clarke así lo explicaba en el making-of, utilizando una tarta como alegoría porque ella es así de dulce.

Sin embargo, después de escuchar este discurso hitleriano, ya no tengo tan claro lo que pasa por esa cabecita suya. Si Dany diera alguna muestra de arrepentimiento por lo que ha sucedido y no confundiera de forma recurrente "liberar al pueblo" con "aniquilar a todo bicho viviente sobre la faz de la tierra, mujeres y niños incluidos", y esto último mientras la ciudad aún humea delante de sus narices, podría encontrarle alguna lógica a sus acciones. Pero, tal y como están las cosas, voy a tener que pensar que su decisión fue premeditada, no la fatal consecuencia de un arrebato colérico. Luego profundizan en esta idea, pero me cuesta comprarla. A lo mejor simplemente le aprieta mucho la peluca.

Cuando Tyrion se acerca a su reina, esta lo acusa de traición por liberar a su hermano.

Él lo reconoce y, puestos a lanzar acusaciones, le contesta que ella ha masacrado una ciudad.

"Misicristiis ini ciidid", contesta ella.

Harto de todo, defraudado y cansado, el Gnomo se quita el imán de nevera que lleva prendido en la solapa y lo tira escaleras abajo. Yo se lo habría arrojado a la cara. Luego saca un muelle loco y también lo deja caer escaleras abajo, pero este no llega hasta el final.

Dany ordena que se lleven a Tyrion a la cárcel sin pasar por la casilla de salida.

-Tú eras mi reina, Daenerys. Yo te quería.
-¡Ja! Ni en un fanfic habría pasado.

Después del arresto y de que Dany se retire a palacio a tomar té con pastas, Arya se teletransporta hasta Jon y le dice que Daenerys es una asesina.

Qué lince la tía. Creo que Jon jamás podría haberlo deducido por sí mismo. El olor a carne quemada y los restos de personas carbonizadas que lleva pegados a la suela de los zapatos lo mosqueaban, pero no acababa de pillarlo.

Vale, seré justo con Arya: también advierte a su hermano que Daenerys no tardará en considerarlo una amenaza porque "sabe quién eres".

Eso tiene fácil arreglo. Solo necesita un pasaporte falso y que Arya le preste una de sus máscaras escalofriantes para que pueda escapar de incógnito de la ciudad. Y si Arya se ha dejado el maletín de las máscaras en Invernalia, seguro que Jon puede comprar unas gafas con nariz y bigote postizos en cualquier bazar para que le hagan el apaño.

"¿Jon Nieve? No, yo soy Juan, el jardinero".

-Si necesitas que la mate, tú llámame. La familia tiene descuento.

Jon visita a Tyrion en su celda improvisada.

"¿Has traído vino?", pregunta el Gnomo, que tiene claras sus prioridades.

Jon no trae vino. El hombre es un desaborido y lo único que siempre lleva encima es una cara de mustio que no puede con ella.

Tyrion le dice que, después de haber visto lo que ha hecho Dany con la decoración de la ciudad y de haber escuchado su discurso de tufo fascista, no se arrepiente de haberla mandado a freír espárragos.

Jon le responde que no intentará justificar lo que ha pasado, pero ahora que la guerra ha terminado, lo hecho hecho está. Su capacidad de autoengaño es infinita.

Tyrion le pregunta si cree que Daenerys tiene pinta de ir a ponerse la bata y las pantuflas y quedarse tranquilamente en casa viendo la tele o si, más bien, le parece que va a seguir masacrando gente hasta saciar su insaciable afán expansionista. El lema de la Casa Targaryen es "Fuego y sangre", le recuerda, no "Florecillas y saltamontillos".

Jon no tarda ni un segundo en desdecirse e intentar justificar lo que hizo Dany, listando los recientes traumas que ha padecido: vio a su dragón derribado por fuego antiaéreo, perdió a su única amiga negra (por lo que ya no puede hacer chistes de negros sin que la tachen de racista), la pillaron con un vaso de Starbucks en la mesa...

Prueba 1.

Prueba 2.

Prueba 3.

Sin embargo, Jon sabe que él, en idénticas circunstancias, no habría achicharrado a todo quisque. Y eso lo honra. A mí me montas en un dragón y no necesito estar ni siquiera ligeramente irritado para volar por ahí prendiéndolo todo. Lo haría por las risas.

Tyrion intenta explicarle (¿explicarnos?) que el problema ha estado ahí desde el principio. A Dany le han bailado el agua toda su vida, dándole palmaditas en la espalda cada vez que crucificaba o hacía fritura con los "malos", y el poder se le ha acabado subiendo a la cabeza. Por eso no es raro que ahora se crea la defensora de la verdad, la justicia y el modo de vida americano.

A veces pienso que Benioff y Weiss son unos vagos redomados, pero nunca me parecieron tontos, y debieron de olerse las quejas que habría con el "giro" de Daenerys en esta temporada, porque el propósito del discurso de Tyrion no parece ser otro que explicarnos la caída de la reina dragón en el Lado Oscuro. Honestamente, no creo que con esto palíen lo apresurado de la trama (hubieran hecho falta al menos dos o tres episodios para deslizarse con cierta fluidez hasta este punto); pero, dentro de lo burdo que es, ayuda.

Superado por los acontecimientos, Jon se sienta en un taburete. Este es el registro con el que Kit Harrington manifiesta su conflicto interno cuando no sabe qué cara poner. Ya se lo decía su profesor de interpretación del Worcester Sixth Form College: "Kit, seré claro: eres guapete, pero tienes el rango interpretativo de una lechuga, así que cuando tengas que expresar emociones fuertes o un conflicto interno, coges una silla o un taburete y te sientas con la cabeza gacha". Y en esto Kit lo clava. El culo, quiero decir. En el taburete.

"El amor es más poderoso que la razón", dice Tyrion. Y pone de ejemplo a su hermano, que dejó atrás una posible vida feliz al lado de Brienne para acabar muriendo con Cersei bajo un montón de cascotes.

"El amor es la muerte del deber", replica Jon, citando al maestre Aemon.

"Todo poder es deber", dice Victor Hugo.

"Y sin amor todo es nada", dice Santa Teresa de Jesús.

"Hay veces que el deber es la muerte del amor", concluye Tyrion.

Por último, el Gnomo recuerda a Jon que él siempre ha protegido a los demás y le pregunta cuál es ahora la mayor amenaza a la que se enfrenta la gente.

¿La mala calidad del aire y el cambio climático tal vez? ¿Las guerras arancelarias?

También le dice que ni siquiera él estará a salvo mientras sea el legítimo heredero.

Jon se disculpa por no poder hacer nada por él, pero su reina es su reina y es la que manda. Sin embargo, antes de que se marche, Tyrion le recuerda que sus hermanas, tanto la borde como la que no sabe controlar su agresividad, tampoco estarán a salvo.

A Jon le cambia el gesto. O eso creo. Puede que fueran gases.

-¿Estás actuando ya, Kit?
-Sí, ¿no ves que estoy sentado?

Jon es un mar de dudas, pero al menos sabe que tiene que hablar con Dany.

De camino al salón del trono, no hay nadie a la vista, ni Inmaculados ni dothrakis; solo Drogon, que está echando una siestecita debajo de un montón de ceniza (me parece poco higiénico, pero no pretendo entender los hábitos de los dragones).

La sensación que transmite el lugar a medida que Jon avanza es de mal rollo. Parece que se estuviera adentrando en la guarida del final boss. Si esto fuera una partida de Dragones y Mazmorras, incluso me esperaría que dentro del castillo se enfrentara a un liche. O al menos a una horda de necrófagos hambrientos. Desde luego no a algo tan ridículo como kobolds.

Drogon se despierta y deja pasar a Jon sin hacerle preguntas inoportunas ni cotillear media hora sobre los vecinos. Qué buen portero.

Se comió al último cartero comercial.

Daenerys entra en la sala del trono. Todo está más o menos como en el teaser trailer que proyectaron en la Casa de los Eternos en la temporada 2: ruinoso y cubierto de ceniza.

Ella se acerca al Trono de Hierro y lo contempla con una sonrisa.

La meta que se había marcado al comienzo de la serie, lo que siempre había deseado, por fin está ante ella, al alcance de su mano. Literalmente. Y toca uno de los pomos que sobresale del reposabrazos. Ugh. Antes de manosear nada, yo avisaría a los criados y pediría que pasasen un plumero para quitar la ceniza y la cochambre. Los ácaros van a hacer su agosto.

-Habrá que ponerle un cojincito.

Jon llega en ese momento, y ella, con una sonrisa deslumbrante, empieza a relatarle una historia entrañable sobre cuando era una niña que no sabía contar hasta veinte. Él la corta en seco:

"He visto ejecutar a prisioneros Lannister en la calle". Y acto seguido le habla de "niños pequeños quemados", porque nadie supera a Jon rebajando tensiones y relajando el ambiente.

Dany no parece arrepentida, pero trata de excusarse diciendo que intentó firmar la paz con Cersei y esta usó inocentes como "arma contra mí". Esto sería correcto si no fuera porque Cersei utilizó a los inocentes como "escudo", no como "arma". O por lo menos yo no vi catapultas cargadas con mujeres y críos dispuestas a disparar contra el ejército invasor.

Jon también le pregunta por Tyrion, y para eso la reina también tiene excusa.

"Conspiró a mis espaldas con mis enemigos", dice Dany.

A ver, conspirar de frente ni siquiera sería conspirar; sería un suicidio. Y lo de que conspiró, pues tampoco mucho, porque más bien lo que hizo Tyrion fue traicionar a su mejor amigo cuando tuvo certeza de que conspiraba contra ella. O sea, lo contrario de conspirar. Empiezo a percibir cierta tergiversación de los hechos.

Al menos Dany dice que ejecutar a Tyrion le partirá el corazón, y su pena parece genuina. Jon le ruega que lo perdone, que perdone a todos y les dé una oportunidad; y ella le contesta que naranjas de la China.

Dany está convencida de que este mundo no está preparado para la clemencia y la piedad, pero que el mundo nuevo que ella construirá con Jon será Bueno™. Y, ¿quién sabe lo que es Bueno™ mejor que ella? Y quizá Jon. Los demás, por si no había quedado claro, "no tienen elección".

A Jon ya no le queda otra que reconocer que Daenerys de la Tormenta, La Que No Arde, Rompedora de Cadenas, Madre de Dragones, khaleesi de los dothrakis, señora de los Siete Reinos, etc., no es buena gente. Es guapa, viste con elegancia y, cuando no está quemando a nadie ni hablando de liberar a todos los pueblos de Poniente para traerles la bondad definitiva en forma de lluvia de fuego, hasta parece maja; pero está más pa' allá que pa' acá.

Pese a todo, Jon besa a Dany con amor verdadero, sin que su mojigatería norteña se interponga en el camino de un buen morreo.

What is love?
Baby, don't hurt me.
Don't hurt me, no more

Y entonces, cuando sus labios se separan, le dice:

"Os advertí que no os fiarais de mí".

Y la apuñala.

Naaah, es broma.

"Los Lannister os mandan recuerdos", le dice.

Y la apuñala.

Naaah, es broma.

"Eres mi reina, ahora y siempre", le dice antes de besarla.

Y luego la apuñala.

Esto último no es broma. Jon le da una puñalada en el corazón y Dany muere en sus brazos con cara de incredulidad e hilillos de sangre cayéndole de la nariz y la boca; nada muy engorroso, no vaya a ser que le afee la cara y estropeemos este trágico final propio de una fantasía más blanda y limpia que la clase de fantasía a la que la serie nos tiene acostumbrados.

Para romper la magia del momento, Jon se basta y se sobra.

-Abrázame fuerte, Red. Está oscureciendo...

Antes de continuar con la historia, quiero compartir con vosotros unas palabras de una auténtica fan. Tenemos con nosotros a Annie Wilkes, de Colorado:

"Tú... Tú, cerdo asqueroso, ¿cómo te has atrevido? ¡No puede morir! ¡Daenerys Targaryen no puede morir!".

Gracias, Annie.

Jon, te devolvemos la conexión.

-¿POR QUÉ OS GUSTA LA SERIE? ¡NO PUEDE GUSTAROS!

Christopher Haterby Harrington invoca el poder de sus nobles ancestros (incluido el rey Carlos II de Inglaterra) y consigue actuar por encima de su talento interpretativo una vez más, primero mostrándose horrorizado por lo que ha hecho y luego triste y lacrimoso.

Pero la murria se le pasa del susto cuando Drogon aterriza en la sala del trono.

Jon deja el cuerpo de Dany en el suelo y se aparta con discreción. Pasito atrás, pasito atrás.

El gigantesco dragón olisquea el cuerpo de su mami y la achucha con el morrito (cubierto de escamas y repleto de dientes puntiagudos que hieden a cabra muerta). Pero la reina dragón no reacciona. Porque está muerta. Tan muerta como aquel ewok de El retorno del Jedi que siempre me hace llorar. Tan muerta como Mufasa en El rey león.

Aunque ver palmar a Daenerys me afecta solo un poco más que encontrar un sobrecito de kétchup caducado en la nevera, este momento con Drogon consiguió que se me saltase una lagrimilla. Es fácil simpatizar con un saurio devorador de carne que acaba de incinerar a medio millón de personas.

¿Cuánto tiempo debería pasar antes de que se la coma para que no esté mal visto?

Durante unos segundos que no engañan a nadie, da la impresión de que Drogon va a abrasar a Jon, pero el enorme lagarto solo está tomándole el pelo, porque luego gira la cabeza y rocía con sus llamaradas devastadoras el Trono de Hierro.

El estallido de llamas funde las espadas con las que está forjado el trono hasta convertirlas en una masa derretida incandescente y saca a relucir los problemas de calidad de imagen del servicio de HBO, mostrándonos unos píxeles verdaderamente épicos.

A pesar de todo, es alucinante.

¡No! ¿Dónde se harán ahora las fotos los fans de la serie?

Drogon recoge el cuerpo de su madre y se aleja volando con él en dirección este, hacia el país de Nunca Jamás.

Aunque mis teorías iniciales parecen delirantes ahora, después de ver el episodio anterior ya tenía bastante claro que Jon despacharía a Dany. Que lo hiciera Arya, aunque posible, me parecía a la vez egoísta (ya mató al Rey de la Noche, hay que dejar algo para los demás) y demasiado evidente, y, entre la lógica y la sorpresa, todos sabemos que Benioff y Weiss suelen escoger la opción que más cabree al público.

Sin embargo, dando eso por sentado, había dos problemas que no se me ocurría cómo resolver de forma coherente. El primero era qué narices pasaría con Drogon. Daba por hecho que si el dragón pillaba a Jon con las manos en la masa, intentaría arrancarle la cabeza de una dentellada o darle una pasada de soplete. Además, aunque eso no sucediese, antes o después Jon y sus aliados acabarían teniendo que lidiar con un dragón cabreado. ¿Encontrarían un prototipo de escorpión mejorado, con mira telescópica y virotes teledirigidos? ¿Tomaría Bran el control del dragón? ¿Llamarían al servicio de recogida de animales abandonados?

Incluso ahora, habiendo visto la escena dos veces, una de ellas completamente despierto, no acabo de entender por qué Jon se va de rositas.Aunque Drogon llega cuando Jon está lloriqueando con Daenerys en sus brazos y no ve cómo la mata, incluso el dragón parece tener bastante claro que ese puñal no ha llegado ahí él solo. Además, la propia reacción de Jon cuando el enorme saurio se planta en el salón lo traiciona; su cara es la misma que tenían los protagonistas de Parque Jurásico el instante antes de echar a correr para que no se los merendase el tiranosaurio.

Lo único que se me ocurre es que Drogon, con su pequeño cerebro de lagartija sobredimensionada, no es capaz de entender por qué Jon, un Targaryen, mataría a Daenerys, otra Targaryen, si hace apenas unas semanas los dos estaban haciéndose carantoñas junto a una cascada.

Esto, sin embargo, no explica por qué el dragón es lo suficientemente perspicaz como para reconocer en el Trono de Hierro el símbolo de aquello que obsesionó a su madre y selló su destino. Tendría que entender mejor los conceptos abstractos que a las personas.

O puede que yo me esté haciendo pajas mentales y el dragón simplemente pensó que su mami era un poco torpe y se clavó ella sola una de las espadas del trono cuando quiso sentarse.

El segundo problema que me planteé fue cuál sería la reacción de Gusano Gris y los Inmaculados al descubrir que Jon había matado a su reina, sobre todo con lo endemoniados que estaban después del ataque. Pero se ve que a Benioff y Weiss tampoco se les ocurría cómo resolver esa papeleta, porque hay un fundido en negro y, en la siguiente escena, ya han pasado un par de semanas desde ese suceso, como se deduce fácilmente del aspecto sucio y andrajoso de Tyrion.

Así me quedé yo cuando empecé a leer los comentarios sobre el último capítulo en Twitter.


En Pozo Dragón


Gusano Gris conduce a Tyrion encadenado hasta Pozo Dragón.

Allí los señores de las grandes casas de Poniente, incluidos algunos tipos que no recuerdo haber visto nunca antes, esperan para decidir el destino del Gnomo y de Jon.

De izquierda a derecha se sientan Samwell Tarly, Perico Pintado, Edmure Tully, Arya Stark, Bran Stark, Sansa Stark, Brienne de Tarth, Davos Seaworth, Gendry Baratheon, Hemeterio Herrera, Petronilo Palomares, Yara Greyjoy, Dorniense MacMartell, Robert Arryn, Yohn Royce y Restituto Romero. Puede que me haya inventado algunos nombres.

Conoce Andalucía con Juego de Tronos. Hoy: las ruinas de Itálica.

Se supone que Gusano Gris debería haber traído a Jon ante el Gran Consejo, pero, ¡uy!, qué despiste, resulta que esta mañana se olvidó las llaves de su celda en los otros pantalones bombachos y no ha podido sacarlo de paseo.

Sansa le recuerda que tiene unos cuantos miles de argumentos fuera de la ciudad para explicarle por qué no les conviene que Jon sufra ningún daño, y Gusano Gris replica que él también tiene unos cuantos miles de argumentos para explicarle lo contrario.

Yara mete baza acusando a Jon de traidor por apuñalar a Daenerys y, en respuesta, Arya amenaza con clavarle un shuriken en el entrecejo.

Me fascina cómo buscan el diálogo por encima de sus pequeñas rencillas.

Por suerte, Davos interviene y consigue calmar los ánimos. También aprovecha para ofrecer a Gusano Gris un terruño en el Dominio, donde podrá vivir apaciblemente con sus soldados. A plantar pepinos se ha dicho.

-Entiendo vuestro enfado, Torgo Nudho. ¿Qué clase de picnic es este en el que no hay tortilla?

Pero Gusano Gris no quiere pepinos, ¡quiere justicia! Y a Jon lo va a liberar Rita.

Os juro que cada vez entiendo menos qué pasó después de que Jon se confesase culpable del asesinato de Dany (esto lo doy por hecho, porque Jon es así). Si los Inmaculados quieren su cabeza, ¿por qué se contuvieron entonces? Gusano Gris es un soldado con un interruptor de ON/OFF que, cuando no está guerreando, está esperando para guerrear. Nunca me ha parecido la clase de persona que medita con calma sus acciones y sopesa sus consecuencias mientras se acaricia la barbilla con gesto distraído. Parece más bien de los que convertiría a Jon inmediatamente en un pincho moruno. Pero supongo que nunca sabremos lo que pasó.

Tyrion, pese a ser el prisionero, dice que no le corresponde a Gusano Gris decidir sobre estos asuntos, y convence a los presentes de que deben nombrar un nuevo rey para que decida. A Gusano Gris esto le parece bien y no sé por qué, pero OKEY.

Edmure, al que no veíamos desde la temporada 6, se pone en pie y empieza a soltar una perorata tremenda en la que se propone a sí mismo como monarca.

Sansa interrumpe a su tío en mitad del discurso y, con una sonrisilla apenas disimulada, le dice que se siente. Los demás le apartan la mirada, abochornados.

Me encantó Tobias Menzies en The Terror, pero su papel de subnormal profundo en Juego de Tronos roza lo vergonzoso. Es más, de haber sido otro actor el que interpretase este papel, creo que la escena me hubiese hecho tanta gracia como un pólipo en el colon.

Sam propone que al rey lo elija el pueblo de forma democrática y todos se ríen en su cara de panzón, incluidos Edmure y Robin el Destetado. No se puede caer más bajo.

Tyrion propone a Bran, porque las historias unen al pueblo, son poderosas y ningún enemigo puede vencerlas, y "¿quién tiene mejor historia que Bran el Tullido?".

Esta afirmación a modo de pregunta retórica sería discutible si se refiriese solo a la historia de Brandon Stark, que se pasó toda una temporada desaparecido y presumiblemente hablando con las raíces; pero Tyrion no se refiere solo a esa trama insulsa, sino a la historia de todos los hombres que, como buen Cuervo de Tres Ojos casi omnisciente que es, tiene almacenada en su prodigiosa memoria de chorricientos zettabytes.

Peter Dinklage, resarciéndose a lo grande.

Sansa, que no tiene ni ha tenido nunca intención ser reina y, por tanto, obra de forma completamente altruista, dice que Bran no quiere reinar y no puede engendrar hijos, respondiendo a la pregunta que nadie se había hecho acerca del grado de discapacidad de su hermano.

Tyrion le responde que eso es todavía mejor, porque así evitarán una línea de descendientes cafres y cenutrios; y cuando termine el reinado de Bran, volverán a elegir a otro rey, rompiendo así la rueda de la que tanto hablaba Daenerys entre crucifixión y cremación.

Desde luego una monarquía electiva, en la que solo los oligarcas tienen voto, es una mejora respecto de una monarquía más tradicional que confía ciegamente en que a la genética no se le caigan las motosierras con las que hace malabares cada vez que se engendra un príncipe heredero.

A Bran le parece fetén.

"¿Por qué crees que vine hasta aquí?", contesta.

¿Por el clima cálido tal vez?

No tengo del todo claro como funciona esto del Cuervo de Tres Ojos, pero si ya sabe todo lo que va a pasar, podría darse menos aires. Ahora empiezo a sospechar que sabía de antemano que Daenerys acabaría destruyendo la ciudad. Quizá pretendía aprovecharse de esa circunstancia para que, cuando le nombraran rey, no le pusieran excusas a la hora de pedir que instalasen suelos antideslizantes y rampas para minusválidos.

Todos votan a favor de Bran. Bueno, todos menos Sansa, que tiene que dar la nota y aprovecha para anunciar la independencia del Norte. Ahora resulta que Invernalia es Cataluña.

A Bran le parece fetén. Las deidades encarnadas son complacientes.

"Saludemos a Bran el Tullido, primero de su nombre, rey de los ándalos y los primeros hombres, señor de los Seis Reinos y Protector del Reino", proclama Tyrion.

Jope. ¿No podía haber escogido otro mote menos ofensivo? ¿Qué tal Bran el Verdividente, Bran el Cuervo, o Bran el...?

"¡Saludemos a Bran el Tullido!", corean todos los demás, poniéndose en pie.

Ya no hay nada que hacer. Bran el Tullido sea entonces.

-¡Saludemos a Bran el Tullido!

-Estoy en éxtasis.

Tyrion hace una reverencia y se da la vuelta para retirarse. Imagino que tendrá muchas ganas de volver a su celda después de respirar tanto aire puro. El olor a moho y orines tiene su encanto.

Bran le dice que de eso nada, monada, y le nombra Mano del Rey para que pueda pasarse el resto de su vida enmendando sus errores. El bebercio y el puterío tendrán que esperar.

A Gusano Gris no le parece suficiente. Desde que no puede jugar a palmas, palmitas, higos y castañitas con Missandei (o lo que sea que hacían en su tiempo libre) está muy estresado. Pero al parecer no lo suficiente para haber matado hace dos semanas a Jon.


En Desembarco del Rey


Una vez limpio y acicalado, Tyrion visita a Jon, al que también le ha crecido mucho la barba y parece un mendigo, y le informa de que, para llegar a un compromiso con los Inmaculados, Bran ha decidido que reingrese en el club menos selecto de Poniente: la Guardia de la Noche.

¿La Guardia de la Noche? ¿Qué Guardia de la Noche? Como no se multipliquen como los dothrakis y los Inmaculados, deben de quedar cuatro gatos. Además, ¿qué necesidad hay de que nadie siga helándose el pompis para vigilar el Muro? No hay caminantes blancos y seguro que las incursiones del pueblo libre bajan en número ahora que las hordas de muertos no están echándolos de casa con frías órdenes de desahucio.

El propio Jon se hace la misma pregunta, y Tyrion le responde que a algún lugar tendrán que mandar a los pringados.

Tampoco es que la cuestión preocupe mucho a Jon. Su principal inquietud es si hizo bien, porque a él no se lo pareció. Apuñalar el corazón de una persona a la que quieres suele traer remordimientos.

Tyrion le contesta que se lo pregunte en diez años. ¿Por qué diez años? ¿Se refiere a que van a necesitar todo ese tiempo para arreglar el desaguisado de las últimas ocho temporadas? ¿O es una forma sutil de anunciar uno de los spin-offs previstos para el GOTU (el Game of Thrones Universe, recordad dónde lo leísteis primero)?

El Edmond Dantés de Poniente.

En el puerto, Gusano Gris ultima los preparativos para zarpar con sus hombres rumbo a la isla de Naath, donde imagino que querrán preparar una fiesta de bienvenida a los próximos esclavistas que pasen por allí en busca de mercancía. Ya verás qué risas se van a echar. A no ser que la isla de la serie sea la misma que la de las novelas, en cuyo caso morirán de la enfermedad de las mariposas. Y no creo que se rían cuando empiecen a tener fiebre, sufran espasmos horribles, suden sangre y se les desprenda la carne de los huesos.

Jon, escoltado por dos guardias de la noche, pasa al lado de la embarcación, y Gusano Gris lo mira con odio reconcentrado.

Vale. Tengo la teoría definitiva: la razón por la que Gusano Gris no mató a Jon fue porque antes de contarle la noticia, Davos ya lo había atiborrado de tranquilizantes. Sesenta cápsulas de Lexatin® suavizan a cualquiera.

El estrés le provoca bruxismo.

En el muelle donde está atracado el barco de la Guardia de la Noche, Jon se despide de sus hermanos.

"Va a ser tan difícil tener que separarnos", dice. "Os quiero tanto".

Jon abraza a Sansa.

"Adiós, Sansa. Oh, no llores, que enseguida te enmoheces". Jon saca una aceitera de entre los pliegues de su capa. "Ten, aquí tienes tu aceitera". Le da un beso en la mejilla. "Adiós".

"Ahora sé que tengo corazón, porque sufro", dice Sansa.

Jon besa a Arya en la mejilla y acaricia su cabello con dulzura.

"Adiós, Arya. Escucha, ya sé que no es justo, pero voy a echar de menos la forma que tenías de pedir auxilio antes de haber encontrado tu valor".

"N-nunca, nunca lo h-habría encontrado d-de no haber sido por ti", dice Arya.

Jon abraza a Bran y le planta un beso en la mejilla.

"Oh, a ti te echaré de menos más que a ninguno".

Y parte hacia el Castillo Negro.

Antes de regresar a Kansas, Dorothy se despide del Hombre de Hojalata, el León y el Espantapájaros.

En la Fortaleza Roja, Brienne, recién nombrada Lord Comandante de la Guardia Real, completa la entrada de Jaime Lannister en el Libro Blanco, cumpliendo así al dedillo las previsiones de mi porra necrológica.

"Le cayó un ladrillo en la cabeza y se fue al otro barrio", escribe con ojos vidriosos. "Fin".

Ya expliqué las razones por las que al principio no me entusiasmó la muerte de Jaime, pero esta pequeña escena termina de suavizar esa mala impresión pasajera. Diría incluso que mejora objetivamente el cierre del arco argumental del Matarreyes, redimiéndolo de cara a generaciones futuras al pintarlo como un caballero noble y valiente que estiró la pata protegiendo a su reina.

Una mejora póstuma sigue siendo una mejora.

-Hmmm... ¿Debería mencionar que tiró a un niño por la ventana? Quizá en una nota al pie...

Tyrion prepara la mesa del consejo privado para su primera reunión. Después de colocar bien las sillas (la serie necesita más momentos como este y no más chicha que nos ayude entender a los personajes), se queda unos segundos mirando fijamente el asiento de la Mano del Rey. Debe de estar pensando en cambiarlo por una de esas sillas de escritorio ergonómicas y regulables, tapizadas de cuero, con reposabrazos y asiento relleno de esponja gruesa.

Los nuevos consejeros del rey llegan puntuales a la cita y se sientan con desorden y desconcierto. Brienne es la nueva Lord Comandante de la Guardia Real; Davos, consejero naval; Samwell, gran maestre; y Bronn, consejero de la moneda.

Algunos os preguntaréis qué pinta Bronn en el consejo privado, como si un mercenario no pudiera estar licenciado en administración y dirección de empresas, y tener un máster en contabilidad y finanzas corporativas. Yo también me lo preguntaba hasta que recordé la incompetencia ministerial con la que convivimos y que existe la Universidad Rey Juan Carlos.

Sam, que a saber cuándo ha tenido tiempo de terminar la carrera de maestre, deja un libraco en la mesa. Dice que lo ha escrito el chachimaestre Ebrose en sus ratos libres y trata sobre las guerras que ha habido desde que al rey Robert lo trinchó un jabalí. Él le ayudó con el título: Una canción de hielo y fuego. Lo veo poco comercial.

Poddrick, que ahora es Ser y luce la armadura dorada de los Espadas Blancas, empuja a Bran hasta la cabecera de la mesa. De simple escudero a Guardia Real... Imagino que el ascenso lo consolará cuando esté ayudando a Bran a vestirse, bañarse o limpiarse el culo.

Hay teorías que dicen que Bran es una malvada mente maestra que lleva moviendo los hilos desde que se convirtió en el Cuervo de Tres Ojos. Todas esas teorías deberían irse por el desagüe desde el preciso instante en que lo vemos sentado a la mesa sin un gato blanco sobre el regazo.

Su Lisiada Majestad pregunta qué se sabe de Drogon, y le responden que se lo vio por última vez comiendo en un KFC de Illinois con Elvis Presley. Bran dice que intentará localizarlo y se marcha.

"¡Largos años reine!", dicen todos a destiempo.

"Mejorará", dice Tyrion.

"Seguro que sí", dice Bran con una sonrisa.

Podrían estar hablando de la temporada 8 alternativa que producirá HBO con mejores guionistas. De hecho, he oído que han contratado los servicios de una sacerdotisa roja para resucitar a algunos de los mejores escritores de Hollywood de todos los tiempos. Billy Wilder se dedicará en exclusiva a escribir los diálogos de Tyrion.

Con el rey ausente, los demás hacen chistes tontos en torno a la cuestión de en qué deberían a empezar a gastarse los dineros. 

Lo que hacemos en el Consejo Privado, la nueva comedia de situación de HBO. Con Peter Dinklage como Tyrion Lannister.


En Invernalia, el mar del Ocaso, el Castillo Negro y el Muro


En el último tramo de este largo epílogo, mediante un magnífico montaje en paralelo, vemos, por un lado, a Sansa en Invernalia luciendo un nuevo modelito y siendo coronada Reina en el Norte; por otro lado, a Arya a bordo de un barco que surca el mar del Ocaso, rumbo a tierras desconocidas; y, por el lado que queda, a Jon llegando en burro al Castillo Negro.

No sé yo si colocar una silla de madera justo en frente de la chimenea es buena idea.

¡Du-du-du-du-du-Arya! ¡Du-du-du-du-du-Arya! ¡Arya la exploradora!

En el castillo de la Guardia de la Noche, por alguna razón, Tormund Matagigantes estaba esperando a Jon.

Me he cansado de buscar excusas a por qué ocurren las cosas, así que trago con ello. Lo importante es que con Tormund está también Fantasma, al que Jon POR FIN acaricia.

¿No es increíble que un gesto tan sencillo como este, con un coste de apenas varios de miles de dólares en efectos digitales, sirva para congraciarse con millones de fans amantes de los perretes? A mí me llega al corazón.

Fantasma jamás debería haber acompañado a los dothraki en su carga suicida. Ahora habrá que desparasitarlo.

Pero si pensabais que Jon se quedaría en el Castillo Negro a cepillar caballos y barrer suelos, os habéis colado. Acompañado de su amigo Tormund y de Fantasma, y seguido por un grupo de refugiados salvajes, Jon cruza el Muro y marcha hacia el norte.

Por primera vez, es un hombre libre, como Braveheart en la película William Wallace. O algo parecido.

Eso sí, es un hombre libre con la misma cara de lechuga que ha tenido siempre.

¿Está feliz? ¿Melancólico? ¿Aburrido? Es un misterio.

Y así termina Juego de Tronos.

¿Me ha gustado esta temporada? No, si os parece he dedicado decenas de horas de mi tiempo libre a escribir alrededor de 45.000 palabras sobre una serie que me parece una castaña pilonga, durante casi mes y medio, porque soy masoquista.

¡Por supuesto que me ha gustado! Y mucho más de lo que me esperaba. Era difícil cerrar una serie con tantos arcos y tramas de forma coherente, y esta temporada no solo ha conseguido eso, sino que también me ha emocionado. Podríamos pasarnos horas desgranando los problemas de guion, y el final podrá satisfaceros más o menos, incluso gustaros o no; pero hay un trabajo titánico detrás de estos seis episodios que merece nuestro reconocimiento. Y por eso me gustaría dedicar un par de líneas para felicitar a todos los que han hecho esto posible: _____ y _____ (un par de líneas).

Es cierto que me habría gustado que la serie durase otra temporada más, y probablemente eso hubiera facilitado la digestión de ciertos desenlaces y mejorado el resultado final; pero tampoco lo habría garantizado. Y yo al menos estoy contento de haber podido disfrutar de una serie de fantasía con un diseño de producción de este nivel, porque es algo que jamás imaginé que vería. Cuando solo era un crío que leía novelas de la Dragonlance, esta serie hubiera sido como un sueño hecho realidad, aunque mis padres jamás me habrían dejado verla.

Además, Juego de Tronos no ha sido solo una serie, sino un fenómeno social y un hito en la cultura pop que deja un hueco difícil de llenar. Para muchos de nosotros, hablar de cada episodio formaba parte de la experiencia de ver la serie: repasábamos nuestros momentos favoritos, criticábamos lo que más nos disgustaba, nos formábamos nuestras propias teorías sobre los culebrones de Poniente, nos preguntábamos si matarían a tal o cual personaje... A partir de la quinta temporada, en mi trabajo todos sabíamos a quién culpar del bajo rendimiento laboral cada vez que sacaban un nuevo capítulo.

Como parte de esa experiencia extendida, a lo anterior hay que sumar los podcasts dedicados a la serie que he escuchado cada vez que terminaba una de estas entradas y que me han acompañado durante incontables paseos a lo largo de este último mes y medio. Las voces de Destino ArrakisJuego de Tronadas y Misión de audaces me han aportado puntos de vista diferentes y han conseguido hacerme sonreír en mitad de la calle y convencer a los que se cruzaban conmigo de que era mejor cambiarse de acera.

También he disfrutado de los análisis y comentarios de Ángel Codón, de Tiempo de Culto (podcast y vídeo), y Paco Fox, de Vicisitud y Sordidez. Con ellos siempre se aprende algo nuevo, a menos que no escuches.

Y, por último, estáis todos vosotros, los que me habéis leído. Hacía tiempo que no os veía tan volcados con el blog, y aunque no lo he dicho antes, esto es algo que he agradecido cada día. Escribir a este ritmo hace que me entren ganas de saltar por la ventana como hizo Tommen, y saber que hay alguien al otro lado de la pantalla esperando a leer mis tonterías ayuda. No tanto como las drogas, pero los lectores me salís más baratos.

Por ese motivo, espero volver a veros por aquí si decido emprender otra maratón de locura con la precuela de Cristal Oscuro, la adaptación de las novelas del Brujo o alguna otra serie de estreno próximo.

Nunca doblegado, nunca roto.

24 comentarios

  1. Las gracias a ti por esta titanica labor.

    No creo que haya podido disfrutar mas de esta serie sin tus fantásticas reseñas, plagadas de mucho humor y con algunos interesantes apuntes que me han permitido ver esta obra de otra manera. Aparte de que el esfuerzo que ponías era inconmensurable.

    En cuanto a la serie, no creo que haya mucho mas que decir. A mi me ha gustado, si bien es cierto que se han cometido bastantes errores. De hecho ,diría que esta es la peor temporada a nivel de guion, pero los fallos los veo mas en el "como" que en el "que". Muchas de las cosas que han pasado me resultan coherentes, pero la llegada hasta ellas ha sido muy apresurado, sin tiempo para darles un mejor desarrollo. Una pena, porque haber sido momentos legendarios.

    Respecto al destino de cada personaje, creo que ha sido adecuado. Daenerys tenía después de lo que había hecho o sabe Rhllor como habrían terminado los Siete Reinos. Que sea ademas Jon quien la mate le da un cierto cierre al tema, pese a que me hubiera gustado que fuera de otra forma. En cuanto al bastardo, poco que decir. Empezó siendo un don nadie y acaba igual, pero al menos, es feliz estando donde se encuentra. Arya era lógico que tiraría por la aventura y Sansa como reina del Norte me encanta. Buen cierre para las hermanas Stark. Lo de Bran, me ha parecido un poco sacado de la manga, sobre todo porque el personaje no me ha parecido que haya resonado tanto como debería, pero encuentro lógico que Tyrion lo proponga. En cuanto al Enano, no creo que haya mejor lugar en el que acabar. Ademas, un Lannister siempre debe pagar sus deudas.

    En fin, se acabó una era. Echaré de menos tanto la serie como tus reseñas. Supongo que tendremos que esperar a los spin offs que andan preparando. El primero en 2021. No se si deberías de tomar nota, jejeje.

    Pues eso, gracias por tu gran labor, Tipo. Nos vemos!!!

    ResponderEliminar
  2. Buen artículo.

    Ha sido un largo viaje, aunque coincido en que a la serie le hubiera venido bien un poco más de tiempo para cuadrar unos hechos con los otros. Lo de Daenerys ha sido demasiado apresurado, ha pasado de hacer barbaridades pero preocupándose de no causar demasiadas bajas colaterales al asesinato masivo e indiscriminado en un pis pas.

    Sobre lo de Bran, aunque no lleve gato me cuadra la teoría de la mente maligna. Sería irónico que al final, con tantos malos que había, hubiera ganado uno nuevo sin que la gente se diera cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Normalmente no me voy a dormir tan tarde entre semana pero he visto que acababas, bueno "acababas", de publicar el resumen del último capítulo y no he podido irme a dormir sin leerlo. Ahora mismo tengo demasiado sueño cómo para dejar un comentario decente o sea que espero volver en otro momento para complementar esto, el esfuerzo que has dedicado en todas estas recapitulaciones merecen mucho más que este cochambroso comentario. Como dijo Terminator en la película Schwarzenegger "i'll be back"

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido mediocre, digno de unos escritores de fanfic, pero fue las prisas de estos dos tarugos (hay que ser tarugo para hacer eso) e irse corriendo a SW.

    La HBO de les ofreció otras tres temporadas de 10 episodios, pero el ratón debió ofrecer mas.

    Para mi estos tarugos sin Martin como asesor, como diría el Perro "No valéis una mierda seca".

    Sin embargo no me arrepiento para nada del viaje, he descubierto a grandes personajes, narrativas maravillosas, a ti y a otros grandes reseñadores, soy mas con GOT que sin el, eso lo a valido, soy feliz de haber hecho este viaje, con todos vosotros y es lo mas importante me ha echo amar incondicionalmente al personaje de Dany.

    Yo he dicho que sería factible que Dany en los libros (si Martin los termina antes de irse a los siete cielos) se volviera lo que juro destruir, en parte o plenamente, o quizás en una especie de Punisher con Dragones, castigando a los malos a temperaturas brutales, de forma no loca pero si ultra violenta.

    Y si desde la quinta temporada la serie se fue un poco al saco roto, pero ver a Dany masacrar a inocentes así como así, sería como ver a Arya degollar bebes Frey o a Brienne matar niñas, siento que a sido un giro solo por el fanservice malsano y para mi una traición vaga y perezosa a Dany.

    DANY POR SIEMPRE!!! Martin te hará justicia, sea como la libertadora o como la tirana, tuyo es mi amor.

    PD: Recomiendo la reseña de la gran Estelwen Ancálimë http://laluzdevalinor.blogspot.com/2019/05/critica-de-juego-de-tronos-sexto.html para mas risas. Sobretodo mi mención a lord brocha como co escritor de los libros, que al final haría un crossover con Transformers, y sería mas coherente que el final de esta serie xD.

    PD2:*la parejita se hubiera movido un par de metro sa su derecha,

    metros a

    PD3: ¿Y si fuera animación clásica como el vuelo de los dragones o el señor de los anillos? Creo que así se podría abarcar mas la historia y a los personajes, y de ser un anime un episodio de 20 a 25 minutos por semana salvo descansos, serian unos 40 a 45 episodios anuales, en total cerca de 800 a 1.000 minutos, unas 14 o 16 horas de trama, se podría abarcar un libro cada año ¿Que le parece?

    Un afectuoso saludo y gracias por las risas.

    ResponderEliminar
  5. Siempre leo pero nunca comento tu blog. Porque soy así de rancio, y porque he hecho voto de silencio en el convento de los santos mártires de la cuarta película de Indiana Jones. Pero ya rezare a San Lucas, San Spielberg y San Miguel 0,0. Tenia que romper mi voto de silencio, para agradecer el enormisisimo trabajo, que has hecho con esta serie, y con todo este blog. Aportando a una serie buenísima, que me ha dado momentos inolvidables, humor a carretadas. Juego de tronos es algo que no olvidare, al igual que todas las horas que he pasado leyéndote.
    ¡Saludemos al Tipo de la Brocha! Primero de su nick, rey de los chistes de toc toc y de las entradas de fantasía épica! Señor de este Blog y protector del corsé de Xena!

    ResponderEliminar
  6. Cuando empezaste con las reseñas de GOT yo estaba leyendo los libros, así que no las leí, cuando acabé los libros, leí tus reseñas y después me decidí a ver la serie, así que gracias por engancharme y gracias por los buenos momentos que me has dado antes de juego de tronos y por los que vendrán después, no comento mucho porque no me gusta escribir, pero te merecías un agradecimiento. Con respecto al final de la serie solo quiero comentar que me sorprendió que omitieran a un personaje tan importante en los libros como es Tom Bombadil

    ResponderEliminar
  7. Vaya tongazo y derroche de nepotismo la eleccion de Bran como rey. Lo eligen sus 2 hermanas, su tio, su primo, el subdito de su primo, los ex de sus hermanas, el amigo de su otro primo, la guardaespaldas de su madre y hermana y el amigo de la familia XD.

    ResponderEliminar
  8. gracias por estos años de análisis de esta serie. Para mí era una costumbre ya ver el capítulo y a los pocos dias el análisis de Brocha. Ha sido una experiencia completa. A mí me ha gustado mucho la serie aunque al final (como marcan las leyes de la fantasía heróica) extrañé que no hubiera un enfrentamiento contra un dragón a espadazos y tal

    ResponderEliminar
  9. Fantástico trabajo Brochez. Has cumplido tu penitencia autoimpuesta. A mí también me ha gustado el final, habida cuenta de que mis expectativas estaban bajas tras los últimos episodios y sus atajos para cerrar la trama rapidito. Pero a pesar de todo, y aunque podría haber sido mejor, en viaje ha sido espectacular.

    Puedes descansar. Y ahora tu guardia ha terminado.

    ResponderEliminar
  10. Buen punto sobre que la temporada habría necesitado dos o más capítulos para hacer mas coherente el descenso de Dany a la locura y tiranía.

    Los fans deberían calmarse, no es su historia, es la de Martin y si ha acabado así es porque el creador les ha dado permiso a los guionistas. Ahora la pregunta es si va pasar lo mismo en los libros pero mejor contado o si van a tener un final completamente distinto.

    Interesante idea con tener una monarquía electiva con Bran como el primer monarca. Para hacer todavía menos atractivo el trono y evitar luchas innecesarias entre pretendientes a este Bran debería decretar que sólo se pudiera elegir a candidatos sin hijos y que estos fueran castrados al ser coronados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! el propio escritor dijo que los de la serie tenían los derechos y podían hacer lo que querían, como si ponían extraterrestres

      Eliminar
  11. Gracias por todas las reseñas a lo largo de los años.
    Genial los nombres inventados al estilo Stan Lee.
    Una sugerencia para un nuevo maratón de reseñas cuando salga si no es un truño: The Witcher

    ResponderEliminar
  12. ¡Oh, tipodelabrocha!
    Gracias por tus entradas, me has ayudado a ampliar mi disfrute de GOT.
    Es curioso como en la última entrada tu tono haya sido el más serio (creo yo con diferencia) de los que has tomado hasta ahora.
    Yo lo pasé fatal cuando el bobilín de Jon nieve no sabía que hacer con la reina loca, ya lo veía muerto estúpidamente como Ned Fland.. digo Stark.
    ¡Tuve que parar la serie para calmarme! Lo que nunca en mi vida
    Se ve que como Danerys le "amaba" faltó a su deber de matarle o tomarle preso en seguida.
    Hubieron bastantes "teleportaciones" en el episodio, Gusano Gris arriba de las escaleras cuando se lo acababa de ver en la calle puliendo Lannisters, Jon que va a ver al enano, habla con el y despues ve a Daenerys (previo dragón enterrado en cenizas) cuando a ella solo le dio tiempo a acercarse al trono y tocarlo...
    Supongo que son todas elipsis, ya, vale
    Lanzo reflexiones:
    ¿como puede haberse quedado Gusano Gris medio de acuerdo con las decisiones tomadas? ni mato a Jon, ni al enano, ni éste se calló cuando era la reunión, ni tuvo su justicia ni ná de ná
    En mi mente los inmaculados y dothrakis eran mucho menos que los norteños y al temer por su vida no lo mato, ¡aunque tampoco tiene lógica! gustosamente habría dado su vida por vengarse
    O quizás podría haber huido Jon (poco honorable en él y dejaría a Tyrion muerto)... vamos que si moría Daenerys moría el también y el enano
    Drogón fundió el trono no como protesta, si no en plan: cosa puntiaguda mató a mi mamá y yo lo quemo, veo que el humano familiar que está al lado está afectado emocionalmente, así que no ha sido él el que lo mató, ahora la cojo y me la llevo
    Los Stark le dan un barco todo guapo a Arya para que navegue, ¿reclamarán tierras o algo así?
    En fin, terminó todo, el otro día vi una foto mía del 2006 cuando estaba leyéndome esto (que joven y guapo era) y me parece genial que por fin se haya cerrado (si, precipitado y tal, pero tenia ganas de pasar pagina, leñe).
    Por cierto, una serie de Dragonlance en Netflix molaría mucho, creo que D&D es una franquicia que se podría explotar muy bien, incluso rollo MCU.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: ¿Y la mención de Dany de que el trono debería ser mucho mayor ya que le habían contado que se había forjado con 10.000 espadas? es una metabroma clarísima a la diferencia libro-serie

      Eliminar
  13. Tal como dije he vuelto! No, yo tampoco me creo que haya cumplido mi palabra... Que decir de esta magnífica serie que tan gradualmente ha ido bajando el nivel en unos aspectos (guión, falta de lógica, prisas, malos personajes, etc) pero mejorando en otros (Batallas épicas, fotografía, y seguro que alguno más...).

    Aún todos sus defectos Juego de Tronos me encanta! Supongo que tengo una especie de síndrome de Estocolmo con los personajes, me he pasado tantos años con ellos y he vivido tantas aventuras junto a ellos (metafóricamente hablando, quiero decir que no estoy loco) que les he cogido cariño y por mucho que ahora sus diálogos sean del montón, mi mente tiene en el subconsciente los buenos recuerdos de cuando la serie era más redonda, por eso estas últimas temporadas las ha disfrutado igual o más que las primeras. Me pasa un poco como en las pelis de Marvel, al principio eran originales, pero hay algunas que no paran de repetir la misma formula y por eso la gente dice que cansan. Como pasa en juego de tronos, a mi lo que me gustan son los personajes, por eso estando delante la cámara sin hacer nada para mi ya molan, aunque estuviesen barriendo una escalera o jugando al hipopótamo traga-bolas o mirando por la ventana mientras beben vino, me da (casi) igual.

    Hay mucha gente a quien le ha jodido el instinto homicida de Dany, a mi no, des de que murió su hermano hace como 3 eones, que la chica cada vez es más prepotente e insufrible, no se contenta en ganar a sus enemigos sino que tiene que insultarlos, humillarlos y hacerles pasar por una muerte horrible, esa es la reina que se merece Poniente? Bueno, tampoco estoy diciendo que se merezcan a Bran. Esa es otra, mucha gente tampoco le ha molado que Bran sea el jefe, pero pensando fríamente quien más podía serlo? Jon? Demasiado inocente (tonto) para ser rey. Tyrion? Hubiera molado un huevo pero no hubiera tenido ningún sentido. Puedo decir que yo estoy contento con el final, sí, lo estoy. Me jode que la gente diga que el final es malo pero no se molesten en proponer uno mejor, si tan fácil es hazlo tu... Que una temporada más hubiera sido lo ideal para mejorar el ritmo de los acontecimientos, eso no lo discute nadie.

    El resumen perfecto de esta temporada, y también de la siete, lo encontramos en pie de foto de la reseña del capítulo anterior "El mayor error de Euron fue creer que la falta absoluta de lógica funcionaría dos veces." Esto es el fallo principal de las últimas temporadas demasiados momentos que carecen de lógica, demasiados momentos en que los personajes actúan sin lógica, quita esos momentos y tienes la serie perfecta para mi. Las expectativas, otro problema de las series populares, si tienes una serie sobresaliente no les toleras ningún fallo, y por supuesto esperas que el desenlace sea no sólo sobresaliente sino de matricula. En cambio en una serie mediocre no tienes expectativas, no esperas nada bueno, y si algo lo es te sorprende.

    Para terminar y lo más importante, tu reseñas. Mi visionado de la serie no hubiera sido el mismo sin tus reseñas. Te ayudan a recordar los personajes más secundarios, te recuerdan los buenos y malos momentos de la serie y lo más importante de todo el humor, soy muy fan de tu tipo de humor, no te limitas sólo a los chascarrillos de las escenas, sino que trabajas más allá y añades escenas omitidas y añades muchas otras con erótico resultado, quiero decir, con desternillante resultado. Tanto es así que exceptuando los dos últimos capítulos, siempre me esperaba a que tuvieses publicado el resumen para ver el capítulo correspondiente y así disfrutar de una experiencia completa. Gracias y gracias. Si abrieses un patreon no te pagaría un céntimo, porqué soy rico pero también soy un rata, a lo mejor por eso soy rico, porqué no voy tirando el dinero... Cómo dijo el sr Burns "Mmmm, un dólar a cambio de la felicidad eterna... soy más feliz con el dólar." Pero como las gracias son gratis, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  14. Queréis una decepción de verdad?? Id a ver detective pikachu

    ResponderEliminar
  15. Firmo toda la introducción: es sano opinar, pero exigir que las obras de ficción tengan que ajustarse a la historia que tienes en la cabeza o hay que rehacerlas... pues más bien no. Y lo mejor en este caso es que estoy convencido de que el giro que más ha cabreado a los fans, el apechusque Targaryen, estaba previsto por Martin desde el principio (que no se ha desarrollado de la mejor manera, estamos de acuerdo, pero en los libros fijo que le da también).
    Aunque al contrario que a ti, y aún reconociendo las dificultades que han tenido, los encajes de bolillos para cuadrar las tramas, el tener que ajustarse a un presupuesto (cosa que en los libros no pasa), etc... A mí no me han convencido para nada los guionistas. En cuanto se acabó el material adaptable se esfumaron las tramas originales y los personajes interesantes y comenzaron los Dorne, las escenas estúpidas y los diálogos bochornosos. Habrá que ver lo que hacen en Star wars pero lo que es fe, no les tengo ninguna.
    Un placer leer tus reseñas, si te animas con Cristal Oscuro aquí estaremos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Eres un grande. Gracias por el viaje. Igual carece de sentido a estas alturas pero yo, cual Nelson cantando "Papá puedes oirme', espero que algún día de absoluto aburrimiento, acabes de comentar la temporada 1. Un saludo. Gracias por todo, de verdad. Junto con 'Marmalade Boy' un indispensable de cada año que llega a su fin. Saludos, Tipo de la Brocha.

    ResponderEliminar
  17. Creí que ibas a finalizar el análisis con un "Y ahora mi Guardia ha terminado". No obstante ello, excelente trabajo!

    ResponderEliminar
  18. Fantástica serie que empezó a zozobrar cuando sobrepasó a los libros y se hunde de forma insultante a manos de esos dos necios. Los actores, la serie, los fans... merecíamos algo mejor. Pero así es la vida. Ahora toca esperar el 6o libro. Saludos Tipo de la Brocha y gracias por los posts! ;)

    ResponderEliminar
  19. A mí tampoco me ha gustado nada. Es más, voy ahora mismito a change.org a firmar chorrocientas veces para que hagan una nueva temporada final y, lo más importante, borren todas las copias de la actual (sean legales o no).
    En fins, supongo que Jon queda vivo por una razón: que deje de hacer el panoli y haga lo que le salga de los coj ones (lo que llevan haciendo el resto de personajes toda la serie). Le ha costado, pero al final (creo que) lo ha entendido.
    Hasta luego y gracias por el pescado...¿o era por los posts? Bah, da igual, seguiré leyendo el blog de forma totalmente anárquica como llevo haciendo desde que lo descubrí allá por la quinta temporada.

    ResponderEliminar
  20. No sé si he llegado a comentar alguna vez... fuere como fuese, al final del camino... Gracias.

    PD: Lo de nunca roto vete a decírselo a Bran.

    ResponderEliminar